Cooler Master Cosmos C700P

por Antonio Delgado 29/09/2017 4La Mejor Caja
Formatos soportados
Materiales
Tamaño y peso
Precio
Web
E-ATX / ATX / Micro ATX / Mini ITX
Cristal templado, acero, aluminio, plástico
639 x 306 x 651 mm / 26,2 KG.
299 Euros
Puntuación de Cooler Master Cosmos C700P en la review:

Introducción y especificaciones

Todos los amantes del PC, hardware y componentes que llevéis unos años en el mundillo reconoceréis la forma de las Cooler Master Cosmos, unas torres que marcaron una época para todos los que buscaban una torre con unas dimensiones más que generosas y con un diseño cuidado y rompedor que las convirtieron en toda una referencia para los más entusiastas. Ahí tenemos el ejemplo de la Cosmos II UltraTower manteniéndose imbatible en el puesto de la mejor caja del mundo aquí en Geeknetic durante unos cuantos años, un puesto que pretende ahora conquistar su sucesora, la nueva Cooler Master Cosmos C700P.

La estética de las torres ha cambiado mucho en los últimos años, la iluminación RGB es ahora prácticamente una necesidad en la gama entusiasta y materiales como el cristal templado han llegado para quedarse dejando ver modelos con un diseño mucho más cuidado y espectacular pero sin perder elegancia, además, lo compacto se abre camino con torres cada vez más versátiles y capaces de albergar componentes de alto rendimiento, un mundo reservado a las torres más grandes hasta no hace mucho. No obstante, las torres de grandes dimensiones siguen siendo las favoritas de muchos usuarios que quieren los componentes más potentes, con la mejor refrigeración y espacio suficiente.

 La tarea que tiene Cooler Master con esta C700P es la de poner al día esta gama de torres para entusiastas pero sin perder las señas de identidad que hicieron tan famosas y premiadas a la familia Cosmos, veremos si lo consiguen.

Características técnicas.

  • Dimensiones: 639 x 306 x 651 mm.
  • Peso: 26,2 KG.
  • Materiales externos: Aluminio, acero, cristal templado y plástico.
  • Materiales estructura: acero.
  • Soporte para placas: E-ATX, ATX, Micro ATX, Mini-ITX.
  • Puertos: 4 x USB 3.0, 1 x USB-C 3.1, 1 x audio out, 1 x mic in.
  • Slots de expansión: 8.
  • Bahías de 5,25”: 1 incluida, 2 soportadas.
  • Bahías de 2,5”/3,5”: 2 incluidas, 9 soportadas.
  • Bahías de 2,5”: 2 incluidas y soportadas.
  • Ventiladores Instalados: 2 x 140 mm y 1.200 RPM en el frontal. 1X 140 mm y 1.200 RPM en la parte trasera.
  • Ventiladores soportados 120/140mm: 3 en el frontal, 2 en la zona inferior, 3 en la parte superior, 1 en la parte trasera.
  • Espacio para disipador de CPU: 198 mm
  • Espacio para gráficas: 49 cm sin caja de HDD, 32 cm con caja.
  • Iluminación RGB con controlador integrado.

Diseño

La Cooler Master Cosmos C700P no puede esconder que pertenece a la familia Cosmos, lo primero que nos indicará la casta de la torre son sus cuatro asas, dos en la parte inferior y dos en la parte superior que heredan precisamente el diseño de sus predecesoras.

Estas asas, más allá del componente estético, ayudan sobremanera a mover la torre. No hay que olvidar que hablamos de más de 26 KG de torre, y eso sin haber metido ningún componente, lo que significa que a poco que metamos componentes potentes y un circuito de refrigeración líquida pasaremos de 30 KG sin mucha dificultad.

Está claro que no es una torre para estar moviendo continuamente, pero sin duda las asas ayudan a colocarla donde queramos, aunque sea tan solo sacarla de su caja.

La primera Cosmos S cumple ahora siete años, por lo que podríamos pensar que mantener un diseño basado en algo con tanto tiempo - una eternidad en el mundillo – no es una buena idea, pero nada más lejos de la realidad ya que el diseño de la Cosmos S, evolucionado después en la Cosmos II, fue tan revolucionario en su día que sigue siendo completamente actual.

Uno de los detalles que se añadieron en la Cosmos II fue esos bordes curvados en los laterales metálicos, algo relativamente sencillo de fabricar en planchas de metal pero que se complica si queremos pasarnos al cristal templado. Aun así, Cooler Master ha querido poner toda la carne en el asador y ha desarrollado un panel de cristal templado con doble curva que mantiene la esencia de la gama Cosmos dotándola de un diseño mucho más actual y acorde a los tiempos que corren y, no nos engañemos, aunque pueda haberse convertido en una moda, el cristal templado da un toque de elegancia y exclusividad indiscutible a un PC y en esta Cosmos C700P se pasa a un nuevo nivel con esas curvas en los laterales que siguen la forma del conjunto.

El cristal templado está situado en el lateral izquierdo, el derecho, por otra parte, está fabricado en aluminio pero sigue la misma curva que el cristal, además, el hecho de que el cristal templado esté oscurecido le da una uniformidad al conjunto siguiendo la línea que marcan las curvas de las asas de la torre.

La zona superior del frontal, donde convergen estas asas, deja ver los distintos puertos disponibles (cuatro USB 3.0 y un USB3.1 de tipo C junto a las tomas de audio), además de los botones de encendido, reset, control de ventiladores y el botón para configurar la iluminación RGB.

La iluminación RGB de esta torre está integrada justo debajo de las cuatro asas dándoles aún un mayor protagonismo, además de una zona en el frontal superior. Tenemos cinco zonas de LED y un controlador integrado en una de las bahías de 2,5” de la parte trasera.

Este controlador se puede conectar para que lo gestione la placa base con tecnologías como Aura Sync de ASUS, Mystic Light de MSI o RGB Fusion de Gigabyte entre otras. Además, si no tenemos una placa con este sistema, el controlador admite su propia energía de un puerto SATA y permite, desde el panel superior de la torre, cambiar colores o efectos.

Un detalle de agradecer es lo sencillo que resulta acceder a las distintas partes de la caja desde el exterior. Tanto las tapas superiores como frontal, así como el embellecedor trasero o ambos laterales con sus bisagras no requieren de ninguna herramienta, tan solo es tirar y saldrán con facilidad para permitir acceder a filtros de polvo, a los puertos o al propio interior. Más adelante hablaremos del montaje y podremos ver cada parte por separado.

Diseño interior

Lo bueno de este tipo de torres es que tenemos espacio suficiente para colocar cualquier componente que se nos antoje, desde gráficas de alta gama hasta sistemas de refrigeración avanzados con radiadores de grandes dimensiones.

La distribución interna de la Cosmos C700P se basa en esto precisamente, pero deja lugar para algunos toques originales que no encontraremos en otras torres.

Lo que llama la atención nada más abrir el enorme (y pesado) panel de cristal templado son las dos grandes placas de metal que tapan la zona de la fuente de alimentación y la zona de los discos duros, ventiladores frontales y bahías de 5,25.

Estas placas ayudan a dar un mejor acabado al montaje, incluso si no somos muy escrupulosos con la gestión de cables, ya que ocultarán prácticamente cualquier cable que tenga que pasar a la fuente o al frontal de la torre.

Naturalmente ambas placas se pueden retirar y aquí es donde nos ha chocado que se haya elegido un sistema de tornillos para su fijación ya que, hasta llegar al interior, toda la torre destacaba por poder abrir y quitar elementos sin necesidad de ninguna herramienta.

Sea como sea, la cubierta de la fuente se quita con tan solo 4 tornillos y la gran tapa de la zona de las bahías se puede extraer quitando 5 tornillos, por lo que tampoco es algo a tener demasiado en cuenta.

Bajo la tapa de la fuente se encuentra una bahía elevada para poder colocar la fuente de manera sencilla, y al retirar la tapa lateral podemos ver la zona de las bahías de 5,25 y 3,5”. Comentar que, de serie, solo se integran una bahía de 5,25” y dos bandejas para discos duros de 3,5” o 2,5” en esa zona, algo bastante escaso para una torre tan grande y que ronda los 300 Euros sin duda.

En la zona superior tenemos dos raíles para colocar ventiladores o sistemas de refrigeración con radiadores de 360 mm o incluso más si sacamos la bahía de 5,25. Un detalle de agradecer es que estos raíles tienen ranuras para atornillar elementos de 120 o 140 mm sin limitarlos a una posición en especial, por lo que las opciones son múltiples.

Podemos ver el ventilador trasero de 140 mm, los conectores para el audio, los puertos USB 3.0 y 3.1 y también los cables de encendido y reset de la torre.

Montaje y temperaturas

Voy a intentar describiros como es la experiencia de montaje de un ordenador con un pequeño kit de refrigeración líquida en una torre como esta, pero ya os adelanto que sobra espacio por todos lados y que ha sido una verdadera gozada.

Empezando por la fuente, tras retirar la tapa que la cubre vemos el soporte que trae para dejarla colocarla y añadir los tornillos. No tendremos que sujetarla mientras haciendo malabarismos para que quede alineada y poder atornillarla, es solo posarla y colocar los tornillos. El acceso al interior es total al desplegarse toda la ventana lateral con las bisagras.

La tapa de la fuente cuenta con una salida para cables con goma que se puede utilizar para sacar, por ejemplo, el cable de la gráfica, pero también podemos aprovechar los agujeros de la tapa del fondo

Un detalle llamativo de esta Cosmos C700P es que la bandeja de la placa base puede rotarse para colocarlo en distintas posiciones y colocar las salidas de los puertos por distintos lugares. En nuestro caso hemos utilizado un sistema convencional con los puertos hacia la parte trasera.

En el panel de la placa base se ofrece una leyenda con los tornillos necesarios para colocar torres ATX, Micro ATX o mini ITX. Se agradece también la inclusión de un adaptador para apretar los tornillos hexagonales que harán de receptores para los tornillos que fijan la placa.

Una vez colocada la placa, la atornillamos y quedará fijada, con tanto espacio no es necesario complicarse mucho y podremos mover las manos y el destornillador fácilmente.

Una vez colocada la placa y el procesador, procedemos a colocar la refrigeración líquida, dado el amplio espacio que hay hemos decidido colocarla en la zona superior con el ventilador empujando aire desde dentro hacia fuera.

Gracias al sistema de railes de la zona superior es muy sencillo colocarlo, podemos presentarlo primero y luego moverlo hacia donde queramos para apretar después del todo los tornillos.

En la parte trasera podremos conectar un SSD de 2,5”. Realmente hay dos bandejas de este formato, pero una de ellas está ocupada por la controladora de los RGB. Podremos retirarla si preferimos prescindir de ella, pero perderemos la iluminación salvo que conectemos los LED directamente a una placa compatible o a otro controlador.

Se echa en falta más bahías de este tipo, con todo el espacio que tiene la placa, tal como viene de serie, podremos colocar tan solo un SSD de 2,5” detrás y luego otros dos de 2,5 o 3,5” en la zona de las bahías.

Es la hora de colocar la gráfica, de nuevo no tendremos ningún problema. No se trata de una gráfica de grandes dimensiones, pero de haberlo sido tampoco tendríamos problemas ya que hay espacio para gráficas de 32 cm teniendo ocupadas las bahías de discos duros y de 49 centímetros sin esas bahías, por lo que ninguna gráfica del mercado supondrá un reto para esta caja.

Un detalle negativo son, de nuevo, los tornillos. Cooler Master no ha añadido tornillos con zona para desenroscar y enroscar a mano en los puertos de expansión y es necesario un destornillador, el problema viene cuando no hay espacio suficiente entre las bisagras y los tornillos para hacer fuerza sin problemas. Además, los tornillos vienen apretados extremadamente fuerte y es posible que demos de sí la zona del conector de estrella. Tornillos manuales o un sistema de palanca sin tornillos hubiera sido una solución más sencilla para el usuario y que iría acorde a la facilidad de acceso de los componentes externos.

Es el momento de colocar los cables de la fuente. Al ser modular solo hemos colocado los imprescindibles pero, de no haberlo sido, la cubierta de la fuente haría su trabajo y no dejaría ningún cable suelto o visible.

El poder abrir la tapa del lateral trasero de forma tan sencilla es un punto que facilita mucho el montaje, además hay espacio más que suficiente para pasar cables y pestañas para poder colocar bridas y llevarlos de forma guiada si fuera necesario.

Podemos sacar el filtro de polvo de la parte inferior fácilmente y también abrir el frontal y retirar el filtro de esa zona, ya sea para limpiar o para acceder a los ventiladores frontales, añadir otro o poner otro radiador de refrigeración líquida.

En cuanto a la refrigeración del ordenador, con los ventiladores de serie se forma un buen flujo de aire, algo a lo que ayuda que toda la zona inferior sea entrada de aire, todo el frontal y que tenga la zona superior y trasera para salida. Hemos puesto el equipo con varios test de stress funcionando simultáneamente, con IntelBurnTest y 3DMark extreme en bucle y en ningún momento hemos notado sobrecalentamiento de los componentes ni del aire en la caja.

En las imágenes térmicas podemos ver como se mantiene el interior de la torre y como el aire caliente sale por la zona trasera y por la parte superior.

Análisis y conclusión

Terminamos la review con la pregunta ¿Es la Cooler Master Cosmos C700P una digna sucesora de la Cosmos II? Y la respuesta es que sí, con creces. No sólo han añadido lo último en conectividad y acabados a esta torre, sino que lo han hecho manteniendo un diseño cuidado y toda la esencia que hizo míticas a las Cosmos en su día.

Es una torre extremadamente espaciosa y con una distribución muy bien pensada, que hará las delicias tanto de los que montan un ordenador potente una vez como de los que están todo el día trasteando con él y probando nuevos componentes. El acceso al interior y a las distintas partes es tan sencillo como tirar con la mano de las puertas o paneles y todo está donde debería estar y con muy buen acabado y resistencia.

El cristal templado curvo no es otra cosa que la guinda a este pastel que prácticamente roza la perfección.

Es cierto que hay algunos puntos a mejorar, ya hemos comentado que tan solo 3 bahías para discos duros de serie es insuficiente en una torre de esta gama y con tanto espacio y que los tornillos de algunas zonas internas no siguen la línea de la sencillez de acceso que marca toda la Cosmos C700P. Tampoco haríamos ascos a un adaptador para colocar la gráfica de cara a la ventana, con este diseño y su gran panel de cristal templado quedaría realmente bien. Es cierto que tanto las bahías como el adaptador de la gráfica se venden por separado, pero se agradecería algo así de serie, sobre todo teniendo en cuenta la modularidad del interior.

También es cierto que no es una torre para todo el mundo, no solo por los 299 Euros (que no nos han parecido caros para la calidad y materiales de la torre, pero que son un precio más alto de lo que los usuarios convencionales suele gastar en torres), su tamaño y, sobre todo, su peso influyen mucho. Es una torre que quedará de lujo en nuestro escritorio, pero que no vamos a querer mover habitualmente.

Decimos que el tamaño no es para todo el mundo, pero también sabemos que la mayoría de nuestros lectores no son "todo el mundo" y pertenecen al grupo que podemos denominar de "entusiastas", o mejor dicho, Geeks ;). Y estamos seguros que a vosotros, al igual que a nosotros, os encantará disponer de todo el espacio y la calidad de diseño y acabados que ofrece una torre como la Cooler Master Cosmos C700P para un ordenador de ensueño.

Por todo ello consideramos que la Cosmos C700P es una digna sucesora de la Cosmos II, actualizada a los tiempos actuales tanto en materiales y diseño como en la distribución interior que es prácticamente perfecta y, por tanto, se merece heredar el premio a la Mejor Caja del Mundo

LO MEJOR
Muchísimo espacio para todo tipo de componentes
Excelente distribución interna
Materiales y construcción de alta calidad
Exclusivo cristal templado con doble curva
Acceso al interior muy sencillo
Diseño muy cuidado
Buena refrigeración
Controlador RGB y de ventiladores integrado
LO PEOR
Muy pesada
De serie trae pocas bahías para SSD y HDD
Sin riser/adaptador de gráfica
Tornillos de la zona de expansión algo complicados de acceder

La Mejor Caja

Cooler Master Cosmos C700P

Desde el 29/09/2017

  • Este producto es La Mejor Caja del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Desde el 29/09/2017
  • Producto: Cosmos C700P
  • Fecha: 29/09/2017 20:49:05
Secciones: Cajas de Ordenador