Lian-Li Pitstop T60

por Javier Rodríguez 25/06/2010 ...

Introducción.

En el mundo del PC muchos usuarios requieren de un acceso rápido a sus componentes o prefieren dar un estilo más “abierto” a su PC. El concepto “testbench” o “mesa de pruebas” es un sistema que permite un rápido montaje y desmontaje y que ofrece, aunque sería bastante debatible, mejor disipación siempre y cuando las condiciones sean las adecuadas. Un concepto por el que muchos usuarios apostamos y que Lian-Li está respondiendo con productos como la nueva T60 Pitstop.

Ventajas y desventajas de un test-bench.

Sin duda es un concepto no apto para cualquiera ya que todas nuestras piezas están expuestas con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. Desde el punto de vista de alguien, como el que escribe estas líneas, que se dedica a probar piezas sin duda este concepto viene caído del cielo ya que facilita mucho la manipulación de las piezas y el cambiar sistemas completos en pocos minutos. Facilita también la captura de fotografías de las piezas y un largo etcétera de ventajas.

Todas las piezas de la maquina tienen un acceso rapido y directo.

Poniéndome también en la piel de un usuario avanzado este tipo de “cajas” ofrecen un mantenimiento más directo donde podamos cuidar más de la limpieza, aunque también se aumenta la rapidez con la que se ensucia, y en general más facilidad para refrigerar adecuadamente los componentes. La posición horizontal de la placa ofrece también algunas ventajas, bajo mi punto de vista, como es tener mayor seguridad y estabilidad con disipadores de grandes dimensiones así como una fijación más natural de todos los componentes. Es una recuperación del formato sobremesa que para mí tiene múltiples ventajas de situación.

La estructura de le permite ganar estabilidad situando los componentes mas pesados sobre el eje

de equilibro de la caja.

Para el usuario normal este tipo de concepto no ofrece nada. Salvo problemas. Tener los componentes expuestos para un usuario poco experimentado es un riesgo y un aumento de problemas con los que no debería convivir alguien que no sea consciente de lo que realmente busca. Hay tantas soluciones de cajas que entrar en este tipo de concepto sin tener claras las ideas es un error que no debemos cometer.

No tiene nada que envidiar a una caja convencional en cuanto a almacenamiento se refiere.

Las desventajas de este formato es que nos ocupara más espacio en la mesa, tendremos menos orden de cableado, aunque en este modelo se buscan soluciones bastante inteligentes, y sobretodo acumularemos más suciedad que en una caja con los filtros adecuados. Por supuesto corremos más riesgos de que algo caiga y dañe los componentes o de que alguien manipule donde no debe y como no el ruido queda directamente expuesto al usuario donde no hay pantallas de protección, como son las paredes de una caja convencional.

Una mesa de pruebas no significa prescindir de las comodidades habituales en cualquier caja,

como pueden ser los botones de encendido y reset y leds de estado integrados en ellos.

Sin embargo creo que para un usuario experimentado y que guste de renovar asiduamente sus componentes este tipo de conceptos será una gran ayuda y un medio también para evitar inventos raros como tener las piezas sobre una caja de cartón y otras soluciones rápidas que todos hemos utilizado en más de una ocasión. Es una forma perfecta de tener nuestra mesa de pruebas de una forma ordenada y realmente elegante con un diseño rompedor, manejable y para nada convencional.