AMD Fusion APU A6-3650

por Javier Rodríguez 30/07/2011 ...

Introducción

Introducción.

Esta es nuestra segunda interacción con los nuevos procesadores de la plataforma Lynx de equipos sobremesa de AMD, analizamos un modelo de la serie A6 que tiene algunas diferencias de prestaciones con los modelos de gama más alta pero que mantienen niveles de proceso grafico elevados así como integración de otros elementos fundamentales en el mismo “die”.

Prestaciones de la serie A6, concretamente del A6-3650

Prestaciones de la serie A6, concretamente del A6-3650.

El modelo que analizamos con anterioridad conforma la gama más alta de estos procesadores. El A6-3650 se coloca justo detrás de este modelo pero tiene algunas limitaciones técnicas que lo diferencian del modelo anterior. La diferencia de precios entre ambos es de unos 20 Euros, alrededor del 20%, así que para esta gama de productos la diferencia es importante y es justo valorar sus prestaciones en medida de lo que ofrece.

El A6-3650 integra cuatro núcleos de proceso fabricados mediante un proceso de 32nm donde cada núcleo incorpora 1MB de cache de segundo nivel. A estos cuatro núcleos convencionales se les une un puente norte y un controlador de memoria DDR3. Es capaz de soportar hasta 16GB de RAM DDR3 1866MHz de forma nativa así como soportar enlaces PCI Express gráficos de 16x de segunda generación.

El A6-3650 trabaja con una frecuencia de 2.6GHz, sin modo turbo, mantiene el TDP de 100w, donde encontramos una Radeon HD 6530D que cuenta con una frecuencia de trabajo de 440MHz y un total de 320 motores de shaders con soporte DXVA, OpenCL, DirectX 11, HD3D, etc. La tarjeta gráfica integrada permite el control de dos monitores de forma simultánea, con soporte para estándares punteros como HDMI 1.4a, y también el trabajo en modo Crossfire con otros modelos básicos de la marca con la única condición de que disponga de 512MB de RAM.

Estos procesadores usan un nuevo socket, el FM1, y trabajan sobre los nuevos chipsets A75 de AMD. Estos chipsets de última generación añaden soporte SATA 6Gbps y USB 3.0 de forma nativa y combinados con el puente norte del procesador logran soporte para tecnologías avanzadas como Crossfire de hasta cuatro GPUs, etc.

Los cuatro puertos USB 3.0 de nuestra placa de laboratorio, una Asrock A75 Pro4,

tienen soporte nativo por el chipset.

El motor gráfico

El motor gráfico.

Los motores gráficos de estas APU de AMD permiten igualar el rendimiento a niveles de modelos de gama de entrada que rondan, hasta ahora, los 50-60 Euros. Este modelo con 320 motores de shaders y soporte para múltiple monitor y tecnología Crossfire es prácticamente inaccesible por cualquier motor gráfico de gama de entrada.

Solo hay que ver como otros integradores como Nvidia han elevado los mínimos, después de años, de sus motores gráficos más sencillos hasta tres veces sobre las soluciones disponibles antes de aparecer los primeros procesadores Fusion de AMD. Una tarjeta como la del A6-3650 nos permite visualizar video de alta definición sin apenas consumo de CPU, jugar a resoluciones medias y calidades medias-altas o también apoyar nuestros procesos creativos con el aporte de cómputo general que estas GPUs integran en su propia arquitectura.

Nuestro ordenador pasa de ser una maquina muy integrada, que limita consumos y reduce costes a ser un buen compañero multimedia donde hasta hace unos meses teníamos, si o si, que añadir algún motor gráfico dedicado.

Este modelo de procesador también permite trabajar con gráficos dedicados en modos Crossfire.

Overclocking y rendimiento grafico

Overclocking y rendimiento gráfico.

Aunque estos no son procesadores pensados para overclocking, no es su nicho de mercado, bien es cierto que podemos sacar algo de partido a su tecnología turbo integrada (aunque el A6-3650 oficialmente no tiene modos turbos) para aumentar el multiplicador interno del procesador hasta las 36x sin tener que modificar ningún otro bus del sistema. Esto nos proporciona una frecuencia final de 3.6GHz de una forma muy sencilla lo que proporciona al sistema un 40% más de velocidad en cuanto a lo que a CPU se refiere.

Aunque las frecuencias que veis en nuestra captura alcanzan los 4GHz, cosa que nos resulta raro ya que se supone que estos procesadores no tienen el multiplicador liberado, la frecuencia estable, sin modificar voltajes, que hemos considerado oportuna es de 3.6GHz.

Dirt2, con DirectX 11, se mueve en calidad media a 1920x1080 puntos con FSAA 2x.

Team Fortress 2, el juego gratuito de moda, se mueve a 1920x1080 puntos, calidad alta, con FSAA 2x a mas de 40FPS de forma constante.

Mi querido Leaft 4 Dead 2 mantiene también el tipo en esta grafica con buenos niveles de FPS en calidad alta con resolución 1920x1080 puntos y FSAA 2x.

Otro juego gratuito de calidad como es Alien Swarm se mueve también en niveles de calidad alta, resolución 1920x1080, FSAA 2x y ratios por encima de 30FPS.

Reproduciendo video 1080p con bit-ratio elevados con un consumo medio del 5% de CPU.

Cuando usamos APP de AMD para comprimir video el uso de núcleos de CPU se reduce a la mitad, dejando mas recursos libres para otras aplicaciones, y el proceso se acelera en casi un 80% de mejora.

Otras prestaciones de la plataforma Lynx

Otras prestaciones de la plataforma Lynx.

Esta plataforma introduce muchas novedades. No solo disponer de unos mínimos gráficos mucho más potentes que antes. Sus procesadores de cuatro núcleos son agiles, su capacidad de almacenamiento notable (no en vano es la primera plataforma del mercado que combina SATA 6gbps con RAID y USB 3.0 de forma nativa), grandes posibilidades de ampliación grafica (y siguiendo aprovechando el motor gráfico de la APU) y precios muy interesantes.

Este procesador cuesta menos de 100 Euros. Una placa A75 con todo lo bueno de esta plataforma ronda ya los 65 Euros. Son 165 Euros para procesador, tarjeta gráfica y placa base. Por menos de 300 Euros podemos tener torres completas con unos rendimientos mínimos más elevados que generaciones anteriores y con unas prestaciones “de serie” que no tienen ni tan siquiera los chipsets más elaborados y potentes tanto de la propia AMD como de Intel. Ahorramos y ganamos prestaciones, no se puede pedir más.

Los nuevos procesadores de AMD son realmente versátiles. No son CPUs para batir records pero su fuerza y equilibrio la sacan de unas GPUs de gran calidad.

Análisis y Conclusión

Análisis y Conclusión.

El A6-3650 es un procesador capaz, que aunque en neto no tiene mucha diferencia de precio con el modelo más elevado de los nuevos A8, nos permitirá tener eso que buscamos de estos procesadores que es un soporte multimedia de primera, juego esporádico de calidad y tener todo en un formato más integrado y económico. Se echa de menos empezar a ver a estos procesadores en formatos más recogidos, sin llegar a HTPCs muy delgados ya que sus consumos no son para esto, pero si esas placas Mini-ITX que nos permitirán integrar PCs bastante compactos aprovechando las grandes prestaciones de esta plataforma.

Pero centrándonos en el procesador hemos encontrado en el algo menos de potencia gráfica, aunque bajo mi punto de vista aun suficiente, y el mismo y excelente potencial de overclocking. Estos procesadores y sus chipsets ofrecen una plataforma muy completa a un precio excelente.

Secciones: Procesadores