Transcend SSD18C3. SSD sobre USB 3.0

por Javier Rodríguez 08/06/2012 ...

Introducción.

En el caso del interfaz USB 3.0 los discos mecánicos también están lejos de aprovechar todo el ancho de banda que se les ofrece. Los discos SSD actuales, incluso los más compactos, sí que son capaces de ofrecer al usuario bastante más rendimiento real además de un formato más robusto a la hora de transportarse. Una de las opciones más interesantes, para almacenamiento externo, la encontramos en discos con interfaz USB 3.0 pero con corazón SSD como es el caso del SSD18C3 que analizamos hoy.

Prestaciones técnicas.

 Lo primero que vemos en la promoción que hace Transcend de esta unidad es que es hasta 3 veces más rápido que un disco USB 3.0 mecánico y hasta 8 veces más rápido que el mejor de los discos con interfaz USB 2.0. Son grandes cifras y ambas son reales. El USB 3.0 ofrece 10 veces más ancho de banda que el USB 2.0 pero luego hay que contar también con las propias prestaciones de la unidad que esté conectada al interfaz.

Un disco mecánico con interfaz USB 3.0, de un tamaño portátil de 1.8-2.5”, no ofrece en el mejor de los casos más de 90MB/s de transferencia sostenida en archivos lo suficientemente grandes. El SSD18C3 de Transcend, con un formato de disco de 1.8” y una carcasa “rugerizada” ofrece velocidades de lectura de hasta 260MB/s y de escritura de unos 140MB/s. Esto significa que si es capaz de ofrecer tres veces más rendimiento que un disco mecánico en transferencia secuencial, al menos en lectura, y será el doble de rápido en escritura.

Además hay que tener en cuenta otras prestaciones añadidas como la velocidad de respuesta, el funcionamiento completamente silencioso  y como ya hemos dicho, la mayor seguridad de nuestros datos ya que en el disco no tendremos partes móviles. Tampoco debemos confundirlo con un "pendrive" ya que el tipo de memoria NAND que usa esta unidad es la misma que puedes encontrar en discos SSD convencionales. Es más, si abrieras el disco encontraras una unidad SSD de 1.8” con interfaz SATA o mSATA en su interior.

Podemos encontrar dos modelos de esta unidad con capacidades de 64 y 128 Gigabytes. Ambos tienen el mismo formato y las mismas prestaciones de velocidad. Los precios actualmente oscilan entre los 100 Euros del modelo de 64GB, el que nosotros hemos podido probar, y los 140 Euros del modelo de 128GB. Por si alguno se pregunta si no es mejor opción un «pendrive» USB 3.0 con memorias de alta velocidad lo cierto es que puede parecer que sí, seguramente por el formato, pero las velocidades son parejas y los precios por unidades de similares capacidades se pueden hasta duplicar.

La unidad es compacta, con apenas 10cm de largo, muy ligera, y cuenta con un led de actividad en su botón de copia directa, El led usa el color azul en conectividad USB 3.0 y el color ámbar en conectividad USB 2.0. El tipo de conector que usa es Micro-USB 3.0 con compatibilidad con conectores MicroUSB limitando a velocidad USB 2.0. El cable que viene incluido con la unidad tiene un conector auxiliar de corriente por si fuera necesario, en algún PC, sacar corriente adicional de otro conector USB.