ASUS Padfone

por Javier Rodríguez 14/06/2012 10

 

Introducción.

El ASUS Padfone es un terminal hibrido. Un Smartphone Android de última generación, con las prestaciones que esperamos de un terminal de 2012, pero con algunos trucos añadidos que hasta ahora no habíamos visto como es la capacidad para ser el corazón funcional de un Tablet de 10” con entornos personalizados para cada faceta pero con unos resultados espectaculares. Un terminal especial, que no será económico, pero que puede cubrir las necesidades de los que quieren teléfono y Tablet pero de una forma sin duda muy especial.

Padfone. Teléfono.

Hablamos de un terminal con pantalla de 4.3”, muy manejable, con pantalla Súper AMOLED multitáctil de 960x540 puntos de resolución, protegida por un cristal Corning Gorilla Glass. Es un terminal diseñado para Android 4.0 sin botones principales y simplemente con botones de control de volumen y encendido. Su chasis es metálico con acabados en plástico y es muy manejable y ligero. Líneas curvas, buena posición de los conectores y muy ligero.

Su electrónica cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon S4 de doble núcleo con una frecuencia de 1.5GHz. Es un procesador ágil y potente que maneja al Padfone con soltura tanto en su modo teléfono como modo Tablet. ASUS ha hecho un gran trabajo con la integración de Android 4.0  y esto se demuestra en la agilidad de movimientos de la “home” así como en la carga y proceso de las apps y tareas más habituales. 1gB de memoria DDR2 de bajo consumo nos da el aporte de memoria adecuado para una multitarea intensa.

La conectividad es la habitual con Bluetooth, Wifi-N, A-GPS y modos HSPA+  con velocidades de descarga de 21Mb y hasta 5.76Mb de subida. Los sensores son los habituales con sensor gravitatorio, Brújula electrónica, giroscopio, sensor de proximidad, luz ambiental, movimiento y un sensor de vibración en la Padfone Station. Los conectores que encontraremos son Micro USB (carga y datos), Micro HDMI (hasta 1080p con duplicación de pantalla) y una conexión de auriculares o manos libres.

El almacenamiento corre a cargo de varias configuraciones de memoria interna: 16, 32 y hasta 64GB, a los que se suma un slot Micro SD con el que podemos añadir hasta 32GB mas de capacidad. Las cámaras integradas son una frontal de tipo VGA (640x480) para videoconferencia y una cámara trasera bastante más capacitada con 8mp de resolución, enfoque automático con toque en pantalla y modos de video de alta definición. Mi experiencia con ella es buena en exteriores pero no es un teléfono que vaya a llevarse premios por la óptica de su cámara. La ventaja es que tiene flash integrado, bastante potente, así que nos permitirá salir del paso con algo de dignidad. Lo que si sobresale es la calidad de video de alta definición, es perfecto para este tipo de uso en casi cualquier entorno.

Lo mejor del terminal es sin duda que es ligero, compacto y su pantalla es mejor que buena. Es de una gran calidad, tiene un contraste excelente, negros perfectos y un buen ajuste de brillo que le permite una visualización adecuada en entornos con mucha luz. Es casi tan buena como la pantalla de un Galaxy Note por hacer una referencia rápida a una de las mejores pantallas del mercado. Su procesador acompaña verdaderamente bien, de hecho creo que no hace falta recordaros lo eficiente de este procesador de Qualcomm así que creo que ASUS ha hecho la elección adecuada para dar a su primer terminal con aspiraciones la potencia necesaria para que este a la par de los más grandes de esta generación.

Tags: ASUS Gadgets