Silverstone Tundra TD03

por Javier Rodríguez 06/12/2013 ...
tipo de sistema
Sockets
Materiales
Precio
Web
Aislado, sin mantenimiento
LGA1150, 1155, FM1-2+, AM2-3, etc
cobre (base), aluminio (radiador)
89 Euros

Introducción y características técnicas

Introducción

Silverstone es uno de los fabricantes de cajas y accesorios más respetados del mundo del PC y su fama en componentes de media y alta gama es un referente para usuarios y también, como no, para otros fabricantes. 

Esto quiere decir que nuestras expectativas con respecto a este primer kit de agua todo en uno de Silverstone deben ser altas y por tanto exigentes. Ya de momento por el aspecto físico podemos decir que se parece poco a las soluciones actuales y precisamente la marca hace hincapié en esto pero al final los resultados son los que deben juzgar esta primera oferta de Silverstone en un segmento tan peleado como es el de la refrigeración liquida en kits sin mantenimiento.

Prestaciones técnicas

La gama Tundra de Silverstone se compone de dos modelos que forman el catalogo básico de cualquier fabricante que se precie. Esto es un modelo de 120mm, para todo tipo de equipos, y un modelo de 240mm para esas cajas más modernas que nos dejan más espacio para sistemas de refrigeración más potentes y elaborados.

Lo que sí es verdad es que Silverstone no ha ido a lo fácil remarcando algún fabricante conocido poniendo su logotipo. Han diseñado su propio sistema estanco y lo han diferenciado con un diseño muy “aséptico” que nos recuerda que esta gente sabe que la calidad es algo que sus productos tienen que ofrecer en todo momento.

El modelo al que prestaremos nosotros atención hoy es la Tundra TD-03 que es el modelo de radiador de 120mm. El modelo de radiador de 240mm lo podéis encontrar bajo la denominación TD02 de esta misma serie. El precio del TD03 ronda los 80 Euros, impuestos incluidos, y el TD02 alcanza los 110 Euros. Son precios competitivos por lo que los Tundra se pueden medir en precio a otras marcas de calidad. Evidentemente no son los modelos más baratos del mercado porque su objetivo es otro ya que viene equipado con todo lo necesario para conseguir una refrigeración de primera, para cualquier procesador del mercado, con niveles reducidos de ruido y mucha eficiencia.

Viene de serie con dos ventiladores de 120mm con control automático de velocidad de rotación. Usan conectores PWM para las placas más modernas, así como la bomba integrada en el bloque de disipación. Como otros sistemas este de Silverstone no requiere mantenimiento por parte del usuario al menos durante los 5 años de garantía que tienen estas unidades.

El peso del TD03 es de algo más de 1Kg, sin ventiladores, y sus dimensiones, las que interesan, son de 150mm para el radiador (largo) con un ancho de 45mm para el radiador al que hay que sumar 50mm mas si usamos los dos ventiladores incluidos. Es más grueso que la media de radiadores que vemos en kits similares. La fijación a la caja es la misma, a través de los propios ventiladores usando los zócalos de que disponga la caja para estas dimensiones de ventilador.

Prestaciones diferenciadoras

Prestaciones diferenciadoras

Hemos nombrado por ejemplo el grosor del bloque de disipación del Tundra TD03, 45mm, esta es una de sus prestaciones diferenciadoras. Más superficie de intercambio de calor más eficiencia térmica, es de cajón. Además el diseño del radiador tiene otras novedades como la soldadura de láminas sobre un único punto de contacto, o la mayor densidad de láminas.

Aparte Silverstone ha elegido dos buenos ventiladores que combinan caudal y presión con niveles sonoros ajustados para que disfrutar de un buen overclocking sea un placer y no una tortura.

Los ventiladores admiten velocidades de trabajo de 1500-2500rpm con un máximo de 33dBA de ruido con una capacidad de caudal de hasta 93CFM. Tienen conector PWM para un control óptimo de frecuencia, sin saltos, con un mínimo de 16dBA que si sabemos configurar bien podremos aprovechar casi todo el tiempo con procesadores con overclocking moderado.

La bomba está integrada en el bloque de intercambio, se conecta a 12v con un conector Molex, y tiene una capacidad de oscilación de solo 200rpm arriba o abajo. No es, por tanto, ajustable, a bien de mantener un flujo de líquido constante en todo el sistema. Los tubos tienen un largo de 310mm así que están pensados para cualquier tipo de montaje en cajas semitorre. Si tu caja es muy grande deberás tener esto en cuenta aunque normalmente la posición del ventilador trasero siempre es mucho más corta que estos 310mm. Los tubos usan un material con baja porosidad y completamente opaco, a pesar de su llamativo color blanco, así que tiene una alta resistencia a la evaporación.

Lo que si debemos entre en cuenta es que el bloque del intercambio, del que hablaremos ahora, es de cobre (en parte) y el radiador de aluminio por lo que tendremos corrosión galvánica entre ambos materiales salvo que Silverstone haya optado por algún aditivo en el líquido que limite los efectos de este tipo de interacción entre metales.

El bloque es de los pocos que podemos encontrar en el mercado que no es de acetal o algún otro material plástico o resina. Silverstone ha optado por una solución completamente metálica que no requiere de tornillería en la base de intercambio y que hace el asilamiento por presión lateral. La verdad es que el conjunto parece más sólido que cualquier otro sistema de refrigeración líquida compacto que hayamos probado.

Rendimiento

Rendimiento

Hemos sometido a este sistema de refrigeración a dos pruebas de fundamentales. La primera una comparativa de rendimientos con otros disipadores que han pasado por nuestro laboratorio con el mismo procesador de pruebas que no es otro que un Intel 3770k a una frecuencia de overclocking de 4.6GHz.

En el segundo paso hemos buscado la posición más favorable, en cuanto a ruido se refiere, con este mismo procesador manteniéndolo completamente estable a su frecuencia de trabajo objetivo. En la tabla podéis ver las diferencias entre reducir la velocidad de rotación de sus ventiladores y la temperatura de trabajo a carga completa con los diferentes cambios de 250 en 250rpm (de forma manual y ambos ventiladores) con carga del procesador al 100% y mediciones de temperatura cada cinco minutos.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Normalmente siempre quedo contento con sistemas de refrigeración de este tipo porque aunque no aportan grandes diferencias con respecto a los sistemas de refrigeración convencionales, tipo disipador torre, en cuanto a rendimiento se refiere sí que aportan un carácter diferente al PC como concepto y han conseguido que ya nadie tema poner algo de líquido dentro de su ordenador.

En cuanto al Tundra TD03 creo que es uno de los sistemas de radiador de 120mm más solventes que podemos encontrar y su aspecto sin duda atraerá a aquellos que buscan un interior completamente diferente en su PC y también a aquellos que aprecian la calidad por encima de cualquier otro concepto.

  • Producto: Silverstone Tundra TD03
  • Fecha: 06/12/2013 22:47:22
Secciones: Refrigeración