P45 Roundup. Segunda Parte. Gigabyte EP45T Extreme

por Javier Rodríguez 03/09/2008 ...

Introducción

Introducción

Gigabyte es para mí un gran referente de cómo se debe llevar a cabo una placa base de muy altas prestaciones pero que mantenga un precio interesante y en su gama mas alta con chipset P45 es algo que han conseguido mantener. La EP45T-Extreme es una de las placas base más espectaculares del panorama actual y con ella continuamos nuestro repaso a la actualidad del P45.

Gigabyte EP45T-Extreme.

Existen dos variantes de esta misma placa base para los que prefieran usar memoria DDR3 o mantenerse en la memoria DDR2. Por lo demás son placas calcadas así que cualquier referencia que hagamos aquí a sus diversas prestaciones valdrían para cualquiera de los dos modelos.

Nosotros hemos optado por el modelo DDR3 para intentar tener variedad en nuestro repaso con el fin de que podáis elegir la placa base que más os convenga. La memoria DDR3 tiene sus ventajas y sus desventajas, principalmente el precio. También están los que ya disponemos de memoria DDR2 de calidad y preferimos hacer un cambio de placa y procesador pero ahorrarnos ese cambio de memoria. La suerte es que con modelos como este tenemos todas las opciones disponibles.

Sin duda este modelo es un duro competidor para la Maximus II Formula de Asus que os presentamos la semana pasada, es una placa potente, bien equipada, pensada para usuarios exigentes y con un sistema de disipación inteligentemente diseñado para maximizar la disipación de la placa, con opciones avanzadas, pero muy orientada a la disipación pasiva de calidad.

Otro de sus fuertes es la calidad de fabricación con componentes de altísima calidad, con un diseño de alimentación del procesador de 12 etapas, y el avanzado sistema de ahorro de energía DES en su última versión que permite overclocking. Es una placa que promete poco ruido, funcionamiento avanzado, durabilidad y un precio muy interesante.

Conociendo a fondo la EP45T-Extreme

Conociendo a fondo la EP45T-Extreme.

 

Personalmente no conozco la placa perfecta, simplemente no existe, lo que te gusta de un fabricante no lo encuentras en otro y viceversa. Al final uno debe elegir lo que más se ajusta a sus preferencias pero lo cierto es que con este tipo de productos acertar suele ser bastante sencillo.

La EP45T Extreme es una placa muy completa, bien equipada, aunque como todas tiene sus pequeños defectos y virtudes que son las que nos hacen decantarnos o no por ella. Su diseño está orientado a ofrecer una plataforma de overclocking de calidad con capacidad para montar sistemas gráficos potentes con los que disfrutar de una máquina de alto rendimiento sin tener que hipotecarnos en el proceso.

Esta placa base nos ofrece la capacidad de montar sistemas crossfire de hasta tres tarjetas, con dos slots 16x con sincronía 8x y un tercer slot 4x. Un sistema de refrigeración de los más avanzados del mercado, por no decir el que más, y un buen soporte para memoria de alta velocidad y procesadores con bus muy elevado.

Quizás precisamente por centrarse en conseguir una placa base muy orientada a sacar lo máximo de cada procesador hay algunos detalles de esta placa que serian muy mejorables. Uno de esos detalles es la distribución de los slots de ampliación de las tarjetas, con solo un slot PCI Express 1x, tres slots PCI de 32-bit y tres slots gráficos que no guardan, en los dos últimos, un doble slot de espacio necesario para tarjetas grandes. El siguiente detalle que no me gusta tampoco de esta placa es que de los seis conectores SATA de que dispone cuatro de ellos están verticales justamente en el alcance de tarjetas graficas del estilo de la Radeon 4870 o 9800GTX en adelante. Esto imposibilita que usemos dos de estos cuatro slots cuando tenemos una tarjeta grande situada en el slot PEG principal de la placa base. Gigabyte ha descuidado estos dos detalles y no es algo común en ellos. Quizás el desarrollo del sistema de disipación ha condicionado otros elementos de la placa.

El sistema de disipación de la EP45T Extreme

El sistema de disipación de la EP45T Extreme.

No creo que me equivoque si afirmo que Gigabyte ha desarrollado el mejor sistema de disipación jamás creado para una placa base. Es incluso superior a alguna DFI que usan soluciones Thermalright. Esta placa base dispone de un sistema de disipación hibrido donde podemos combinar las conocidas heatpipes con la disipación por agua para el puente norte del chipset.

Se trata del típico sistema de heatpipes de cobre que cubren tanto los chipsets como el sistema de alimentación del procesador que son los puntos calientes de cualquier placa base. Hasta aquí todo es normal, este tipo de sistemas ya lo llevan todo tipo de placas base de gama media y alta, la diferencia de este modelo con respecto al resto, incluida la competencia, es que Gigabyte maximiza la superficie de disipación mediante dos módulos muy interesantes. Por un lado pronuncian la salida de aire caliente del sistema de alimentación del procesador proyectando el disipador hasta la parte posterior de la placa base para que por convección el propio calor salga de la caja del ordenador por el panel de puertos traseros. Este es uno de sus puntos interesantes pero el que queda sin duda es el más espectacular.

Como decíamos esta placa maximiza la superficie de disipación y lo realiza de una forma inédita. Se trata de un apéndice de disipación similar a los sistemas de disipación pasiva de muchas tarjetas de Gigabyte pero aplicada al puente norte de la placa base. Es un añadido que podemos usar o no, se conecta al disipador del puente norte y funciona con un sistema de heatpipes, multiplica por tres la capacidad de disipación pasiva de la placa. Aparte de la masividad del sistema y de lo espectacular del acabado, este añadido permite también expulsar el calor fuera de la caja por el efecto de convección del calor.

Otra opción, que ya no puede faltar en placas de alto nivel, es la opción de poder usar refrigeración por agua con la placa base sin tener que comprar opciones de terceros que raramente se ajustan a los complejos sistemas de disipación de placa actuales. Así el fabricante nos pone fácil a los que optamos por la refrigeración líquida el poder adaptar sus nuevas placas base a nuestros sistemas de disipación. Además sin duda sale mucho más económico y el resultado está garantizado. Combinados todos estos sistemas Gigabyte consigue el sistema de disipación de chipset más avanzado del mercado, más elaborado de lo que jamás se haya hecho en una placa base.

Prestaciones de la Gigabyte EP45T Extreme

Prestaciones de la Gigabyte EP45T Extreme.

 

Como buena P45 que se precie esta placa base soporta cómodamente procesadores Intel Core 2 de última generación incluidas versiones Extreme con bus 1600MHz y Core 2 de doble núcleo y cuádruple núcleo. Con overclocking esta placa soporta memorias de hasta 1900MHz DDR3 en configuraciones de hasta 16GB en cuatro bancos de memoria con doble canal.

Su puente sur también es estándar así que podemos esperar de esta placa el que disponga de seis conectores SATA2 con funciones RAID y hasta 12 puertos USB 2.0. También, como ya hemos dicho, hay que resaltar su capacidad conectiva en general con tres slots PEGs, dos de ellos 16x con sincronía 8x en caso de usar un Crossfire de dos tarjetas y un tercero con sincronía 4x.

El resto de slots de ampliación pasa por tres conectores PCI de 32-bit y un PCI Express 1x. Lo más interesante es que la placa dispone también de puertos Firewire y hasta 12 puertos USB 2.0 que se distribuyen en 8 puertos en el panel trasero y 4 reservados para usos internos o frontales.

Dispone también de tarjeta de sonido HD Audio con dolby digital Live y soporte para múltiples altavoces y salidas digitales de audio ópticas y coaxiales. También dispone de dos tarjetas Ethernet firmadas por Realtek, chips 8111C, capaces de funcionar en conjunto para maximizar el ancho de banda o disponer de un sistema de tolerancia a fallos para cuando uno de los enlaces de red falla.

Otro de los puntos cuidados en esta placa es la estética y los elementos visuales y de funcionamiento y configuración rápidos. Esto sin duda es heredado de otras placas base que han usado este tipo de elementos como parte de la mercadotecnia del producto. En esta placa base encontraremos diversos leds que nos indican el calentamiento de los componentes, el nivel de overclocking, el nivel de voltaje y también el número de fases de alimentación del procesador que tenemos activas o desactivadas mediante el sistema DES. También encontraremos tres botones rápidos, los habituales en este tipo de productos, que son encendido, reset y borrado de cmos.

Bios y overclocking de la EP45T Extreme

Bios y overclocking de la EP45T Extreme.

 

Como no podía ser de otro modo la bios de Gigabyte es un buen ejemplo de cómo hacer que una bios orientada a overclocking sea accesible a todo tipo de usuarios. Su potencial es elevado con controles exhaustivos para todo tipo de procesadores. Incluye los famosos controles de skew para procesadores Core 2 de 45nm y todo tipo de acceso a timings detallados de memoria, chipset, etc. Sus niveles de voltaje también son elevados lo que permite realizar overclockings extremo y detallados con saltos de décimas ajustables por el usuario.

En cuanto al overclocking la verdad es que aunque conseguimos niveles similares, cosa que es lógica, usando las mismas piezas que en nuestro repaso a la placa base de Asus, quedamos un poco decepcionados por no poder usar niveles más elevados de bus frontal. Aun así se compensa en parte con el uso de frecuencias asíncronas con nuestras memorias DDR3 lo que nos permite niveles más elevados de ancho de banda. Lo cierto es que todo parece depender del uso de dos o cuatro módulos de memoria en placa pero quisimos hacerlo así para forzar a todas las placas a un funcionamiento con cuatro módulos lo que supone conocer sus verdaderos límites con un trabajo intenso en su bus de memoria.

Esta Gigabyte también suministra todo lo necesario para overclocking

en el mismo panel de control.

Manipular los voltajes con detalle es algo totalmente factible

con la EP45T de Gigabyte.

La monitorización y el control es otro de sus fuertes.

Podremos también guardar hasta 8 perfiles

 de configuración dentro de la bios.

Pruebas de rendimiento 3D

Pruebas de rendimiento 3D.

 

Este es el resumen de pruebas realizadas que luego compararemos entre todas las placas. Los resultados son similares a los logrados con la Maximus II Formula de Asus, por otro lado es lógico, ya que hablamos de placas de gamas similares con exactamente los mismos componentes, salvo la memoria montados sobre ella.

Benchmark de DMC4. Pinchad para ampliar.

Prueba de rendimiento de 3DMark 2006.

Los rendimiento son muy similares a la Asus pero con un poco menos de rendimiento de procesador conseguimos mas rendimiento de grafica, justificado en el mayor ancho de banda que logra esta placa base haciendo trabajar a las memorias DDR3 de forma asíncrona.

Pruebas de rendimiento general

Pruebas de rendimiento general.

Cinbench R10. Pinchad para ampliar.

Sisoftware Sandra CPU. Aritmética.

Sisoftware Sandra. CPU Multimedia.

Sisoftware Sandra. Ancho de banda.

PCmark 2005. Pruebas de CPU y Memoria.

Análisis y Conclusión.

Gigabyte tiene un producto sólido, con opciones de memoria a gusto del consumidor, con un precio atractivo y una solución térmica única en el mercado. Es sin duda una gran placa para el que busque un crossfire de altas prestaciones pero quiera pagar lo justo y necesario. Es una solución ganadora en la que puedes confiar para montar un PC de alto rendimiento.

En nuestro repaso la primera conclusión es que de momento las dos placas probadas están cumpliendo nuestras expectativas y prácticamente nos ofrecen resultados idénticos en cuanto a overclocking y rendimiento. Otros aspectos como precio serán puntuados en el articulo resumen pero antes todavía nos queda acercarnos a ofertas similares de MSI y Foxconn.

Secciones: Portátiles