Review Huawei Matebook D15

Review Huawei Matebook D15

por Antonio Delgado 12/02/2020 7
Procesador, RAM, Almacenamiento
Tarjeta Gráfica
Pantalla
Precio
Web
AMD Ryzen 5 3500U, 8 GB DDR4-2400 y 256 GB NVMe.
Radon Vega 8 (integrada)
15,6" FullHD, IPS, 60 HZ.
699 Euros
Puntuación de Huawei Matebook D15 en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del Huawei Matebook D15

A finales de enero de este año, Huawei actualizó su gama de portátiles Matebook con dos nuevos modelos dotados de procesadores AMD Ryzen, los Huawei Matebook D14 de 14 pulgadas y los Huawei Matebook D15 con pantalla de 15,6" como el que analizaremos en esta review.

El Matebook D15 es un portátil que podríamos englobar dentro del término "Ultrabook" si lo tomamos como algo general, es decir, portátiles finos y ligeros con procesadores de bajo consumo para ofrecer una alta portabilidad y autonomía.

Está fabricado con una aleación de aluminio bajo la que se esconde un Ryzen 5 3500U con iGPU Radeon Vega 8, 8 GB de RAM y 256 GB de SSD NVMe de alto rendimiento en este modelo en concreto, ya que hay una variante que añade un HDD adicional a la ecuación. La pantalla está basada en un panel IPS de 15,6 pulgadas "FullView", es decir, con marcos contenidos para ofrecer una relación de pantalla-cuerpo del 87%.

Todo ello en un equipo dotado de tecnologías propias como Huawei Share para compartir e incluso controlar smartphones de la compañía sin necesidad de cables.

Especificaciones técnicas del Huawei Matebook D15

  Huawei Matebook D15
Pantalla FullView 15" FullHD IPS
Procesador AMD Ryzen 5 3500U
Gráfica Radeon Vega 8
Memoria RAM 8 GB DDR4-2400
Almacenamiento 256 GB NVMe 
Identificación Biométrica Sensor de huellas 
Sistema Operativo Windows 10 Home
Conectividad

WiFi ac

Bluetooth 5.0

NFC

2 x USB-A 2.0 

1 x USB-A 3.0

1 x USB-C

1 x HDMI

1 x Minijack 3.5mm

Batería 42 Wh
Dimensiones 357,8 x 229,9 x 16,9 mm
Peso 1,53 kg (SSD) 
Precio 699 Euros

 

Diseño y conectividad

El Huawei Matebook D15 está fabricado en aleación de aluminio, tanto la estructura del portátil como la carcasa de la pantalla y tapa inferior. Con este material, la compañía ha conseguido un grosor de tan solo 16,9 mm en su parte más gruesa y un peso de 1,53 KG en este modelo sin HDD. El modelo analizado tiene un color metalizado.

El diseño es sobrio, sin florioturas ni elementos estridentes, no hay nada de RGB y tampoco tendría sentido en un equipo como este.

En el lateral izquierdo tenemos tres puertos, un USB-C multiusos que vale también para cargar el portátil. A su lado hay un USB-A 3.0 y un puerto HDMI.

El lado derecho mantiene también una distribución de solo tres puertos, con un minijack de audio para entrada y salida y dos puertos USB-A 2.0. Podemos ver que no hay ethernet y tampoco lector de tarjetas SD ni microSD, algo que nos obligará a llevar con nosotros un adaptador en caso de necesitarlo.

Al abrir el Matebook D15 nos encontramos con un diseño limpio, con un teclado QWERTY con distribución en español y sin teclado numérico. Tenemos también el trackpad y un botón de encendido que, como veremos más adelante, sirve como lector de huellas, un detalle bastante práctico que no solemos ver mucho en equipos con precios tan ajustados.

La pantalla de 15,6 pulgadas aprovecha al máximo el espacio con unos marcos bastante reducidos, sobre todo en los laterales y en la zona superior, haciendo que el tamaño del portátil sea bastante compacto.

El sistema de bisagras es robusto y el portátil no muestra signos de debilidad o malos acabados, de hecho, podría competir en ese aspecto con portátiles bastante más caros.

Un detalle bastante llamativo es que, si no os habíais fijado antes, al tener unos marcos tan finos, Huawei no ha colocado la cámara en la pantalla y no hay ningún agujero en el marco para tal fin. De hecho, podría parecer que no tiene cámara para conferencias o videollamadas, pero nada más lejos de la realidad.

Si nos fijamos, entre el F6 y el F7 hay una tecla que no tiene ninguna función aparente, pero que al pulsarla, deja salir una cámara de pequeñas dimensiones.

Quizás un enfoque desde la parte inferior no da los resultados más favorecedores, pero sin duda es una manera bastante ingeniosa de aprovechar el espacio al máximo.

El cargador es muy compacto y cuenta con un cable USB-C a USB-C, su potencia de salida máxima es de 65W. Además, tiene múltiples modos de funcionamiento, por lo que sirve tanto para cargar el portátil como para cargar móviles y otros dispositivos con distintos voltajes, amperajes y potencias.

Estos son los modos de funcionamiento:

  • 5v y 2A; 10W.
  • 9v y 2A: 18W.
  • 12v y 2A: 24W.
  • 15v y 3A: 45W.
  • 20v y 3,25A: 65W.

Es posible acceder al interior del Matebook D15 retirando unos pequeños tornillos tipo TORX situados en la tapa inferior, una vez desatornillados, solo hay que tirar para dejar acceso a la zona interna.

Podemos ver el uso de un PCB azul con componentes y coberturas en negro, con un único ventilador y un heatpipe encargado de transferir el calor desde la CPU hasta el módulo de refrigeración.

La batería es de solo 42 WH, es una cantidad suficiente para una buena autonomía teniendo en cuenta el consumo del hardware del Matebook D15, pero quizás se podría haber aprovechado más el espacio en el modelo sin HDD para dotarlo de una batería mayor como ocurre en las variantes de otros fabricantes.

No hay acceso a la memoria RAM, por lo que no podremos ampliar el portátil en ese sentido, sí que tenemos acceso al SSD M.2 NVMe, que podremos susituir cambiándolo por un modelo de mayor capacidad si los 256 GB no son suficientes.

El Matebook D15 se vende también en una configuración dotada de un disco duro SATA de 1 TB, sin embargo, es una pena que Huawei no integre el puerto en el modelo que viene solo con SSD M.2. De hecho, el espacio está ahí.

Incluso el puerto interno está accesible y solo haría falta un cable flex con un extremo terminado en SATA de alimentación y datos. De hecho, ya hemos visto que en algunos portátiles de fabricantes como ACER se incluye dicho cable para permitir añadir más almacenamiento. No es el caso de Huawei.

Otro componente que podemos cambiar es la tarjeta WiFI/Bluetooth. Se trata de un modelo de Realtek, en concreto la RTL8822CE, con WiFI AC o WiFi 5, si queremos pasar a WiFi 6, podremos colocar una tarjeta compatible.

Teclado, Touchpad y sensor de huellas

El teclado del Huawei Matebook D15 es de tipo chiclet como es habitual en este tipo de portátiles finos, tiene una distribución QUERTY española sin teclado numérico.

Sus teclado son bastante amplias con un tamaño generoso que facilita la escritura y evita pulsaciones de múltiples teclas por error. Su recorrido no es demasiado amplio, aunque no se hace incómodo escribir con él.

El touchpad tiene también un tamaño bastante generoso y funciona sin problemas. Está formado por una única pieza y tiene soporte para clic derecho e izquierdo con botones físicos, pero bajo dicha pieza.

Tenemos también, en la esquina superior derecha, justo al lado del teclado, el botón de encendido que también es sensor de huellas táctil.

Podemos registrar varias huellas con Windows Hello o incluso asignar distintas huellas a distintos usuarios para iniciar sesión directamente.

Su funcionamiento es idéntico al de los sensores capacitivos que integraban muchos móviles antes de la moda de los sensores en pantalla. Es muy rápido y reconoce las huellas sin problemas.

Pantalla

Panel IPS, 60 HZ y resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles. Esas son las principales credenciales de la pantalla del Matebook D15 que se complementan con su diseño FullView con marcos finos (relación pantalla-cuerpo de 875). y ángulos de visión de 178º. Ofrece también un brillo anunciado de 250 cd/m² y un contraste nativo de 800:1.

En nuestro laboratorio hemos realizado distintas pruebas para comprobar de lo que es capaz esta pantalla y podemos confirmar que el brillo ronda esos máximos, con 244,88 cd/m² y el contraste nativo tiene unos valores aún mejores de 934:1.

Nos ha sorprendido la calibración de serie de este portátil, con unos valores que no suelen ser habituales en modelos de este precio, ni siquiera en modelos mucho más caros.

Por ejemplo, en la escala de grises, podemos ver que los valores RGB se mantienen muy equilibrados y cercanos al 100%, con algo de predominancia del azul respecto del rojo, pero muy ligeramente.

El balance de blancos muestra una calibración cercana a los 6.500K del blanco real, rondando los 6.600-6700 puntos en la mayoría de escalas.

4,76 de desviación media y 8,77 puntos de máxima, no son unos valores perfectos, pero están dentro de lo habitual en portátiles que no se orientan a profesinales. Aún así, la poca diferencia en la escala de grises es digna de mencionar.

La cobertura de color, sin embargo, no es el punto fuerte de la pantalla del Matebook D15 de Huawei, tenemos una cobertura bastante inferior a la de la gama sRGB, por lo que no es un portátil que vayan a adquirir aquellos dedicados al diseño o que necesitan una representación mayor de colores.

Software y Huawei Share

El Huawei Matebook D15 viene con Windows 10 Home como sistema operativo e incluye una utilidad propia de Huawei denominada PC Manager. Se trata de una suerte de Suite de gestión y monitorización donde se pueden realizar análisis para comprobar si algún componente del portátil falla.

También puede comprobar el estado de los drivers y controladores del sistema y actualizarlos manualmente o de forma automática, dependiendo de como lo configuremos.

Tendremos también informes con las últimas actualizaciones de los últimos días y las versiones de drivers actuales.

Incluye un modo para la protección de la batería que reduce la carga máxima, algo útil cuando utilizamos el portátil durante largas sesiones conectado a la corriente. 

No obstante, una de las funciones más llamativas de la gama Matebook de Huawei y que no falta en el D15 es la función de Huawei Share, un sistema que permite compartir archivos entre móviles huawei compatibles e incluso proyectar la pantalla del móvil en el PC y controlarlo desde el mismo ordenador.

Para utilizarlo, solo hay que activar el NFC y colocar el móvil compatible en la zona de Huawei Share/NFC:

Al momento nos aparecerá una ventana con los botones de navegación de Android y la pantalla de nuestro móvil, por lo que podemos navegar desde el PC en el móvil y acceder a todos los datos y menús. Al revés también funciona, todo lo que movamos en el móvil se verá en el PC.

 

Para ello utiliza una conexión WiFi directa que permite una interacción muy fluida, hemos realizado un vídeo donde se puede ver que la respuesta es prácticamente a tiempo real:

Esta función permite transferir también archivos directamente con OneHop, simplemente posando el móvil en el NFC, aunque, una vez que tengamos conectado el móvil en el modo de compartir pantalla, podemos arrastrar y soltar archivos directamente o incluso compartir el portapapeles.

Si ponemos el móvil en horizontal, la ventana en el PC se pondrá prácticamente a pantalla completa, pudiendo usar el móvil desde el PC een todo su esplendor.

Temperaturas

Como ya vimos en la sección de diseño, el Matebook D15 tiene un sistema de refrigeración muy sencillo basado en un único heatpipe y un único ventilador. Sin embargo, es más que suficiente para refrigerar al AMD Ryzen 5 3500U que da vida a este equipo.

El ventilador expulsa el aire por la ranura que hay entre el cuerpo y la pantalla, una zona que permanece en todo momento bastante oculta a la vista.

En reposo, tras unas horas de uso, las temperaturas externas del equipo no alcanzan los 30 grados, con mínimas de 24,7ºC y máximas de 29,3ºC

Durante la realización de test de estrés gráficos y de CPU, el Matebook D15 alcanzó una temperatura máxima de 39,2 ºC en la zona del procesador y mínimas de 25,1 en el extremo opuesto. En ningún caso estas temperaturas suponen ningún problema ni son incómodas, de hecho son bastante contenidas.

A nivel interno, la máxima temperatura de CPU que hemos medido durante la realización de test de estrés y rendimiento ha sido de 85ºC, mientras que la GPU ha mostrado una temperatura máxima de 62ºC durante la realización de test de estrés. En ambos casos cifras controladas que no suponen ningún inconveniente teniendo en cuenta que la temperatura máxima que soporta el Ryzen 5 3500U son 105ºC.

Autonomía

La batería del Huawei Matebook D15 tiene una capacidad de 42 Wh, no es la batería más grande que hayamos visto en un portátil de este grosor y estilo, de hecho hemos probado modelos con más de 90 Wh, pero las limitaciones de espacio que impone el tener el hueco de 2,5", aunque no se pueda utilizar, no permiten disponer de una capacidad mayor.

Aún así, el Ryzen 5 3500U es un procesador de bajo voltaje y su consumo es bastante modesto, por lo que la autonomía de este equipo debería ser superior a la de modelos con procesadores de gama H y gráficas dedicadas.

En la prueba de batería intensiva, realizada con PCMark y aplicando la suite de test de batería con partes de procesamiento de texto, ofimática, juegos, multimedia, etc. El Huawei Matebook D15 ha conseguido una autonomía de 3 horas y 20 minutos, es decir, 200 minutos en total. Eso lo coloca en el 6ª puesto de nuestro ranking.

Se trata de una posición bastante buena, pero si tenemos en cuenta que compite con modelos con un consumo bastante superior, nos queda la pena de saber que con una batería de mayor capacidad hubiéramos obtenido unos resultados excelentes.

Por ejemplo, a modo de comparativa, el ASUS Zenbook UX581 con el Core i7-8565U y una gráfica dedicada consigue 302 minutos gracias a su batería de 71 WH.

En cuanto a uso real, el Matebook D15 consigue una autonomía de entre 5 y 6 horas con un uso moderado convencional (multimedia, ofimática, navegación...).

Rendimiento y juegos

Basado en la arquitectura Zen+, el Ryzen 5-3500U es procesador de 4 núcleos y 8 hilos con una frecuencia base de 2,1 GHz y Boost de 3,7 GHz con una gráfica integrada Vega de 8 núcleos.

En los test de rendimiento de CPU podemos ver que se queda a la par que modelos de consumo superior como el Intel Core i7-7700HQ y muy cerca del Core i5-8265U que sería su competencia directa.

La cosa cambia cuando necesitamos potencia gráfica,  por ejemplo en el test 3DMark, los resultados del MateBook D15 duplican a los del Core i5-8265U e incluso aún queda un margen.

Los test superiores como el FireStrike Extreme o el TimeSpy, más destinados a equipos con gráficas dedicadas conseguimos resultados de 1053 y 817 puntos respectivamente. Los resultados de referencia de un Core i5-8265U rondarían los 460 en Time Spy.

VRMark consigue 1151, unos resultados algo modestos ya que se busca cierta potencia para generar las dos imágenes a tiempo real que necesitan los sistemas de VR, no hay que olvidar que el Matebook D15 no es un equipo gaming y no tiene gráfica dedicada.

En cuanto a juegos, aunque no se trata de un portátil orientado a gaming, hemos querido saber de lo que es capaz al Vega 8 del Ryzen 5-3500U con un par de juegos típicos de los eSports como son el League of Legends, o LOL, y el más reciente Fortnite.

En calidad media y con una resolución de 1080p, el Fortnite se mueve con una tasa de FPS media de 43 FPS, con algún bajón puntual y máximos de 53 fps. Si queremos una tasa mayor podemos reducir la resolución o la calidad gráfica.

En cuanto al LOL, no habrá problemas para jugar a 1080p y en modo Ultra, ya que el Matebook D15 consigue tasas medidas por encima de los 130 FPS, con mínimos de 117 y máximas de 153. Por ello, podremos echar alguna partida puntual sin problemas.

El SSD de 256 GB es NVMe PCIe y consigue un rendimiento bastante notable con más de 3.500 MB/s de lectura y 1.678 MB/s de escritura.

Viene particionado en dos, con unos 80 GB para el sistema operativo y 142 GB para datos. En cualquier caso, es una capacidad bastante limitada que llenaremos pronto.

Análisis y Conclusión

El diseño con marcos de pantalla contenidos y con unos acabados muy buenos y el uso de aleación de aluminio le dan un toque premium a un equipo que parte de los 699 Euros y que podría pasar por un modelo mucho más caro.

El uso de un cargador USB-C multivoltaje es un acierto que permite que con ese cargador podamos cargar prácticamente cualquier dispositivo actual, además, que el equipo cargue por USB permite ahorrar un conector de alimentación adicional. También es bastante llamativo el sistema de webcam retráctil escondido en una tecla del teclado. Funciones como Huawei Share, que permite controlar y compartir contenidos entre el Matebook D15 y móviles huawei terminal de añadir valor añadido al equipo.

La pantalla tiene un panel IPS mate con una calibración de serie bastante sorprendente para un equipo de este rango de precios. Adolece, eso sí, de una cobertura de color bastante limitada.

En cuanto a hardware interno, el AMD Ryzen 5-3500U nos ha gustado por combinar un buen desempeño de CPU junto con una potencia gráfica muy superior a la competencia, que hace que en un equipo como este no sea necesaria una gráfica dedicada incluso si queremos echar alguna partida. Los 8 GB de RAM lo complementan sin problemas y el SSD NVMe ofrece un rendimiento excelente, pero su capacidad de 256 GB se puede quedar corta. Hubiera sido un punto a favor que el espacio para HDD/SSD de 2,5" estuviera dotado de cable para poder ampliar la capacidad del portátil.

Además, ya que ese espacio no se puede utilizar, no le hubiera venido mal algo más de batería para ofrecer una autonomía superior. No es que tenga una autonomía corta, pero teniendo en cuenta el bajo consumo del Ryzen 5-3500U, con una batería de 70-80 Wh hubiera destacado mucho más.

Tenemos NFC, BT 5.0, WiFi ac, HDMI, USB-C y tres puertos USB-A, uno de ellos 3.0 y otros dos 2.0. Si utilizamos Ethernet habitualmente lo echaremos de menos. No obstante, en un equipo con un grosor tan contenido es habitual prescindir de este tipo de conectores.

Con el Matebook D15, Huawei ha conseguido un portátil muy equilibrado con un precio contenido y algunas funciones y elementos que son más propios de gamas más altas. Sin duda una excelente opción para los que buscan un portátil solvente y con un precio ajustado pero no quieren prescindir de una buena calidad de construcción, diseño y materiales.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Materiales y construcción de alta calidad
Precio ajustado
Buena calibración de pantalla
Lector de huellas y NFC
Pantalla con bordes contenidos y cámara retráctil en teclado
Funciones exclusivas como Huawei Share
Cargador USB-C multidispositivo con soporte para 5v, 9v, 12v, 15v y 20v
Buena relación entre calidad, prestaciones y precio
Duplica en rendimiento combinado (CPU y GPU) a su competidor, el Core i5-8265U
Sin bloatware
LO PEOR
Pocas opciones de ampliación
Sin Ethernet o WiFi 6
Cobertura de gama de color de la pantalla bastante modesta
Trae bahía de 2,5" pero sin los conectores SATA
Capacidad de almacenamiento algo limitada
Premio a Huawei Matebook D15
  • Producto: Huawei Matebook D15
  • Fecha: 10/02/2020 20:51:05
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.