Guía Chrome OS para equipos antiguos

por Javier Rodríguez 15/06/2014 26
Plataforma
RAM requerida
Disco requerido
Precio
Web
x86 en este caso
1GB
16GB optimo
completamente gratis

Introducción y que necesitamos

Introducción

No debemos confundir una versión nativa de Chrome OS con la variante abierta denominada Chromium OS. No es que las diferencias sean muy notables pero con Chrome OS encontraremos de forma nativa todo eso que hace muy amigable este sistema para el usuario doméstico, el entorno de la educación, puestos basados en web, etc.

Nosotros queremos instalar esta versión oficial en un equipo PC antiguo que seguramente cuando salió este sistema operativo prácticamente solo existía sobre el papel. Es una forma de probar cosas nuevas, aprovechando hardware antiguo. Usando Chrome OS directamente también nos ahorraremos esos procesos de desarrollador como la instalación de ciertos plugins y extensiones que no vienen de serie, por el momento, en las imágenes de Chromium OS disponibles.

Qué necesitamos

Poca cosa. Un pendrive, a poder ser de unos 4GB de capacidad, y una conexión a internet con la que podemos descargar la imagen de Chromium OS y luego la versión de Chrome OS que veamos adecuada para nuestro ordenador. Por supuesto el ordenador donde vayamos a volcar debe tener al menos 1GB de RAM, interfaz SATA y un disco duro de al menos 16GB, no por el sistema en sí, sino para tener algo de espacio adicional. Sí debo recordaros de que este sistema tiene un claro carácter online, de hecho Google normalmente da 100GB de almacenamiento adicional cuando activamos una máquina Chromebook o Chromebox. Está pensado para usar Google Drive como almacenamiento principal y también para que todos y cada uno de los servicios que usemos estén claramente orientados a Internet.

Mi viejo Dell D620 tendrá una nueva vida como Chromebook.

Aunque no voy a mostraros ninguna novedad con respecto a guías que ya existen en Internet sí que os voy a dar mis propios consejos, basados en mi experiencia, para lograr el mejor resultado en este proceso. Por tanto mi recomendación es que la imagen que uséis para comenzar el proceso sea la de Hexxeh, para instalación en USB. Necesitamos la última  imagen y un programa de volcado de imágenes en unidades USB. Ambas cosas son completamente gratuitas.

Enlace para descarga del sistema: chromeos.hexxeh.net

Enlace para descarga de img writer: win32diskimager

Es tiempo de comenzar con el proceso.

Como hacerlo

Como hacerlo

El proceso es realmente sencillo y no es nada que yo haya inventado. De hecho debo dar los créditos de este apartado de esta guía a los pasos al blog Zeth Tech. Aquí tenéis el enlace de referencia, mis agradecimientos por esta guía y por el trabajo que hacen para mantener vivo este tipo de proyectos.

Paso 1 de 3.

Instalaremos la imagen de Chromium Vanilla de Hexxeh mediante img writer desde una máquina Windows. El proceso es tan sencillo como seleccionar la imagen que hemos descargado y descomprimido previamente, seleccionar la unidad que vamos a usar para su montaje y darle al botón “write”. Por favor tened en cuenta de que esto destruirá toda información que haya en el pendrive.

Es sencillo, seleccionar la imagen, la unidad USB y darle a escribir.

Paso 2 de 3.

Ahora conectamos el pendrive en la máquina que vamos a usar con Chrome OS, arrancamos Chromium e iniciamos la consola rápida pulsando “Ctrl+Alt+T” (nos pedirá algunos datos de nuestra cuenta de google, además de una conexión a internet). En la consola solo tenemos que ejecutar el comando “install” (por favor ignorad las comillas siempre). Nos pedirá un usuario y una contraseña. En este caso son “chronos” el usuario y “facepunch” la contraseña. (Siempre en minúsculas e ignorando las comillas).

Pulsando Ctrl + Alt+ T se abrirá una consola desde donde ejecutaremos el comando "Install"

El proceso tarda algunos minutos y destruirá todos los datos, todas las particiones y toda la información del disco duro que tengamos en el ordenador. Yo he usado un disco SSD de 32GB  viejo que tenía por ahí pero los resultados también son muy buenos en discos mecánicos.

Nos pedirá usuario y contraseña y confirmación para procesar. Ahora solo basta esperar.

Si la instalación va bien nos pedirá que apaguemos el sistema, retiremos el pendrive y volvamos a encender el ordenador. Ahora debería arrancar desde el disco duro principal. Volvemos a configurar el acceso a Chromium.

El proceso tarda solo algunos minutos, dependiendo del hardware como es lógico. Apagamos y reiniciamos sin el pendrive conectado.

Paso 3 de 3.

Una vez dentro ejecutaremos la consola del sistema pulsando “Ctrl+Alt+F2”. Esta consola tiene la distribución de teclado en ingles así que tendréis que adaptaros a esta distribución para ejecutar el comando que nos permitirá acceder al sistema de recuperación remoto de Google, para Chrome OS, del que sacaremos la imagen del sistema oficial para chromebooks y chromeboxes.

Primero nos otorgamos permisos de superusuario con el comando: “sudo su”. Nos pedirá usuario y contraseña, repetimos las de antes.

Hecho esto ejecutamos este comando: “bash <(curl -s -L http://goo.gl/eIAcL5)”

Como referencia puedo daros esta pequeña referencia por si no encontráis algún símbolo en el teclado en Español - : = Shift+ñ; - = ‘ (la siguiente al “0”); / = - (guion medio); () = Shift +9, Shift+0.

En unos segundos nos mostrara una lista de dispositivos oficiales Chrome OS de los cuales deberemos elegir uno que será el que vuelque sobre nuestro disco duro. En mi caso, siendo un ordenador antiguo opte por la imagen del CR-48, el primer chromebook. Esto deberéis probarlo mejor vosotros ya que los resultados varían, todos tienen la última versión del sistema pero quizás encontremos mejor adaptación del hardware en unos o en otros. Debo añadir que el soporte es mejor en sistemas con graficas Intel.

La imagen del sistema se descargará e instalará automaticamente.

Este proceso descargará el sistema, que ocupa más o menos unos 400MB, y lo volcará en nuestro disco. Lo normal es que el proceso acabe en un error puesto que acaba de pisar el sistema operativo que estábamos usando. Apagamos y volvemos a arrancar. Si todo ha ido bien, y hemos usado la imagen adecuada, tendremos Chrome OS arrancando en pocos segundos. Siempre recibiremos un aviso de que el hardware no corresponde con ninguno de los ID de las máquinas oficiales pero no tendremos más impedimento que darle a aceptar.

Con esto, y configurando nuestra cuenta o las que queramos, tendremos nuestro Chromebook operativo. Este mismos comando nos permitirá también actualizar manualmente nuestra versión de ChromeOS, podemos ejecutarlo cuando queramos, buscara actualizaciones de nuestra versión y si están presentes podremos actualizar el sistema.

Puntos fuertes y puntos débiles

Puntos fuertes y puntos débiles

Muchos ven en Chrome OS la obligación de pasar por el aro de los servicios de Google y eso es así hasta cierto punto. Ciertamente necesitaremos Internet para casi todo, aunque ahora también hay modos offline para aplicaciones como Gmail o docs, y todo quedará sincronizado con nuestra cuenta en los servidores de Google. Pero nada más allá que esto puesto que si tenemos otros servicios Web que solemos usar ahí estarán para nosotros. La ventaja es que es un sistema menos propenso a manipulación por parte del usuario, rápido y ligero, y que nos permitirá colaborar y se complementó de otros sistemas operativos.

El interfaz es simple. Una barra de tareas posicionable con una zona de notificaciones y otra para Apps. Un diseño muy reconocible pero minimalista.

Casi todos los grandes desarrolladores dan actualmente algún servicio cloud, casi todo lo que hacemos en casa, desde redes sociales a reproducción multimedia puede hacerse ahora por streaming o similares. Todos además con clientes web cada día más avanzados. La web es el centro fundamental de la informática moderna, del acceso a servicios, y Chrome OS es un sistema simplemente hecho y dedicado a la web.

Para mí las ventajas son que tendremos una capacidad multipuesto profesional sin costes, ordenador con Chrome OS al que me conecte puedo usar mi cuenta y todo estará como yo quiero que este, reduce los costes de hardware y reduce también los costes de mantenimiento. Es una gran herramienta para entornos estudiantiles pero también una buena herramienta de trabajo.

La gestión de ventanas tiene opciones de posicion rápida, soporta pantallas táctiles y se ajusta a diferentes niveles de resolución para una visualización de calidad.

La limitación la encontraremos en que solo podremos usar Apps de Chrome, o extensiones, pero hasta eso lo tendremos sincronizado con todos los diferentes ordenadores y maquinas que usemos con nuestra cuenta de Google y este navegador. Si cargo una App nueva, o una extensión, en mi Chrome OS esta aparecerá en mis navegadores Chrome que estén sincronizados con mi cuenta de Gmail. Para mí eso reduce el mantenimiento y lo mejor, puedo tener todas mis aplicaciones en cualquier Chrome OS o Chrome que use. Además la sincronización en cloud protegerá siempre mis datos, mis documentos, incluso mis capturas y reducirá de forma notable mis problemas de pérdida de datos, de mantenimiento de mi sistema operativo, etc. Para mi es la herramienta perfecta para dar acceso a internet a muchos tipos de usuarios sin que tengan que pelearse con sistemas operativos mejores, pero también más complejos.

Existen ya una gran variedad de Apps y extensiones. Una de mis favoritas es "remote" que permite controlar máquinas Windows y Mac en remoto, con un par de clics.

Sin duda el punto más en contra es la falta de aplicaciones, la dependencia de esta online para casi todo, pero Chrome OS no es la competencia de Linux (Chrome OS no es más que un “fork” de Gentoo), ni de Windows, ni tampoco de MacOS. Es un sistema orientado a la web, a la tecnología Cloud, haciéndola más económica y simple.

Mi experiencia

Mi experiencia

En mi caso este pequeño experimento me ha permitido resucitar una maquina antigua, como es un Dell Latitude D620 con un pequeño disco duro SSD y que ahora podrá ser utilizado como acceso rápido y seguro a Internet para toda la familia. Todo funciona, desde la reproducción multimedia, con códec de alta definición, hasta la búsqueda por voz.

Con la función de usuarios supervisados podremos tener un control parental en un sistema donde el usuario tiene poco o nada que modificar con riesgos de malograr el sistema. Además todo quedará guardado en el cloud.

El único problema fue encontrar la versión que se adaptara más a mi hardware pero finalmente todo funciona, desde la wifi, sonido y micrófono, Bluetooth, todo. Eso sí, tuve que cambiar el interfaz inalámbrico ya que no funcionaba correctamente el original. No sé cómo os irá a vosotros si hacéis este experimento pero no parece ser un proceso muy restrictivo y la tasa de éxito es alta.

El rendimiento en mi ordenador, con un Core 2 Duo y 2GB de RAM, es perfecto. La carga del SSD, a pesar de ser un modelo muy básico, impulsa la carga en apenas unos segundos, todo se ejecuta rápido y no he visto problemas ni de estabilidad ni de falta de respuesta.

La exigencia de hardware es realmente reducida.

Perfecto para dar nuevos aires a un equipo con cierto tiempo.

La introducción de usuarios supervisados añade muchos puntos al uso de este sistema para la introducción de los más pequeños a la web. No es la única opción disponible pero es gratis y encima estamos aprovechando una máquina antigua o comprando máquinas muy económicas.  Es sin duda una de las razones principales en mi caso pero también es una buena opción para usuarios con cierta edad y poca experiencia con ordenadores. Se encontrarán un entorno que no hará preguntas, que es un navegador y una barra de notificaciones y con el que además no tendrán miedo a estropear nada.

Seguro que muchos os preguntaréis qué tal el tema de reproducción. Yo he probado con diversos archivos, mp4 y mkv de alta resolución, y con Chrome OS no tendremos problemas. Si nos decidimos por dejar Chromium OS necesitaremos de algunos añadidos que tendremos que instalar a posteriori. Las pruebas las hice a través de un pendrive, con los archivos dentro, pero la gran facultad de Chrome OS es la posibilidad de usar servicios de streaming (servicios online de pago o propios como Plex, DSVideo, etc. También tiene soporte para Chromecast así que podremos usar el dongle de streaming de Google para potenciar nuestra experiencia multimedia.

Ya sea online u offline tendremos capacidad de reproducción multimedia con los estándares más extendidos. El sistema se actualiza solo, sin interacción por parte del usuario.

Pronto llegarán al mercado muchos de los chromebooks que hay actualmente en el catálogo de Google, Acer ya ha anunciado la incorporación del C720 al mercado español, así que es un buen momento también para conocer algo más de lo que veremos en los próximos meses. En EE.UU. los chromebooks se ven cada día más en los entornos de la educación y no creo que la tendencia sea diferente en nuestras fronteras. Son máquinas económicas, muchas con autonomía más que decentes con precios entre los 200 y los 300 Euros.

Conclusión

Conclusión

Chrome OS es un sistema limitado pero resulta realmente atractivo de usar. Si nos paramos a pensar casi todo lo que hacemos al día se basa en visitar páginas web y servicios cloud, incluso los que usamos Office u otros servicios, incluso en las grandes empresas cada vez más las aplicaciones internas y de interacción con el usuario son a través de la web. Un sistema operativo solo dedicado a eso, con precios de hardware muy accesibles, puede que cada vez tenga más interés y sino os convence al menos habréis echado un rato reutilizando alguna máquina antigua para probar una cosa diferente. Que lo disfrutéis.