Review ACER Predator Helios 300

Review ACER Predator Helios 300

por Antonio Delgado 19/12/2019 5
Procesador, RAM y Almacenamiento
Tarjeta Gráfica
Pantalla
Precio
Web
Intel Core i7-9750H, 16 DDR4 2.666 MHz, 256 GB NVMe
NVIDIA GeForce RTX 2060 6 GB
15,6" FullHD, IPS y 144 Hz
1.350 euros
Puntuación de Acer Predator Helios 300 en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del ACER Predator Helios 300

Tras haber probado toda la familia de portátiles ACER Predator Triton, hoy os traemos la review del ACER Predator Helios 300, un modelo que comparte bastante del diseño y especificaciones del Triton 300 pero que llega con toda una RTX 2060 para ir un paso más allá en cuanto a potencia gráfica y soporte para la tecnología NVIDIA RTX.

Esta gráfica se acompaña de un procesador Core i7-9750H de Intel, junto a 16 GB de DDR4-2666 y un SSD NVMe de 256 GB y todo ello bajo una pantalla de 15,6" de panel IPS con 144 Hz de frecuencia de actualización y un grosor total de 22,9 mm.

 

Especificaciones técnicas del ACER Predator Helios 300: 

  • Pantalla IPS de 15,6" FullHD (1920 x 1080)
  • 144 Hz y 3 ms.
  • Intel Core i7-9750H
  • NVIDIA GeForce RTX 2060 6 GB
  • 16 GB DDR4-2666 MHz
  • SSD M.2 NVMe de 256 GB
  • 1 x M.2 libre
  • 1 x SATA 2,5" libre
  • 1 x USB 3.1 Type-C
  • 3 x USB 3 Type-A
  • 1 x HDMI 
  • 1 x DisplayPort
  • Entrada y salida de audio minijack 3,5mm
  • Teclado RGB de 4 zonas
  • Gigabit Ethernet Killer E2500
  • WiFi AC (Killer AX1550i) +Bluetooth
  • Batería de 59 Wh 
  • 361,4  x 254,15 x 22,9 mm
  • 2,3 k4 de peso
  • Precio: 1.349 euros.

Diseño y conectividad

Como decíamos, el diseño del ACER Predator Helios 300 es bastante similar al del Predator Triton 300 y sigue los elementos característicos de la gama gaming de la compañía.

Tenemos un marco de pantalla con dos "cortes" en los dos extremos superiores y un grosor contenido, aunque no tango como en modelos más avanzados y caros.

En el marco superior tenemos una pequeña webcam, algo que hace que sea un poco más ancho que los laterales. El marco inferior queda libre y es donde van situadas las dos bisagras que sujetan la pantalla.

La carcasa de la pantalla está decorada por dos franjas azules y, en el centro, encontramos el logo de la marca Predator junto a un sistema de iluminación LED que lo enciende en color azul.

El teclado también tiene iluminación, en este caso RGB pero en 4 zonas independientes. 

El azul es el color que ACER ha escogido como combinación al negro/gris de sus equipos gaming y aquí lo encontramos también en los bloques de aletas de cobre de los disipadores para la CPU y GPU que se dejan ver por la parte trasera.

Como podemos ver, dicha zona tiene un diseño bastante agresivo que no pasa desapercibido. 

El lado derecho tiene otro pequeño disipador, también tintado en azul, y es donde podemos encontrar el puerto USB-C 3.1 con entrega de energía, un USB 3.0 de tipo A y las dos salidas de vídeo del Helios 300, un DisplayPort y un HDMI. 

En el lateral izquierdo también tenemos otra de las salidas de aire con su propio disipador azul, la entrada de corriente, un puerto RJ45 plegable con conectividad Gigabit Ethernet y dos USB-A 3.0. Tenemos también una salida/entrada minijack 3,5mm para auriculares y micrófono.

 La parte inferior es de plástico en contraposición al metal del resto del equipo y tiene también un diseño bastante asimétrico y llamativo. Se puede retirar la carcasa quitando 10 tornillos de estrella estándar y sin ninguna dificultad, un punto a favor de este equipo.

Al contrario que en el Triton 300 que tenía un único bloque común, el Helio 300 tiene un sistema de refrigeración con varios bloques de aletas de aluminio separados en dos grupos que disipan el calor que llega a través de tres heatpipes, uno para la CPU, otro para la GPU y un tercero común a las dos.

Cada dos bloques de aletas está enganchado a un ventilador de turbina Aeroblade.

Incluye dos módulos SO-DIMM DDR4, cada uno de 8 GB, que se pueden sustituir sin problemas. Lo mismo podremos hacer con el SSD NVMe M.2 de 256 GB que incorpora este modelo.

Tenemos, además, otro slot M.2 NVMe en el otro extremo con su propio disipador para poder ampliar la capacidad del ACER Predator Helios 300. De hecho es algo muy recomendable porque solo trae un SSD de 256 GB y se queda bastante corto.

Si os habéis fijado en la foto general del interior del Helios 300, hay un espacio a la izquierda de la batería donde podría entrar un SSD o HDD en formato de 2,5" pero no tiene ningún tipo de conector.

ACER se ha decantado por una curiosa solución en la que incluyen una especie de bracket de goma para minimizar las vibraciones en el caso de poner un disco duro mecánico, junto a un cable flex SATA.

El cable se conecta a un pequeño puerto que está entre el SSD principal y el puerto M.2 de la tarjeta principal.

Curiosamente, la etiqueta de la bolsa donde viene el adaptador y el cable indica que, si queremos añadir un disco duro, debemos llevar el portátil a un SAT de ACER para que lo coloquen, avisando que instalarlo por uno mismo podría afectar a la garantía.

Sea como sea, colocarlo no requiere de ningún conocmimiento especial más que insertar el cable flex en ese puerto con cuidado y cerrar la tapa delicadamente. 

La tarjeta de red M.2 que integra es una Killer AC1550i con conectividad WiFi-5 o WiFI-AC y sin soporte para WiFi 6, aún así, esta tarjeta es capaz de alcanzar velocidades de 1,5 Gbps y soporta la banda 160 MHz.

Teclado y Touchpad

 El Helios 300 repite el mismo teclado que vimos en el Triton 300, un modelo QWERTY (con distribución portuguesa en esta unidad de pruebas) que incluye también un teclado numérico compartiendo teclas con las flechas de dirección.

Utiliza un mecanismo de membrana pero con unas teclas bastante altas que hacen más cómoda la escritura y su uso en juegos

Tenemos un sistema de iluminación RGB configurable en colores y efectos, pero no de manera independiente tecla a tecla, sino que solamente cuenta con 4 zonas que hacen que todas las teclas de esa zona se comporten igual con el mismo color.

El trackpad está colocado ligeramente hacia la izquierda del portátil para coincidir justo debajo de la tecla espacio, de hecho tiene un largo similar, un poco mayor, al de esa tecla. Tiene dos botones físicos bajo la zona inferior y funciona sin errores de manera precisa.

Pantalla

Panel IPS de 15,6 pulgadas y resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles junto a una frecuencia de actualización de 144 Hz. Esas son las especificaciones de la pantalla del ACER Predator Helios 300, unas especificaciones compartidas, de nuevo, con el Triton 300. No cuenta con tecnología G-SYNC ni ningún tipo de sincronización con tasa de refresco variable.

En nuestras pruebas hemos podido medir un brillo máximo de 273,72 cd/m² junto con un mínimo de 0,3138 cd/m² que significa un contraste nativo de 872:1, un valor cercano a los 1000:1 que suelen tener este tipo de paneles IPS. La pantalla es de tipo mate para evitar brillos.

Con la calibración de serie, en la escala de grises los valores RGB han mostrado un buen equilibrio en verde con el azul rondando los 107% y el rojo entorno al 93%. La desviación deltaE media es de 4,54 puntos y la máxima 9,42 puntos.

El balance de blancos muestra una temperatura del blanco entre 7100 y 7200K, algo más frío que los 6.500K pero bastante cercano a ese punto teniendo en cuenta los valores que solemos ver en portátiles de este rango de precios.

El comparador de color muestra una desviación media de 4,26 puntos. Esto indica la diferencia entre el color real y el que muestra en realidad la pantalla. La desviación máxima es de 7,11 puntos. Teniendo en cuenta el precio del Helios 300, son unos valores bastante decentes.

En cuanto a la cobertura de color, tenemos una cobertura de prácticamente el 100% de la gama sRGB, pero lejos de cubrir el total de la gama DCI-P3 o Adobe RGB.

Autonomía

La batería del ACER Predator Helios 300 tiene una capacidad de 59 WH, una cifra bastante modesta si la comparamos con modelos que apuestan por autonomías extendidas. Sin embargo, consigue colocarse por encima de la media en nuestro test de batería intensivo con brillo al máximo con 145 minutos de duración en tareas ofimáticas, de navegación, multimedia y 3D/juegos.

Esto ha sido posible gracias a la tecnología Optimus de NVIDIA que hace que el portátil desactive la RTX 2060 para utilizar la gráfica integrada de Intel cuando no es necesaria potencia gráfica.

En uso real, esto se traduce a unas 4-5 horas de uso moderado con multimedia, navegación y ofimática.

Temperaturas

El ACER Predator Helios 300 incorpora un sistema de refrigeración  con doble ventilador separado en dos bloques de refrigeración, esto permite que ambos ventiladores ayuden a refrigerar tanto la CPU como la GPU, pero contando, además, con un heatpipe dedicado cada uno para cada uno de estos dos componentes.

Tenemos cuatro salidas de aire con sus respectivos bloques de aletas de cobre en cada una.

A nivel externo, tras estar jugando durante una media hora, el ACER Predator Helios 300 mostró unas temperaturas externas contenidas en la zona de las teclas WADS o del trackpad, aunque aumentaban hasta superar los 45ºC en la zona central-derecha del teclado, unas temperaturas que se pueden notar con la mano y que pueden llegar a ser molestas si utilizamos esas teclas.

No obstante, es una zona que no se suele utilizar de manera intensiva durante juegos, momento en el que el portátil estará utilizando la CPU y la GPU de manera intensiva.

A nivel interno, durante la realización de test de stress como el de 3DMark hemos medido unas temperaturas máximas de 80º de GPU y 79ºC de CPU.

En caso de estresar únicamente la CPU con cinebench, un test que hace uso intensivo de todos los núcleos e hilos del procesador (6 y 12 respectivamente), las máximas no han pasado de los 77ºC, unas temperaturas bastante contenidas debidas a la limitación que se aplica al procesador.

El ACER Predator Helios 300 no es demasiado ruidoso bajo poca carga, aunque cuando requiere refrigeración si que son claramente audibles los ventiladores, sobre todo si activamos CoolBost, una tecnología que aumenta la velocidad máxima de ambos ventiladores.

Rendimiento

Tanto la NVIDIA GeForce RTX 2060 de portátiles como el Intel Core i7-9750H han pasado por nuestro laboratorio y tenemos una idea de lo que son capaces. Las diferencias de rendimiento entre distintos portátiles pueden aparecer por cuestiones como la refrigeración, límites de energía que aplica el fabricante o el resto de componentes que los acompañan.

LA RTX 2060 la hemos probado en el Zenbook Pro Duo UX581 y el Core i7-9750H estaba presente en los análisis que dedicamos al ACER Predator Triton 300 o al ASUS ROG Zephyrus S GX502GW.

En el caso de este ACER Predator Helios 300 tenemos la opción de realizar overclock únicamente a la RTX 2060 (el 9750H no tiene el multiplicador desbloqueado) mediante el software Predator, así que hemos realizado las pruebas de rendimiento gráfico en modo normal y con el modo de máximo rendimiento.

En Cinebench R15 MultiNúcleo el Core i7-9750H del Helios 300 consigue 1226, una cifra similar a la de otros equipos con esta CPU, pero bastante superior a la del Triton 300 que tenía una limitación de temperatura y energía bastante importante.

Resultados similares en Cinebench R20 con una puntuación de 2656, algo menos que el Zephyrus S pero considerablemente por encima del Acer Predator Triton 300 con el mismo procesador.

Entrando ahora en test gráficos, empezamos con el 3DMark Firestrike básico, donde el ACER Predator Helios 300 con la RTX 2060 consigue 14.208 puntos de serie y 15.437 puntos con modo OC.

Precisamente en modo OC, la RTX 2060 supera a algunos portátiles con gráficas como la RTX 2070.

En 3DMark FiresTrike Extreme tenemos una diferencia de unos 800 puntos entre el modo normal y el modo OC. En este caso el rendimiento está parejo a otros equipos con RTX 2060 y, en el caso del modo OC, se queda rondando a gráficas como la RTX 2070 Max-Q

3DMark Time Spy es un test DirectX12 donde el Helios 300 consigue acercarse a modelos con RTX 2070 si activamos el modo OC de la gráfica.

La RTX 2060 soporta raytracing, siendo la gráfica más modesta de la gama RTX, lo que la coloca en la cola del test Port Royal. Aún así, si realizamos OC sube hasta situarse por encima de la RTX 2070 Max-Q.

VRMark mide el rendimiento en sistemas de realidad virtual que requieren renderizar dos imágenes a la vez. 

PCMark 10 nos ofrece una puntuación de 4920, empatada con modelos con como el MSI GS75 con RTX 2070 Max-Q.

A pesar de la escasa capacidad de su SSD M.2 NVMe PCIe x4, de tan solo 256 GB, el rendimiento que ofrece es considerable.

Análisis y Conclusión

Un Core i7-9750H con 16 GB de memoria RAM junto a un SSD NVMe M.2 de alto rendimiento y toda una NVIDIA GeForce RTX 2060 por unos 1.350 Euros. Esa es la principal baza y seña de identidad del ACER Predator Helios 300. Un portátil que ofrece un rendimiento muy bueno con un precio bastante ajustado.

El modelo analizado es un SKU para Portugal que no está disponible en España, sin embargo, en nuestro país podemos obtener el modelo idéntico con un SSD de 1 TB por 1.499 Euros, un precio más elevado pero que nos ofrecerá bastante más espacio de almacenamiento, ya que los 256 GB de esta variante se quedarán escasos rápidamente. 

Aún así, este equipo cuenta con otro slot M.2 libre e incluso incluye el cable flex y el adaptador para añadir otro SSD o HDD de 2,5", por lo que tenemos la opción de ampliar la capacidad de almacenamiento de manera sencilla.

En cuanto a conectividad, se agradece la inclusión de un puerto USB-C 3.1 y también que no se haya prescindido del conector RJ45. No tenemos conectividad WiFi-6, pero la tarjeta Killer AC1550i es capaz de sacar el máximo provecho a WiFi-5 o AC con velocidades de más de 1 Gbps, por lo que no es una carencia tan grave teniendo en cuenta, además, el precio del equipo.

Tampoco encontramos Thunderbolt 3 ni un lector de tarjetas que nos podría sacar de más de un apuro. La pantalla IPS FullHD de 144 Hz tiene una calibración bastante aceptable y esos 144 Hz son prácticamente ya un "must have" en cualquier portátil que se denomine gaming. Podríamos pedir también G-SYNC, pero posiblemente empezaríamos a ver como el precio sube y el equipo perdería gran parte de su atractivo.

Aún así, estas carencias no deslucen el conjunto del Predator Helios 300, un equipo con un buen sistema de refrigeración que mantiene a raya las temperaturas tanto de la CPU como de la gráfica y que ofrece un rendimiento excelente por un precio muy ajustado.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Precio bastante ajustado
Incluye puerto GbE a pesar de su grosor reducido
Tamaño compacto
Panel de 144 Hz
Buen rendimiento de CPU y de la GPU
SSD de alto rendimiento NVMe
Puerto M.2 y bahía de 2,5" disponibles para ampliación
Buena refrigeración y temperaturas
LO PEOR
Sin Thunderbolt 3 ni lector de tarjetas
Solo 256 GB de almacenamiento
Sin WiFi 6
Premio a ACER Predator Helios 300
  • Producto: ACER Predator Helios 300
  • Fecha: 19/12/2019 12:34:15
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.