Review ASUS Zenbook Pro Duo UX581 con ScreenPad Plus

Review ASUS Zenbook Pro Duo UX581 con ScreenPad Plus

por Antonio Delgado 11/11/2019 5
Procesador, RAM, Almacenamiento
Tarjeta Gráfica
Pantalla
Precio
Web
Intel Core i9-9980HK, 32 GB DDR4 y 1 TB SSD NVMe
NVIDIA GeForce RTX 2060 6 GB
15,6" OLED 4K táctil + 14" 4K táctil (ScreenPad Plus)
3.999 euros
Puntuación de ASUS Zenbook Pro Duo UX581 en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del ASUS Zenbook Pro Duo UX581

La apuesta de ASUS por evolucionar el concepto de portátil añadiendo nuevas funciones para diferenciarse del resto de fabricantes ha pasado por la inclusión de un sistema de pantallas extra. Primero lo hemos visto con el ScreenPad, una manera bastante curiosa de aprovechar el trackpad del portátil añadiendo una pequeña pantalla táctil de algo más de 5 pulgadas. La compañía quiere desarrollar más este concepto y pudimos ver en el Computex del pasado año el Project Precog, un portátil donde tanto la parte dfe arriba como la de abajo era todo pantalla, prescindiendo directamente del teclado integrado.

Precisamente, el ASUS Zenbook Pro Duo UX581 con ScreenPad Plus es el paso lógico de la evolución desde el ScreenPad hacia el Project Precog que llegará más adelante.

Se trata de un portátil cuya pantalla OLED 4K de 15,6" se complementa con otra pantalla de 14"4K situada justo debajo, entre el teclado y la propia pantalla, para permitir ampliar el espacio útil de trabajo y también permitir el uso de aplicaciones complementarias al equipo.

Todo ello acompañado de lo último en hardware, con un potente procesador Intel Core i9-9980HK y una RTX 2060 que lo orientan claramente al mercado de portátiles de alto rendimiento, tanto para creadores de contenido como para quién busca un equipo para todo, desde tareas que requieren potencia hasta juegos.

Especificaciones técnicas del ASUS Zenbook Pro Duo UX581

  • Intel Core i9-9980HK (8 núcleos y 16 hilos a 5 GHz)
  • 32 GB DDR4-2666 integrados
  • 1 TB SSD NVME M.2
  • NVIDIA GeForce RTX 2060 6 GB GDDR6
  • Pantalla principal OLED 15,6" 4K  HDR táctil, 100% DCI-P3
  • ASUS ScreenPad Plus, 14" 4K táctil
  • 2 x USB 3.1 de tipo A
  • 1 x USB 3.1 de tipo C
  • Thunderbolt 3 (en el conector USB-C)
  • 1 x HDMI
  • Minijack audio
  • Stylus incorporado
  • WiFi 6, Bluetooth 5.0
  • Batería de 71 Wh
  • 35,9 x 24,6 x 2,4 cm
  • 2,5 KG
  • 3.999 euros

Diseño

El modelo que hemos analizado cuenta con un acabado en tonos azulados, aunque comparte con todos los ASUS Zenbook Pro Duo UX581 su estructura y carcasa de metal. Con un peso de 2,5 kg, no es un portátil ligero, y sus 2,4 cm de grosor lo alejan de los ultrabooks, de hecho, a todos los efectos, el UX581 es un portátil con tamaño y grosores más propios del segmento de alto rendimiento, y sus componentes así lo corroboran.

Al abrirlo podemos ver que la pantalla principal es glossy, es decir, refleja bastante lo que hay alrededor, aunque como veremos más adelante, al ser un panel OLED con unos buenos niveles de brillo no es algo especialmente preocupante incluso en entornos con bastante luz.

Los marcos son bastante contenidos y se alinean con los de la pantalla inferior o ScreenPad Plus. Podemos ver también que el teclado se encuentra situado en el borde inferior y que su trackpad se coloca a la derecha.

El teclado cuenta con retroiluminación blanca configurable en 3 niveles.

Su diseño interno está claramente marcado por el ScreenPad. Curiosamente, esta pantalla secundaria de 14" de diagonal y resolución 4K, tiene un acabado mate, por lo que se pierde algo de continuidad entre ambos paneles.

El ASUS Zenbook Pro Duo UX581 tiene una pequeña franja inferior de LEDs de estado situada en el borde frontal.

En los laterales tenemos un diseño con ángulos marcados que disimulan a primera vista el grosor considerable del equipo. En el lado derecho tenemos un puerto USB-C con Thunderbolt 3.0, el conector de audio para auriculares/micrófono minijack de 3,5mm y un USB-A 3.1. La salida de aire ocupa prácticamente todo el grosor del equipo.

En el lado izquierdo tenemos el conector de corriente, un HDMI y otro USB-a, además de otra salida de aire. A pesar de los 2,4 cm de grosor y de que es un portátil de 15,6", el ASUS Zenbook Pro Duo UX581 ofrece una conectividad física muy pobre, de hecho, no hay ni un puerto ethernet, algo bastante incomprensible teniendo en cuenta que hablamos de prácticamente 4.000 Euros de portátil.

ASUS ha aprovechado la propia estructura y sistema de bisagras de la pantalla para elevar el equipo al abrirlo, de tal manera que añade inclinación a la base y facilita el uso de una manera más ergonómica.

La propia forma del extremo de la pantalla, junto con dos pequeñas gomas, sujeta el equipo en esa posición al abrir la pantalla

 Se incluye junto al equipo un Stylus con reconocimiento de presión y dos botones. Es posible escribir con el en ambas pantallas.

Abrir el equipo supone utilizar destornilladores TORX. ASUS no ha querido ponerlo especialmente fácil en ese sentido, y la verdad es que tampoco es que tenga mucha utilidad ya que los módulos de RAM del UX581 están soldados a la placa y no se puede ampliar o cambiar. Por suerte tenemos 32 GB que serán más que suficientes para la gran mayoría pero se habría agradecido la opción.

Lo que sí que podemos sustituir es el SSD, ya que el puerto M.2 está accesible, y lo mismo con la tarjeta de red WiFi 6 situada bajo el protector negro.

El sistema de refrigeración cuenta con dos ventiladores de turbina, uno en cada lateral, y cada uno se encarga de refrigerar el calor a través de dos heatpipes, manteniendo uno independiente para la GPU y otro para la CPU y los otros dos compartidos.

Teclado y Touchpad

El ASUS Zenbook Pro Duo UX581 cuenta con un teclado de membrana de tipo chiclet con un recorrido de tecla bastante amplio, superior al que integran la mayoría de portátiles.

Es un teclado con distribución WASD española completa que utiliza el propio trackpad, situado en la parte derecha, como teclado numérico.

El teclado está colocado en la parte inferior de la estructura del portátil, desplazado por la pantalla secundaria del ScreenPad Plus. Esta colocación no es algo nuevo en el mercado de portátiles y ya lo hemos visto en otros modelos, sobre todo de muy alto rendimiento, que mueven el teclado para colocar en la zona superior sistemas de refrigeración más potentes.

Aunque no lo hemos recibido con la unidad de prueba, ASUS incluye un reposamuñecas con el ASUS Zenbook Pro Duo UX581 para facilitar la comodidad en la escritura. Aún así, con la inclinación del portátil y la propia altura del equipo, no es incómodo escribir, la altura correspondería más o menos a la de un teclado de sobremesa convencional.

Lo que es algo más incómodo, al menos hasta que uno se acostumbra, es la situación del trackpad, colocado a la derecha del teclado. Hay que tener en cuenta que las dos pantallas del Zenbook Pro Duo son táctiles, pero aún así, el trackpad se utiliza de manera habitual y, además de la posición a la derecha, su formato más alto que ancho y sus dimensiones bastante contenidas no lo hacen precisamente cómodo.

Además, en el propio trackpad se encuentran dos secciones para activar la función de compartir y la calculadora, y es bastante habitual pulsar sin querer en esas zonas y abrir las aplicaciones.

Pulsando dos veces se puede activar el modo teclado numérico y se iluminará el fondo con números y símbolos de suma, multiplicación, etc, aunque no están en la disposición habitual en un teclado numérico convencional 

Encima del trackpad tenemos también botones de función específico para activar el modo turbo de los ventiladores, para mover las ventanas a la vez entre la pantalla principal y el screenpad o para desactivar el teclado.

Pantalla

Con una diagonal de 15,6 pulgadas, un brillo máximo que supera los 500 cd/m², resolución 4k, reconocimiento táctil y soporte HDR, la pantalla del ASUS Zenbook Pro Duo UX581 lo convierten en uno de los pocos portátiles del mercado con panel OLED.

Esto supone que cada uno de los píxeles que forman la pantalla emite su propia luz, por lo que el negro es un negro real, sin emisión de luz, y se puede controlar el brillo de cada uno de los píxeles de manera independiente, consiguiendo una mejor representación de los colores y, también una experiencia HDR mejor.

Esta pantalla tiene un recubrimiento glossy, lo que significa que tiende a reflejar la luz, aunque su brillo máximo supera los 520 cd/m² y no tendremos problemas para visualizarla en entornos iluminados.

El contraste es infinito, ya que la relación de contraste se calcula dividiendo el brillo máximo con el brillo mínimo, y éste último es de 0 cd/m².

Nuestras pruebas de color en la escala de grises muestran una calibración prácticamente perfecta, con variaciones que no llegan ni al 5%.

El balance de blancos se sitúa en los 6.500 K que se consideran blanco real, por lo que esta pantalla está perfectamente ajustada para diseñadores o todo aquel que quiera tener una representación lo más real posible de los blancos.

En cuanto al comparador de colores, donde podemos ver los colores que muestra la pantalla y compararlos con la muestra real,  tenemos una media dE de tan solo 3,44 puntos y un máximo de 5,53, uno de los mejores resultados que hemos visto en portátiles.

ASUS prometía un 100% de cobertura de la gama de color DCI-P3, y el UX581 cumple con creces superando sin problemas, y con bastante margen en la zona azul verde, esta gama de color.

ScreenPad Plus

La evolución del ScreenPad, aquella pequeña pantalla integrada en el trackpad de algunos modelos de la compañía, da como resultado este ScreenPad Plus, una pantalla colocada justo entre el teclado y la pantalla principal.

Tiene una resolución 4K de 3840 x 1100 píxeles y su colocación y tamaño hacen que, sin duda sea una extensión mucho más práctica y útil que los screenpad de trackpad.

Básicamente, se trata de una pantalla táctil adicional que extiende a la pantalla principal, es decir, podemos arrastrar ventanas como si fuera un único escritorio sin problemas. Además, incluye algunas funciones especiales para facilitar su uso.

Así se vería un screenshot de ambas pantallas.

Por ejemplo, podemos utilizar la pantalla para que las ventanas se anclen en 3 zonas iguales para poder tener en todo momento a la vista hasta tres aplicaciones o programas a la vez.

Para ello solo hay que mover la ventana en cuestión a la barra superior que aparece cuando arrastramos una aplicación a lo largo de la pantalla.

Naturalmente, se puede utilizar como si fuera una pantalla entera y colocar una ventana completa a toda pantalla.

También se puede extender una ventana en ambas pantallas y aprovechar al máximo todo el área que supone combinar las dos.

Además de utilizarse como pantalla extendida, el ScreenPad Plus integra el mismo sistema de aplicaciones y complementos que ya vimos en los ScrenPads convencionales.

Las aplicaciones y ventanas se pueden guardar y organizar en cuatro grupos, de tal manera que es posible pasar entre conjuntos o "mini escritorios" de manera rápida y sencilla.

Podemos abrir aplicaciones propias del ScreenPad Plus como si fueran programas normales dividiéndolos en el área de pantallas, como este teclado numérico o combinaciones de teclas personalizadas.

Se integra un sistema de apps abiertas para poder cambiar entre ellas, además de una tienda de apps de ASUS. Aunque el catálogo no es demasiado extenso, hay algunas apps útiles como la de escritura a mano o complementos para office por ejemplo.

El ScreenPad Plus cuenta con un menú de configuración para cambiar valores como el brillo, fondo, tamaño de app por fdefecto y muchas otras opciones para personalizarlo.

Por ejemplo, se puede hacer que al abrir una aplicación o acceso directo en screenpad plus, se active en 1/3 de la pantalla, en la mitad o a pantalla completa.

Si se nos hacen demasiado pequeñas las letras o apps abiertas aquí, se puede reducir la resolución a la mitad, aunque por lo general los 4K se ven realmente bien.

Tanto la pantalla principal como el ScreenPad Plus es 100% compatible con el stylus que trae incluido el ASUS Zenbook Pro Duo, por lo que podemos escribir o navegar con el en cualquier lugar.

Tenemos detección de presión en varios niveles, por lo que dependiendo de la fuerza con la que escribamos o dibujemos, el trazo se verá más gordo o más fino. Además incluye dos botones para asignar acciones rápidas (borrado por ejemplo).

El panel del ScreenPad Plus es de tipo IPS y, al contrario que el panel superior, tiene recubrimiento mate. Su resolución es de 3840 x 1100 como ya hemos visto, y ofrece unos ángulos de visión de 178º en vertical y horizontal.

Hemos medido un brillo máximo de 318 cd/m² y un brillo mínimo en negro de 0.38 cd/m², lo que nos da un contraste nativo de 829:1.

En la escala de grises tenemos unos valores no tan bien calibrados como en el panel OLED principal, con una predominancia del verde con valores cercanos al 105%, el azul por debajo del 95% y el rojo entre el 90 y el 85%

El balance de blancos se acerca bastante hacia el blanco real de los 6.500K, con valores entre los 6.600 y los 6.800K

Tenemos una media dE de 5,31, y unos máximos de 11,62 que se disparan, precisamente, por esa tendencia hacia el verde que ya vimos en la escala de grises. Aún así, en el resto de colores los valores son bastante buenos, no tanto como el panel principal, pero mejores que muchas pantallas principales de otros portátiles.

Aquí no tenemos una cobertura de color tan amplia, aunque sí que llega al 100% del sRGB.

Sobre la experiencia de uso del ScreenPad Plus, tras haber probado varios portátiles con laa versión "reducida" del screenpad en el trackpad, podemos decir que la implementación "Plus" es mucho más útil y práctica.

Incluye todas las funciones del ScrenPad convencional, pero en una diagonal mucho más amplia, con una situación mucho más cercana a la pantalla y convirtiéndose en un perfecto complemento a la pantalla principal.

Otras compañías como Apple han integrado pantallas en esa zona como como el touchbar de los Macbook, pero con un tamaño y funcionalidades mucho más reducidas. Realmente, el ASUS ScreenPad Plus del Zenbook Pro Duo es una implementación mucho más práctica a nivel de uso, aunque, a día de hoy, eleva demasiado el precio del equipo.

Posiblemente en el futuro veamos implementaciones aún más integradas, no ya como el Project Precog que nos enseñó ASUS el año pasado, sino que es un formato que se presta a integrar con pantallas flexibles, y más ahora que Microsoft prepara una versión de Windows con soporte especial para equipos con doble pantalla o pantalla plegables.

Temperaturas

A nivel externo, las temperaturas del Zenbook Pro Duo  son excelentes. El punto más caliente durante la realización de test de estrés ha quedado por debajo de los 36 grados, y el teclado se ha quedado a 25,7ºC, por lo que es posible utilizarlo durante horas con tareas exigentes y no notaremos calor en nuestras manos.

La cosa cambia en el interior, donde durante tareas que requieran alto rendimiento de CPU y GPU podemos alcanzar 97 grados en GPU y 100 de CPU. Aún así, en juegos es raro que la tarjeta gráfica supere los 80 grados.

Los valores habituales durante juegos con cierta exigencia nos han mostrado máximas de la RTX 2060 de unos 76 grados, sin embargo el procesador sí que ha llegado a alcanzar los 100 grados de temperatura.

Esto hace que aparezca Throttling térmico y que, en tareas donde se usen múltiples núcleos, el Core i9-9980HK tenga que reducir frecuencias para reducir la temperatura.

Aún así, como veremos en la sección dedicada a los test de rendimiento, la potencia de esta CPU es más que considerable.

Autonomía

Teniendo en cuenta los componentes (sobre todo las dos pantallas), donde ninguno es de bajo consumo precisamente, y la batería de 71 Wh que integra, el ASUS Zenbook Pro Duo ofrece una autonomía que da para unas 3 horas de uso en tareas básicas como ofimática y navegación.

Si pasamos a tareas más exigentes en test intensivo, tenemos que el ASUS Zenbook Pro Duo ha durado dos horas y 18 minutos, una cifra que lo alejan de los modelos más capaces en ese sentido.

No hay que olvidar que tenemos que mover dos pantallas 4K y que el test se realiza siempre con el mayor nivel de brillo posible.

Al final, disponer de un procesador como el Core i9-9980HK, , la RTX 2060, aún con modo optimus, y, sobre todo, las dos pantallas táctiles 4K, requiere hacer sacrificios en autonomía. Aún así, no se trata de un ultrabook y tampoco es un equipo tan ligero como para orientarlo as la ultra-portabilidad.

Rendimiento

Un procesador Intel Core i9-9980HK (con 8 núcleos y 16 hilos a 2,4 GHz y 5 GHz de Boost), 32 GB de memoria DDR4 a 2.666 MHz junto a un SSD NVME M.2 de 1 TB y una NVIDIA GeForce RTX 2060 6 GB GDDR6. Esas son las entrañas que dan vida al ASUS Zenbook Pro Duo.

El procesador es uno de los modelos más potentes que podemos encontrar en el mercado destinados a portátiles gracias a sus 8 núcleos, 16 hilos y a su velocidad máxima de 5 GHz con un TDP de 45. 

En el Cinebench R15 podemos ver como este procesador supera a modelos de sobremesa integrados en portátil como el Core i7-9700K debido, sobre todo, a la inclusión de Hipertreading y a doblar, por tanto, el número de hilos de ejecución.

En Cinebench R20 se da más importancia a la potencia de cada núcleo y queda por debajo de los 9700K, sin embargo, seguimos hablando del procesador de portátil más potente que ha pasado por nuestras manos y uno de los más potentes del mercado

Es también la primera vez que probamos una RTX 2060 de portátil, el modelo más básico de NVIDIA que cuenta con Raytracing. Su rendimiento se sitúa más o menos en el de una GTX 1070 de portátil, por debajo de una RTX 2070 Max-Q.

Su potencia es más que suficiente para jugar a juegos a 1080p, aunque con resolución 4K sufrirá considerablemente. Sea como sea, el ASUS UX581 no es un portátil orientado a juegos, aunque sea más que capaz de ejecutarlos.

El SSD NVMe M.2 de 1TB con el que viene esta configuración ofrece un rendimiento de lectura secuencial por encima de los 3.100 MB/s de lecturay por encima de los 2.300 MB/s de escritura, con unos valores también muy altos en acceso aleatorio.

Análisis y Conclusión

Siendo uno de los principales fabricantes de portátiles del mercado, ASUS siempre intenta sorprender con algunas funcioens o diseños nuevos que rompen lo monótono del mercado. El ScrenPad y ScreenPad 2.0 integrado en los trackpad era una curiosidad más que algo que realmente fuer aa suponer la diferencia a la hora de escoger uno u otro portátil, sin embargo, el ScreenPad Plus de este ASUS Zenbook Pro Duo UX581 son ya palabras mayores.

Más allá de las aplicaciones propias, supone disponer de una pantalla táctil adicional que extiende el escritorio, una suerte de "TouchBar" sobredimensionada y con muchísima más utilidad que la solución de Apple y que evita tener que cargar con monitores externos si queremos una máquina orientada a la productividad móvil.

Posiblemente el ScreenPad Plus tuviera también sentido en equipos más modestos y finos, pero ASUS ha querido estrenarla con un equipo premium donde tenemos una excelente pantalla OLED 4K como pantalla principal, un modelo que viene calibrado casi a la perfección y que ofrece soporte HDR con una calidad excelente.

Todo ello aderezado con un procesador como el Core i9-9980HK que destila potencia por los cuatro costados y que, a pesar de las altas temperaturas de trabajo que tiene, no se notan en el exterior gracias a un buen sistema de refrigeración. Este procesador va acompañado de 32 GB de memoria DDR4-2666, más que suficientes para la gran mayoría de potenciales compradores de este equipo, aunque es una pena que vengan soldados y no haya manera de ampliarlos.

Ahora bien, tanta potencia y tanta pantalla 4K supone hacer sacrificios, el primero en grosor y peso, haciendo que no sea un equipo precisamente fino o ligero, algo a lo que hay que sumar un adaptador de corriente de tamaño considerable. El segundo sacrificio llega en forma de autonomía, ya que hay que alimentar al Core i9-9980HK, la RTX 2060 y a las dos pantallas 4K, haciendo que la autonomía no sea precisamente su fuerte.

Además, hay algunas carencias bastante sangrantes en un equipo que cuesta prácticamente 4.000 euros. A pesar de su tamaño y grosor, apenas tenemos tres puertos USB y un HDMI, no hay ni DisplayPort, ni más USB, ni lector de tarjetas y mucho menos un puerto Ethernet, unas carencias que se entenderían en un portátil con menos de 1 cm de grosor, pero no con 2,5 cm.

Más allá de su potencia y especificaciones, es en las pantallas donde encontramos las verdaderas joyas de la corona, tanto con su panel OLED 4K principal como con  la pantalla secundaria o ScreenPad Plus. Está claro que con su hardware el ASUS Zenbook Pro Duo UX581 es toda una demostración de fuerza que, por desgracia, se queda fuera del alcance de la gran mayoría debido a su precio. Sin embargo, posiblemente abra el camino para ver modelos más modestos con especificaciones más moderadas pero con este sistema de doble pantalla.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Pantalla OLED 4K HDR
Excelente calibración de pantalla
El ScreenPad Plus es una pantalla 4K secundaria 100% funcional y versátil
Temperaturas externas muy bajas
Funcionamiento silencioso
Teclado de muy buena calidad y comportamiento
La RTX 2060 permite utilizarlo también para juegos
Conectividad WiFi 6 y Thunderbolt 3.0
Potencia elevada
LO PEOR
Pocos puertos externos para conectividad (sin Ethernet)
Pocas aplicaciones extra para ScreenPad
El procesador alcanza 100 grados
La RAM va soldada
Bloatware molesto
Precio muy elevado
El trackpad es demasiado pequeño y tiene accesos directos que se pulsan sin querer con facilidad
Premio a ASUS Zenbook Pro Duo UX58
  • Producto: ASUS Zenbook Pro Duo UX58
  • Fecha: 11/11/2019 20:54:56
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.