Aumenta el rendimento de tu disco duro utilizando un SSD como caché

por Antonio Delgado 16/01/2014 19

Los SSD o discos de estado sólido han supuesto una de las mejoras más considerables en el campo de la informática de consumo de los últimos años, de hecho podemos considerar que el cambio de un HDD a un SSD es uno de los cambios más notables a la hora de utilizar un ordenador de manera general. A cambio de ganar velocidad secuencial y sobre todo, velocidad de acceso aleatoria a los datos, junto con una reducción de tamaño, peso y resistencia gracias a la ausencia de partes móviles,  tenemos que sacrificar la alta capacidad de almacenamiento de los discos duros mecánicos convencionales y sus precios bastante más económicos por GB obtenido.

Una solución intermedia son los llamados discos híbridos, un disco mecánico que lleva asociada una parte de SSD que hace las veces de caché intermedia, esto permite un acceso mucho más rápido a los datos más comunes sin limitar tanto en precio y en capacidad de almacenamiento. El problema viene cuando ya disponemos de un sistema de uno o más discos mecánicos y queremos conseguir una velocidad superior sin tener que cambiarlos.

Para eso tenemos la posibilidad de utilizar un SSD como caché para discos mecánicos convencionales, una opción que nos permite tener en la práctica un disco híbrido pero mucho más personalizable.