¿Qué es KVM y para qué sirve?

¿Qué es KVM y para qué sirve?

por Antonio Delgado 01/10/2020

¿Qué es KVM?

KVM son las abreviaturas de Keyboard, Video, Mouse que en español significa Teclado, Video y Ratón. Un KVM o switch KVM es un aparato que nos permite conectar un teclado, un monitor y un ratón para hacerlo común en dos o más PCs, así solo necesitaremos de un solo teclado, ratón y monitor para controlar dos o más equipos. El switch KVM dispone de un selector en el que podemos elegir que equipo queremos controlar, normalmente los switch KVM suelen ser para dos equipos, pero también hay switch KVM con más conexiones dedicados al entorno empresarial.

Al principio, los switch KVM se dedicaban exclusivamente a compartir estas tres cosas, pero han evolucionado siendo capaces de compartir otros periféricos USB o dispositivos de audio como altavoces y micrófonos, así con solo un juego de teclado, ratón, monitor, altavoces y algún periférico o disco USB podemos controlar dos o más equipos informáticos, reduciendo el espacio y el coste que supone tener un periférico para cada ordenador. Además, existen switch KVM capaces de conectarse mediante protocolo IP para que puedan funcionar en cualquier ordenador, aunque no esté físicamente en el mismo sitio que el KVM, de esta forma además podemos controlar todos los equipos que sean de nuestra red sin importar donde estén situados físicamente.

Los KVM tienen un conmutador para controlar que equipo está siendo usado en este momento, antiguamente los KVM tenían un conmutador de selección integrado que podías accionar y seleccionar el ordenador que querías controlar, actualmente y la forma más extendida es mediante una combinación de teclas, como solo usaremos un teclado, podemos accionar una combinación de teclas que no esté usada por el sistema operativo y así cambiar el equipo que estemos controlando, si tenemos varios equipos solamente tendremos que pulsar esta combinación de teclas hasta llegar al equipo deseado.

¿Para qué sirve KVM?

Los KVM sirven para poder controlar varios equipos con un solo juego de teclado, ratón y monitor, que son los periféricos básicos necesarios para controlar un ordenador, aunque también pueden controlar altavoces o conexiones USB, compartiendo así todo esto en el equipo al que estemos conectados. Incluso hay monitores con KVM integrado para que sea todo mucho más cómodo.

Si disponemos en casa de dos ordenadores, podemos comprar un KVM para solamente usar un teclado, un ratón y un monitor, además sería ideal tener una conexión para altavoces y usar solo unos de estos si tu monitor no dispone de altavoces. Podemos tener las dos torres encendidas y con el KVM conectar a una u otra según nuestra necesidad. De esta manera no tendremos dos teclados y dos ratones en el escritorio, ya que es probable que el monitor disponga de dos entradas de video, sino tendríamos que disponer de otro monitor más, con el KVM el asunto está solucionado, ahorrarás en espacio y en dinero.

Los KVM también son muy necesarios en salas de servidores donde disponen de varios ordenadores en rack, con un KVM de más conexiones podemos tener un solo monitor, teclado y ratón para controlar todos los ordenadores que haya en el rack, simplemente conmutando entre uno u otro tendremos el acceso de estos periféricos en el ordenador que vayamos a realizar las tareas necesarias. Existen este tipo de KVM que se pueden acoplar al rack de un armario de servidores para que sea mucho más cómodo.

Si trabajamos en remoto, podemos optar por un KVM con conexión IP, así no importará donde este la máquina que administramos, dispondremos de teclado, ratón, monitor en los dispositivos que conectemos a este KVM controlados a través de internet. Muy útil si administramos algunas máquinas que estén en distintas localizaciones sin tener que desplazarnos hasta ellas, siempre y cuando no se trate de algún trabajo de hardware, claro.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: kvm
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.