Como crear y para qué sirve la unidad de recuperación de Windows 10

por Javier Rodríguez 17/03/2016 ...

Crear una unidad de recuperación es algo que nos cuesta hacer pero que puede salvarnos el sistema operativo cuando nos encontramos daños en el arranque o en ciertos archivos de sistema. También es un modo inteligente de poder volver nuestro PC a su estado de fábrica, sin depender de particiones ocultas que a lo mejor se han dañado con nuestro disco duro de sistema.

Para crear una unidad de recuperación tenemos que darle a Windows una unidad USB de al menos 8GB de capacidad. Cuanto más rápida sea la unidad que usemos más rápido será crearla y más rápido será recuperar nuestro sistema.

La unidad de arranque no es un sistema general, sino que se hace a medida de nuestro sistema. Nos protege nuestra licencia de Windows y nos salvaguarda nuestro sistema de arranque y los drivers necesarios para que esto se pueda llevar a cabo (sobre todo los referentes a controladoras de almacenamiento). Es una unidad personalizada y creada para facilitar la recuperación de nuestro sistema.

No guarda programas, ni datos de usuario. Para que estos datos se guarden tendremos que usar el sistema de historial de archivos de Windows, el método de backup incremental con el que cuenta Windows 10. Estas copias de seguridad, combinadas con la unidad de recuperación, sí que podrán devolvernos Windows con todos nuestros datos, programas y configuraciones.

Para crear la unidad solo tenemos que buscar en “unidad de recuperación” en el buscador rápido de Windows. El asistente es muy sencillo de seguir puesto que solo nos pedirá una unidad USB compatible. Con que tenga 8GB de capacidad será suficiente. Tened en cuenta que todo lo que haya en ese pendrive se perderá completamente.

El proceso será algo largo, aunque nuestra unidad sea USB 3.0, así que hay que ser pacientes. El sistema formateará la unidad con el formato adecuado para que sea arrancable en nuestro PC, y en cualquier otro con arranque EFI o de legado. Dentro tendremos las herramientas habituales de recuperación de Windows y una imagen de nuestro sistema que dejará nuestro PC como salido de fábrica.

Podremos arrancar desde ella y ejecutar comandos de recuperación, como la corrección del arranque, reparar el sistema de archivos, etc.