El Razer Blade Pro rediseña el concepto de PC portátil Gaming con teclado mecánico

por Javier Rodríguez 20/10/2016 2

El Razer Blade Pro es sin duda el ordenador portátil para jugadores más atractivo y completo con una configuración muy avanzada, un diseño muy cuidado y un precio, hasta 3700 dólares, que se antoja inalcanzable para la mayoría. Detrás de esta suposición están estos datos:

Viene equipado con procesadores Intel Core de sexta generación en sus variantes de cuatro núcleos y ocho hilos de proceso. Concretamente un Core i7-6700HQ. Le acompañan 32GB de memoria DDR4 y una Geforce GTX 1080 con configuración similar a los modelos de sobremesa.

Su sistema de almacenamiento incluye dos unidades SSD de tipo M.2 PCIe con configuración RAID 0 en versiones de 512, 1024 y 2048GB. Debemos esperar velocidades superiores a los 3GB/s en esta configuración.

Se acompaña de una poderosa conectividad que incluye Thunderbolt 3, Wifi-AC, Ethernet Gigabit, slot SDXC, tres puertos USB 3.0, HDMI 2.0 y salida de auriculares. Cuenta con un puerto de carga propietario con un cargador de 250w con perfil reducido.

Su diseño tiene un perfil muy bajo para un portátil de 17”, con solo 22.5mm de espesor, donde podemos encontrar un novedoso sistema de tecla que combina la tijera habitual en portátiles, pero con un sistema de micro-mecanismo que sustituye a la membrana tradicional. Tiene sistema anti-ghosting y un sistema de iluminación RGB por tecla.

Razer mantiene también su diseño de trackpad de grandes dimensiones situado en un lateral y múltiples teclas multimedia. El peso total del Razer Blade Pro es de 3.54 y está completamente construido en aluminio anodizado en negro.

La pantalla de 17.3” dispone de tecnología Gsync de Nvidia, es multitáctil y dispone de una resolución de 3840x2160 puntos con un panel IGZO de Sharp. Todo esto configura uno de los portátiles gaming más potentes del mercado y sin duda el más atractivo.