CPU-Z rebaja artificialmente la puntuación de sus benchmarks a los procesadores AMD RYZEN

por Antonio Delgado 08/05/2017 12

La llegada de RYZEN ha traído consigo un soplo de aire fresco al mercado de procesadores con una arquitectura nueva que pone, por fin, competencia en el mercado. Sus resultados de rendimiento en los diferentes modelos que han llegado al mercado han sido prometedores, igualando o incluso a superando a su competencia directa con precios más ajustados o un mayor número de núcleos.

En el caso del test de rendimiento de CPU-Z, la arquitectura Ryzen conseguía unos resultados bastante superiores a los de procesadores Intel con arquitectura Skylake e, incomprensiblemente, en un polémico movimiento, los creadores del famoso software de medición y testeo CPU-Z han lanzado la versión 1.79 con importantes cambios en el benckmark de CPU para penalizar las puntuaciones que ofrecen los procesadores AMD Ryzen.

Además de bajar la puntuación general de los resultados alegando que ahora hay más procesadores de 8 núcleos y que ponto llegarán de más al mercado doméstico (algo que anula las puntuaciones anteriores), CPUID, la compañía detrás de CPU-Z ha decidido reducir la puntuación de Ryzen  al detectar que los procesadores de AMD procesan de manera mucho más veloz y eficiente que Intel ciertas instrucciones relacionadas con secuencias de números enteros, por lo que han modificado el algoritmo para penalizar a AMD Ryzen (y beneficiar así a Intel).

CPU-Z rebaja artificialmente la puntuación de sus benchmarks a los procesadores AMD RYZEN, Imagen 1

La compañía también intenta justificarse alegando que estos cálculos de números enteros en concreto no suelen darse en aplicaciones de uso real, una afirmación bastante curiosa teniendo en cuenta que hablamos, precisamente, de un benchmark sintético que, si bien sirven para comparar rendimiento, no suelen ser un buen indicativo de casos de uso reales de procesadores.

Lo que queda claro es que el prestigio del benchmark de CPU-Z ha quedado bastante en entredicho y esta modificación ha suscitado una fuerte polémica sobre su imparcialidad.