Llega a España el Samsung Galaxy S5 y desvelamos algunas funciones especiales que incorpora

por Antonio Delgado 11/04/2014 1

Hace ya mes y medio que Samsung presentó en el MWC 2014 su nuevo terminal estrella: el Galaxy S5. El mismo día de su lanzamiento pudimos estar unas horas con el para conocer la mayoría de sus características . Ahora llega oficialmente a España por un precio de 699 Euros (versión de 16 GB). Hemos podido probarlo otra vez para descubrir algunas funciones adicionales que no se mencionaron, o se hizo de pasada, en la presentación.

Una de las funciones que se comentaron de pasada fue el llamado "modo Ultrahorro de energía", un sistema que permite aumentar de manera extraordinaria la autonomía del Galaxy S5 gracias a distintas modificaciones en el sistema. Al activar este modo, el móvil desactiva la interfaz touchwizz y cualquier referencia al escritorio de Android, así como todas las aplicaciones y servicios prescindibles. En su lugar, nos muestra una interfaz en blanco y negro donde se pueden crear accesos directos a diversas funciones y aplicaciones, tanto de Samsung como externas.

Todas las aplicaciones serán ejecutadas en monocromo, es decir, blanco y negro al igual que la interfaz de este modo de ahorro. La explicación es muy sencilla: desde el momento en el que las pantallas sAMOLED no requieren energía para mostrar el color negro, el consumo disminuye notablemente. Esto unido a la desactivación de sincronizaciones, servicios y conexiones no necesarias, hacen que el Galaxy S5 pueda alcanzar más de 7 días de autonomía en el modo Superahorro.

Llega a España el Samsung Galaxy S5 y desvelamos algunas funciones especiales que incorpora, Imagen 1

A pesar de ser la tendencia del mercado, una pantalla de más de 4,5 pulgadas (el S5 tiene 5.1"), puede resultar incómoda para utilizar con una sola mano. Así que en Samsung han decidido incorporar un modo de uso de una sola mano, básicamente lo que hace es reducir el tamaño del área útil de la pantalla, permitiendo cambiar el tamaño manualmente y colocar la pantalla reducida a uno u otro lado, algo que agradecerán las personas zurdas.

Se trata de algo que ya habíamos visto antes en el LG G2 y que, en este terminal, se activa haciendo un gesto con el dedo desde el marco de la pantalla hasta la mitad de la misma.

También se incluye un sistema flotante de accesos directos que permite tener siempre en pantalla, independientemente del escritorio en el que nos encontremos, acceso a aplicaciones concretas más utilizadas.

Llega a España el Samsung Galaxy S5 y desvelamos algunas funciones especiales que incorpora, Imagen 2

La cámara cuenta con un modo HDR a tiempo real, no solo para fotografías, sino que funciona también en la toma de vídeos. Esto permite tener una foto con un alto rango dinámico sin necesidad de realizar varias capturas previamente para un procesado posterior.

Con una cámara sin HDR, al realizar una fotografía a una escena con fuentes de luz potentes (atardeceres, lugares con focos, etc), lo más normal es que obtengamos una captura con la zona más iluminada sobreexpuesta y la zona más oscura salga bien, o viceversa, que la zona con menos luz salga totalmente oscutra y la zona iluminada salga bien. Al utilizar HDR a tiempo real, este tipo de tomas saldrán con la iluminación correcta en cada zona, obteniendo una foto donde toda la escena se visualicen de forma óptima.

La cámara también es capaz de grabar vídeo a resolución UHD (4K), aunque es una característica poco anunciada, porque solamente es capaz de hacerlo la versión del Galaxy S5 con el procesador  Snapdragon S801, la versión con chip Samsung Exynos no podrá grabar en 4K.

Otra función interesante de la cámara es el sistema de multienfoque, que permite tomar una fotografía para posteriormente enfocarla por zonas, o todo el conjunto. Es algo que ya hemos visto en los terminales Nokia Lumia de gama alta y también en HTC o LG.

El Galaxy S5 tiene varios accesorios oficiales, uno de los más llamativos es la funda de imitación de cuero, con una ventana frontal que permite utilizar el móvil con ella puesta. Al colocarla, el móvil detecta la funda y limita la pantalla e interfaz a la apertura que esta tiene en la zona delantera. Podremos utilizar el móvil en esa pequeña ventana, e incluso realizar fotos y vídeos.

La funda sustituye a la carcasa trasera, es decir, es necesario extraer la carcasa del móvil para colocarla. Por suerte la funda mantiene la resistencia IP67. Nos ha llamado la atención la inclusión de un chip en la propia funda, según la compañía, se trata de un sistema de identificación del accesorio para evitar que otras compañías externas a Samsung lancen sus propias fundas o accesorios.

El tema de la resistencia al agua se ha comentado mucho. En la presentación oficial se indicó que el móvil era resistente al agua en forma de salpicaduras y mojaduras espontáneas, pero que no se debía sumergir, algo que chocaba con la certificación IP67 que consigue el Galaxy 5. Hemos preguntado a Samsung, y la respuesta oficial es que el móvil soporta inmersiones en agua, pero que desde la compañía no recomiendan sumergirlo.


Tags: Gadgets