Razer renueva su exclusivo ratón Mamba con un sensor de 16.000 DPI

por Antonio Delgado 17/06/2015 1

6 Años desde aquella primera versión, que se dice pronto, es lo que ha tardado Razer en dar una nueva juventud a uno de sus ratones inalámbricos más exclusivos y caros, el Razer Mamba. Y no podía hacerlo de otra manera que integrado un impresionante sensor 5G de 16.000 DPI que lo colocan en la cima de la resolución. Puede detectar incrementos de 1 DPI y distancias de 0,1 mm.

Es capaz de detectar movimientos de 210 pulgadas por segundo con una aceleración de 50 G y la batería le dura unas 20 horas de uso continuo.

En un mercado donde las pantallas de alta resolución empiezan a hacerse un hueco, disponer de tanta resolución puede ser una ventaja para aquellos entusiastas que cuenten con sistemas multimonitor 4K o configuraciones similares. Está claro que un usuario normal con una pantalla de 1080p no utilizará nunca la máxima resolución del ratón y por ello se puede configurar a los DPI que se quieran.

Razer renueva su exclusivo ratón Mamba con un sensor de 16.000 DPI, Imagen 1

Naturalmente incluye varios botones completamente programables, 9 en total a los que podremos asignar las funciones o macros que queramos. Incluso podremos modificar y ajustar la fuerza que hay que aplicar a los clicks del ratón con 14 posiciones distintas para darle mayor o menor resistencia.

La retroiluminación RGB se ha convertido en una moda y Razer no podía dejarla pasar en uno de sus ratones más exclusivos, por lo que el Mamba también tiene este sistema con 16,8 millones de colores posibles gestionados desde el sistema Chroma.

Razer renueva su exclusivo ratón Mamba con un sensor de 16.000 DPI, Imagen 2

El Razer Mamba cuesta nada más y nada menos que 180 Euros. Habrá también una versión por 100 Euros, el Razer Mamba Tournament Edition, que mantiene el mismo sensor pero renuncia a las capacidades inalámbricas y al ajuste de presión de los clicks.