Coolermaster MasterLiquid Maker 92

por Javier Rodríguez 18/12/2016 2
Socket
Ventiladores
Conexion
Precio
Web
Intel LGA 1150-2011v3
2x92mm
SATA-PWM
100 Euros
Puntuación de Cooler Master MasterLiquid Maker 92 en la review:

Refrigeración líquida compacta

Introducción

Este es uno de esos productos que a todos nos llaman la atención pero que nos deja esa sensación de que no puede hacerse algo bueno en un tamaño tan reducido. Todos hemos comprado cosas similares y nos hemos acabado dando cuenta de que al final no es todo lo funcional que esperábamos y que tampoco cumplía con los estándares modernos que exigimos a los componentes de un PC.

A diferencia de cualquier otra cosa similar que hayáis visto con antelación el MasterLiquid Maker 92 de Coolermaster cumple con lo esperado, de hecho, sorprende en su funcionamiento y es el sistema de refrigeración líquida más innovador del año y uno concepto que revolucionara los métodos de refrigeración de sistemas de todos los tamaños.

Refrigeración líquida compacta

Este kit no sustituirá a los sistemas tradicionales, ni tan siquiera a los sistemas premontados que han brotado como setas y de los cuales la propia Coolermaster tiene un catálogo muy numeroso con opciones para todos los bolsillos. Este kit ira para aquellos que buscamos soluciones poco convencionales, que no queremos complicaciones, que tenemos poco espacio y que buscamos ser innovadores en la forma de dar vida a nuestras maquinas.

El MasterLiquid Maker 92 es un sistema muy compacto que tiene algunas características que lo convierten en un sistema de diseño muy inteligente. Primero hay que decir que se puede montar únicamente en sistemas Intel, al menos de momento, y esta premontado para sockets de tipo LGA de Intel donde hay cabida para procesadores de varias generaciones y donde se incluyen todos los sockets existentes como el LGA1151 o el LGA2011v3.

Tiene capacidad de disipación cercana a los 200w así que podremos montar en el cualquier procesador moderno y también realizar overclocking en ellos. Viene con un completo kit de montaje y ciertamente se puede colocar en menos de cinco minutos.

Tiene un diseño compacto donde radiador y bomba son uno solo, donde van colocados dos ventiladores de diseño de alta presión con 92mm de diámetro y donde todo se alimenta y controla desde la misma unidad. Se alimenta por un conector SATA a la fuente del PC y ofrece información y control mediante un cable PWM a la placa base. Esto le permite no sobrecargar el conector de la placa base y a la vez mantener una gestión inteligente de bomba y ventiladores.

En volumen ocupa menos que muchos disipadores convencionales tipo torre y tiene una ventaja de diseño que facilita el montaje y la adaptación a todo tipo de cajas. Se puede girar 90 grados para trabajar en horizontal o vertical. De este modo es más fácil montar en sistemas compactos, montando en vertical, y se adapta a volúmenes reducidos con una altura de menos de 12cm cuando está en horizontal. Para girarlo no hay que desconectar o conectar nada así que es todo muy natural y funcional.

Está diseñado para adaptarse a sistemas muy compactos, como diseños Mini-ITX, por lo que deja espacio para memorias, y el resto de componentes del sistema. En nuestro montaje lo hemos usado en una caja realmente compacta y el resultado no ha podido ser más satisfactorio.

El radiador y bomba forman un único cuerpo y ene ellos también se conectan los dos ventiladores especialmente diseñados para este sistema. La bomba también ha sido especialmente diseñada para la ocasión y el radiador también es el primero de Coolermaster en ofrecer un sistema de diseño de láminas cuadradas con separación de flujo.

La bomba trabaja a velocidad sostenida y produce un máximo de 12dBA de ruido. Tiene una vida útil superior a las 50000 horas de uso y entra en la misma garantía de 5 años que Coolermaster ofrece en este kit.

Los dos tubos que van desde la base de intercambio, fabricada en cobre, hasta el cuerpo del radiador están protegidos con malla y están preselledos. Los conectores permiten permiten el giro del radiador sin perdida alguna de líquido y el tubo de baja permeabilidad nos garantiza hasta 5 años de funcionamiento sin problema algunos y sin necesidad de mantenimiento.

Montaje

Montaje

El diseño compacto y el premontado de muchos elementos hace que montar este disipador sea un juego de niños. Ocupa menos de 100mm de lado y entre 82-142mm de ancho dependiendo de la posición que tengamos (horizontal o vertical). No genera problemas con el resto de componentes de la placa base incluso en modelos de placa muy poblados y compactos como son algunos de los diseños Mini-ITX más poderosos.

Podemos montarlo antes de colocar la placa base porque en modo vertical nos dejara acceso a todos los tornillos de fijación de la placa. Esto también facilita el montaje de la memoria, conectores de ventiladores, etc. Es una autentica gozada en sistemas de espacio muy reducidos.

Un buen ejemplo es nuestro montaje en una caja Jonsbo UMX1 Plus que es un modelo ITX de unos 12 litros de volumen interior, con diseño de flujo de aire vertical y donde podemos instalar fuentes ATX y gráficas de gran tamaño. En un montaje así un disipador como este es el acabado de gran calidad que todos querríamos tener. Debo añadir que montarlo en esta caja, a pesar de mis miedos iniciales, fue realmente sencillo y todo es gracias a la capacidad de este kit de refrigeración de girar sobre su propio eje dejando libre mucho espacio para el montaje. Una vez acabado podemos “tumbarlo” y cerrar la tapa de cristal templado de esta magnífica caja compacta.

Ventilación y ruido

Ventilación y ruido

El bloque de disipación se refrigera mediante un sistema de ventilación de flujo de entrada y salida creado por dos ventiladores de 92mm diseñados para la ocasión. Son ventiladores cuyo diseño potencia la presión del aire que recorre las láminas del radiador.

Ambos son de idénticas prestaciones. Tienen una velocidad configurable entre 550-2600rpm y un ruido máximo de 30dBA. Logran un flujo de 50CFM y una presión de 6.4mmH2O a su frecuencia máxima.

Estos ventiladores trabajan de forma controlada por el propio sistema electrónico del MasterLiquid Maker 92. El ventilador superior tiene un sistema de ventilación híbrido que le permite pararse cuando la temperatura baja por debajo del 50% de la temperatura máxima marcada en la bios del sistema.

Esto hace que cuando estamos con el sistema en reposo solo uno de los ventiladores esté en funcionamiento, el de extracción. Combinado con componentes de prestaciones similares podemos tener un sistema realmente silencioso. En nuestro montaje lo combinamos con una fuente híbrida de Seasonic y una gráfica Strix de ASUS, que también cuentan con parada de ventiladores, y el resultado es simplemente espectacular.

Los niveles de ruidos en reposo rondan los 27dBA, todo el sistema, y en carga no superaremos, con el procesador 6600k elegido para la ocasión, los 34dBA mediados a un metro de distancia y al sistema completo.

Temperatura y desempeño

Temperatura y desempeño

Mantener un equilibrio entre temperaturas y ruido en procesadores modernos es una exigencia compleja pero que todos buscamos sin excepción. Queremos overclocking, queremos temperaturas controladas y poco ruido. Evidentemente este kit exigirá elegir también el equilibrio entre modelo de procesador, frecuencias y formato de caja. No hay milagros así que hay que escoger con inteligencia que es lo que queremos, en que formato lo queremos y cuanto estamos dispuestos a pagar por ello.

Nuestro procesador de cuatro núcleos desarrolla un máximo de 80 grados, dentro de las especificaciones normales del modelo, sosteniendo bien las frecuencias en estrés y limitando el ruido a 35dBA.

En este sentido el Coolermaster MasterLiquid Maker 92 es un buen sistema para procesadores de 90w con overclocking moderado y en formatos compactos. En este entorno se comporta muy bien, mantiene el ruido bajo control y las temperaturas también se mantienen en posiciones perfectas para una estabilidad superior y un rendimiento sostenido, sin throttling ni efectos similares, de forma impecable.

Imagen térmica del conjunto en reposo. Temperatura media de 27 grados con el punto más caliente en la gráfica del sistema, 44.3 grados centígrados.

La tempeatura media aumenta algo más de un grado cuando usamos el procesador en estrés. Este kit no expulsa el aire caliente fuera de la caja, eso tenemos que controlarlo, pero tiene la ventaja de que ventila placa base y memorias.

Evidentemente si pretendemos disipar un Core i7-6950X a 4.8GHz este disipador seguramente vaya mucho más forzado. Personalmente ni me lo plantearía, pero sí que puede ser una solución muy capaz para cierto tipo de placas base de servidor con procesadores de mucho consumo donde queremos temperaturas muy controladas y por tanto rendimiento consistente y estabilidad superior.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Este pequeño sistema de refrigeración líquida es una gran obra maestra de ingeniería por parte de Coolermaster. Ya hicieron un trabajo espectacular con sus últimas soluciones para gráficas de AMD, y para otros muchos fabricantes, y en este disipador de CPU han tocado la sinfonía perfecta en un formato donde es muy difícil equilibrar todos los factores.

Tiene la forma adecuada, un montaje sencillo, posicionamiento flexible, es amigable con el montaje general del PC y los resultados de temperatura y ruido son más que aceptables. Es la primera solución de este tipo que logra conjugar todas estas funciones y prestaciones de forma equilibrada confirmando a Coolermaster como uno de los fabricantes de referencia en sistemas de disipación para PC.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: Coolermaster MasterLiquid Maker 92
  • Fecha: 18/12/2016 20:26:08