AMD Ryzen Threadripper 1950X

por Javier Rodríguez 10/08/2017 13El Mejor Microprocesador
Socket
Arquitectura
Nucleos
Precio
Web
TR4 LGA4096
Zen 14nm
16 nucleos, 32 hilos de proceso
1099 Euros

Introducción

El mensaje que se nos mandaba estos años es que los usuarios de ordenadores domésticos no necesitaríamos nunca la potencia que se puede conseguir con una estación de trabajo, que no era una necesidad y que estábamos bien con mejoras destinadas únicamente a mantener la atención del usuario con numeraciones superiores y pocas mejoras reales.

Ryzen llego hace algunos meses y lo ha revolucionado todo. Los precios bajan, ahora Intel si considera que necesitamos procesadores de gama media más potentes e incluso hacen mejoras importantes en el rendimiento de sus procesadores de gama baja. En la gama alta hemos pasado de 10 núcleos a 1700 Euros a pronto tener hasta 18 núcleos por poco más que ese precio. AMD Ryzen ha revolucionado el mercado doméstico y lo mejor llega hoy mismo a las tiendas.

El Ryzen Threadripper es un procesador hermano de las soluciones empresariales EPYC de AMD y nos permite a los usuarios entusiastas alcanzar cotas que antes nos parecían impensables y por un precio alcanzable con una gama que partirá desde los 600 euros hasta los 1099 que cuesta este modelo que hoy os mostraremos en detalle. La gama, por ahora, incluye soluciones de 8, 12 y 16 núcleos con dos hilos de proceso por núcleos. 32 hilos de proceso en un ordenador de sobremesa a un precio razonable, evoluciona el concepto de procesador doméstico.

Especificaciones

Esta nueva serie de procesadores hereda y maximiza el aprovechamiento de la potente arquitectura Zen de AMD. Fabricados mediante un proceso de 14nm y formados por dos encapsulados con 4+4 núcleos cada uno comunicados por la tecnología Infinity Fabric y Data Fabric de AMD y con capacidad para combinar sus controladoras de memoria logrando anchos de banda sorprendentes, con soporte para memorias ultra-rápidas, con un cuádruple canal que desarrolla un bus de 256-Bit.

Este procesador introduce muchos cambios necesarios por su propia naturaleza. Su formato es mucho más grande, requiere un socket de grandes dimensiones denominado TR4 que es de tipo LGA con 4096 contactos. Esto es necesario porque este procesador es un portento comunicativo.

Vídeo de montaje del nuevo socket TR4:

Sin duda llama la atención por su tamaño, pero AMD ha diseñado uno de los mejores sistemas de montaje de socket que he visto en mucho tiempo. El procesador va montado en una bandeja que posicionamos en un rail y fijamos en el socket sin posibilidad de error y con las herramientas adecuadas para que todo tenga una precisión milimétrica en resistencia y fuerza. Un socket que nos permitirá montar sistemas de disipación sin sistemas de anclaje como ya hacemos en los sockets 2011 y 2066 de Intel.

Estos procesadores masivos cuentan con algunas prestaciones que resultan sorprendentes. Su configuración de doble "die" ofrece hasta 16 núcleos con capacidad para desarrollar dos hilos de proceso por núcleo. Los modelos de 12 u 8 núcleos de este modo mantienen la estructura de doble “die” con una configuración 3+3 o 2+2 para mantener prestaciones como el cuádruple canal de memoria donde podemos usar también memorias ECC, algo desconocido en equipos domésticos. Sin duda su potencia de ancho de banda de memoria es una de sus grandes diferencias con respecto a los Ryzen de socket AM4. 

Cuentan con 32MB de cache de tercer nivel, todas las variantes, con una configuración de 16+16 que son accesibles solo por los núcleos de cada encapsulado. Todos los núcleos disfrutan de su propia cache L2 de baja latencia con 512KB de capacidad.

Estos nuevos procesadores desarrollan también frecuencias elevadas de entre los 3.4 hasta 3.5GHz en frecuencia base con modos turbo, para todos los núcleos, de hasta 3.7GHz y de 4GHz para cuatro núcleos o de hasta 4.2GHz mediante el sistema XFR de AMD que, como ya conocemos de los Ryzen de socket AM4, es un sistema que permite aprovechar sistemas de refrigeración más potentes de forma automática, sin intervención del usuario.

Este procesador es también un portento conectivo sin parangón. Dispone de una controladora de almacenamiento capaz de dar soporte hasta seis unidades NVMe de formato M.2 o U.2, controlar hasta 16 unidades SATA y dispone de 2 puertos USB 3.1 Gen2 nativos, 14 puertos USB 3.1 Gen1 y hasta seis puertos USB 2.0.

Estos procesadores disponen de 64 líneas PCI Express de tipo 3.0 que podemos repartir en un máximo de 7 dispositivos PCI Express. Las configuraciones graficas en este procesador no ofrecen limitación conectiva de ningún tipo y gracias a él conoceremos un nuevo concepto de integración de almacenamiento en placa. Superan en 20 lineas al mejor procesador de Intel en la actualidad.

Otra cosa que gustara a los desarrolladores y cacharreros como vosotros es que no hay limitaciones en cuanto a las prestaciones profesionales de estos procesadores para el soporte de virtualización por hardware.

Los nuevos Ryzen Threadripper tienen, sin embargo, un punto débil. Su capacidad de overclocking es limitada, aunque AMD ha hecho bien los deberes en el uso de materiales de intercambio de calor usando soldadura y materiales nobles como el oro en vez de pasta térmica como encontramos en las últimas generaciones de Intel. Su consumo, tiene que ver, sin duda con esto ya que requiere de un sistema de ventilación capaz de disipar 180w y eso hace que cualquier subida de voltaje, por controlada que sea, produzca una carga elevada en el sistema de ventilación que estemos usando.

Tiene otras prestaciones interesantes como el soporte de AES por hardware, la tecnología EFR de AMD y también la tecnología AMD-V (virtualización por hardware) que hace de estos procesadores todo un portento para los que queremos correr máquinas virtuales en nuestros sistemas. Algo que con este número de núcleos convierte a estos procesadores en una de las soluciones más potentes y económicas que podemos encontrar para virtualización de calidad.