Acer Predator Helios 300 17”

por Javier Rodríguez 26/11/2017 7
Procesador, RAM, almacenamiento
Tarjeta Gráfica
Pantalla
Precio
Web
Core i7-7700HQ, 16GB, 512GB+1TB
GTX 1060 6GB VRAM
17" 1920x1080 IPS 60Hz
1699 Euros
Puntuación de Acer Predator Helios 300 17 en la review:

Introducción

Acer ha sido de las ultimas marcas más reconocidas en introducirse en el difícil pero creciente mercado de los portátiles gaming. Este segmento de producto se caracteriza por máquinas de gran tamaño, entre las 15 y las 17 pulgadas habitualmente, y con procesadores y graficas de mayor consumo que las que encontramos en ordenadores más convencionales o de trabajo. Exactamente como el nuevo Predator Helios 300.

Normalmente esto se ha traducido en precios elevados y en buena medida sigue siendo así, aunque cada vez las marcas se enfrentan a más competencia en precios más cercanos a los 1000 Euros, en incluso por debajo de estos precios. Acer ha potenciado este segmento de producto en los últimos meses, la gama Helios es un buen ejemplo de esto, pero también cuenta con modelos algo mas avanzados, y muy competitivos, como el Predator Helios 300 que hoy probamos.

Prestaciones técnicas

El modelo Predator Helios 300 de 17" es el tipo de portátil que queremos usar en casa como sustituto de sobremesa manteniendo la capacidad de desarrollar nuestro trabajo habitual con soltura y, por supuesto, disfrutar de nuestra afición a los mejores video juegos. Por ello cuenta con algunas de las mejores características técnicas que podemos encontrar por este precio, en este tamaño.

La configuración que hoy probamos es un buen ejemplo de equipo perfectamente equilibrado. El procesador Core i7-7700HQ es un clásico que podemos encontrar en ordenadores de gama media y alta, pero que ofrece un punto de partida muy solvente para desarrollar un ordenador para juegos sin cuellos de botella. Es un procesador que cuenta con cuatro núcleos, ocho hilos de proceso, y con capacidad para soportar grandes cantidades de memoria y ofrece un buen potencial conectivo con un rango de consumos configurable entre los 35 y los 45 vatios y con un modo turbo que le permite alcanzar los 3.8GHz de frecuencia.

Lo mejor es que nos ofrece una multitarea muy sana y no supondrá ningún cuello de botella para sacar partido a las gráficas más potentes, incluida la que viene de serie en este modelo. Una Geforce GTX 1060 con 6GB de memoria que es perfecta para mover pantallas con resolución de hasta 1920x1080 puntos.

Este modelo soporta hasta 32GB de memoria DDR4, aunque con el precio actual de la RAM, habrá que conformarse con los 16GB que trae de serie. Tiene solo dos bancos de memoria, de fácil acceso mediante una trampilla en la base del portátil.

El sistema de almacenamiento combina lo mejor de las unidades PCI Express en formato M.2 con una bahía de 2.5" ocupada por una unidad mecánica. En la variante que hemos tenido para pruebas la unidad del sistema, Windows 10, es de 512GB en formato SATA con un rendimiento bastante decepcionante, tendiendo en cuenta que el portátil soporta unidades PCI Express de alta velocidad en este mismo conector.

Que use un disco M.2 SATA es uno de los puntos más decepcionantes de la configuración de hardware de este nuevo modelo y uno de los lastres que hace que no brille entre los mejores portátiles que han pasado por nuestras manos.

Acer integra también una unidad de 2.5" de 1TB en formato mecánico. Esta unidad es también muy fácil de cambiar para mejorar o ampliar mediante otra trampilla dedicada en el fondo del portátil. Para acceder a la unidad del sistema tendremos que desmontar toda la base del mismo, mas engorroso, pero sin excesiva dificultad puesto que sale todo de una pieza quitando tornillos de fácil acceso. Admite unidades de tipo M.2 con hasta 80mm de largo.  

La conectividad incluye acceso a redes inalámbricas de tipo AC, con velocidades cercanas a los 700mbps, mediante un chipset Intel con configuración 2x2 y velocidad teórica máxima de 867mbps, también añade compatibilidad con Bluetooth 4.1. La capacidad Ethernet Gigabit viene también firmada por Intel, algo que personalmente creo que es todo un acierto.

El resto de la conectividad es muy ergonómica, con distribución de conectores a ambos lados del portátil, con especial acierto en la menor concentración de puertos de la zona derecha del portátil. Acer ha colocado en este lado dos puertos USB 2.0 de tipo A (algo un poco raro pudiendo haber sido todos de tipo 3.0), la conexión de alimentación, que viene con un conector girado 90 grados, y la conexión de auriculares.

En la zona izquierda tenemos un lector de tarjetas, el puerto Ethernet con trampilla de bloqueo, un puerto USB 3.1 de tipo C, HDMI, USB 3.0 tipo A y lector de tarjetas, que está conectado a un interfaz USB 3.0 desarrollando velocidades por encima de los 80MB/s. Es un buen paquete de conectores, bien posicionados, pero echamos de menos un conector Displayport (el USB-C no tiene soporte para video) que soporte pantallas 4k.

Geforce GTX 1060 para portátil

Nvidia acaban definitivamente con esta nueva generación con las diferencias entre chips gráficos de sobremesa y de portátil. Ya comenzó con la generación anterior pero ahora se alarga también a chips de gama media-alta como el que conoceremos hoy. El GTX 1060 para portátiles tiene las mismas especificaciones técnicas de su variante de sobremesa, mismo tipo de memoria, misma capacidad de memoria máxima y mismas prestaciones y características. ¿Dónde está el truco?

El truco esta en las frecuencias de trabajo y en los perfiles de energía del chip. Es decir, estos chips desarrollan frecuencias máximas algo inferiores, tampoco mucho, pero tienen perfiles de energía más estrictos y por tanto reducen estas frecuencias mucho más a menudo que las variantes de sobremesa. Ahí es donde encontraremos la diferencia de rendimiento que puede rondan el 10-15% de un formato a otro.

Esta generación de chips de Nvidia ha profundizado en la eficiencia y las capacidades de ajuste de tasas de FPS con estos perfiles energéticos permite, más que nunca, que usemos el portátil para jugar incluso tirando de batería. La pega, al menos en este modelo, es que no hay mucho sitio para una batería de gran capacidad así que la autonomía que nos pueda ofrecer la GTX 1060 se ve algo atada por el espacio disponible.

Estas graficas nos ofrecen otras prestaciones añadidas que en el caso de este portátil se traduce en conectividad de última generación con compatibilidad con interfaces como el HDMI 2.0 para 4k a 60Hz o el Displayport 1.4 que nos permitirá resoluciones 8K 60Hz, 4k 120Hz o 4K 60Hz con HDR.

También tendremos la potencia mejorada que requieren los sistemas de realidad virtual actuales. Este tipo de soluciones requieren mover resoluciones más elevadas con soltura y estos nuevos chips añaden ese potencial de forma estándar y en gamas de precio más ajustadas. Aunque este modelo os resultará caro para la mayoría este chip grafico está destinado a aparecer en modelos más económicos, pero también, con características inferiores o diferenciadoras sobre modelos como este.

Algo que no me gusta es que Acer ha usado el sistema Optimus de Nvidia por lo que tendremos un comportamiento algo raro en tarjetas que estan activas y cuando no. Eso ha dado problemas historicamente con sistemas con sistemas como el Gsync de Nvidia y, en este caso, limita la conectividad externa del portátil.

Pantalla y sonido

Este es un portátil de grandes dimensiones, pero ciertamente ligero porque no llega a los 3Kg de peso, que integra una pantalla de 17,3" de diagonal y que dispone de resolución 1920x1080 puntos. Usa un panel IPS de calidad media con una velocidad de refresco estándar de 60HZ. Disfruta de vivos colores, de una paleta bastante generosa, una gran luminosidad y ángulos perfectos. Su problema, como con todas las pantallas IPS, es que tiene evidentes síntomas de "clouding" en las esquinas. Aun así, es una pantalla con buenas prestaciones para trabajo normal, video y, como no, jugar.

La resolución escogida es la adecuada para la gráfica montada, no podríamos mover juegos con calidad a resoluciones mucho mas elevadas. Es sin duda una buena elección, aunque es cierto que podemos encontrar mejores paneles IPS en el mercado, también en portátiles bastante más caros.

Ofrece una luminosidad notable, de casi 320cd/m2, con negros de gran calidad con solo 0.30cd/m2 y por tanto un contraste de 1023:1. Alcanza buenos niveles de cobertura sRGB, concretamente del 84%.

En reproduccion RGB esta lejos de ser una gran pantalla, pero esta por encima de la media en cuanto a paneles IPS.

El gamma esta algo subido, así que deberemos corregirlo en los juegos si queremos tener el ambiente y luminosidad que el diseñador tenía en mente para su juego.

Sonido

El sonido es uno de los puntos mas débiles de este portátil. El sistema de altavoces integrado es potente, pero distorsiona en cuanto superamos el 40% del volumen total y aunque tiene las conexiones de audio adecuadas, estas carecen de ningún elemento extra como su propio amplificador para auriculares de impedancia media o alta.

El DSP si es de calidad, un Realtek, pero tampoco añade ningún elemento llamativo al conjunto. Es, como iniciaba esta sección, la parte mas descuidada de un portátil que en el resto de elementos parece cuidadosamente diseñado.

Diseño y formato y software

Diseño y formato

Este es un portátil grande, su pantalla de 17” ya obliga a ello, con unas dimensiones de 432mm x 290mm y un grosor de 29mm es sin duda un portátil grande, aunque dentro de unas medidas adecuadas que le permiten ser un portátil de 17” bastante manejable. A esto sin duda ayuda su peso de 2.9Kg que se logra mediante el buen uso de materiales plásticos ligeros y de zonas mas rígidas y resistentes fabricadas en aluminio como la carcasa de su pantalla o la zona de apoyo de las manos, donde se encuentra también encastrado el teclado y el touchpad.

El disco secundario y la memoria, son fáciles de ampliar con dos trampillas en la parte inferior.

El Predator Helios 300 combina los colores rojos y negro con sabiduría y tiene una bonita zona de escape de calor por la parte trasera que esta compuesta por dos turbinas de extracción de aire que están conectado a un sistema de heatpipes que combinan la refrigeración tanto para la CPU como para la GPU.

Al ser un portátil grande la zona de apoyo de manos es generosa y todos los elementos mantienen tamaños como los que tendríamos en un ordenador sobremesa. Me gusta especialmente el ángulo de ataque que tiene la zona de apoyo puesto que es mas cómodo a la hora de pasar largos ratones delante del teclado.

La ergonomía de los conectores, ya comentada antes, es también uno de sus elementos mejor cuidados. La pantalla tiene también un buen ángulo de apertura, casi de 180 grados, lo que nos permite posicionarla a nuestro gusto.

Las temperaturas de trabajo las veremos luego, pero si puedo adelantaros que son cómodas para el usuario, aunque la zona izquierda del portátil, donde apoyamos la mano izquierda, puede alcanzar temperaturas elevadas, por encima de los 40 grados, que puede convertirse en algo incomodo después de algunas horas de juego.

Teclado y Touchpad

El teclado es de tamaño completo, con zona numérica. Esta bien organizado, y por supuesto estará localizado con distribución en español en cuanto empiece su venta en nuestro país. Las teclas son grandes y generosas y tienen la zona “WASD” diferenciada en color rojo. Las teclas son grandes, tienen formato “chiclet” con casi 2mm de separación entre teclas y un recorrido de casi 2mm con una buena recuperación. No es el mejor teclado de portátil que he podido probar, pero también esta muy lejos de ser de los peores.

El touchpad, que para mí en este tipo de portátiles no tiene sentido, es grande y esta bien marcado en el chasis, está centrado sobre la zona de letras del teclado, como debe ser, y tiene los botones integrados en el propio cuerpo. Personalmente creo que no debería haber nada, porque este tipo de portátiles exigen, si o si, el uso de un buen ratón. Lo bueno es que tendremos una tecla de función en el teclado, con la que podemos desactivarlo completamente.

El teclado tiene estos elementos multimedia, en algunas teclas de función, y también ajustes rápidos de volumen, brillo, pantalla, etc. Además, tiene también un modo de retroiluminación en un bonito rojo sangre que, por desgracia, no podremos ajustar en diferentes niveles de brillo.

Software

Acer no añade mucho mas que un Windows 10 y un panel de control llamado “Predator Sense” que nos permitirá algo de configuración de gestión de ventiladores y también tres perfiles de velocidad de la GPU, para tener algo mas de rendimiento en juegos. Permite controlar los dos ventiladores que componen el sistema de ventilación del Helios 300.

No nos hemos encontrado mucho “bloatware” instalado de serie por lo que no tendremos necesidad de una reinstalación completa para tener el sistema perfectamente optimizado. Tampoco hemos encontrado problemas de drivers o inestabilidad de ninguno de sus elementos principales como conectividad Wifi, Ethernet, gráficos, etc.

Análisis de rendimiento y autonomía

Hemos pasado las pruebas habituales, las que realizamos a todos los portátiles que pasan por nuestro laboratorio. También hemos añadido un gameplay con el nuevo StarWars Battlefront 2 para que tengáis una idea de la capacidad de este portátil para manejar juegos muy recientes, como este.

Saturando el sistema de doble ventilador encontramos frecuencias superiores a las 4500rpm en ambos ventiladores, esto se traduce en un ruido cercano a los 45dBA, a un metro de distancia. Por suerte la pantalla hace de pantalla y nos aisla de buena parte del ruido.

Las temperaturas de trabajo y las freucencias del procesado y GPU se mantienen bien en el tiempo y son las adecaudas para los componentes instalados, no hemos detectado ni visto problema alguno de Throttling o de estabilidad.

Despues de varias horas de juego podemos tener temperaturas bastante elevadas en el teclado, con puntos calientes por encima de los 50 grados. Temperatura que no nos va a quemar pero puede resultar bastante desagradable, sobre todo en epocas del año mas calientes, produciendo tambien más sudor.

El uso de un disco duro SATA es casi un pecado a estas alturas de la pelicula, mas en un ordenador destinado a jugadores. Una alternativa seria comprar un modelo con disco más reducido, y por tanto mas economico, y cambiarlo.

Autonomía

Rendimiento:

Cinebench R15 SMP

3DMark FireStrike

3DMark FireStrike Extreme

3DMark FireStrike Time Spy DX12

PCMark 10

Gameplay Star Wars Battlefront 2

Conclusión

Acer comercializa este modelo en dos tamaños, también hay variantes de 15.6” de pantalla, y desde los 1299 Euros. Este modelo, mas avanzado que los modelos base, tiene un precio notablemente mas alto, concretamente de 1699 Euros que se justifica en la configuración que hemos descrito. Su precio es elevado, pero tiene una grafica bastante potente, un disco duro SSD de grandes dimensiones y una configuración general de gama media-alta. El rendimiento es bueno, aunque le lastra algo el disco duro de tipo SATA. No quiere decir que no sea un sistema ágil, para el sistema y programas, pero sería aun mejor con una buena unidad PCI Express.

Eso, combinado con los resultados obtenidos y los niveles de calidad de la mayoría de los elementos instalados, podemos concluir que Acer tiene en este modelo una de sus máquinas más equilibradas y también uno de los portátiles gaming mas potentes por este precio que podemos encontrar en el mercado.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Gran pantalla, de buena calidad
Potente procesador, gráfica excelente para su pantalla
Peso adecuado para su tamaño
LO PEOR
Disco duro M.2 SATA pudiendo montar PCI Express
Sistema de sonido poco elaborado
No cuenta con interfaz Thunderbolt 3
  • Producto: Acer Predator Helios 300
  • Fecha: 26/11/2017 19:31:43