Acer Predator Helios 300 17”

por Javier Rodríguez 26/11/2017 7
Procesador, RAM, almacenamiento
Tarjeta Gráfica
Pantalla
Precio
Web
Core i7-7700HQ, 16GB, 512GB+1TB
GTX 1060 6GB VRAM
17" 1920x1080 IPS 60Hz
1699 Euros

Acer ha sido de las ultimas marcas más reconocidas en introducirse en el difícil pero creciente mercado de los portátiles gaming. Este segmento de producto se caracteriza por máquinas de gran tamaño, entre las 15 y las 17 pulgadas habitualmente, y con procesadores y graficas de mayor consumo que las que encontramos en ordenadores más convencionales o de trabajo. Exactamente como el nuevo Predator Helios 300.

Normalmente esto se ha traducido en precios elevados y en buena medida sigue siendo así, aunque cada vez las marcas se enfrentan a más competencia en precios más cercanos a los 1000 Euros, en incluso por debajo de estos precios. Acer ha potenciado este segmento de producto en los últimos meses, la gama Helios es un buen ejemplo de esto, pero también cuenta con modelos algo mas avanzados, y muy competitivos, como el Predator Helios 300 que hoy probamos.

Prestaciones técnicas

El modelo Predator Helios 300 de 17" es el tipo de portátil que queremos usar en casa como sustituto de sobremesa manteniendo la capacidad de desarrollar nuestro trabajo habitual con soltura y, por supuesto, disfrutar de nuestra afición a los mejores video juegos. Por ello cuenta con algunas de las mejores características técnicas que podemos encontrar por este precio, en este tamaño.

La configuración que hoy probamos es un buen ejemplo de equipo perfectamente equilibrado. El procesador Core i7-7700HQ es un clásico que podemos encontrar en ordenadores de gama media y alta, pero que ofrece un punto de partida muy solvente para desarrollar un ordenador para juegos sin cuellos de botella. Es un procesador que cuenta con cuatro núcleos, ocho hilos de proceso, y con capacidad para soportar grandes cantidades de memoria y ofrece un buen potencial conectivo con un rango de consumos configurable entre los 35 y los 45 vatios y con un modo turbo que le permite alcanzar los 3.8GHz de frecuencia.

Lo mejor es que nos ofrece una multitarea muy sana y no supondrá ningún cuello de botella para sacar partido a las gráficas más potentes, incluida la que viene de serie en este modelo. Una Geforce GTX 1060 con 6GB de memoria que es perfecta para mover pantallas con resolución de hasta 1920x1080 puntos.

Este modelo soporta hasta 32GB de memoria DDR4, aunque con el precio actual de la RAM, habrá que conformarse con los 16GB que trae de serie. Tiene solo dos bancos de memoria, de fácil acceso mediante una trampilla en la base del portátil.

El sistema de almacenamiento combina lo mejor de las unidades PCI Express en formato M.2 con una bahía de 2.5" ocupada por una unidad mecánica. En la variante que hemos tenido para pruebas la unidad del sistema, Windows 10, es de 512GB en formato SATA con un rendimiento bastante decepcionante, tendiendo en cuenta que el portátil soporta unidades PCI Express de alta velocidad en este mismo conector.

Que use un disco M.2 SATA es uno de los puntos más decepcionantes de la configuración de hardware de este nuevo modelo y uno de los lastres que hace que no brille entre los mejores portátiles que han pasado por nuestras manos.

Acer integra también una unidad de 2.5" de 1TB en formato mecánico. Esta unidad es también muy fácil de cambiar para mejorar o ampliar mediante otra trampilla dedicada en el fondo del portátil. Para acceder a la unidad del sistema tendremos que desmontar toda la base del mismo, mas engorroso, pero sin excesiva dificultad puesto que sale todo de una pieza quitando tornillos de fácil acceso. Admite unidades de tipo M.2 con hasta 80mm de largo.  

La conectividad incluye acceso a redes inalámbricas de tipo AC, con velocidades cercanas a los 700mbps, mediante un chipset Intel con configuración 2x2 y velocidad teórica máxima de 867mbps, también añade compatibilidad con Bluetooth 4.1. La capacidad Ethernet Gigabit viene también firmada por Intel, algo que personalmente creo que es todo un acierto.

El resto de la conectividad es muy ergonómica, con distribución de conectores a ambos lados del portátil, con especial acierto en la menor concentración de puertos de la zona derecha del portátil. Acer ha colocado en este lado dos puertos USB 2.0 de tipo A (algo un poco raro pudiendo haber sido todos de tipo 3.0), la conexión de alimentación, que viene con un conector girado 90 grados, y la conexión de auriculares.

En la zona izquierda tenemos un lector de tarjetas, el puerto Ethernet con trampilla de bloqueo, un puerto USB 3.1 de tipo C, HDMI, USB 3.0 tipo A y lector de tarjetas, que está conectado a un interfaz USB 3.0 desarrollando velocidades por encima de los 80MB/s. Es un buen paquete de conectores, bien posicionados, pero echamos de menos un conector Displayport (el USB-C no tiene soporte para video) que soporte pantallas 4k.

Secciones: Portátiles Gaming