Netgear Orbi RBK50 AC3000

por Antonio Delgado 01/12/2017 5
Conectividad WiFi
Puertos
Cobertura
Precio
Web
WiFi 802.11ac 3.000 Mbps
2 x 4 Gigabit Ethernet + 2 x USB 2.0
350 m²
427 €

Hoy en día es difícil vivir sin WiFi, nos hemos acostumbrados a disponer de conexión a Internet sin necesidad de cables en nuestros hogares y centros de trabajo y se ha convertido en algo imprescindible en muchos casos. Multitud de aparatos se conectan a redes inalámbricas y cada vez la tecnología avanza para ofrecer velocidades más y más altas que pueden superar incluso a las redes cableadas tradicionales.

Tecnologías como WiFi 802.11ac permiten tener un ancho de banda de varios Gigabits por segundos sin necesidad de ningún cable y, sin embargo, su mayor enemigo son las grandes distancias o muros y paredes que reducen considerablemente el alcance.

El sistema Orbi de Netgear es una plataforma formada por un Router y un satélite encargado de ampliar la señal de la wifi que permiten, tanto a usuarios domésticos como a empresas, disponer de una red de alta velocidad y con una gran cobertura sin necesidad de ningún conocimiento técnico y con una gran sencillez de configuración.

Existen varios modelos, el que tenemos hoy para analizar es el RBK50, el tope de gama con un alcance total entre los dos dispositivos de 350 m² y con compatibilidad con WiFi 802.11ac 4x4 tribanda de 3000 Mbps.

Especificaciones técnicas

  • 3000 Mbps de ancho de banda (1733 + 866 + 400 Mbps)
  • Cobertura de 350 m²
  • 4 GB de memoria interna
  • 512 MB de RAM
  • 6 antenas
  • Función WiFi Invitados
  • 4 Gigabit Ethernet en el Satélite
  • 4 Gigabit Ethenet (1 WAN + 3 LAN) en el Router
  • 16,3 x 7,9 x 20,3 cm
  • 0,89 kg cada uno de los módulos

Diseño

Lo que primero nos llamará la atención del Orbi es su diseño, una estructura ovalada con unas líneas muy limpias en un blanco impoluto con una textura bastante agradable al tacto hacen que tanto el router como el satélite queden realmente bien en cualquier lugar.

La zona superior tiene una tapa también ovalada que deja ver una discreta y elegante iluminación LED blanca en el caso del router y que puede cambiar de color en el satélite dependiendo de la conexión.

Los puertos físicos se encuentran en la parte trasera semi ocultos en una hendidura. En el router principal tenemos tres puertos LAN Gigabit Ethernet y un cuarto Gigabit Ethernet para conectar directamente al router o cablemodem que tenga Internet. Cuenta también con un USB 2.0 para conectar periféricos tales como impresoras, botón de encendido, reset, conector de corriente y un botón para iniciar la sincronización manual en caso de que tengamos algún problema durante la configuración.

Por su parte, el satélite cuenta con los mismos puertos físicos, pero los cuatro Gigabit Ethernet son para LAN y no tiene un puerto para Internet al ser esa tarea del router principal.

Nada más salir de la caja, Netgear nos indica cual es cada uno con una pegatina donde podemos ver el nombre de la red por defecto, su contraseña y un código QR para conectarnos directamente.

Aun así, de manera visual se pueden distinguir ambos dispositivos por el color de la tapa superior, siendo blanca en el satélite y azul en el router.

Primeros Pasos

Todo el proceso de instalación y configuración del Orbi está explicado paso a paso, el primero en una pequeña guía impresa y la configuración a través de un asistente web.

Básicamente, para crear nuestra nueva red tan solo tenemos que encender primero el Orbi Router hasta que muestre una luz LED blanca en la zona superior, podemos conectarlo ya en este momento al router o módem de Internet.

El siguiente paso es conectar el segundo Orbi, el satélite, en un lugar alejado (no demasiado) para poder distribuir bien la señal. Una vez conectado, el satélite buscará automáticamente al router y procederá a su sincronización.

Podremos conocer el estado de la sincronización simplemente viendo el color del LED superior del satélite: Si es azul, la conexión está perfecta con buena cobertura, si es amarillo tendremos que colocar el satélite y el router más cerca uno de otro, y si es color rosado o magenta es que no se ha podido establecer la conexión por algún problema o porque están demasiado lejos.

Esos colores parpadean durante un tiempo y luego el LED del satélite se apaga.

En caso de que haya algún problema con la sincronización, pulsando el botón trasero de Sync de ambos aparatos se inicia el procedimiento de enlace automáticamente. En nuestras pruebas todo ha ido como la seda y a la primera pudimos enlazarlos.

La WiFi que se crea es la misma para ambos dispositivos, de tal forma que no tenemos dos redes diferenciadas y los dispositivos van cambiando entre la que tenga mejor señal sin ninguna interacción manual.

En cuanto conectamos nuestro ordenador a la wifi o a un puerto Ethernet se abre automáticamente en el navegador la página de configuración del Orbi, de hecho, si en cualquier momento queremos acceder a la configuración, solo hay que entrar en orbilogin.com.

Una vez nos aparece la configuración inicial, el Orbi se encargará de detectar el tipo de red que tenemos, los dispositivos como routers o repetidores que ya tengamos, conexión a Internet y, según esos datos, asigna una configuración adaptada.

Este proceso es totalmente automático, aunque se puede realizar de manera manual si queremos configurar cualquier cosa a nuestro gusto en este paso.

Una vez terminal la configuración automática, podremos definir un nombre a la red WiFi y una contraseña diferente si así lo queremos.

Y ya está, no tenemos por qué hacer nada más. Ya tenemos nuestra red WiFi creada con un repetidor asociado para ampliar su cobertura y todo ello simplemente conectándolo y dándole a siguiente en un asistente. No hemos tenido ni que introducir IPs, ni servidor DHCP, ni DNS ni nada, todo ello lo ha configurado el Orbi según como teníamos nuestra red local (que en nuestro caso constaba de un módem de fibra, un router y otro router al que iba conectado el Orbi).

Sin duda una maravilla para cualquier usuario doméstico o de oficina que quiera tener una red de alta velocidad sin ninguna complicación y sin necesidad de ningún conocimiento previo.

Naturalmente, el Orbi tiene también acceso a todo tipo de configuraciones manuales, podemos acceder vía web o desde su aplicación móvil.

Tenemos, de hecho, dos modos de configuración adicional, uno Básico para las cosas más simples y que permite configurar la red wifi con parámetros básicos (nombre, contraseña, etc), configuración de impresora, acceso al control parental vía app, creación de una red para invitados independiente de la red nuestra o añadir más satélites para aumentar el rango.

Si queremos meternos en configuraciones como apertura o reenvío de puertos, VPN, servicio UPNP, acceso remoto a la configuración y muchas más opciones para los usuarios más entendidos, también podremos accediendo a la configuración avanzada.

Netgear ha conseguido simplificar al máximo el proceso de configuración de este Orbi, pero eso no quiere decir que no permita también “meterle mano” a cualquier opción que queramos configurar a nuestro gusto.

Pruebas de rendimiento y cobertura

Este modelo de Orbi es capaz, según las especificaciones, de abarcar hasta 350 metros cuadrados con el router y satélite combinados, y alcanzar 3.000 Mbps de ancho de banda entre las tres bandas con las que cuenta.

Hemos realizado pruebas separando uno del otro y encerrándolos en habitaciones separadas con todas las puertas cerradas.

Podemos ver en la siguiente captura la calidad de la señal utilizando la banda de los 5 GHz (más velocidad pero menor alcance) estando alejados del Router la fuerza de la señal ronda unos -73 dBM y la señal de 2,4 GHZ (más alcance) se queda en unos -66 dBM.

El repetidor, más cerca del equipo de mediciones, ampliaba la fuerza de la señal con unos valores mucho más altos.

En cuanto a pruebas de transferencia, podemos ver que si transferimos un archivo de unos 10 GB de un ordenador a otro conectados por Ethernet al mismo router, ofrece unas velocidades de transferencia de unos 115 MB/s, por lo que se están utilizando los 1000 Mbps de la interfaz Gigabit Ethernet.

Si nos vamos al repetidor y nos conectamos también por cable Ethernet, podemos ver que mantiene unos 56 MB/s, hay que tener en cuenta que, aunque estamos conectados por gigabit Ethernet al repetidor, la conexión entre el router y el repetidor se realiza de manera inalámbrica desde otra habitación.

Si nos conectamos por WiFi al router, situado más lejos, conseguimos unos 36 MB/s de tasa de transferencia que aumentan hasta 43 MB/s al estar más cerca del repetidor. No hay que olvidar que aunque el orbi es capaz de dar 3000 Mbps, ese ancho de banda se consigue combinando tres bandas con unos anchos de banda de 400 + 866  + 1733 Mbps y también depende de la capacidad de conexión de nuestro equipo, en este caso un Galaxy S7 Edge que sincronizaba a unos 600 Mbps.

Análisis y conclusión

Nos ha sorprendido mucho lo sencillo que ha sido configurar una red local wifi extendida con los Orbi. No sólo es fácil conectarlos entre sí para que se sincronicen (es automático, no tenemos que tocar ni el botón de Sync), sino que son capaces de detectar la infraestructura de red que tengamos montada, con sus rangos de IPs, DNS y demás, y configurarse automáticamente sin tener que hacer prácticamente el usuario.

Estos temas, que pueden parecer triviales a alguien experimentado en la configuración de redes, permiten que un sistema avanzado de alta velocidad y alcance como el Orbi de Netgear llegue a cualquier persona independientemente de los conocimientos técnicos que tenga.

Lo malo de esto es que, como suele ser habitual, aunque por fuera de aspecto de sencillez, realmente requiere de un hardware y software bien elaborados que encarecen el producto. El Orbi RBK50 cuesta actualmente en Amazon unos 427 Euros, un precio bastante considerable si tenemos en cuenta que, al menos en España, la “cultura de routers” es prácticamente inexistente y lo habitual es que la gente se conforme con los routers básicos que ofrecen las operadoras.

Aun así, hay que recordar que por esos 427 Euros estamos recibiendo un router neutro con WiFi 802.11ac de 3.000 Mbps y un satélite que aumenta su alcance y posibilidades de conexión y  todo ello con un sistema que permite prácticamente, enchufar y listo. Si buscamos por separado un router y un repetidor estándar capaz de alcanzar esos 3000 Mbps ambos posiblemente nos salga más caro y tengamos que pelearnos con distintas configuraciones para conseguir una sincronización perfecta.

El Orbi es un sistema de red WiFi avanzada de alta velocidad perfectamente válido para alguien que apenas ha tocado un ordenador en su vida más allá de ofimática o navegación, pero también tiene las opciones y configuraciones avanzadas para los que deseen controlar al máximo su red.

LO MEJOR
Diseño cuidado
Red WiFi 802.11ac 3.000 Mbps de alto rendimiento
Alto alcance
Increíble facilidad de configuración y uso
Ampliable con más satélites
LO PEOR
Precio elevado
  • Producto: Netgear Orbi RBK50 AC3000
  • Fecha: 01/12/2017 19:17:56
Secciones: Redes Routers