MSI GE63 Raider RGB con Intel Core i7-8750H

por Javier Rodríguez 03/04/2018 1
Procesador y RAM
Tarjeta gráfica
Pantalla
Precio
Web
Core i7-8750H, 16GB DDR4 2400
Nvidia Geforce GTX 1070 8GB
15.6" FullHD IPS 120Hz
Desde 1649 Euros
Puntuación de MSI GE63 Raider RGB en la review:

Introducción

Al igual que ha ocurrido con los procesadores de bajo voltaje, en torno a los 15w de consumo TDP, Intel introducirá en esta nueva generación de procesadores de 45w TDP dos núcleos mas de proceso en muchos de sus modelos, no en todos, pero si en algunos de los que dará vida a toda una generación de portátiles (como el MSI GE63 Raider RGB que analizamos aquí), portátiles tan variados como los que encontramos actualmente con el omnipresente Core i7-7700HQ.

Estos procesadores de gama media, que encontraremos habitualmente en portátiles de 15” o mayores, darán vida a una nueva generación donde portátiles con hasta seis núcleos de proceso sean habituales, dejando los modelos de cuatro núcleos para versiones de gama mas baja o para los ya mencionados portátiles de bajo consumo con perfiles y formatos mas reducidos.

Esto también nos lleva a los portátiles que conocemos por sus habilidades para el juego, que recibirán estos procesadores, algunos con frecuencias muy elevadas e incluso con posibilidad de overclocking mediante multiplicador liberado. Hoy conocemos de primera mano uno de los procesadores que mas veremos integrado, el Core i7-8750H, en ordenadores gaming de todos los precios y formatos. Un punto de partida excelente que MSI nos entrega en un modelo bien equipado, dentro de su renovada gama media GE.

El Core i7-8750H y sus hermanos de octava generación

Intel ha ido soltando procesadores core de octava generación en diferentes gamas desde el mes de noviembre del año pasado, la última incorporación fueron los procesadores con gráficos Vega de AMD que se han empezado a comercializar ahora y que son un buen ejemplo de integración de gráficos de última generación y procesadores Intel con hasta cuatro núcleos de proceso.

Una configuración atractiva pero que no ofrece, a nivel de CPU, ninguna gran mejora de rendimiento. El mundo del portátil necesitaba ya una renovación que ofreciera potencia y estaba claro que el salto natural era ofrecer modelos de octava generación, con arquitectura Coffee Lake con al menos seis núcleos y doce hilos de proceso. Aquí están, aunque también tendremos “sabores” de menos núcleos, como los Core i5 de sexta y séptima generación con cuatro, pero ahora con hyperthreading en todos ellos.

En total Intel presenta hoy ocho nuevos procesadores para este segmento de producto. Todos con consumos TDP configurables entre los 35 y los 45w, a gusto del integrador y del formato en el que quiera integrar estos procesadores. Algunos portátiles tendrán menos de 18mm de espesor y otros superarán los 35mm, más o menos como lo que encontramos ahora con otras generaciones anteriores.

Vista trasera, completamente limpia, del MSI GE63 Raider RGB

Habrá tres modelos para ordenadores domésticos, dos Xeon para estaciones de trabajo y un procesador Core i9 serie “K” para overclocking en ordenadores de muy altas prestaciones. Este modelo, denominado Core i9-8950HK tiene seis núcleos de proceso, frecuencia turbo de hasta 4.8GHz, 12MB de cache, doble canal de memoria y estará completamente desbloqueado.

En la gama domestica lo normal es que nos encontremos las dos variantes de procesadores Core i5, con cuatro núcleos y ocho hilos, y este modelo que hoy probamos, con seis núcleos y doce hilos de proceso. Hay un modelo intermedio, el Core i7-8850H, que tiene desbloqueo parcial, con un máximo de 43X que es también su máxima frecuencia turbo. Este lo veremos en portátiles de gama alta, pero sin costes estratosféricos como el del Core i9.

El procesador que hoy nos entretiene es una gama media, pero con 6 núcleos. El Core i7-8750H es la evolución natural del magnifico Core i7-7700HQ que tan buen resultado ha dado en las últimas generaciones de portátiles de alto rendimiento. Ahora disfrutaremos de dos núcleos más, 3MB cache adicionales (un total de 9MB), y encima ofrece hasta 400MHz más de frecuencia turbo de ultima generación. Es mas rápido en multitarea y también lo será en aplicaciones que no puedan aprovechar sus seis núcleos de proceso.

Este procesador soporta hasta 64GB de memoria DDR4 con velocidad de 2666MT/s, pero en este modelo de portátil solo podremos montar hasta 32GB ya que solo dispone de dos bancos de memoria.

Este modelo también dispondrá de varios modelos de graficas Nvidia, aunque hemos tenido la suerte de disfrutar de una unidad con la potente GTX 1070 en su versión de 8GB de RAM GDDR5 y con sus frecuencias estándar, sin tecnología Max-Q. Es un portátil algo ruidoso, como luego veréis en nuestras pruebas, pero es todo un portento.

El sistema de almacenamiento de este modelo usa una combinación de unidad SSD con formato M.2 y tecnología PCI Express NVMe, con una unidad de almacenamiento mecánico en formato de 2.5” con el que se añade capacidad de almacenamiento mas barata. Cuando abrimos el sistema, cosa que no fue fácil por su gran numero de pestañas de fijación, pudimos encontrar un banco M.2 extra completamente vacío donde podemos instalar una unidad adicional.

Como veis, el PCB tiene incluso una zona extra para otro disco duro de tipo SATA en formato M.2, pero en este modelo no esta habilitado.

Esta generación de portátiles soporta tecnología Optane Memory de Intel así que tendremos que acostumbrarnos a ver mas bahías de este formato, que podremos usar, o no, con esta tecnología.

La pena de esta variante es que la elección de un disco SATA de 128GB como unidad de sistema empobrece a todo el conjunto de prestaciones que MSI ha integrado en este modelo. Sinceramente no lo entiendo, porque con una buena unidad NVMe el rendimiento hubiera sido de lo mejor que ha pasado por nuestro laboratorio.

MSI ha integrado un sistema Killer de red inalámbrica y cableada en este modelo, con capacidad para trabajar en paralelo y con toda la potencia del software de priorización y agregación de enlaces de Killer. Es una configuración potente que ofrece Wifi-AC de 867mbps y Gigabit Ethernet.

Este es el PCB y componentes del GE63 Raider RGB. Accesible retirando la cubierta inferior.

En esta generación de portátiles también encontraremos configuraciones inalámbricas de Intel con capacidad para doble enlace de 160MHz, pero no en este caso. Esas configuraciones nos ofrecerán nuevos niveles de velocidad con hasta 1733mbps de velocidad máxima de enlace, el doble que la actual y el doble que la tarjeta Killer que monta este modelo.

Lateral derecho del MSI GE63 Raider RGB

La conectividad del portátil nos da una de cal y una de arena. Aprovecha las prestaciones renovadas de los nuevos chipsets de serie 300, que integran USB 3.1 Gen2 de 10Gbps de forma nativa, pero deja de lado otra tecnología muy interesante como es el Thunderbolt 3.

El MSI GE63 dispone de tres puertos USB 3.0 tipo A, uno de ellos Gen2 con 10Gbps iluminado en un bonito rojo sangre, y un puerto USB 3.1 Gen2 en formato Tipo-C con capacidad de carga de 15 vatios.

Y este el lateral izquierdo, con la mayoría de conectores.

La conectividad grafica es buena, aunque padece de tener Optimus por lo que las salidas de video, aunque aceleradas por la GTX 1070, dependen de la grafica integrada en el procesador. Por suerte estas generaciones ya integran Displayport 1.4 y HDMI 2.0 así que eso es lo que encontraremos en este modelo. El interfaz Displayport, para los detallistas, es de tipo Mini y el HDMI tiene el tamaño estándar.

El equipamiento multimedia se completa con un lector de tarjetas tipo SD, que no entra completamente en el portátil, una webcam de alta definición y un sistema de micrófono doble digital.

Pantalla

Este portátil incorpora una pantalla de 15.6” en un formato bastante tradicional, nada de pantallas de perfil reducido como vemos en los modelos más estilizados, puesto que se trata de un modelo de gama media. MSI nos ofrecerá este tipo de pantallas con mejor diseño en sus gamas más compactas, como los nuevos modelos GS65 que también se presentan hoy y que también integran estos nuevos procesadores.

Sin embargo, MSI ha integrado una pantalla de magnificas prestaciones en este modelo, no perfecta, pero casi. Se trata de un panel IPS de una calidad realmente buena, como afirman nuestras pruebas de color, con ángulos perfectos y lo mejor, 120Hz de frecuencia vertical. Tiene una resolución de 1920x1080 puntos así que tiene la grafica perfecta para sacar partido de esta pantalla.

He dicho antes que no es perfecta y no lo es porque no soporta Gsync, el montaje con Optimus tampoco lo permite así que me temo que este modelo jamás tendrá este tipo de pantallas salvo que se cambie el diseño o combinación de uso de ambos graficas para reducir el consumo.

Excelente espectro de color.

Los canales estan bastante bien equilibrados, algo bajo el rojo, en este perfil de calibracion. El gamma también es bastante correcto, aunque algo elevado.

En nuestras pruebas de calibración hemos constatado que esta pantalla excede en su capacidad de presentar colores al estándar sRGB y además tiene una calibración bastante precisa en todos los canales. Ofrece casi 300nits de luminosidad y tiene el panel mate por lo que ofrece buena visibilidad en entornos con mucha luz. El contraste real es de casi 200:1. Un excelente panel para un ordenador gaming.

Sistema de calibración de pantalla por hardware True Color de MSI con diferentes modos precalibrados y ajustes personalizados.

Hemos probado la pantalla en su perfil de calibración por hardware para sRGB, ya que este modelo dispone de varios perfiles de calibración por hardware dentro de la tecnología True Color de MSI, y este perfil es su perfil por defecto. Dispone de otros modos, que podemos activar desde Windows, como juegos, diseño ofimático, etc.

Sonido

MSI integra en el MSI GE63 Raider RGB un potente sistema de sonido tanto para auriculares como en los altavoces integrados. Toda la zona delantera del portátil esta ocupado por dos grandes altavoces, de dos vías, con una cámara de resonancia de tamaño bastante considerable para las dimensiones reales de este portátil.

Sistema de sonido DynAudio.

Esta configuración ofrece un sonido realmente potente, sorprendentemente buena a niveles de volumen medios, con un buen rango de frecuencias y unos bajos rotundos. MSI también ofrece amplificador en los conectores para auriculares, con entrada/salida dual, detección de impedancia y conectores chapados en oro para mejorar la conductividad.

Diseño y formato

MSI ha trabajado duro en esta nueva generación de portátiles logrando integrar mejor hardware manteniendo largo y ancho y reduciendo algo el espesor. El MSI GE63 Raider RGB es una mejora notable sobre el GE62 y no solo por integrar estos nuevos procesadores. Hemos visto en él un modelo más estilizado, con un teclado más grande y mejor, manteniendo una capacidad de ampliación, pero, por desgracia, mas difícil de manipular y abrir que en generaciones anteriores y nos da la sensación de que su cubierta inferior, la que da acceso a los componentes, es algo más endeble que en generaciones anteriores y creemos que eso es consecuencia del gran numero de taladros que MSI ha practicado en ella para mejorar la refrigeración.

La base esta pensada para maximizar la entrada de aire hacia las turbinas, que expulsan, hacia atras y hacia los lados, el aire caliente.

Los materiales siguen siendo similares. Chasis de plástico duro, con buen encaje, pero con demasiadas presillas de plástico por todo su perímetro, y cubiertas de aluminio tanto en la pantalla como en la zona de apoyo de las manos. Es un diseño de espesor medio, cerca de los 27mm y muy parecido al del modelo anterior. Sin embargo, el mayor tamaño del teclado y los márgenes de pantalla algo mas reducidos, dan la sensación de que es un portátil mas compacto.

Detalle de los botones de encendido, del acceso directo al panel de control SteelSeries y del modo de frecuencia máxima de los ventiladores.

El peso se mantiene también cerca de los 2.4Kg de peso, que es una buena cifra para un modelo de 15” con este espesor y prestaciones. Si puedo añadir que es un portátil mas fresco y que genera menos ruido, aunque cuando le forzamos a nivel de grafica y procesador, nos muestra toda su furia.

Los conectores están bien situados, bien repartidos entre ambos lados, con una configuración muy adecuada dejando los conectores mas “permanentes”, como los conectores para pantallas o ethernet, en el lado izquierdo dejando en el izquierdo dos puertos USB para periféricos.

MSI ha potenciado también el colorido de estos modelos con un teclado RGB con nuevos efectos y mas luminosidad y la pantalla tiene también dos zonas led RGB con forma de alas simétricas que también permiten bonitos efectos independientes y completamente personalizables.

Teclado y Touchpad

Nunca me cansare de en mi cruzada contra los teclados con zona numérica, y este es de este tipo, pero también se reconocer cuando se hacen avances en la calidad de un teclado. MSI sigue confiando en su simbiosis con SteelSeries, que dura ya varias generaciones de portátiles, para ofrecer a los jugadores un buen teclado, con capacidad NKRO, con un tacto muy mejorado, mas grande, con teclas mas grandes y mejor separación chiclet.

El teclado no solo es más rápido, con mejor recorrido y recuperación, sino que además su sistema RGB ahora es mas elaborado, mas rápido, mas brillante y mas configurable. MSI integra también el software de personalización de SteelSeries con el que podemos grabar perfiles por juego con macros, etc.

Se combina con un touchpad multitáctil de tamaño adecuado, que seguramente usaremos poco, pero que tampoco molesta demasiado. Los botones del touchpad son dedicados, cosa que personalmente prefiero en este tipo de máquinas.

Software

MSI combina Windows 10 Home de 64-Bit con toda una batería de aplicaciones de configuración y aprovechamiento de todos los componentes integrados. Desde el panel de control de Killer, para sus dos tarjetas de red, hasta el ya nombrado programa de configuración del teclado SteelSeries.

Detalle del sistema Killer Control Center que gestiona los dos interfaces de red Killer Network con los que cuenta este modelo.

Dispone también de su panel de control central denominado Dragon Center, que nos facilita la gestión de perfiles de funcionamiento, optimización, etc. Todo esta bien organizado y no hay mucho “bloatware”. Solo tendremos que hacernos cargo del antivirus Norton que viene de serie y que no creo que nadie quiera estorbando en su nuevo ordenador gaming de altas prestaciones.

MSI Dragon Center

Lo mas llamativo es su nuevo panel de control RGB, con el que configurar las zonas de la trasera de la pantalla, o su conectividad para gestionar y monitorizar a través de aplicaciones móviles para Android o iOS.

MSI Mystiq Light RGB

Análisis de rendimiento y autonomía

En nuestras pruebas de estrés no hemos detectado problema alguno en este portátil para sustentar las frecuencias y temperaturas que se esperan para este procesador, es más, MSI ha sido bastante cauto y mantiene la temperatura de uso del procesador cercano a los 80 grados, cuando su temperatura de trabajo máxima es superior. Por tanto, no hay “throttling” en el procesador ni en la grafica usando ambos sistemas a su máxima capacidad.

Las temperaturas de trabajo son adecuadas, las frescuencias estables y no vemos problema alguno sometiendo este modelo a estres de gráfica y CPU simultáneo.

Lo hacen para tener algo de frecuencia turbo siempre trabajando en todos los núcleos. Este modelo, en este portátil estabiliza su frecuencia de trabajo en los 3GHz cuando usamos todos los núcleos, lejos de los 4.2GHz que alcanza usando menos núcleos, pero también lejos de los 2.2GHz que tiene como frecuencia base. Esto ofrece resultados realmente buenos.

Captura térmica con un máximo de 43 grados en el punto más caliente, 38 de media. Temperatura medida sometiendo a estrés tanto al procesador como a la tarjeta gráfica. Se ve perfectamente los radiadores de las turbinas como puntos calientes. La gráfica esta en el centro.

Para mantener estas temperaturas el MS GE63 Raider RGB requiere del uso de dos turbinas alimentadas por un intrincado sistema de heatpipes de cobre. El ruido que genera en carga es cercano a los 45dBA a un metro de distancia y la temperatura máxima que hemos detectado en la zona de teclado es de 43 grados. Esta por encima de los 38 grados que encontraríamos como “frescos” pero en un margen muy cómodo para el usuario.

Diseño de la zona de ventilación y refrigeración del MSI GE63. La GPU, en el centro, se lleva buena parte de la atención.

Los resultados de rendimiento, como veréis ahora en nuestra tabla comparativa, nos muestran un procesador soberbio, el mejor de nuestra serie histórica en portátiles, pero con un sistema de almacenamiento nefasto que lastra el rendimiento general de este portátil.


Rendimiento de disco principal

Dos bancos para discos M.2 NVMe "bajo el capó", chipset serie 300 y MSI instala un disco de 128GB con interfaz SATA. Una auténtica pena.

Autonomia en minutos

Resultados benchmarks

El resultado de PCMark 10 es espectacular pero esta muy lastrado por el decepcionante rendimiento de la unidad de almacenamiento del sistema, por eso le ganan portátiles con procesadores muy inferiores.

Cinebench nos demuestra el potencial de estos procesadores, solo superado por el procesador del 8 núcleos Ryzen 1700 instalado en el ASUS ROG Strix GL702ZC.

Los benchmarks 3D ofrecen los resultados que esperábamos, a la par que otros modelos con esta tarjeta gráfica.

La autonomía, como podemos esperar de cualquier modelo de 45w, no es elevada, pero usando la grafica Intel, brillo al 50% y un perfil de ahorro de energía, podemos aguantar hasta 3 horas y media con la batería integrada. No es ninguna maravilla, teniendo en cuenta las autonomías que podemos encontrar en otros formatos, pero esos formatos tampoco tienen la capacidad y el rendimiento de este modelo.

Conclusión

El mejor de los portátiles sigue siendo más lento que un ordenador de sobremesa medio, al menos a nivel de procesador, y eso no cambia con estos procesadores de nueva generación. Sus seis núcleos son sorprendentes, pero no son mas rápidos que lo que nos puede ofrecer un Ryzen de gama media o un Core i7 también de gama media. Dicho esto, que seguramente suene a obviedad, lo cierto es que la mejora de rendimiento que nos espera en estas gamas de portátiles, y otras bastante mas económicas, es realmente bueno.

Estos procesadores Core "H" de octava generación nos aportan un 40% mas de rendimiento en aplicaciones que puedan sacar partido de todos sus núcleos y un 50% más de recursos para multitarea, maquinas virtuales, etc. Es una mejora significativa sobre las generaciones anteriores y es una mejora que vendrá como sustitución de lo anterior así que deberíamos comenzar a verlos a precios muy similares a las variantes con procesadores antiguos, aunque, como siempre, habrá un periodo de estabilización de oferta y demanda que nos hará ver precios mas elevados en estos nuevos modelos con estos nuevos procesadores.

Con esto Intel da concluida una evolución por fase en diversos segmentos de mercado que no sabemos cuanto durara en el tiempo, y mas aun en este mercado que esta absolutamente dominado por ellos. De momento nos quedamos con que empezaremos a ver nuevos modelos de todos los fabricantes y sin duda, por nuestra experiencia con él, el GE63 de MSI, en sus diferentes variantes, será una de las referencias para jugadores de todo el mundo.

LO MEJOR
Un procesador muy mejorado, hasta 40% mas de rendimiento
El teclado es mucho mejor que en generaciones anteriores
Pantalla de excelente calidad
Gráfica adecuada para esta pantalla
LO PEOR
Sistema de almacenamiento bueno, con un mal disco
El acceso a la ampliación es más complicado que en modelos anteriores
Echamos de menos un puerto Thunderbolt 3
No integra los nuevos chipsets Wifi de Intel con 1733mpbs
  • Producto: MSI GE63 Raider RGB
  • Fecha: 03/04/2018 8:16:53
  • Producto: Intel Core i7-8750H
  • Fecha: 03/04/2018 8:17:09
Secciones: Portátiles Gaming