Review SSD Toshiba OCZ RC100 NVMe 240GB

por Javier Rodríguez 17/06/2018 10
Formato
Memorias
Capacidad real
Precio
Web
PCIe NVMe 3.0 x2
3D BICS TLC 64 capas
223GB
69 Euros
Puntuación de Toshiba OCZ RC100 240GB en la review:

Introducción

Toshiba comercializará el nuevo Toshiba OCZ RC100 con un sustituto a unidades SATA convencionales donde el precio de las unidades NVMe tradicionales han sido hasta ahora un impedimento para muchos usuarios. Su tamaño, más compacto, también lo hace adecuado para su instalación en cierto tipo de máquinas, a mí se me ocurren varios sistemas de tablets 2 en 1 donde se podría montar, manteniendo niveles de unidades NVMe con hasta tres veces más rendimiento que una unidad SATA tradicional.

Sobre la pintura la idea de Toshiba es buena, pero esto siempre dependerá del precio porque precisamente la apuesta de este tipo de solución va precisamente a ofrecer unidades NVMe a usuarios que antes no accedían a ellas porque a misma capacidad eran sustancialmente mas caras que las unidades SATA tradicionales, sea cual fuere el formato que usaran.

M.2 no es siempre NVMe

Todos somos aficionados a simplificar todo lo que podamos, el cerebro humano esta precisamente diseñado para eso, pero a veces vale la pena recordar ciertos matices que en el mundo de las unidades de almacenamiento se han ido olvidando por la propia evolución de la industria hacia cierto tipo de unidades de almacenamiento, sobre todo las integradas en cierto tipo de máquinas como portátiles o convertibles de gama media o alta.

Tu ordenador sobremesa o portátil, si tiene un puñado de años de antigüedad, seguramente cuente con algún tipo de slot integrado en placa capaz de soportar unidades SSD en formato M.2. Este tipo de slots se diseñaron más para portátiles, sobre todo por su forma compacta, pero a la vez es un interfaz versátil porque soporta diversos interfaces de comunicación y también diversos protocolos de comunicación.

Todo esto depende del tipo de slot utilizado y también de los deseos del integrador de soporta unas u otras tecnologías. Básicamente podremos tener conectividad SATA, que usa el protocolo AHCI, o conectividad PCI Express que puede usar protocolo AHCI o, mas recientemente en sistemas domésticos, el mas eficiente sistema NVMe.

Esto significa que tu ordenador puede que sea capaz de soportar uno de los dos estándares conectivos, o ambos, y puede que soporte, o no, la tecnología NVMe. Esto ultimo se puede solucionar con una simple actualización de bios así que normalmente, generalizando, un interfaz M.2 PCI Express soportará unidades NVMe sin mas problemas.

Que mejoras nos ofrece el PCI Express con NVMe

El primer cambio importante entre este tipo de unidades es que el interfaz puede ser notablemente más amplio en términos de ancho de banda. Este tipo de unidades soportan enlaces PCI Express 3.0 de hasta 4x lo que genera un ancho de banda de hasta 32Gbps que se traduce en más de 3000MBps de ancho de banda real. En las unidades SATA el interfaz esta limitado, salvo el difunto SATA Express (10Gbps), a 6Gbps que se traduce en una limitación a 500-550MBps de velocidad secuencial. Es potencialmente seis veces mas lento solo por el hecho del interfaz, y esto es solo el principio.

Hay mas optimizaciones en el protocolo NVMe, que se usa desde hace tiempo en soluciones profesionales, que van desde la reducción notable de latencias en lectura y escritura como a la posibilidad de usar controladoras multinúcleo que puedan trabajar con operaciones de entrada y salida de datos en paralelo.

No solo tenemos velocidades de acceso secuencial mas rápidas, sino que tenemos menores latencias y más potencia de proceso. Estos son los tres pilares sobre las que se basa el rendimiento de cualquier unidad de almacenamiento y la combinación de PCI Express y NVMe las mejora todas ellas.

BICS Flash y formato

La arquitectura BICS Flash permite a Toshiba integrar el modulo de almacenamiento NAND-Flash con la controladora necesaria para hacer funcionar todo, tanto interfaz con el PC como el control del sistema de memorias multinivel y adiconalmente elimina la necesidad de memoria DRAM intermedia a modo de cache. Integrarlo todo en el mismo encapsulado permite a Toshiba reducir costes, reducir tamaño y también reducir los consumos, gracias a la estructura BGA-SSD con el que están montadas estas unidades. 

Las unidades tradicionales, también las de mas rendimiento, usan una controladora separadas de lo que son las memorias en sí, es un sistema muy usado al que Toshiba a dado una vuelta para lograr unidades mas eficientes, que tienen lógicamente menor coste de fabricación, pero eso, por desgracia, no las hace más rápida porque muchas veces este tipo de unidades, las de más alto rendimiento, aprovechan el paralelismo de acceso a las memorias para lograr esas velocidades increíbles que vemos en las unidades mas potentes.

Estas mejoras se traducen en que toda la serie Toshiba OCZ RC100 tiene un formato M.2 2242 de 22mm de ancho y solo 42mm de largo cuando lo habitual actualmente son unidades de formato 2280 con 80mm de largo. Las capacidades que encontraremos oscilaran entre los 120 y 480GB con este modelo intermedio de 240GB que analizamos hoy. Esta destinada a ser una unidad de bajo coste que podemos montar en cualquier lado.

Muchos portátiles y máquinas compactas usan este formato para poder ofrecer almacenamiento de calidad.

Los 42mm de largo no deberían ser un problema de montaje en ordenadores sobremesa, pero no todos los ordenadores portátiles tienen varios puntos de fijación adaptándose a diferentes largos. La cara de la moneda la encontramos es que estas nuevas unidades serán compatibles con los sistemas mas compactos del mercado, que son muchos los que requieren este tipo de unidades tan cortas.

El nuevo Toshiba OCZ RC100 montado encima de un MP500 de Corsair con un largo de 80mm.

Especificaciones técnicas

El Toshiba OCZ RC100 es una unidad de prestaciones medias pero que ofrece mejoras importantes con respecto a las unidades SATA con las que pretende competir en precio. Lo podremos encontrar en tres capacidades: 120, 240 y 480GB.

Las velocidades secuenciales oscilan entre los 1350-1600MBps de lectura, dependiendo de la capacidad, y entre 700-1100MBps de escritura, también dependiendo de la capacidad. Las velocidades mas rápidas son para las unidades de 240 y 480GB de capacidad.

La potencia de proceso también se ve afectada según la capacidad, con hasta 95.000 IOPs en el modelo de 120GB y hasta 150.000 IOPs en el modelo de 480GB de capacidad, pasando por hasta 130.000 IOPs en el modelo de 240GB. Como veis los dos modelos de tamaño superior son los que más igualados están y sin duda son los mas apetecibles de esta nueva gama.

El resto de las especificaciones las podéis ver en la tabla que hemos añadido, pero debo destacar la definición de las memorias NAND Flash, que como veis son de tipo TLC (triple capa en tres dimensiones), con reserva de un 10% de capacidad para ir almacenando celdas defectuosas y aumenta la vida útil.

Tiene un formato M.2 Socket B-M con formato 2242 y un interfaz PCI Express 3.0 con 2x que genera hasta 16GTs que es mas que suficiente para el rendimiento de la unidad y que aumenta la compatibilidad porque lo hace compatible con sockets de tipo M y B. Es decir, funciona en ordenadores con conectividad 4x y tambien 2x, que son los que habitualmente soportan también SATA.

Sus 3.2w de consumo también son muy interesantes porque lo iguala a muchas unidades mecánicas de bajo consumo y es casi un 50% menos de consumo de lo que encontraríamos en una unidad de alto rendimiento tipo NVMe. Eso aumentara la autonomía de nuestro sistema manteniendo niveles de rendimiento muy interesantes.

Rendimiento sin sorpresas

Hemos comparado esta unidad con algunos de los mejores discos SSD que podemos encontrar en el mercado y también con alguna de esas unidades a las que espera sustituir como elección para muchos usuarios. Los resultados son los esperados, Toshiba-OCZ rara vez ofrece cifras que no sean absolutamente realistas, y esta es nuestra comparativa:

No es capaz de igualar en rendimiento a otras unidades NVMe que hemos probado pero si que deja muy atras a una unidad convencional SATA, de calidad ademas, como es el Samsung 860 evo. Los resultados son los esperados, son buenos, sin sorpresas.

SSD Utility

La utilidad para unidades de almacenamiento de OCZ nos permite mantener nuestra unidad al día, si hubiera actualizaciones de firmware, monitorizar su rendimiento y estado y también realizar diferentes tareas de gestión que incluye el borrado seguro de la unidad.

Entre los datos mas interesantes podemos ver como esta conectada la unidad al sistema, como la parametriza Windows, que capacidad de espacio libre nos queda, temperatura de la unidad y vida útil restante. Toda esta información, además de una lectura SMART completa, puede servirnos para recibir alertas sobre la unidad. De este modo estaremos prevenidos sobre cualquier problema.

Se un añadido importante para la gestión de las unidades que no interferirá con el sistema, podemos instalarla solo si así lo queremos, y nos da un punto de seguridad en la unidad y también mucha facilidad en la gestión. Es completamente gratuita.

Una unidad decente, con un buen precio

Esta no es la primera unidad que aprovecha un interfaz PCI Express 3.0 2x para desarrollar una velocidad media buscando ajustar costes, y aumentando la compatibilidad, y usando capacidades medias también con el mismo objetivo. La diferencia es que el nuevo diseño BICS Flash de Toshiba funciona. Lo hace con rendimientos interesantes, entre dos y tres veces el rendimiento de una unidad SATA AHCI tradicional, reduciendo costes y también reduciendo consumos.

Los precios oficiales de estas unidades parten desde los 50 Euros, pero nosotros hemos querido analizar el precio de la unidad que hemos probado, la de 240GB, que es solo 20 Euros mas cara. Actualmente las unidades M.2 más baratas, y el precio de unidades SATA de 2.5” es similar, ronda los 55-59 Euros. El precio oficial, de lanzamiento de los nuevos Toshiba OCZ RC100 es de 70 Euros justos, lo que significa que es entre 11 y 15 Euros mas caro que las unidades SATA AHCI que se venden en la actualidad.

Las unidades de protocolo NVMe, con interfaz PCI Express, de esta misma capacidad rondan los 100-120 Euros. La mas notable es el Samsung 960 evo que es una magnifica unidad de almacenamiento que podemos comprar actualmente por poco mas de 100 Euros con 250GB de capacidad y que desarrolla hasta el doble de velocidad que el Toshiba OCZ RC100 que probamos hoy.

Dicho esto, y visto este análisis de precios, creo que el objetivo de Toshiba se cumple ya que ofrece precios similares, que sin duda el mercado ira ajustando después de su lanzamiento, y que están bastante mas económicas que las opciones NVMe mas cercanas. Es una interesante opción con un formato muy compacto que hará las delicias de algunos usuarios que quieren dar el salto a esta tecnología mucho más rápida y eficiente que el AHCI tradicional.

Lo que si es una carencia clara es que solo se comercialice con capacidades de hasta 480GB, los 960GB ya son una capacidad muy buscada por muchos usuarios, más si se pudiera tener a precio algo superior a unidades SATA, pero con este rendimiento. 

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Rendimiento NVMe PCI Express 3.0 2x sin fisuras
Excelente relacion precio-capacidad-prestaciones
Formato M.2 B-M añade compatibilidad
LO PEOR
El formato 2242 no es tan compatible como podría parecer
Limitado a capacidades de hasta 480GB
  • Producto: Toshiba OCZ RC100 240GB
  • Fecha: 17/06/2018 17:28:07