Review Caja Coolermaster Stryker SE

por Javier Rodríguez 16/10/2018 6
Formatos soportados
Materiales
Dimensiones
Precio
Web
XL-ATX, ATX, Micro-ATX, Mini-ITX, E-ATX
Chapa SECC, ABS y Cristal templado 4mm
578.5 x 250 x 605.6mm
149 Euros
Puntuación de Cooler Master Stryker SE en la review:

Introducción

Yo mismo tuve la oportunidad de probar la Coolermaster Stryker allá por el 2012, por entonces Coolermaster inicio una marca, CMStorm, que se dedicaba a este incipiente mercado para jugadores. Ahora esa marca ya es historia, habiendo dejado por el camino algunos de los mejores ratones y cajas que he probado, pero algunos de estos productos están volviendo al mercado para satisfacción de los usuarios mas nostálgicos.

Nuevos modelos como esta nueva Coolermaster Stryker Second Edition que seis años después intenta transformar el mismo aspecto en una solución moderna adaptada a los tiempos que corren. Hoy veremos las diferencias, las mejoras y la viabilidad de una caja ya veterana en un mundo donde todo ha cambiado bastante.

Especificaciones de la caja Coolermaster Stryker SE

Diseño y conectividad

Aunque el chasis de la Coolermaster Stryker SE sigue siendo el mismo de la primera edición, lo cierto es que hay muchos cambios tanto internos como externos. La primera edición era una caja que buscaba que pudiéramos almacenar hasta 8 unidades de disco, y eso en el nuevo modelo se ha acabado porque los usuarios de PC de altas prestaciones ya no buscamos ese tipo de unidades sino mas opciones para unidades SSD e incluso esto también esta cambiando puesto que ahora el almacenamiento lo instalamos en la propia placa base.

Eso ha hecho que Coolermaster pueda eliminar módulos de discos, cambiar el lateral principal pero también ha mantenido la esencia de la caja original manteniendo el color blanco completo, la columna de sustentación de la caja que antes albergaba los módulos de discos y la “no” separación entre secciones que tenían todas las cajas por aquella época. El tamaño también es el mismo y el frontal en malla también sigue ahí, los elementos claves se mantienen, pero ahora, por ejemplo, tenemos un bonito lateral de cristal templado y tintado que mejora de forma notable el aspecto general de la caja.

El frontal, que esta situado en la parte superior de la caja, su asa de transporte, sus posiciones principales para ventiladores y el color se mantienen como en el original y algunas de sus funciones y prestaciones serán hoy en día todavía muy apreciadas.

El frontal cuenta con dos conectores USB 3.1 Gen1 de tipo A, dos USB 2.0 y las entradas y salidas de audio habituales. La caja también dispone de los leds habituales y los botones de función que encontramos en cualquier caja. Lo que hacia especial a la Stryker original, y sigue presente en esta segunda edición, es que tenemos una zona de control de ventiladores, con hasta seis modos de funcionamiento y también un botón para encender el sistema de leds de los ventiladores instalados. El único cambio en esta zona es que el logo de CMStorm ha sido sustituido por la versión reducida del logo de Coolermaster.

El frontal tiene otro conector, que aunque esta plenamente orientado al almacenamiento, no deja de ser un conector periférico para unidades externas. Se trata del módulo XDock, que ya tenía el módulo original, y que nos permite usar discos de 2.5” sin necesidad de caja externa, solo tenemos que introducirlo y aprovechar las funciones de conexión en caliente que tiene cualquier chipset y placa base desde hace ya muchos años. Esta funcionalidad es realmente útil y pocas cajas modernas lo mantienen. Mi experiencia con este nuevo XDock es que esta mejor adaptado a unidades de 7mm de alto, aunque sigue aceptando también unidades de 9.5mm de alto.

En cuanto a espacios disponibles, esta caja cuenta con 9 slots de ampliación para tarjetas, algo poco común ya en su época y que se mantiene. Esta segunda edición también cuenta con un sistema de montaje vertical para tarjetas gráficas, para dar ese toque moderno que buscamos todos ahora en nuestro ordenador. El modelo antiguo tenía un solo slot vertical y estaba mas pensado para situar cableado de periféricos de tal forma que en una lanparty fuera complicado que no sustrajeran el ratón o el teclado.

En cuanto a espacios, tenemos hasta 322mm para la instalación de gráficas, no tenemos limitación para la fuente y los disipadores, aunque lo comentaremos luego también, pueden tener hasta 186mm de alto. Es una caja, como veis, de espacios generosos a pesar de tener una columna de sustentación que recorre buena parte de su frontal.

Almacenamiento

Un equipo gaming moderno no suele contar con todas las unidades de almacenamiento que solíamos almacenar hace 6 años. Eso de los discos en RAID para ganar rendimiento ya es cosa del paso, de hecho ahora mismo no tiene mucho sentido para ganar rendimiento ni tan siquiera con las unidades más modernas de tipo PCI Express. Pero por aquel entonces tener unas cuantas unidades en RAID nos garantizaba cargar todos nuestros juegos de forma mas rápida. Evidentemente también había unidades SSD, pero eran pequeñas, casi siempre en formato SATA, y muy costosas.

La Stryker original, como una buena caja de su época, tenía una gran capacidad para unidades de 3.5” y también tenía opción a instalar hasta tres unidades de 5.25” para poblar nuestro frontal de unidades de DVD, Bluray o paneles frontales. Las unidades de 5.25” de esta nueva segunda edición se reducen a una y sin duda es un guiño al formato del paso más que una prestación fundamental para esta nueva edición.

Los módulos de discos para unidades de 3.5” también se han retirado completamente, dejando mas espacio para ventilación, y abriendo espacio para cuatro puntos de fijación para unidades de 2.5” que tendrán un papel protagonista cuando cerremos el lateral de cristal templado de la Coolermaster Stryker SE.

En este modelo nos quedan espacio para dos unidades de 3.5”, situadas en la chapa de soporte de la placa base, en un bonito lugar donde además recogen aire desde una zona microperforada, y detalla en negro, que tiene este lateral posterior de la Stryker, recordándonos al mismo acabado de la caja original. Se ha cambiado el sistema de almacenamiento a uno mucho mas actualizado y vistoso, que dará aun mas importancia al nuevo lateral de cristal templado.

Refrigeración

El sistema de ventilación de la Coolermaster Stryker SE también es una combinación de lo mejor de la configuración original y los cambios estructurales realizados en toda la caja. Entre los elementos conservados encontramos el ventilador trasero, de color blanco, con 140mm de diámetro y el ventilador de 200mm situado en la parte superior de la caja.

Hace seis años también se dio el salto a ventiladores más grandes, sobre todo Coolermaster en sus modelos mas míticos, como esta misma o la Enforcer, pero esta moda esta prácticamente extinta. La Coolermaster Stryker SE conserva este ventilador situado en al parte superior, cuanto mas grande el ventilador mas aire mueve a menos revoluciones, pero también ejerce menos presión a esas vueltas mas reducidas.

La Stryker clásica contaba con dos módulos de discos que podían situarse en línea con la caja o cogiendo aire del lateral, para ello montaba en cada módulo un ventilador de 120mm que metía aire a los discos y la caja. Esta nueva edición no tiene estos módulos, pero instala dos ventiladores de 120mm con leds blancos metiendo aire desde el frontal. Tienen una frecuencia de trabajo de hasta 1200rpm y son bastante silenciosos.

La caja admite mas ventiladores de los que trae de serie. En el frontal podemos montar hasta tres ventiladores de hasta 140mm de diámetro. En el techo podemos montar dos ventiladores de hasta 140mm o uno de 200mm, el que viene de serie y en la zona baja de la caja podemos instalar dos ventiladores de hasta 120mm adicionales.

Esta descripción nos hace intuir que la capacidad para sistemas de refrigeración líquida de este modelo también ha mejorado. En el frontal podemos montar radiadores de hasta 360mm, en el techo de hasta 280mm y en el fondo de la caja de hasta 240mm. En todas las zonas susceptibles de entrada de aire Coolermaster ha instalado filtros extraíbles para evitar la entrada de polvo en la caja. Además, tenemos espacio para ventiladores de hasta 186mm de alto.

Montando un PC completo

En una caja grande siempre encontraremos una buena experiencia de montaje. Este tipo de cajas son fáciles de montar incluso sin necesidad de tumbarlas para colocar la placa base y el gran espacio disponible hace que canalizar cableado y otros elementos sea sencillo. Coolermaster añade incluso un extensor de cable de alimentación auxiliar para que no tengamos problema con este cable de la fuente, que será el que mas largo tenga que recorrer.

Para su controlador de ventiladores, que soporta hasta cuatro ventiladores, el mismo numero que trae de serie, tendremos que alimentarlo con un conector molex tradicional, el mismo que también necesitaremos, además de un cable SATA, para dar servicio al conector X-Dock en el frontal de la caja.

No hemos encontrado ningún problema grave en este modelo, el nuevo sistema de montaje de las unidades de almacenamiento es cómodo, aunque nos obligara a aumentar el largo de algunos de los cables, mi consejo es que si vamos a usar los cuatro puntos para unidades de 2.5” nos hagamos con un alargador adecuado. El montaje de la gráfica en vertical también requerirá de un riser PCI Express 16x que no viene con la caja.

En cuanto a la canalización de cableado, no tendremos el más mínimo problema porque hay espacio de sobra para cuantos cables queramos pasar. Todo quedará limpio y cuidado, como ya ocurría en el modelo original.

Los espacios son, como veis en las imágenes, mas que generosos, y nos dejan espacio para sistemas de refrigeración de gran tamaño y muy complejos. Para este tipo de usuarios la nueva Coolermaster Stryker SE puede ser una solución más que adecuada, yo he preferido un montaje más minimalista, que contrasta con el gran tamaño de esta caja.

Conclusión

En su momento la CMStorm Stryker fue una de las cajas mas llamativas del mercado. Su acabado en blanco, sus detalles en negro y su gran modularidad hacían de ella una caja sorprendente y muy innovadora. La nueva Coolermaster Stryker SE conserva todo el acabado exterior de este modelo, pero rediseña algunos elementos importantes para un ordenador moderno y actual. La pena es que en algunas cosas se queda corta, como por ejemplo, no disponer de un conector USB-C.

El acabado es magnífico, el lateral de cristal templado le da un aire completamente nuevo a este chasis y el uso de algunos ventiladores con color termina de rematar una buena faena. Para mi es una renovación más que adecuada, aunque el mercado para las cajas torre de este tamaño, que además no tienen una gran capacidad de almacenamiento tradicional es reducido. Los nostálgicos de este modelo, sin embargo, encontraran una gran segunda edición de su caja favorita.

Por suerte esta aventura no es excesivamente cara, unos 145 Euros, que es un precio bastante razonable teniendo en cuenta las prestaciones de la caja, los materiales, el numero de ventiladores y el gran tamaño.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Lo mejor del modelo clasico, actualizado a 2018
Gran espacio, magníficos acabados
Gran número de ventiladores, muy silenciosos
LO PEOR
No tiene conector USB-C frontal
El conector de control de led de los ventiladores es propietario
Premio a Coolermaster Stryker SE
  • Producto: Coolermaster Stryker SE
  • Fecha: 16/10/2018 7:35:41
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.