MSI GP75 Leopard 10SEK Review

MSI GP75 Leopard 10SEK Review

por Antonio Delgado 30/06/2020 5
Procesador, RAM, Almacenamiento
Tarjeta Gráfica
Pantalla
Precio
Web
Intel Core i7-10750H, 16GB DDR4-2666, 1 TB NVMe
NVIDIA GeForce RTX 2060 6 GB
17,3" FullHD, IPS-level, 144 HZ
1.799 euros
Puntuación de MSI GP75 Leopard 10SEK en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del MSI GP75 Leopard 10SEK

En esta review del MSI GP75 Leopard 10SEK descubriremos uno de los nuevos y renovados portátiles de MSI dotado de los nuevos procesadores Intel Core de décima generación como es el Core i7-10750H, junto a una gráfica de gama media como la RTX 2060. Ambos componentes, junto a 16 GB DDR4 o un SSD de 1 TB dan vida a un equipo  gaming que busca un equilibrio entre precio y prestaciones bajo una pantalla de 17,3 pulgadas FullHD con panel "IPS-Like" de 144 Hz.

No le falta conectividad WiFi-6 y algunas interesantes opciones de ampliación. Veamos qué nos ofrece.

Características técnicas del MSI GP75 Leopard 10SEK

  • CPU Intel Core i7-10750H (6 núcleos, 12 Hilos, 2,6 GHZ- 5 GHz)
  • 8 GB DDR4-2666 (2 x 8GB)
  • Pantalla IPS-level 17,3" FullHD 144 Hz, 72% NTSC
  • NVIDIA GeForce RTX 2060 
  • 1 TB SSD NVMe M.2 
  • WiFi 802.11ax (WiFi-6) + Bluetooth 5.0
  • Gigabit Ethernet (Killer)
  • 1 x USB-C 3.2 Gen 2 
  • 2 x USB-A 3.0
  • 1 x USB-A 3.2 gen 2
  • HDMI
  • Mini DisplayPort
  • lector de tarjetas SD
  • Combo Minijack 3,5 mm
  • Teclado RGB
  • Batería de 48 Wh
  • 397 x 268.5 x 29 mm
  • 2,6 KG
  • Windows 10
  • 1799 euros

Diseño y conectividad

El MSI GP75 Leopard 10SEK es un equipo de 17,3 pulgadas que, a nivel externo, mantiene unos acabados comunes con otros portátiles de la familia de generación anterior. Tenemos una tapa de aluminio con dos franjas que escoltan al logo de MSI en un escudo rojo.

No es un equipo pequeño, ni ligero ni fino. Hablamos de 2,6 KG de peso con unas medidas de 397 x 268.5 x 29 mm que lo alejan de modelos más compactos, pero tampoco pretende competir en esa liga.

Los 2,9 cm de grosor se ven claramente en la parte trasera, con dos grandes salidas de aire rodeando la palabra LEOPARD sobre una línea roja.

La vista lateral tampoco esconde su grosor, de hecho, esto nos permite tener, además de otra salida de aire, un puerto RJ-45 Gigabit Ethernet completo, además de un HDMI, un mini Displayport, un USB-A y un USB-C acompañando a dos minijack de audio (micrófono y auriculares)

En el otro lado tenemos otra salida de aire junto al conector de corriente, dos puertos USB-C  y un lector de tarjetas SD que hacía tiempo que no veíamos en un portátil. Un puerto que, al menos personalmente, utilizo bastante en mis equipos y se agradece su inclusión para evitar tener que ir con un adaptador.

Al abrir la pantalla nos encontramos con unos marcos bastante contenidos en la zona superior y laterales, sobre todo tratándose de un equipo de 17,3 pulgadas. No falta la webcam, un elemento que algunos fabricantes empiezan a eliminar en sus equipos gaming y que, por suerte, se mantiene en este MSI GP75 Leopard 10SEK.

El teclado aprovecha bastante bien el espacio, aunque se podría ampliar algo más en los laterales, sobre todo teniendo en cuenta que MSI ha decidido eliminar teclas como la izquierda de Windows. Cuenta, eso sí, con teclado numérico.

La iluminación RGB es independiente tecla a tecla y se puede configurar al milímetro como veremos más adelante.

Tenemos también teclas específicas para cambiar entre modos de rendimiento o activar la máxima velocidad de los ventiladores.

Pasamos ahora a ver el interior. Acceder a esa zona no es difícil, solamente hay que retirar unos 13 tornillos, todos con cabezal estándar de cruz, aunque hay tornillos de distintos largos, algo a tener en cuenta a la hora de montarlo de nuevo.

Una vez retirada la tapa tenemos acceso al interior. Lo primero que destaca son sus heatpipes de cobre "al desnudo", tenemos dos ventiladores, uno con tres heatpipes de los cuales dos van a la CPU y un tercero cubre también la GPU. El otro ventilador tiene cuatro heatppies, todos ellos van a la GPU y a las memorias GDDR6 de la misma.

La tarjeta WiFi-6 es una Intel AX201NGW, está en formato M.2 y es posible sustituirla, aunque a día de hoy, esa tarjeta es una de las más avanzadas disponibles.

Los 16 GB de memoria DDR4-2666 vienen en sendos módulos SO-DIMM, por lo que la ampliación es muy sencilla.

Continuamos con el SSD NVMe en formato M.2 de 1 TB, está fabricado por Western Digital y va fijo mediante un tornillo que se puede extraer para sustituir.

MSI ha incluido también una zona para colocar un HDD o SSD de 2,5 pulgadas.

Para ello, tenemos ya integrados los conectores SATA de datos y energía.

Se incluye en la caja un adaptador para fijar un HDD/SSD en caso de necesitarlo.

Teclado y Trackpad

El teclado del MSI GP75 Leopard 10SEK tiene una distribución española QWERTY estándar con algunas variaciones, como la ausencia de la tecla Windows en la parte izquierda. Cuenta con teclado numérico y está fabricado por steelseries.

Se trata de un teclado con mecanismo de membrana, pero con un recorrido considerable en las teclas, ayudando tanto a la hora de escribir como a la de jugar. Además, la separación de las teclas es bastante generosa y se evitan pulsaciones involuntarias.

La zona del teclado numérico también está retroiluminada y se puede controlar desde el software de Steelseries.

Este programa permite configurar efectos y colores predefinidos, o también configurar tecla a tecla cada uno de los colores, añadiendo combinaciones de teclas tanto para la iluminación como a la hora de crear macros para juegos o para otras funciones.

En cuanto el trackpad, está situado algo a la izquierda del portátil, justo debajo de la tecla de espacio, y cuenta con dos botones físicos para los dos clics del ratón. Funciona perfectamente sin problemas.

Pantalla

El MSI GP75 Leopard 10SEK cuenta con una pantalla de 17,3" "IPS-Like", que básicamente es un panel de tipo IPS pero sin la licencia de uso (IPS es una tecnología registrada de LG). Así que tenemos los ángulos de visión de 178º típicos de estos paneles y el resto de características, pero sin el nombre.

La resolución es de 1920 x 1080 píxeles, es decir, FullHD.

Soporta hasta 144 Hz de frecuencia de actualización, aunque no dispone de tecnología de sincronización G-SYNC ni FreeSync.

En nuestro laboratorio, hemos conseguido unas mediciones de 313,6 cd/m² de brillo máximo, con un valor mínimo en negro de 0,3173 cd/m² que nos da una relación de contraste de 988:1, prácticamente idéntica a los 1000:1 de este tipo de paneles.

Con la calibración de serie y el modo predefinido, la escala de grises muestra un equilibrio en RGB algo descompensado, con el rojo por debajo del 90%, el verde en torno a 102% y el azul variando entre 107% y 115%.

El balance de blancos muestra una temperatura algo fría, rondando de media los 7.500K, unos valores habituales ya que los usuarios suelen preferir este tipo de configuraciones al blanco puro de 6.500K. Además, se trata de un portátil para juegos.

En cuanto al la representación de colores, tenemos un deltaE medio de 4,76 puntos, con máximos de 8,29 dE. Unos valores que, aunque lejos de paneles calibrados, no están mal para un equipo de este tipo, más orientado a juegos que a diseño.

Finalmente, la pantalla del MSI GP75 Leopard 10SEK consigue una cobertura de color de prácticamente el 100% de la gama sRGB, una cobertura que equivale a un 72% del NTCS.

Autonomía

Con una batería de 48Wh y un Core i7-10750H junto a una RTX 2060, dentro de un portátil de 17,3" ya nos podemos imaginar que su autonomía no va ser el punto fuerte.

A pesar de tener bastante espacio, MSI se ha decantado por una batería bastante escasa que, unido al alto consumo de estos componentes, hace que no sea un equipo pensado para utilizar alejado de un enchufe, no al menos si queremos disponer de cierto rendimiento.

En los test de batería de PCMark Modern Office, que simulan un entorno de ofimática y tareas habituales en una oficina (navegación, conferencia, ofimática, etc.) , en el modo equilibrado, el MSI GP75 Leopard 10SEK ha conseguido tan solo 1:16 horas de autonomía, prácticamente 10 veces menos que un Zephyrus G14 o, si lo comparamos con un procesador de gama similar (aunque con bastante más rendimiento, como el Ryzen 7-4800H), vemos que ofrece 6 veces menos autonomía en este modo.

La cosa mejora si pasamos al modo Silent, donde el GP75 Leopard consigue 3:23 horas de autonomía, pero no lo suficiente como para salir de la cola del ranking.

Resultados similares podemos ver en el test de PCMark 8, donde ya entran en juego test algo más exigentes.

Sin duda, ni por su tamaño ni por su batería y consumo, el MSI GP75 Leopard 10SEK no destaca por su autonomía.

Temperaturas y throttling

El sistema de refrigeración del equipo es bastante grande, y cuenta con dos ventiladores de un tamaño bastante generoso que permite funcionar sin demasiado ruido, salvo que activemos el modo de máximo rendimiento o lo pongamos bajo carga intensa, donde se escucha claramente.

A nivel externo, en nuestra batería de test, las temperaturas externas no han llegado a 42 grados, por lo que parece que el sistema de refrigeración que hace su trabajo y nos permite utilizarlo sin molestias.

Sin embargo, en el interior, la cosa cambia, y podemos ver como, si bien la gráfica permanece estabe con máximas de 77 grados, el Core i7-10750H mantiene la fama de "caliente" de sus predecesores y sufrimos throttling cuando las temperaturas aumentan demasiado.

En el Intel XTU podemos ver que el límite que ha marcado MSI para este procesador es de 200W de Boost, un límite muy elevado y que, aún asi, el Core i7-10750H consigue alcanzar en test multihilo, haciendo saltar la limitación de potencia.

Llas temperaturas máximas, con esta limitación, son de 95 grados. Sin embargo, si las retiramos, el procesador sube hasta 98ºC y  el throttling térmico es más exagerado.

Y todo ello en un equipo con casi 3 cm de grosor y un sistema de refrigeración bastante grande. El Core i7-10750H va a suponer todo un reto para los fabricantes de equipos más finos.

Rendimiento

El Intel Core i7-10750H es el procesador que posiblemente veamos más en equipos gaming dotados con la décima generación Intel Core.

Se trata de un modelo con 6 núcleos y 12 hilos que está fabricado a 14 nanómetros y que no cuenta con cambios de arquitectura respecto del Intel Core i7-8750H o del Core i7-9750H. Tan solo se aumentan las velocidades de Boost respecto de la pasada generación, ya que mantiene una base de 2,6 GHz, aumentando el Boost hasta los 5 GHz. Tu TDP es de 45W, aunque ya hemos visto que en boost puede superar los 200W.

Este aumento de MHz de boost, como veremos en los test, no es suficiente para que notemos un salto generacional, de hecho, nos da la sensación de estar ante lo mismo de hace una y dos generaciones. Hasta ahora no sería mucho problema para Intel dar pequeños pasos apenas perceptibles, pero ahora mismo, tenemos ya a la venta portátiles con procesadores AMD Ryzen 7-4800H y los modelos HS que, con un consumo igual y una mayor eficiencia energética, ofrecen más núcleos y un rendimiento considerablemente superior.

Los test de rendimiento se han realizado en el modo Extreme Performance. En los test de CPU no hay diferencia apenas entre este modo y el equilibrado, aunque en GPU le da un extra de rendimiento que nos deja ver de lo que es capaz este equipo

Test CPU MultiHilo

En este test, el Core i7-10750H no tiene nada que hacer contra la competencia, los Ryzen 7 4800H, que serían sus competidores directos, consiguen una puntuación mucho más elevada, e incluso los modelos HS de 35W dejan atrás a este procesador de Intel.

Test CPU 1-hilo

En test de un solo hilo como el Cinebench R20 SP, parece que los 5 GHz del Core i7-10750H no son suficientes, y el mayor IPC de Zen 2 hace que un Ryzen 7-4800H a 4,2 GHz  ofrezca un mayor rendimiento.

Las cosas cambian en el Cinebench R15, posiblemente debido a que es un test menos exigente y que no está especialmente optimizado a los nuevos procesadores.

Test GPU 

En gráfica tenemos una NVIDIA GeForce RTX 2060 de 6 GB GDDR6, el modelo completo sin las limitaciones Max-Q y que, gracias al modo turbo de MSI, es capaz de exprimir aún más su rendimiento superando a RTX 2070 Max-Q y a GTX 1080 Max-Q.

PCMark 10

CrystalDiskMark SSD

El SSD del GP75 Leopard es un WD de 1 TB con NVMe PCIe3 x4 con el que se consigue rozar los 3.400 MB/s de escritura y 3.100 MB/s de escritura

Análisis y Conclusión

El MSI GP75 Leopard 10SEK supone la renovación de la gama GP75 Leopard de MSI con un equipo de 17,3" que ahora integra los nuevos procesadores Intel Core de décima generación Core i7-10750H para sustituir a los anteriores Core i9-9750H. No hay cambios en la parte gráfica, que mantiene la RTX 2060 para conseguir una relación de prestaciones y precio más ajustada.

Algo que hemos podido comprobar es que la décima generación de procesadores Intel Core, al menos en portátil, no parece traer prácticamente nada nuevo al mercado, este Core i7-10750H nos deja la sensación de estar viendo lo mismo que una o dos generaciones atrás, ya que ofrece, a nivel práctico, el mismo rendimiento que el Core i7-9750H e incluso que el Core i7-8750H.

Es cierto que tenemos una frecuencia mayor de Boost, pero al final, cuentan con el mismo proceso de fabricación de 14 nanómetros, mismo número de núcleos, mismas temperaturas elevadas y mismo rendimiento, incluso peor, ya que el excesivo consumo y calor que generan hace que el throttling, ya bien térmico, o ya bien energético por limitaciones aplicadas, consiga tengamos resultados muy similares, o incluso por debajo de los que consiguen portátiles con procesadores de las pasadas generaciones.

Hasta no hace mucho esto no suponía mucho problema porque AMD no tenía soluciones que pudieran competir e Intel podía permitirse ir sacando mejoras con cuentagotas, sin embargo, ahora mismo, con los Ryzen 4000H en el mercado, procesadores como este Core i7-10750H quedan con una clara desventaja respecto de modelos como el Ryzen 7 4800H o incluso con las variantes de bajo consumo Ryzen 7 4800HS o Ryzen 9 4900HS.

Eso no quiere decir que el portátil o el procesador rinda poco, nada más lejos de la realidad, sin embargo, los usuarios que busquen más rendimiento de CPU buscarán otras opciones, ahora que las tienen.

En cuanto eficiencia energética, el Core i7-10750H, y el MSI GP75 Leopard 10SEK en general, no destaca, ofreciendo una autonomía muy limitada que evitan que este portátil sea una buena opción si buscamos algo para trabajar o movernos sin un cargador cerca.

Al contrario que el procesador, la gráfica si que destaca en especial en este equipo, con una RTX 2060 sin limitaciones que, a pesar de ser la gama media y la "peque" de la familia RTX, ha mostrado un buen rendimiento con unas temperaturas contenidas.

Se agradece la posibilidad de expansión con unidades SATA de 2,5", así como la inclusión de un SSD de 1 TB de alto rendimiento, o las facilidades que da el GP75 Leopard para su ampliación o sustitución de elementos como la RAM, SSD o incluso la WiFi, aunque la tarjeta WiFi-6 que incluye ya es todo un acierto.

Una de las ventajas de este tipo de equipos de este tamaño, es que tenemos conectividad de todo tipo, incluyendo MiniDisplayport o un RJ-45 del que se suele prescindir en equipos más finos. Otro elemento olvidado por muchos pero que MSI mantiene en este modelo es el lector de tarjetas junto a la webcam.

Su precio de 1.799 € no lo convierten en un equipo barato, pero tampoco caro teniendo en cuenta los precios actuales por equipos de 17,3" gaming, se encuentra dentro de lo esperable y hay que tener en cuenta que trae una licencia de Windows 10 ya integrada, algo no tan común hoy en día como era antes.

En definitiva, si bien el Core i7-10750H nos ha dejado muy fríos y no aporta nada que no ofrecieran las dos pasadas generaciones de Intel, el  MSI GP75 Leopard 10SEK es un portátil gaming "puro", centrándose en juegos sobre todo y dejando de lado elementos como la portabilidad o la autonomía, de hecho la RTX 2060 brilla en este equipo especialmente.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
SSD de 1 TB NVMe de alto rendimiento
La RTX 2060 rinde especialmente bien en este equipo
Facilidades de ampliación (RAM SODIMM, WiFi, M.2 NVMe y bahía de 2,5")
Posibilidad de overclock de GPU
Pantalla de 144 Hz con 100% de SRGB
Conectividad WiFi 6 y puerto GbE
No se olvida de la webcam ni del lector de tarjetas
Iluminación RGB completa independiente y sistema de macros en teclado
Diseño y montaje de calidad
Sonido potente y claro
LO PEOR
El Core i7-10750H no ofrece nada nuevo respecto del i7-9750H o del 8750H, quedando muy por detrás de los Ryzen 7 4800H
Autonomía escasa
Sin G-SYNC/FreeSync
Throttling energético y térmico en el procesador
Premio a MSI GP75 Leopard 10SEK
  • Producto: MSI GP75 Leopard 10SEK
  • Fecha: 30/06/2020 20:22:58
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.