MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi Review

MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi Review

por Javier Rodríguez 29/06/2020 5
Chipset
Memoria
Otros
Precio
Web
AMD B550
Hasta 128GB DDR4-5100
2xM.2 PCI Express 3.0/4.0, Wifi 6 AX, 1x2.5GbE
229 Euros
Puntuación de MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi en la review:

Introducción a las especificaciones de la MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi

Es curioso y para mi muy interesante probar un modelo de placa base que tan solo tiene unos días de diferencia entre sus dos versiones con los chipsets de gama media mas recientes de AMD y de Intel. También es una buena forma de tener frescas las prestaciones de cada uno de ellos y ver donde están las diferencias entre dos de las mejores plataformas que podemos encontrar en el mercado.

En la Review de la MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi podremos conocer de primera mano las prestaciones de este esperado chipset, sensiblemente más económico que el X570 de AMD, y con todas las prestaciones mas interesantes de este, como la disponibilidad de PCI Express 4.0 y soporte para todas las generaciones de procesadores Ryzen que AMD ha lanzado al mercado en los últimos años.

Características técnicas de la MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi

  • Socket: AM4+
  • Chipset: AMD B550
  • Memoria: 4x DIMM DDR4 hasta 5100MHz XMP 128GB Máximo.
  • Almacenamiento SATA: 6Gbps RAID 0, 1, 5 
  • Amacenamiento PCIe: 1xM.2 22110 Socket3 PCI Express 4.0 4x, 1xM.2 2280 Socket3 PCI Express 3.0 4x,  Raid 0 y 1
  • Slots: 1x16x PCI Express 4.0, 1x4x PCI Express 3.0 formato 16x, 3xPCI Express 3.0 1x. 
  • DSP de sonido: Realtek ALC1220
  • Configuracion de alimentacion: 12 fases, VRM Digital, doble entrada EPS 8+4 contactos hasta 720w. 
  • Otros: Iluminación ARGB, Conectividad USB 3.2 Gen2x1 10Gbps USB-C, Displayport 1.4, HDMI 2.0, Ethernet 2.5GbE, Wifi-6 Intel AX200, panel de conector integrado. 

Chipset B550 de AMD

En realidad, este nuevo chipset de AMD no ofrece directamente soporte para PCI Express 4.0, como si hace el X570, pero las placas base basadas en el sí están preparadas para transportar la señal del procesador, que si es PCI Express 4.0, hacia los componentes principales que pueden soportar esta tecnología como son algunos puertos de ampliación como slots de almacenamiento o slots de tarjeta gráfica.

Recordad que algunos fabricantes habilitaron sus placas AMD B450 a ejecutar PCI Express 4.0 pero esta funcionalidad fue “capada” por AMD a nivel de microcódigo de procesador porque los montajes eléctricos de las placas B450 no eran adecuados para una perfecta estabilidad ejecutando estos niveles de transferencia. Las placas B550 ya están certificadas para ejecutar PCI Express 4.0 con todas las garantías y el beneplácito de la marca.

En definitiva, el AMD B550 no es un chipset PCI Express 4.0, como si es el AMD X570, que soporta líneas de forma autónoma con este interfaz y de hecho se comunica con el procesador con hasta cuatro líneas PCI Express 4.0, pero si que permite al fabricante una mejor incorporación de esta tecnología en sus nuevas placas base y tiene la ventaja de tener consumos reducidos que habilitan soluciones de refrigeración de chipset completamente pasivas.

Aun así, hay diferencias sustanciales sobre el B550, y el B450 (que algunos fabricantes han reutilizado en soluciones Ryzen 3000 con la denominación B550A) que pueden interesar a los usuarios. Una de ellas, importante, es que este ultimo chipset ya ha sido certificado por AMD para dar soporte a los procesadores de generación Zen 3 que quizás salgan al mercado antes de que acabe el año.

El Chipset B550 ofrece también otras mejoras conectivas sobre el B450 en cuanto a PCI Express se refiere, no del tipo 4.0, sino del 3.0 ya que este chipset si añade líneas de este tipo, hasta 10, que podemos también reconfigurar en dos puertos SATA extra sobre los 4 que ofrece el chipset como configuración estándar. A diferencia, los PCI Express 2.0 de la generación anterior desaparecen en este nuevo chipset.  Se elimina también el soporte para Express SATA, nadie lo echara de menos.

La conectividad USB 3.2 Gen2x1 de 10Gbps se mantienen dos puertos, como la generación anterior, se reducen los puertos USB 3.2 Gen1 de 5Gbps de 6 a 2 puertos (los nuevos procesadores Ryzen 3000 van bien dotados en este sentido) y se mantienen los seis puertos USB 2.0 de legado.

Es un chipset muy similar al X570, pero recordad que este comunica con el procesador con PCI Express 4.0, doblando el ancho de banda, y también dispone de algunas líneas PCI Express 4.0 propia que los fabricantes pueden usar para mejorar el almacenamiento o ampliar la integración y la conectividad. 

El resto de las prestaciones, muchas, van más definidas por el procesador que por el propio chipset. Con esto me refiero a subsistemas importantes como tarjetas gráficas, o capacidad de soporte de RAM, que en estos modelos son los mismos 128GB en doble canal que podemos encontrar en cualquier otro chipset que soporte estos procesadores de AMD.

Ampliación y conectividad

En cuanto a conectividad y ampliación se refiere este modelo es muy similar a su hermana para los últimos procesadores Core de decima generación basados en la arquitectura Comet Lake-S de Intel. Aun así, también encontraremos algunos cambios interesantes, algunos para bien y otros para mal, entre las dos versiones para AMD e Intel.

En cuanto a slots de ampliación la MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi cuenta con dos slots PCI Express PEG, pero solo el principal soporta enlaces de 16x y los soporta tanto en el estándar PCI Express 4.0 como en el PCI Express 3.0. El segundo, con el mismo tamaño, solo soporta enlaces de hasta 4x y en formato PCI Express 3.0. Es, por tanto, una placa destinada a usarse con una sola tarjeta gráfica, aunque está certificada para Crossfire para múltiples tarjetas gráficas (no soporta SLI).

A estos dos slots se le unen tres puertos con enlaces 1x de tipo 3.0. No podemos usar todos a la vez porque algunas líneas se comparten también con algunos de los slots de almacenamiento PCI Express con los que cuenta la placa base.

El almacenamiento está todo soportado por el chipset o por el procesador. El procesador aporta el slot M.2 principal, situado cerca del socket del procesador, que soporta enlaces PCI Express 4.0/3.0 de hasta 4x. también soporta unidades de hasta 110mm de largo, incluso en formato SATA.

El segundo slot M.2 disponible corre a cargo del chipset B550 y está limitado a cuatro líneas o carriles de tipo PCI Express 3.0, eso limita su ancho de banda disponible a 32Gbps frente a los 64Gbps de la alternativa PCI Express 4.0 con el mismo número de líneas. El segundo slot soporta únicamente unidades de hasta 80mm de largo, pero ambos, tanto este como el principal, cuenta con solución térmica en forma de disipador para la zona superior de la unidad incluyendo también un thermal pad de alta eficiencia en la transferencia de calor.

Con la unidad adecuada esta placa base es capaz de desarrollar velocidades muy superiores a los que podemos lograr con el PCI Express 3.0. Si quereis ver más datos, visitad nuestra review del Seagate Firecuda 520 de 1TB desarrollada con esta placa base.

Los slots SATA de la placa, seis en total y todos soportados por el chipset, ofrecen soporte RAID 0, 1, 5 y 10, también tendremos soporte RAID para las unidades PCI Express con modos 0 y 1.

La conectividad USB es un poco menos capaz en este modelo, MSI ha confiado toda la conectividad USB en las capacidades del chipset y el procesador y eso deja fuera de la ecuación la disponibilidad de un puerto USB 3.2 Gen2x2 de 20Gbps como si encontramos en la alternativa basada en el chipset Z490.

Eso nos deja con un equipamiento inferior pero muy capaz. El procesador aporta dos puertos USB 3.2 Gen2x1 de 10Gbps, ambos en el panel de conectores traseros, pero en diferentes formatos: USB-C y USB-A. El procesador también aporta dos puertos USB-A de tipo USB 3.2 Gen1 de 5Gbps también en el panel de conectores trasero.

El chipset se encarga de los otros tres puertos USB 3.2 Gen1 de 5Gbps, uno en forma de conector USB-C, y otros dos de tipo A, todos para el frontal de placa. El chipset también se encarga de los 8 puertos USB 2.0 de legado, cuatro en el frontal y cuatro en la parte trasera. La placa también incluye conectividad gráfica, Displayport y HDMI, para dar soporte a procesadores con gráficos integrados.

La conectividad de red es buena, muy buena para esta gama de producto, con una tarjeta inalámbrica Intel AX200 que nos habilita para soportar conectividad Wifi-6 en una configuración 2x2 con doble banda, hasta 160MHz de frecuencia y capaz de acceder a redes de hasta 2.4Gbps de velocidad de enlace. Soporta también Bluetooth 5.1 en el mismo chipset.

La tarjeta inalámbrica se acompaña de otro buen chipset, pero esta vez para Ethernet. El Realtek RTL8125B nos permitirá acceder a redes cableadas Ethernet con velocidades de enlace de hasta 2.5Gbit con soporte también para redes más lentas de hasta 100Mbit sobre el cableado de cobre habitual.

Entre otros conectores integrados podemos encontrar hasta 8 conectores para ventiladores, de tipo PWM, con conectores especialmente diseñados para CPU y bombas de impulsión para refrigeración líquida. Tiene también conectores TPM, dos conectores ARGB, conector RGB de cuatro pines, otro para RGB Corsair, jumpers para OC retry, conector frontal para HD-Audio y un largo etcétera donde echamos de menos botones de encendido y reset rápido y, también, un display POST con el que tener información rápida del arranque del sistema.

Diseño y alimentación

En lo referente al diseño ambas placas son de la misma generación y tienen grandes similitudes, para bien, como la calidad de fabricación, el mismo PCB de seis capas, el sistema de alimentación sobre dimensionado y el disipador macizo tanto para chipset como para VRM.

MSI realiza mejoras sobre las generaciones anteriores introduciendo cambios en el diseño de esta gama. Se usa ahora un PCB de 6 capas además de alimentación doble mediante dos conectores auxiliares, de 8 y 4 contactos, aunque solo el primero es necesario para que el sistema funcione correctamente.

Esta configuración nos dará buen margen de aprovechamiento de los turbos automáticos de estos procesadores Ryzen de última generación y deberían preparar perfectamente a esta placa base para las nuevas generaciones de procesadores basadas en la arquitectura Zen3 que AMD ya tiene en una fase de desarrollo muy avanzada. 

La MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi usa un sistema de alimentación digital de 12 + 1 + 1 fases independientes con control digital en espejo y hasta 60A de potencia entregable sobre los 12v, con un total de 720w a disposición del procesador.

El diseño, como cualquier otro de la gama Carbon de MSI, incluye acabados simulando la fibra de carbono. Se han ampliado el tamaño de los disipadores, se añaden disipadores dedicados para las dos unidades M.2 instalables , en este modelo MSI no instala heatpipe entre los disipadores del VRM digital, sin que hayamos visto temperaturas superiores sobre el modelo Z490.

La placa base es una belleza, incluyendo su tapa de puertos trasera integrada, con unos acabados excelentes y una distribución de conectores envidiable. MSI ha trabajado para que sus sockets estén donde deben estar para un montaje más cómodo y también ha distribuido los diferentes conectores de ventilador para que la instalación sea sencilla y limitemos el número de cables cruzando alrededor de la placa.

Todo está perfectamente situado, bien distribuido y la calidad de los acabados es excelente. Cierto es que hay modelos más elaborados en esta gama, algunos con mejores sistemas de alimentación y más fases de alimentación, pero esta gama para jugadores tiene sin duda todo lo necesario y unos acabados envidiables. Lo remata, además, con una buena iluminación ARGB en la zona de conectores y bajo el disipador del chipset.

Sonido

Seguramente el punto más flojo de esta placa base lo encontramos en el sistema de sonido. MSI no se ha complicado y ha integrado un DSP clásico pero solvente como es el Realtek ALC1220. Se le acompaña de una zona de PCB aislada con capas separadas para los diferentes canales y también con componentes HiFi como los capacitadores Nichicon dorados. Esta versión se acompaña también de un escudo EMI para minorizar las interferencias electromagnéticas en el DSP.

La conectividad es la habitual, con un sistema 7.1 configurable y salidas chapadas en oro para mejorar la conectividad. Se remata con un conector SPDIF de tipo óptico y conectividad HD-Audio para el frontal, nada que no veamos en casi todas las placas base del mercado.

La aplicación de gestión del sistema de sonido es básica también, sin aspiraciones, parece que esta placa base para jugadores espera que sus usuarios usen auriculares básicos o con su propio DSP integrado. Nada destacable, ni para bien, ni para mal.

Bios y Software

MSI usa la quinta generación de bios UEFI ClickBios 5 en este modelo, no hay grandes cambios sobre las generaciones anteriores, pero como es lógico estas nuevas bios se adaptan a las nuevas características de los últimos procesadores de AMD, pero manteniendo el buen soporte para procesadores de otras generaciones, también soportados por esta placa.

La bios tiene una capacidad de 128M así que está más que preparada para las necesidades de microcódigo extenso de los procesadores actuales de AMD, así como los que están por llegar.

En estas bios de MSI encontramos un asistente rápido para configurar elementos básicos, como el nivel de overclocking automático, el acceso a los perfiles XMP de las memorias, que en esta placa base apuntan a velocidades iguales o superiores a los 4800MHz, la secuencia de arranque o el ajuste rápido de los ventiladores del sistema para lograr el mejor equilibrio entre rendimiento y ruido.

En cuanto al software el centro de control de esta placa, como es habitual en todas las placas MSI desde hace ya muchas generaciones, es el Dragon Center, que ahora es mucho más automatizado instalando el mismo todos los componentes principales para sacar partido a todos los elementos de la placa.

Incluye monitorización del sistema, control de perfiles de rendimiento, un gestor de red para priorizar paquetes y también acceso a la configuración del sistema RGB de la placa, el cual podemos sincronizar con todo el sistema mediante los puertos RGB y ARGB con los que cuenta la placa.

El B550, ofrece PCI Express 4.0, aunque no lo soporte

Curiosamente muchos han estado esperando a este chipset por su soporte PCI Express 4.0 cuando en realidad no lo tiene, es el procesador el que aporta esta tecnología a estas soluciones, lo único que hace el B550 es estandarizar el diseño adecuado para dar soporte a esta velocidad de enlace sin que el sistema sufra problemas de estabilidad.

Por otro lado, es un chipset que nos permitirá esto en soluciones más económicas que el X570, sin ventiladores como si requiere el X570, y si que tiene mejoras importantes con respecto al B450, modernizando su solución conectiva en muchos aspectos.

En cuanto a este modelo de MSI puedo decir que es muy parecida a su hermana y ambos modelos nos gustan. Gamas medias pensadas para jugadores, pero bien integradas, muy bien diseñadas, bien distribuidas y con un sistema de alimentación sólido. Son placas también estéticamente atractivas y tienen un precio bastante decente. La diferencia es que este modelo de AMD cuesta 40 Euros menos que la alternativa Z490 de Intel, aunque de este fabricante también tenemos que empezar a ver chipsets más económicos, aunque sin soporte para overclocking.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
El Chipset B550 por fin nos garantiza aprovechar el PCI Express 4.0 de los procesadores Ryzen Zen2 de AMD
Excelente sistema de alimentación de 12 fases digitales
Conectividad de red de gran calidad, con los nuevos estándares.
Placa bien distribuida, conectores perfectamente situados y variados
LO PEOR
Como su hermana con el Z490, echamos de menos una tarjeta de sonido más elaborada
Premio a MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi
  • Producto: MSI MPG B550 Gaming Carbon Wifi
  • Fecha: 29/06/2020 22:56:40
Redactor del Artículo: Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Empecé a publicar artículos sobre los componentes de PC que pasaban por mis manos en 1999, al tiempo que era director técnico de la cadena de tiendas de informática Batch-PC. Me uní a Geeknetic como redactor jefe y responsable de laboratorio en 2005. El hardware es mi pasión, aunque en mi tiempo libre acostumbro a disfrutar de juegos de PC multijugador.