Drift DR550 Review

Drift DR550 Review

por Antonio Delgado 17/09/2020 6
Materiales
Ajustes
Altura sillón y peso máximo
Precio
Web
Polipiel y ruedas de nylon
Altura, inclinación respaldo, balanceo y reposabrazos 4D
41-48 mm y 150 kg
259,99 euros
Puntuación de Drift DR550 en la review:

Introducción y especificaciones técnicas de la silla Drift DR550

Tras haber analizado la mesa gaming DZ200 de Drift, hoy os traemos el complemento ideal con la review de la Drift DR550, una silla gaming que se sitúa en la cima de toda la gama de sillas de la compañía y que destaca por ofrecer un diseño más sobrio y elegante sin perder la estética "gaming" asociada a este tipo de mobiliario. 

Disponible en color marrón o negro y sin apenas estridencias, el modelo que analizamos hoy es el modelo con acabado en negro.

Características técnicas de la silla Drift DR550

  • Material externo:  PU (poliuretano) suave de alta calidad
  • Material interno: Espuma moldeada con densidad 65 Kg/m3
  • Reposabrazos con ajustes 4D con acolchado de poliuretano 
  • Base metálica de tipo estrella de 700mm
  • Ruedas de Nylon
  •  Pistón de gas de 80 mm de Clase 4 
  • Respaldo ajustable 90-135º
  • Cojines  cervical y lumbar
  • Basculante de doble acción (Frog Mechanism)
  • Medidas generales    72 x 133-140 x 55 cm (ancho x altura x profundidad)
  • Colores disponibles    Marrón/Cuero, Negro/Carbono
  • Peso neto   24 Kg
  • Peso máximo soportado  150 kg (Peso máximo permitido con el respaldo en posición vertical)
  • Precio: 259,99 euros.

Experiencia de montaje

Como suele ser habitual en este tipo de sillas, nos llegan en una caja completamente desmontadas y tenemos que iniciar el montaje de todo y cada uno de los componentes por separado, algo que requiere de cierto esfuerzo y tiempo.

Tenemos dos piezas principales del sillón, base y respaldo, además de la estrella de la base donde van las ruedas, un pistón, el mecanismo de fijación del pistón al asiento, los apoyabrazos, embellecedores y almohadillas.

Drift incluye los tornillos necesarios para su montaje, todos menos dos que son de estrella vienen con cabezal allen, dos embellecedores y una herramienta en ángulo recto que funciona como llave allen y también destornillador de estrella, así que no necesitaremos herramientas extra.

Eso sí, los tornillos están contados y no se incluye ninguno de repuesto.

Tenemos cinco ruedas de plástico (nylon), en vez de ruedas con acabado de goma.

Cada una de las ruedas se acopla por presión a las cinco patas de la base de metal.

A continuación debemos colocar el pistón en el centro de la base junto con el embellecedor  de plástico extensible.

El sillón tiene por debajo los agujeros necesarios para atornillar el mecanismo inferior que se une con el pistón y también los dos reposabrazos.

En total son cuatro tornillos para el mecanismo central y cuatro para cada una de las dos piezas reposamanos.

Ahora nos falta unir el respaldo a la estructura de la silla.

Para ello, se coloca entre las dos piezas móviles que surgen desde la parte lateral trasera y se atornilla cada lateral con dos tornillos.

Alguno de los agujeros no están perfectamente alineados con la cobertura de polipiel, nada que no pueda solucionarse apartando un poco la tela para meter el tornillos.

Una vez atornillados, pondremos los embellecedores laterales atornillándolos al agujero central con los tornillos de estrella.

Estos embellecedores son de plástico y el acabado no termina de encajar mucho con los acabados más premium de la polipiel o la base sobre la que se sustenta la silla. Se incluyen dos tapitas embellecedoras para disimular el agujero lateral de esas piezas.

El montaje está ya complicado, en total habremos destinado unos 20-30 minutos al montaje de la silla asegurándonos que todos los tornillos estaban bien apretados y en su posición correcta.

Diseño y uso

Como comentábamos al principio de la review, la Drift DR550 es una silla que combina un diseño más "serio" pero sin renunciar a esa estética gaming basada en sillones de coches de competición, pero sin llegar a los modelos más estridentes que llevan agujeros, zonas de colores o incluso alguno que otro con RGB.

El material escogido es polipiel o piel sintética basada en poliuretano que recuerda mucho, tanto en textura como en olor, al de un coche nuevo. En este caso tenemos el modelo en color negro, que utiliza ese color para toda la silla en contraste con las costuras o el logo de Drift en color blanco.

Se incluye un cojín para las cervicales y otro para las lumbares, ambos con el diseño en negro y el mismo material. El de la zona superior se fija con una tira elástica a la zona del reposacabezas directamente.

La parte para las lumbares se coloca por detrás del acolchado de la silla mediante una tira eástic acon un enganche de tipo clic.

Al ir con una cinta apretada por esa parte trasera, es posible ajustar la altura. Depende de los gustos de cada uno y, sobre todo, de los ajustes y postura que tengamos, el ajustar este cojín o directamente quitarlo. Personalmente lo suelo utilizar a ratos, ya que obliga a mantener una postura más correcta y elevada. El de la cabeza sí que lo suelo utilizar permanentemente.

En cuanto a los ajustes de postura, tenemos en la parte inferior una rosca con la que se ajusta la dureza del sistema de balanceo de la silla. Una vez ajustada la dureza deseada girando hacia un lado u otro, podemos utilizar la palanca de la derecha para bloquear el balanceo (inclinación de toda la silla) en una posición concreta.

La otra palanca, la de la derecha si estamos sentados, es la que permite ajustar la altura entre 41 y 48 cm.

Tenemos una tercera palanca anclada al respaldo que, al tirar hacia arriba, nos permite reclinar el respaldo completamente hasta dejarlo horizontal

Los reposamanos son negros y con un acabado en goma acolchada bastante cómoda. Cuentan con ajustes 4D, es decir, con 4 ajustes en distintas direcciones que podemos mover al pulsar distintos botones y palancas.

Es posible, por ejemplo, rotar sobre sí mismo cada uno de los reposamanos y ajustar el ángulo.

Con un botón situado en donde queda el pulgar si los sujetamos con la mano, es posible también mover hacia delante o hacia atrás el reposamanos respecto de nuestra posición

El mecanismo y la estructura interna de los reposamanos es de plástico, por lo que hay ciertas holguras y no deja'n de quedar todo lo fijo que deberían.

Este botón lateral sirve para mover hacia la derecha o hacia la izquierda la superficie del reposabrazos, es decir, desde nuestra posición sentados, podemos desplazarlos hacia fuera o hacia dentro.

Finalmente, el cuarto ajuste es una palanca situada en la parte exterior con la que podemos levantar o bajar todo el reposabrazos.

Este mecanismo se sustenta en una columna metálica y funciona de manera fluida y constante, cuenta con varias posiciones siendo muy sencillo ajustar la altura a los distintos niveles.

Análisis y Conclusión

Muchas de las sillas gaming que hay en el mercado comparten plataforma y el tipo de mecanismos, incluso la forma puede ser algo común. Cada compañía ajusta elementos como los materiales de los reposamanos, el acabado y material del asiento, material de la base, ruedas, etc.

La Drift DR550 está en la cima del catálogo de Drift, aun así, mantiene un precio bastante económico, por debajo de la mayoría de sillas gaming que hemos analizado en Geeknetic, y sus calidades en general son bastante altas. Hablamos de 259,99 euros de precio, similar a sillas de oficina de gama alta pero con un diseño más agresivo.

Es cierto que algunos mecanismos del reposabrazos, o los propios embellecedores de las fijaciones del respaldo son de un plástico "básico" que desentona un poco con el resto de acabados, pero la mayoría de elementos cumplen su función con buena nota. La piel sintética de la silla, así como las costuras, se ven de calidad, resistentes y con buenos acabados, y mecanismos concretos como los propios sistemas de inclinación o balanceo de la silla, o incluso la regulación de altura de los reposabrazos son completamente metálicos y con un funcionamiento bueno

La silla es cómoda y permite todos los ajustes necesarios para adaptarla a nuestra manera de sentarnos, ideal si pasamos muchas horas delante del PC, ya sea para usos lúdicos como juegos, pero también para trabajar. Tenemos la opción de utilizar los cojines de lumbares y cervicales si lo deseamos y todo ello en un diseño que se aleja de los modelos más estridentes del mercado gaming,  pesar de que la Drift DR550 tiene una clara inspiración en asientos de carreras. Su acabado en negro, sin formas demasiado anguladas ni agujeros o colores llamativos, hará las delicias de los que quieren una silla discreta, elegante y con acabados premium pero sin renunciar a un alma gaming.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Acabados de buena calidad
Amplias posibilidades de regulación (inclinación, altura, balanceo y reposabrazos 4D)
Buen equilibrio entre un diseño discreto y elegante sin renunciar al toque gaming
Se incluye un cojín lumbar y otro cervical
Estructura resistente con soporte de hasta 150 kg
Precio equilibrado
LO PEOR
El montaje es algo engorroso
El plástico de los embellecedores o del mecanismo superior de los reposabrazos es algo básico
Premio a Drift DR550
  • Producto: Drift DR550
  • Fecha: 17/09/2020 20:32:15
Temas Relacionados: Periféricos Sillas Sillas Gaming Drift
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.