Lian-Li T1. Spider

por Javier Rodríguez 02/08/2010 ...

Introducción

Introducción.

Lian-Li es una marca conocida por su especialización en cajas de altas prestaciones completamente fabricadas en aluminio mediante procesos de fabricación que prácticamente podríamos denominar como artesanales. De vez en cuanto usan esta experiencia para lanzar al mercado productos con un diseño nada convencional que hablan mucho de su capacidad de innovación y de lo desarrollado de su proceso productivo.

Una de estas últimas creaciones es sin duda la nueva T1. Una mesa de pruebas que casi tiene vida propia y que se asemeja a un arácnido salvando las diferencias de que esta caja en vez de ocho patas, tiene tan solo cuatro.

Lian-Li T1. Spider. Diseño y prestaciones

Lian-Li T1. Spider. Diseño y prestaciones.

Esta caja está orientada a trabajar como mesa de pruebas para sistemas Mini-ITX. Tiene la ventaja de que en su diseño incorpora una fuente de alimentación de tamaño convencional y una buena gestión de cableado. Es un concepto que coloca la placa base con sus conectores traseros de frente al usuario y que al estar orientada a un formato muy concreto de placa base consigue una orientación casi perfecta.

Está formada por un cuerpo principal, que podemos inclinar a nuestro gusto que esta contrapesada por la fuente de alimentación que hace de “vientre” de la araña. Cuenta con cuatro patas orientables que podemos colocar a placer para dar más o menos altura al sistema. No es el sistema más estable para colocar un ordenador pero nosotros no hemos tenido problemas con el peso de la maquina ni tampoco con su estabilidad.

Podemos encontrar esta mesa de pruebas en diversos colores; concretamente rojo, plata y negro. En las patas dispone de fundas antivibración dañar la superficie y ofrecer la estabilidad adecuada para que los componentes trabajen con seguridad. Podemos instalar un único disco duro de tamaño de 3.5” justo debajo de la placa base así como también tendremos espacio para una unidad óptica tipo Slim de 5.25”. No cuenta con ningún tipo de accesorio adicional salvo un sistema de fijación de cableado que nos permitirá disfrutar de un cierto orden a pesar de lo abierta de esta solución.

Si podemos destacar que casi cualquiera de las estructuras que compone esta llamativa caja tiene algún eje con el que personalizar la apariencia del sistema. Podemos inclinar el cuerpo, las patas, la fuente de alimentación, etc. Cuenta también con botones de encendido y reset, leds integrados en estos botones para hdd-led y power-led así como dos leds de alta intensidad frontales que sirve de “ojos” de la bestia.

Montando una gran máquina

Montando una gran máquina.

Lo mejor de una configuración en una mesa de pruebas abierta como es la nueva T1 de Lian-Li es que no tenemos limitaciones de espacio. Podemos montar tarjetas graficas grandes, disipadores de todo tipo, y no tendremos problemas de espacio que en soluciones Mini-ITX suele ser el principal problema.

Nosotros hemos montado nuestra habitual configuración basada en la placa base H55-ITX de Zotac que hemos combinado con un procesador Core i3-530 subido de vueltas a 3.4GHz y una grafica profesional tan eficiente como es la nueva FirePro V5800 de AMD. 4GB de RAM y un sistema de almacenamiento externo E-SATA y SSD hacen el resto para lograr una maquina potente y espectacular que se alimenta de una fuente ideal para esta caja como es la OCZ Fatality de 550W modular con ventilador inferior de 130mm iluminado mediante leds rojos.

Una solución muy potente para una plataforma inicialmente pensada para soluciones más integradas con orientación a trabajos de ofimática y reproducción multimedia que con estos últimos desarrollos hemos podido transformar en una pequeña pero capacitada estación de trabajo.

Detalles

Detalles.

La T1 es una estación de pruebas para placas Mini-ITX donde disponer de forma abierta todo lo necesario para disfrutar de un sistema completo con un concepto completamente accesible para el usuario y de rápido mantenimiento.

Algo que sorprende de esta caja es el cuidado en la pintura del aluminio y también en el tratamiento del mismo evitando las marcas en los pliegues y buscando siempre una forma sencilla y natural de mantener todo en correcto estado.

Su canalización para cableado permite un buen orden teniendo en cuenta que en esta caja podemos montar cualquier fuente ATX de tamaño convencional. Es de hecho una gran solución para los que busquen una configuración de maquina Mini-ITX pero que pueda disponer de gráficos de altas prestaciones que requieran una potencia notable de fuente de alimentación.

Casi toda la tornillería que usa esta “caja” es de rosca fácil así que podremos instalar o cambiar de componentes, como la placa base, en apenas unos segundos. Esto también incluye a la configuración física de la caja que podemos cambiar cuando y como queramos.

La disposición frontal de los conectores de la placa nos permite un acceso rápido a puertos para periféricos y su administrador de cableado nos permitirá gestionar bien el cableado posterior hacia la parte inferior de la caja sin que cuelguen por debajo. Esto ofrece un acabado limpio y compacto tanto o mejor que en cajas más convencionales.

Experiencia

Experiencia.

Para mi trabajar con mesa de prueba o “test benchs” siempre es una ventaja porque me ofrece un control directo de las piezas y acelera los procesos de analizar diferentes componentes. Sin duda también ofrece otro concepto de disfrutar de un PC estable. Las desventajas de esta caja es que aun siendo para un formato tan reducido como el Mini-ITX, es una caja que nos ocupara mucho espacio de trabajo aunque con imaginación podemos verlo casi más como una construcción vertical y aprovechar el espacio que deja debajo de ella para colocar los periféricos, unidades de almacenamiento, etc.

Su principal virtud es que no está limitada en tamaño a fuentes de alimentación compactas, que a su vez, suelen tener potencias reducidas. Con esta mesa de pruebas podemos montar, si nos diera por ahí, una fuente de alimentación de 700w y una tarjeta gráfica de alto rendimiento sea cual sea esta.

La disposición frontal de los conectores le ahorra a la caja tener que instalar conectores frontales pero nos obligara a ser más cuidadosos a la hora de gestionar el cableado. También tendremos que ser más delicados a la hora de extraer o introducir los cables ya que dependiendo de la posición que elijamos para que se sostenga nuestra T1 tendremos más o menos estabilidad.

En general los tornillos bien fijados no deben hacernos temer porque se venza la estructura, hablo más bien de sobre cuántos puntos se sostenga la caja y lo deslizante de la superficie. Si no somos cuidadosos podemos tener un problema con esta caja en este sentido.

Conclusión

Conclusión.

Otra mesa de pruebas de Lian-Li con un carácter completamente novedoso y con algunas características perfectas para no tener limitaciones de ningún tipo en un formato, el Mini-ITX, que cada vez va a más y que empieza a requerir configuraciones serias de espacio y alimentación eléctrica.

La Lian-Li T1 aka. “Spider” es una caja original para los que gusten de poder probar sus piezas de forma directa pero también ofrecer un aspecto innovador y nada convencional con el que sorprenderemos a cualquiera. Una caja que ya podemos adquirir en los distribuidores habituales de Lian-Li y que cuesta unos 97€ incluidos impuestos.

Secciones: Cajas de Ordenador