Samsung Galaxy S5 LTE-A Prime

por Javier Rodríguez 31/07/2014 7
Pantalla
Procesador
RAM y flash
Precio
Web
5.1" 2560x1440
Qualcomm S805
3GB, 32GB Flash
700 Euros

Introducción

Mucho se ha rumoreado después del lanzamiento del Galaxy S5 de una pronta actualización de prestaciones para acabar con las críticas con respecto a las especificaciones, algo cortas para el buque insignia de Samsung. Esa actualización parece haber llegado primero a Corea del Sur bajo la denominación S5 LTE-A y seguramente se convierta en ese modelo Prime que todos esperamos ver pronto en otros territorios incluida Europa. Aquí estamos nosotros con el terminal en nuestras manos y realizando una review completa de todas sus prestaciones.

Prestaciones técnicas

El Galaxy S5 ciertamente no levantó tantas pasiones como modelos anteriores y quizás, y yo creo que en buena medida, fue por la falta de especificaciones rompedoras que realmente diferenciarán al nuevo terminal de su anterior generación y que a su vez marcará algo de terreno sobre sus más directos competidores dentro del mundo Android. Por ello Samsung no ha logrado el éxito de antaño y este terminal no se está vendiendo como la marca esperaría. Dicho esto y puestos manos a la obra, la corrección de prestaciones ha llegado primero a Corea, sin duda el mejor soporte de Samsung para sus terminales de gama más alta, y lo hace en forma de un terminal mucho más capacitado con las facultades de competir con nuevos terminales que han introducido mejoras importantes en puntos claves.

Este modelo es el S5 LTE-A e introduce, en su propio nombre, un nuevo modo LTE/4G capaz de alcanzar velocidades hasta ahora desconocidas que se cifran en hasta 225mbps en descarga y más de 70 en velocidad de subida. Pero las mejoras introducidas van más allá de la nueva capacidad de acceso a redes de última generación.

El procesador ha sido mejorado desde un Snapdragon 805 frente al Snapdragon 801 de 2.5GHz del modelo original. Parece que solo son unos pocos números los que separan a uno de otro pero los cambios son importantes. La arquitectura se mantiene en los cuatro núcleos pero las frecuencias aumentan desde los 2.5GHz del modelo 801 hasta los 2.7GHz del 805. Pero esto es solo anecdótico. Los cambios de verdad los encontramos en una tarjeta gráfica Adreno 420 mucho más capacitada para mover pantallas con resoluciones de hasta 4k y cámaras de hasta 55mp de resolución. Esta gráfica trabaja más rápido, un 40% más rápida, que el modelo Adreno 330 del 801. Está más adaptada a pantallas de muy alta definición como puede ser la pantalla 2k instalada en el S5 LTE-A. Además este procesador también mejora de forma notable su ancho de banda interno, fundamental para más carga gráfica, con un doble canal de memoria que duplica las prestaciones del Snapdragon 801 en este aspecto.

Esto hace del 805 un procesador con núcleos principales ya conocidos pero mucho mejor equipado para un teléfono de esta generación que el 801. Es por ello que es parte fundamental del buen desempeño de este terminal y el pilar del desarrollo del resto de especificaciones del terminal.

Samsung también integra en este terminal un 50% más de RAM alcanzando los 3GB de capacidad. El modelo básico también se ve duplicado en capacidad de almacenamiento ya que de serie esta variante viene con 32GB de almacenamiento interno. La posibilidad de añadir una tarjeta Micro SD sigue presente y podemos añadir, mediante este método, hasta 128GB de capacidad adicionales.

La conectividad inalámbrica del S5 LTE-A es extensa pero similar a la de su modelo antecesor. Esto significa que contaremos como Wifi con soporte de Wifi-AC, Bluetooth 4.0 y NFC. Adicionalmente tendremos acceso a tecnologías como Wifi-Direct, Miracast y sistemas de localización como GPS y Glonass. Permite también la carga inalámbrica mediante el estándar Wireless Qi.