Samsung Galaxy S5 LTE-A Prime

por Javier Rodríguez 31/07/2014 7El Mejor Smartphone
Pantalla
Procesador
RAM y flash
Precio
Web
5.1" 2560x1440
Qualcomm S805
3GB, 32GB Flash
700 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

Mucho se ha rumoreado después del lanzamiento del Galaxy S5 de una pronta actualización de prestaciones para acabar con las críticas con respecto a las especificaciones, algo cortas para el buque insignia de Samsung. Esa actualización parece haber llegado primero a Corea del Sur bajo la denominación S5 LTE-A y seguramente se convierta en ese modelo Prime que todos esperamos ver pronto en otros territorios incluida Europa. Aquí estamos nosotros con el terminal en nuestras manos y realizando una review completa de todas sus prestaciones.

Prestaciones técnicas

El Galaxy S5 ciertamente no levantó tantas pasiones como modelos anteriores y quizás, y yo creo que en buena medida, fue por la falta de especificaciones rompedoras que realmente diferenciarán al nuevo terminal de su anterior generación y que a su vez marcará algo de terreno sobre sus más directos competidores dentro del mundo Android. Por ello Samsung no ha logrado el éxito de antaño y este terminal no se está vendiendo como la marca esperaría. Dicho esto y puestos manos a la obra, la corrección de prestaciones ha llegado primero a Corea, sin duda el mejor soporte de Samsung para sus terminales de gama más alta, y lo hace en forma de un terminal mucho más capacitado con las facultades de competir con nuevos terminales que han introducido mejoras importantes en puntos claves.

Este modelo es el S5 LTE-A e introduce, en su propio nombre, un nuevo modo LTE/4G capaz de alcanzar velocidades hasta ahora desconocidas que se cifran en hasta 225mbps en descarga y más de 70 en velocidad de subida. Pero las mejoras introducidas van más allá de la nueva capacidad de acceso a redes de última generación.

El procesador ha sido mejorado desde un Snapdragon 805 frente al Snapdragon 801 de 2.5GHz del modelo original. Parece que solo son unos pocos números los que separan a uno de otro pero los cambios son importantes. La arquitectura se mantiene en los cuatro núcleos pero las frecuencias aumentan desde los 2.5GHz del modelo 801 hasta los 2.7GHz del 805. Pero esto es solo anecdótico. Los cambios de verdad los encontramos en una tarjeta gráfica Adreno 420 mucho más capacitada para mover pantallas con resoluciones de hasta 4k y cámaras de hasta 55mp de resolución. Esta gráfica trabaja más rápido, un 40% más rápida, que el modelo Adreno 330 del 801. Está más adaptada a pantallas de muy alta definición como puede ser la pantalla 2k instalada en el S5 LTE-A. Además este procesador también mejora de forma notable su ancho de banda interno, fundamental para más carga gráfica, con un doble canal de memoria que duplica las prestaciones del Snapdragon 801 en este aspecto.

Esto hace del 805 un procesador con núcleos principales ya conocidos pero mucho mejor equipado para un teléfono de esta generación que el 801. Es por ello que es parte fundamental del buen desempeño de este terminal y el pilar del desarrollo del resto de especificaciones del terminal.

Samsung también integra en este terminal un 50% más de RAM alcanzando los 3GB de capacidad. El modelo básico también se ve duplicado en capacidad de almacenamiento ya que de serie esta variante viene con 32GB de almacenamiento interno. La posibilidad de añadir una tarjeta Micro SD sigue presente y podemos añadir, mediante este método, hasta 128GB de capacidad adicionales.

La conectividad inalámbrica del S5 LTE-A es extensa pero similar a la de su modelo antecesor. Esto significa que contaremos como Wifi con soporte de Wifi-AC, Bluetooth 4.0 y NFC. Adicionalmente tendremos acceso a tecnologías como Wifi-Direct, Miracast y sistemas de localización como GPS y Glonass. Permite también la carga inalámbrica mediante el estándar Wireless Qi.

Diseño y conectividad

Diseño y conectividad

El diseño de ambos terminales es exactamente el mismo. Tiene las mismas proporciones, el mismo peso, las mismas características esenciales. Esto significa que este terminal mantiene el aislamiento IP67, o “pseudo” IP67 (no vamos a comprobarlo en esta review puesto que no podemos arriesgar la integridad de la muestra) que ya mostraba el S5 original. El modelo que hemos recibido nosotros tiene la carcasa en azul pero podremos encontrar la misma variedad de colores que en el modelo S5 convencional.

Los materiales de fabricación también son los mismos, básicamente plástico, con el característico acabado en “puntitos” que tanto ha dado que hablar desde su lanzamiento. En este terminal sobretodo destaca la pantalla de 5.1” acabada en cristal Gorilla Glass de tercera generación.

Los laterales cuentan con varios botones: encendido a la derecha, control de volumen a la izquierda, situando los conectores de auriculares arriba, con un emisor de infrarrojos, y el conector de datos en la parte inferior del terminal. El conector de datos es de tipo Micro USB 3.0 así que podremos usarlo con cables de este tipo, con velocidades de acceso de 5gbps o mediante USB 2.0 indistintamente.

La parte superior del Samsung S5 LTE-A.

Botones de control de volumen en el lateral izquierdo.

Y a la derecha el encendido. También podeis ver la pestaña para poder abrir el terminal. Donde colocaremos SIM y tarjeta MicroSD.

Abajo la conectividad USB 3.0. Todo un acierto. La proteccion IP67 requiere que esta tapa y la trasera esten bien posicionadas en cierre, el mismo terminal nos lo recordará y avisará si hay algun problema.

En la parte trasera encontraremos la cámara trasera, el flash y dos sensores adicionales donde uno de ellos es el sensor de pulsaciones introducido en este modelo por primera vez. En el frontal encontraremos botones dedicados, dos de ellos integrados en el cristal y con respuesta táctil, para la navegación en Android así que tendremos toda la pantalla para mostrar contenidos. Esto para mí es un elemento necesario para cualquier terminal que se precie.

Es un terminal bastante esbelto con tan solo 8.1mm de espesor y un tamaño bastante contenido con 142mm de alto por 72.5mm de ancho. En este perfil tan delgado se generan tan solo 145 gramos de peso incluida la batería de 2800mAh.

Pantalla y sonido

Pantalla y sonido

Una de las grandes mejoras de este modelo, que sin la introducción del S805 sería imposible, es la incorporación de una pantalla Super AMOLED de 2560x1440 puntos. Esta pantalla es simplemente espectacular. Colores y nitidez sorprendente con un contraste que llegan a aturdir hasta que nos acostumbramos a ello. Se trata de una densidad espectacular de alrededor de 575 puntos por pulgada lo que hace de esta pantalla prácticamente un lienzo donde es imposible distinguir los trazos de las fuentes, las curvas de los polígonos o cualquier otra pixelación. Sin duda el avance nos llevará pronto a pantallas 4k en terminales de este tipo pero con esta definición, con pantallas 2k en 5.1”, es ya difícil distinguir los perfiles de los elementos en pantalla.

La definición de esta pantalla es espectacular pero quizás ya rozando lo excesivo. Aun así no tardaremos en ver pantallas 4k en terminales de gama alta, seguramente el año que viene.

La paleta de colores parece no tener fin y la iluminación es uniforme y sin defectos. El ajuste de brillo es automático (podemos elegir una desviación positiva o negativa desde la medición automática), no podía ser de otro modo, pero tiene suficiente potencia como para ser visible en los días más soleados del verano. Eso sí, creo que esta pantalla, y su iluminación, son en buena medida los culpables de que la autonomía, como veremos luego, sea uno de los punto débiles de este teléfono.

Iconos perfectamente definidos, sencillos, sin defectos.

El terminal mueve esta pantalla de maravilla, sin ningún tipo de problema, su hardware se ha adaptado a estos requisitos y el resultado es excepcional. El sonido, sin embargo, no es nada destacable. Un único altavoz trasero que no dice nada a nivel de calidad. La salida de auriculares decente siempre y cuando la conjuntemos con unos auriculares adecuados.

La ventaja es que dispone de los últimos avances en conectividad inalámbricas así que lo tendremos fácil para usarlos de forma “digital” e inalámbrica con altavoces o auriculares de mayor calidad.

Software

Software

Android 4.4.2 es la versión de Android que viene de serie en este terminal.  La capa de Samsung parece traer mucha “paja” pero lo cierto es que es bastante ligera. Si eliminamos la mitad de la publicidad de servicios añadidos nos quedamos con un diseño sencillo que usa completamente las transparencias que dan protagonismo al fondo de pantalla. La barra de notificación ofrece la información habitual y múltiples acceso directos y el botón directo de funciones nos otorga control de casi todos los aspectos de software del terminal.

Home y despliegue de una carpeta con múltiples Apps.

El diseño de iconos menús es plano y la verdad es que con la definición de esta pantalla este tipo de diseño es realmente llamativo ya que todo parece perfectamente definido. Es un interfaz bello, poco cargado y que permite un acceso rápido a las funciones más interesantes. Funciones como el botón de acceso rápido siempre presente, o la posibilidad de dividir la pantalla para ejecutar dos aplicaciones simultáneamente.

Ejemplo y pantalla de gestión de la ventana múltiple en el Samsung S5 LTE-A.

Otras funciones interesantes son la posibilidad de duplicar pantalla ya sea por MHL o mediante Miracast (inalámbrico), el modo “coche” que nos permite una conducción más segura con un menú reducido completamente controlado por voz, el download booster que nos permite combinar nuestro acceso de datos 3G/4G de forma simultánea con el acceso Wifi para aumentar la velocidad de descarga, los diferentes modos de ahorro de energía, tethering, etc.

Dos de los modos de uso en el modo "coche". Todo controlado por voz. Reproducción de música por un lado y navegación por el otro.

Panel de notificaciones y despliegue de accesos directos.

Por supuesto este teléfono tiene también otros “trucos” ya bastante comunes como mantener la pantalla encendida cuando estamos mirándola, el modo de control con una sola mano, la personalización de nuestro panel de notificaciones, modo de control simple para usuarios que no quieran complicaciones, etc.

Personalmente creo que la capa de Samsung es muy equilibrada y no supone una sobrecarga para lo holgado del hardware de este teléfono. Basta con eliminar todos esos añadidos de servicios que hay en las diferentes páginas del “launcher” y disfrutaremos de un sistema bastante ligero.

Disposición en apaisado con el teclado integrado desplegado. Es cómodo, y la pantalla tiene una precisión y respuesta táctil muy buena.

Autonomía y rendimiento

Autonomía y rendimiento

Un procesador muy potente y una pantalla exigente sumado a una batería de menos de 3000mAh creo que son suficientes datos para entender que el S5 LTE-A no es un teléfono para echar una semana sin cargar. Deberemos pasar por el cargador a diario a poco que le demos un uso normal, comprar un teléfono de 600 Euros para no usarlo tiene más delito que tener que cargarlo a diario.

Tiene algunos modos de reposo profundo y otros de ahorro de energía tan elaborados que es capaz de dejar el teléfono en monocromo con cuatro cosas funcionando que es básicamente la funcionalidad de teléfono. Eso nos alargará la batería unas cuantas horas más pero creo que es algo que solo se usará en caso de emergencia o que tengamos que pasar un control de aduanas en EEUU.

Calidad y rendimiento de primera reproduciendo vídeo de alta definición.

El rendimiento de este procesador es superlativo y no nos dejemos confundir con algunos resultados que vais a ver ahora porque sin duda están afectados por la necesidad de mover una pantalla que tiene un 75% más de pixeles en pantalla que mover. Es un procesador excepcional y no tiene competencia a día de hoy en ningún otro procesador que podamos encontrar aunque pronto pondremos a prueba un K1 de Nvidia para comprobar quién mantiene la corona. Tengo que añadir también que el rendimiento reproduciendo vídeo esta fuera de toda duda, incluso en formatos 4k.

Antutu 4

Quadrant

Vellamo

3DMark FireStorm Unlimited

Geekbench 2

BaseMark OS2

Cámaras y otros sensores

Cámaras y otros sensores

Cuán importantes se han convertido las cámaras de nuestros teléfonos móviles y cuán decepcionantes son en general. Salvo algunas excepciones, que podemos contar con la mitad de los dedos de una mano, las cámaras principales de un teléfono suelen ser decepcionantes por muchos MP y resolución de vídeo que admitan. En un teléfono como este, que fácilmente alcanzará los 700 Euros libre, debemos ser aún más exigentes.

La cámara del S5 LTE-A es la misma que la del S5 original así que no deberíamos encontrar ninguna mejora o novedad salvo las que se puedan ir introduciendo a nivel de software. La cámara posterior es de 16mp de resolución y permite disparar vídeo con formato 4k a 30fps además de otros modos más convencionales pero interesantes como 1080p60 y uno aún más interesante como es a 2560x1440 que es la resolución nativa de este smartphone.

Muestra de vídeo capturado a 4k, sin edición de ningún tipo.  No cuenta con enfoque continuo ni con estabilizador de imagen cuando capturamos vídeo, en modo 4k tampoco podemos tomar instantáneas mientras grabamos. 

La cámara tiene una calidad bastante interesante, buena incluso, y destaca su velocidad de enfoque que es bastante rápida y sin errores. El autoenfoque es continuo, salvo disparando vídeo, pero también podemos forzarlo con toque en pantalla. Como digo es ágil pero no llega a la velocidad de enfoque que podemos encontrar actualmente en las cámaras de fotos más modernas. Sigue sin ser ese gran sustitutivo para el que realmente aprecia la fotografía.

Interfaz de la aplicación de cámara.

Y este su panel de control de prestaciones.

Otro defecto es que el estabilizador de imagen, que realmente permite sacar fotos muy interesantes incluso usando el zoom digital, no funciona en modo de vídeo como podéis comprobar en el vídeo de demostración. Pero a cambio tiene un procesador que permite efectos muy interesantes en tiempo real, como un modo HDR de gran calidad, así como ráfagas a máxima resolución de hasta 30 fotos seguidas.

Fotografía tomada con el modo HDR en automático. Foto original sin tratar pinchando sobre esta.

Fotografía tomada a 4x de zoom digital con el estabilizador de imagen activo. Pinchad para obtener el original sin tratar.

La cámara frontal, o cámara de selfies, es de 2mp y dispone también de enfoque automático. La verdad es que ofrece también una calidad decente con un angular muy bueno que nos permitirá coger bien esos selfies en grupo en condiciones lumínicas complicadas. Tiene modo automático de corrección facial lo que sin duda hará muy feliz a Paris Hilton.

Con la iluminación adecuada la cámara frontal también hace bien su trabajo, la pena es el modelo que hemos elegido.

En general las cámaras de este teléfono me gustan por potencia y por prestaciones y la aplicación de gestión es rápida y directa. Sin demasiadas opciones pero con las importantes presentes y eso se traduce en un manejo más cómodo y más eficiente.

Ese punteado es la zona del lector de huellas. Pasamos el dedo de arriba a abajo y desbloquearemos el terminal. También tiene un sistema de contraseña alternativa por si el lector tuviera problemas aunque nosotros no hemos encontrado ninguna dificultad ni en su uso ni en su configuración.

En este modelo encontraremos también el sensor de ritmo cardíaco, aunque esta ROM carece de las aplicaciones básicas para su uso, y también del sensor de huellas dactilares que es simplemente impresionante porque está integrado de tal forma que parece integrado más en la pantalla que en realmente donde se sitúa, que es en el botón de "home" y simplemente parece mágico. De este modo protegeremos nuestro terminal con control biométrico de una forma realmente trasparente para el usuario.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

El Samsung S5 puede gustar por su diseño o no, eso va a gusto de cada uno, en mi opinión creo que gana bastante en las distancias cortas, pero lo que es cierto es que no fue el diseño lo que hizo que las críticas no fueran las que Samsung esperaba para su nuevo terminal estrella. El problema fundamental es que la gama Galaxy siempre había sido un referente en prestaciones técnicas a todos los niveles y el S5 no era una gran mejora con respecto al S4.

Este modelo no solo añade una conectividad 4G superior sino que además añade ese plus de hardware que se merece esta gama. Un nuevo procesador más capacitado que es capaz de mover una pantalla  espectacular y que da una mejor gestión multitarea a todo el conjunto. Más RAM, más almacenamiento y ninguna limitación. No sabemos si el LTE-A será la versión definitiva de ese Samsung Galaxy S5 Prime del que tanto se especula pero está claro que es un interesante punto de partida.

El Mejor Smartphone

Samsung Galaxy S5 Prime LTE-A

Del 01/08/2014 al 10/11/2015

  • Este producto fue El Mejor Smartphone del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 01/08/2014 al 10/11/2015
  • Producto: Samsung Galaxy S5 Prime LTE-A
  • Fecha: 31/07/2014 1:49:23
Secciones: Smartphones