Review Huawei P30 Pro

por Antonio Delgado 23/05/2019 10El Mejor Smartphone
Pantalla
Procesador, Ram y Almacenamiento
Cámaras Leica
Precio
Web
OLED Curvada 6,47", HDR, 2340 x 1080 píxeles
Kirin 980 (8 cores), 8 GB y 256 GB
Principal de 40 MP RYYB, gran angular 20 MP, Zoom 5X 8 MP y sensor ToF
1099 Euros (modelo de 256 GB)
Puntuación de Huawei P30 Pro en la review:

Introducción

En apenas 3 años Huawei ha pasado de asomarse tímidamente al mercado de smartphones de gama alta a disponer de terminales que son toda una referencia en el sector. El Mate 20 Pro fue uno de los mejores terminales del pasado año y con este P30 Pro la compañía quiere ir un paso más allá añadiendo funciones fotográficas como el teleobjetivo con zoom híbrido de 10x que nadie más ofrece.

Todo ello combinado con su último procesador Kirin 980, 8 GB de RAM, 256 GB de almacenamiento y una batería de 4.200 mAH con carga ultra rápida y función de carga inalámbrica tanto para cargarse a sí mismo como para cargar a otros dispositivos.

No podemos obviar la intensa guerra comercial recrudecida estos días entre EEUU y China donde Huawei ha resultado especialmente golpeada al revocar Google su licencia de Android que los dejaría fuera de los servicios de Google en Android y también con el veto de ARM que evitaría que la compañía pueda seguir fabricando chips Kirin con arquitectura ARM. No obstante, en esta review nos centraremos exclusivamente en todo lo que nos ofrece a día de hoy el Huawei P30 Pro en detalle.

Comencemos.

Especificaciones técnicas Huawei P30 Pro

  • Procesador Kirin 980 (8 núcleos, 2xCortex A76 2,6 GHz, 2xCortex-A76 1,96 GHz , 4xCortex-A55 1,8 GHz, 7 nanómetros)
  • GPU MALI G76MP10 de 10 núcleos
  • 8 GB RAM
  • 256GB almacenamiento ampliable con tarjetas NM Card (formato propietario Huawei)
  • Pantalla OLED de 6,47 pulgadas con resolución de 2340 x 1080 píxeles
  • Cuádruple cámara trasera Leica con OIS (Principal de 40 MP RYYB, gran angular 20 MP, Zoom 5X 8 MP y sensor ToF)
  • Apertura de lente de F/1.6, F/2.2 y F/3.4 respectivamente
  • Cámara frontal de 32 MP F/2.0 con reconocimiento facial y HDR
  • Sensor de huellas en pantalla
  • GPS 
  • NFC
  • LTE 1,4 Gbps
  • WiFI 802.11 ac 1,7 Gbps
  • USB-C 3.0
  • Control remoto IR
  • Resistencia IP68
  • 4200 mAH de batería con carga rápida de 40W
  • Carga inalámbrica (carga e inversa para cargar otros dispositivos)
  • Android 9.0
  • Sonido de llamada por conductividad ósea
  • Dolby Atmos
  • 73,4 x 158 x 8,4 mm
  • Peso de 192 gramos
  • Precio:

    • 949 Euros (8 GB / 128 GB)
    • 1099 Euros (8 GB / 256 GB)
    • 1249 Euros (8 GB / 512 GB)

Diseño

Este P30 Pro toma como base gran parte del diseño del Mate 20 Pro, manteniendo ciertos aspectos como la pantalla y parte trasera de cristal, ambos con curvatura, junto a un diseño de marcos de metal y degradado en los colores traseros, aunque la unidad que tenemos es negra y no es tan llamativa.

La construcción del terminal nos deja claro que estamos ante un buque insignia de gama y todo combina a la perfección, tanto la curvatura de los cristales como el marco y la pantalla que, en esta ocasión, cubre más área que en el Mate 20 Pro gracias a la reducción del notch a la mínima expresión.

Dicho notch está reservado únicamente para la cámara, ya que Huawei ha prescindido tanto del sensor 3D frontal y también del altavoz para llamadas, que ahora se integra directamente en la pantalla mediante un sistema de vibraciones que transmiten el sonido directamente al usuario, un sistema que puede parecer algo extraño pero que realmente hace que se escuche perfectamente las llamadas.

El Notch se puede ocultar haciendo negras las zonas que lo rodean de la pantalla, al ser un panel OLED con negros reales se oculta perfectamente, aunque el sistema sigue mostrandho ahí las notificaciones y la hora para no desperdiciar esa zona de pantalla.

Salvo el notch y un pequeño y fino marco inferior que Huawei asegura que se mantiene para evitar pulsaciones no deseadas, el resto del móvil en la parte frontal es todo pantalla. Al contar con un formato alargado de 19,5:9 y los bordes curvados, el terminal se sujeta sin problemas en la mano y no se nota excesivamente grande a pesar de que hablamos de un móvil de casi 6,5 pulgadas. El sensor de huellas se integra también en la pantalla hacia la parte inferior al igual que en el Mate 20 pro.

El lateral izquierdo cuenta con los botones de volumen y de encendido, los únicos botones que están presentes en el P30 Pro, de hecho, el lateral izquierdo es completamente liso sin ningún tipo de puerto o botón.

En la parte superior tenemos un micrófono adicional y un emisor de infrarrojos para utilizar como mando a distancia, una función que no es demasiado habitual en móviles de esta gama pero que en más de una ocasión nos ha sido útil.

La bandeja para las Nano SIM y las tarjetas NM Card, un formato propietario de Huawei que sustituye a las tarjetas microSD con un tamaño más compacto pero con precios más elevados y velocidades más lentas, se encuentra en la parte inferior junto al micrófono principal y al puerto USB-C de tipo 3.0.

No hay puerto para auriculares minijack de 3,5mm y, además, Huawei no se ha dignado a integrar un adaptador USC-B a minijack como en ocasiones anteriores, por lo que si queremos utilizar auriculares convencionales con el terminal, tendremos que hacernos con un adaptador aparte.

Lo que si tenemos son unos auriculares con conectividad USB-C directamente y una funda transparente que se agradece.

En la parte trasera tenemos la capa de cristal con bordes curvados, un imán para las huellas como otros terminales con este material.

El logo de Huawei está cerca de la esquina inferior izquierda, pero todo el protagonismo va para el sistema de cámaras creadas en colaboración con Leica que "esconde" este P30 Pro.

Tenemos un bloque con las tres cámaras principales que sobresale considerablemente, de hecho no podremos dejar el terminal completamente plano en una mesa o superficie lisa.

En dicho bloque tenemos el sensor principal con la lente de f:1.6 y sensor de 40 megapíxeles junto a dos sensores secundario, uno para fotografías de gran angular y otro, la joya de la corona, un sensor de 8 MP que cuenta con una lente con zoom de 5 aumentos de tipo periscópica, es decir, el sensor. en vez de ir colocado tras la lente, se coloca abajo en posición horizontal y la luz le llega a través de un prisma. De esta manera se puede contar con más espacio sin aumentar el grosor del móvil.

Justo al lado del bloque principal de cámaras tenemos un cuarto sensor ToF o Time of Flight que calcula distancias basándose en captar la luz que rebota en los objetos (dicho sensor no se encontraba activado en el lanzamiento, y Huawei lo ha activado tras la actualización 153 de su software). Para ello cuenta con un emisor de infrarrojos justo encima, entre dicho sensor y el flash LED de doble tono.

Un detalle bastante práctico es que, al no tener botones físicos, podemos utilizar botones táctiles en pantalla o directamente usar gestos. Al principio es un poco lioso dejar los botones atrás y pasar a los gestos, pero una vez te acostumbras no echas de menos para nada el tener en la parte inferior los molestos botones. De esta manera el P30 Pro ofrece también una experiencia más "todo pantalla".

En conjunto, los 192 gramos que pesa el P30 Pro se notan en la mano si estamos acostumbrados a terminales más ligeros, aunque teniendo en cuenta  su tamaño, materiales y batería, es un peso bastante normal. Además, el móvil cuenta con resistencia al agua y al polvo IP68, por lo que se puede mojar o incluso sumergir ligeramente.

Pantalla

Tras el Mate 20 Pro, Huawei le ha cogido el gusto a los paneles OLED y este P30 Pro hace uso de esa tecnología con un panel de 6,47 pulgadas que, además, cuenta con tecnología HDR

Sin embargo, la compañía ha recortado en resolución y si en el Mate 20 Pro teníamos 3.120 x 1.440 píxeles de resolución, este P30 Pro se queda en FullHD+ con 2340 x 1080 píxeles. La definición y nitidez es muy buena en el uso normal, aunque si lo utilizamos con algún sistema de realidad virtual posiblemente se quede corto en densidad de píxeles

Sea como sea, pasar a diagonales de 6,5" y mantener FullHD en la gama más alta lo deja un punto por detrás de otros terminales de la competencia. Quizás Huawei se reserva las pantallas 2K para la gama Mate y (si llega finalmente en algún momento) el Mate 30 Pro sí que cuente de nuevo con esa resolución, pero en este terminal tendremos que conformarnos con 1080p.

Más allá de eso, la calidad de la pantalla de P30 Pro es muy buena, el panel OLED ofrece unos colores muy vibrantes y el brillo es más que suficiente para utilizarlo a plena luz del día. Mención especial también para el modo HDR que luce especialmente espectacular.

En nuestro laboratorio el brillo máximo captado ha sido de 616,363 cd/m², unos valores conseguidos en modo auto. En modo manual baja hasta unos igualmente excelentes 512 cd/m². 

El contraste nativo, al ser un panel OLED, es prácticamente infinito, de hecho, a la hora de mostrar negros no hemos conseguido captar ningún cd/m² de luz por lo que la medida ofrecida es, en efecto, un CR infinito.

El móvil permite cambiar algunos ajustes de pantalla. Podemos escoger un modo "Normal" con colores más fieles a la realidad pero más "apagados" en general, o el modo "Vívido" que es nuestro preferido. Este modo aumenta el espectro de color del móvil y muestra unos colores más vivos y alegres.

Dentro de cada modo es posible cambiar entre una temperatura de color Predeterminada, Cálida o Fria, o incluso ajustar manualmente en una rueda de colores.

Por defecto, en la escala de grises el balance entre rojo, azul y verde está en unos valores bastante equilibrados, aunque el azul puede subir hasta situarse por encima de los 110% y el rojo por debajo del 90% con el verde ligeramente por encima del 100%. Esto supoen que los colores tenderán ligeramente hacia tonos azulados-verdosos.

En el balance de blancos podemos ver una temperatura de color que ronda los 7600K, algo por encima de los 6500K, tirando hacia tonos más fríos pero en unos valores que suelen ser los preferidos por los usuarios.

Como decíamos antes, la cobertura de color de la pantalla varía dependiendo del modo en el que estemos, el modo normal reduce bastante la cobertura de la gama de color, pero el modo Vívido, el que trae por defecto y en el que se ve, en general, mejor la pantalla, muestra una excelente cobertura de color que supera por la parte de los azules y verdes al DCI-P3, aunque se queda un poco corta en la parte de los rojos.

Cobertura de color Modo Normal:

Cobertura de color Modo Vívido:

En modo normal la pantalla del p30 Pro supera el estándar sRGB sin problemas, pero se queda lejos del modo vídido.

En cuanto al comparador de color, los resultados dependen también del modo que utilicemos y del brillo.

Modo Normal brillo auto (64 cd/m² max)

Modo Vividobrillo auto (64 cd/m² max)

Modo Vivido Brillo Manual (467 cd/m²)

Como podemos ver, la desviación es bastante amplia en los colores con brillo máximo en modo vivido, en concreto tenemos una desviación media de 10.,86 puntos y una máxima de 21,85 puntos.

En modo Vívido con brillos mucho más bajos la desviación media baja hasta los 8,60 y la máxima a 15,15.

En modo Normal con brillos bajos es donde menos desviación tenemos, con un 6,61 de media y 12,38 puntos de máxima.

Cámara

Cada nuevo terminal de la gama P y Mate que Huawei lanza intenta mejorar más en el aspecto fotográfico, un campo donde cuentan con la colaboración de Leica. Empezaron con sensores monocromo combinados con otros RGB para conseguir captar más luz para, poco a poco, ir evolucionando hasta Zooms, Grandes angulares y una combinación de prácticamente todas las tendencias actuales en un único móvil, este P30 Pro.

El sensor principal está formado por un sensor de 1/1,7 pulgadas con una resolución efectiva de 40 megapíxeles que genera por defecto imágenes de 10 Megapíxeles combinando la información de 4 píxeles en 1. Dicho sensor cuenta con una apertura de F/1.6 y es de  tipo RYYB, es decir, en vez de captar píxeles Rojo, Verde y Azul, capta Rojo, Amarillo y Azul. Para generar el color verde se combinan los píxeles azules retirándoles la parte amarilla

De hecho, el color negro lo consiguen combinando los tres colores en vez del blanco que se conseguiría en los sensores RGB. Este tipo de sensores consigue captar más luz aunque las necesidades de cálculo son mayores

Es capaz de alcanzar, por software, valores máximos de ISO de 409,600 que hacen que, unido a la estabilización óptica, el sensor RYYB, la apertura y funciones de IA, el P30 Pro sea prácticamente capaz de ver en la oscuridad. De hecho, se consiguen mejores resultados en modo automático que con modo noche.

Para que os hagáis una idea, os dejamos una captura de lo que se veía por el visor y la foto resultante, un día a medianoche con la única luz de la luna, en modo automático.

A este sensor principal le acompaña un sensor de 20 megapíxeles con gran angular y una apertura de F/2.2 y 16 mm. También cuenta con estabilización óptica.

El tercer sensor en discordia tiene 8 megapíxeles y una lente de 125 mm con f /3.4 y estabilización. Este sensor, el de más abajo del módulo de cámaras, es de tipo periscópico. Es decir, el sensor se encuentra colocado de manera horizontal debajo del módulo de las cámaras y lo que vemos cuadrado es la lente que lleva la luz a un prima y lo hace rebotar 90 grados hacia el sensor.

El Zoom Óptico que se consigue es de 5X, un aumento que Huawei es capaz de aumentar hasta los 10 X al combinar sus capturas con el sensor de 40 megapíxeles principal aprovechando su gran resolución.

De hecho, el Huawei P30 Pro es capaz de ofrecer Zooms de 50X, pero en este caso ya requiere de aumento digital y la pérdida de calidad es evidente. Aún así, sirve a modo de "prismáticos" y ofrece unas posibilidades que ningún otro móvil consigue. De hecho, ese zoom de 50x se consigue igual si ampliamos a posteriori una fotografía con zoom 10x.

El último sensor, el sensor TOF, permite realizar desenfoques graduales en el modo retrato, aunque es una función que se ha añadido recientemente en la última actualización. También realiza mediciones con la aplicación Medición AR.

El Huawei P30 Pro también hace uso de la NPU de su procesador Kirin 980 para implementar mejoras en las fotografías con inteligencia artificial. El móvil, si tenemos el modo AI activo, detecta escenas de todo tipo (vegetación, luna, atardecer, nieve, perros, insectos, macro, cielo azul, mar, etc etc) y aplica distintos efectos que potencian cada foto. Por ejemplo si detecta vegetación hará que se vea el verde más llamativo.

Ha habido cierta polémica por sospechas de que, por ejemplo, en el modo Luna el movil superponía una foto de la luna ya pre-realizada por encima para camuflar el resultado. hemos realizado pruebas con distintas tomas con el modo AI activado y desactivado y distintos modos de zoom y no hemos notado ningún falseamiento de las imágenes, los resultados, de hecho, son muy parecidos tanto con la IA activada como desactivada, al menos en el modo luna.

Os dejamos con algunas series de fotografías con distintos niveles de Zoom para que veáis de lo que es capaz este móvil, pero antes, nos gustaría explicar un poco como funciona el sistema de zoom y sensores.

La aplicación nos deja escoger zooms desde 0,60x hasta 50x de manera progresiva si deslizamos el boton de zoom, es decir, podemos seleccionar un zoom de 2,1x perfectamente.

Si pulsamos el botón de los aumentos nos pasará de 1 a 1 entre 0,6x->1x->5x->10x.

El Huawei P30 Pro va cambiando de manera automática entre los distintos sensores:

  • Si seleccionamos el modo gran angular (0,60x) se activa automáticamente el sensor de gran angular, entre 0,60 y 1x combina el sensor de gran angular para la parte central y de la imagen y el sensor principal para los bordos.
  • Entre 1x y 5X utiliza el sensor principal, ampliando gracias a la gran resolución del móvil.
  • Cuando pasamos a 5X pueden pasar dos cosas, que pase al sensor óptico de Zoom o que se quede haciendo zoom por software desde el sensor principal de 40 MP. Lo que hace que se active uno u otro son las condiciones de luz. Dado que el sensor Zoom tiene un sensor más pequeño y con una apertura mucho menor, si el P30 Pro detecta que hay poca luz, seguirá con el sensor principal, aunque la calidad del zoom sea peor.
  • Entre 5X y 10X se pasa al zoom óptico 5X y se completa la imagen con el sensor principal si ampliamos hasta 10X. Por encima de este nivel todo se basa en ampliar por software y entre 10x y 50x, cuanto más aumentemos peor calidad tendremos.

Además, contamos con un modo profesional donde variar los distintos valores de la fotografía, además de modos creativos automáticos.

También incluye un sistema de búsqueda basada en inteligencia artificial que es capaz de detectar alimentos, textos o productos.

Gran angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Zoom 50x digital

Gran Angular

Zoom 10X

Zoom 50x digital

Gran Angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Gran Angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Zoom 50x digital

Gran Angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Gran Angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Gran Angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Zoom 50x digital

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido + edición manual propio móvil

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Modo Macro (gran angular)

Gran Angular

Normal

Zoom 10X Híbrido 

Gran Angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido 

Gran Angular

Zoom 5X

Zoom 10X

Zoom 50X digital

ran Angular

Normal

Zoom 5X

Zoom 10X Híbrido

Como habéis podido ver, las posibilidades del Zoom óptico del P30 Pro son impresionantes en un smartphone. Un terminal como este hace que, de golpe, las cámaras compactas básicas o de gama media, incluso aquellas que tienen zoom óptico, pierdan todo su sentido al poder ser sustituidas por un dispositivo que ya llevamos siempre con nosotros.

Os dejamos con algunas fotografías más en distintas situaciones más allá de las series de distintos zooms que hemos visto:

Os dejamos también un enlace con todas estas fotografías, y alguna más, a su tamaño original: Fotografías Huaweo P30 Pro

Vídeo

Generalmente, cuando analizamos un smartphone realizamos pruebas de vídeo y comentamos los resultados en la sección de Cámara, sin embargo este P30 Pro tiene algunas peculiaridades que merecen ser tenidas en cuenta en una sección aparte. Algunas son buenas, como el modo DualView que se ha introducido en la última actualización, y otras no son tan buenas como la baja calidad de algunos modos de vídeo.

El Modo Dual View es una manera curiosa de aprovechar el sistema de varias cámaras que tiene el terminal. Básicamente utiliza el sensor de gran angular para una parta de la grabación y el principal o Zoom para grabar en la otra mitad de la pantalla, ambos de manera simultánea. Este modo graba en el formato alargado de la pantalla para aprovechar mejor el espacio.

Esta funcionalidad ha llegado hace unos días al Huawei P30 Pro a través de una actualización, y parece que todavía no está del todo ajustada ya que hay ocasiones donde el vídeo va con algunos saltos y el movimiento no es fluído, como si al móvil le costara procesar ambos vídeos. 

En modo "normal" tenemos la posibilidad de grabar a 1080p y 30 FPS (añadiendo efectos de IA como blanco y negro + colores de humanos y otros efectos, además de modo 1080p y 60 FPS y 4K a 30 FPS.

Se echa en falta el modo a 4K @ 60FPS y la única razón que encontramos para su ausencia es que el Kirin 980 no sea capaz de procesar esa cantidad de frames a esa resolución con los sensores de este móvil.

No obstante, el modo que más calidad ofrece es el modo 4K a 30 FPS y con mucha diferencia, por alguna extraña razón, los vídeos a resolución FullHD, ya sea a 30 o 60 FPS, tienen un bitrate muy bajo y la calidad no es lo buena que debería ser en un móvil que ronda los 1.000 Euros.

Bitrates vídeo Huawei P30 Pro:

  • 4K 30 FPS: 25.200 Kbps
  • 1080p @ 30 FPS: 5100 Kbps
  • 1080p 60 FPS : 9150 Kbps

Uno de los detalles más llamativos de los vídeos del P30 Pro es que podemos hacer uso del zoom, ya sea antes de grabar o durante la propia grabación. El zoom se comporta perfectamente en distintos niveles, incluso el gran angular, lo único que las transiciones entre sensores no son fluidas y el cambio se nota demasiado, pero es una limitación física al tener que cambiar entre los tres sensores principales, aquí unos ejemplos:

Otra decepción que nos encontraremos en el Huawei P30 Pro es el vídeo de cámara ultra rápida de "960 FPS". Ponemos 960 fps entre comillas porque, al igual que pasaba en modelos anteriores, dichos 960 FPS no son reales y realmente el móvil graba a una cantidad de frames por segundo inferior, realizando un procesamiento posterior para incluir frames y creando algunos efectos no deseados. Parece que el isp del  Kirin 980 no es capaz de captar vídeos con tanta tasa de fps.

Otro problema de este modo es que, aunque permite utilizar zooms, siempre usa el sensor principal y no el zoom óptico, por lo que la calidad de zoom es muy mala, además es muy difícil que enfoque correctamente.

Dicha captura funciona en modo automático (cuando detecta movimiento y estamos en modo grabación, graba automáticamente) o bien en modo manual: graba unos segundos al pulsar el botón.

Os dejamos algunos ejemplos:

Sensor de huellas en pantalla y reconocimiento facial

Tanto el sensor de huellas en pantalla como el reconocimiento facial son tecnologías que ya vimos en la review del Mate 20 Pro. El sensor de huellas del P30 Pro es, básicamente, el mismo o muy similar.

Es un sensor de tipo óptico que requiere que esa zona de la pantalla se encienda. El funcionamiento es bastante rápido y sencillo, no tanto como sensores dedicados como los que tenía huawei antes por ejemplo en el P20 Pro o anteriores móviles, pero sin duda el poder tenerlo todo en la pantalla sin tener que andar buscando el sensor es una ventaja.

Donde si tenemos cambios es en el sensor de reconocimiento facial ya que Huawei no ha mantenido el sensor 3D con mapeado del Mate 20 Pro, posiblemente por cuestiones de espacio al reducir el notch, y el P30 Pro delega el reconocimiento facial en la cámara frontal convencional.

Cuenta con detección de rostros y es capaz de generar modelos 3D para emojis, pero se nota que el reconocimiento facial no es tan versátil, sobre todo cuando la luz escasea y la cámara no es capaz de detectarnos bien.

Cuando hay luz el reconocimiento es bastante rápido y muchas veces no nos da tiempo a usar la huella, pero cuando estamos con poca luz tenemos que tirar del sensor de huellas en muchas ocasiones.

Autonomía, carga rápida y carga inalámbrica inversa

De nuevo, tanto la batería como el sistema de carga rápida de 40 W como la posibilidad de carga inversa son tecnologías donde el Mate 20 Pro fue pionero. Otos móviles de otras compañías, como el Galaxy S10, implementaron ese sistema de carga inversa y el P30 Pro hereda las mismas posibilidades que el Mate 20 Pro.

Tenemos una batería de 4.200 mAh que nos ofrece una autonomía realmente sorprendente, incluso superior a la que conseguíamos con el Mate 20 Pro. Esto posiblemente sea debido a las optimizaciones de software y también a contar con una pantalla de menor resolución.

Sea como sea, el Huawei P30 Pro es un móvil que ha batido todos los records de nuestros registros del benchmark de autonomía de geekbench con una puntuación de 7.185 puntos.

¿Cómo se traduce esto en el mundo real?. La mejor respuesta que os podemos dar es que muchos días cargamos el P30 Pro cada dos noches, algo que hacía muchos años que no podíamos hacer con un teléfono móvil.

Además, el sistema de carga rápida de 40W ha hecho que los hábitos de carga cambien, lo habitual era que cargáramos el móvil cada noche, momento en el que la mayoría llegamos con poca batería. Sin embargo, el poder cargar a 40W supone que en tan solo 1 hora tengamos el móvil cargado a su totalidad, y si no disponemos de ese tiempo, en  media hora cargamos tres cuartas partes de la batería. Al final eso hace que no te preocupes de poner a cargar el móvil de noche, simplemente lo cargas cuando lo necesites.

La autonomía del P30 Pro permite salir de casa sin preocuparse por baterías externas ni cargadores, incluso si vamos a hacer sesiones de fotografía durante todo el día. Naturalmente dependiendo del uso que le demos gastará más o menos batería, pero es bastante difícil que lleguemos a la noche con el móvil completamente descargado, de hecho, ya os decimos que es raro que necesite cargar de noche.

Rendimiento y Temperaturas

Otra vez más compartimos hardware con el Mate 20 Pro. En este caso tenemos el mismo kirin 980  a 7 nanómetros que ese modelo pero acompañado por 8 GB de RAM en vez de 6 GB y, en este caso concreto, 256 GB de almacenamiento, aunque también hay modelos con 128 GB y 512 GB.

Tenemos también el modo de alto rendimiento manual, un modo que aumenta la potencia del procesador, sobre todo de su GPU, a costa de consumir más batería. Es un modo que ahora se puede configurar para que se inicie con según que aplicaciones, pudiendo hacer que, por ejemplo, en juegos el terminal rinda más.

El Huawei P30 Pro se coloca a la altura de los móviles más potentes del mercado, aunque la llegada del Snapdragon 855 como el que lleva el ASUS Zenfone 6 que ya tenemos en el laboratorio lo desplaza un poco, sobre todo en algunos test.  El modo de alto rendimiento salva al Kirin 980, sobre todo en los test de computo GPU, aunque queda por debajo en la mayoría.

Sea como sea, el hardware interno del P30 Pro está a la altura de la gama a la que pertenece.

Otro detalle en el que destaca el Huawei P30 Pro es en su comportamiento térmico gracias a un sistema con disipación basada en cámara de vapor y "película de recubrimiento de grafeno".

Durante sesiones  de juego y benchmarks la temperatura máxima que hemos medido en el terminal ha sido de 36 grados, durante el mes  y medio que hemos estado probando el terminal nunca hemos notado sobrecalentamiento, ni siquiera hemos notado al terminal más calentarse ligeramente.

Análisis y Conclusión

Personalmente suelo dar mucha importancia al aspecto fotográfico de los smartphones, ya antes de la llegada de los teléfonos inteligentes, cuando los móviles con cámara empezaron a ser algo habitual, mis preferencias se decantaban hacia móviles con cámaras con capacidades por encima de la media incluso si eso suponía renunciar a otras cosas. Móviles como el Sony Ericsson K750, el C905 o toda esa gama Cybershot pasaron por mis manos. Cuando llegaron los smartphones dicha "carrera" por la fotografía móvil se estancó hasta la llegada de pequeñas joyas como el Nokia Lumia 1020.

En los últimos años los fabricantes han vuelto a apostar por mejorar cada vez más las cámaras de sus terminales y hoy en día prácticamente todos los móviles de gama alta cuentan con sensores y ópticas capaces de ofrecer una alta calidad en la gran mayoría de situaciones. Por una parte eso abre un abanico enorme de opciones pero por otra hace que el mercado, hasta ahora haya sido bastante monótono ante la falta de un smartphone que vaya un poco más allá de lo que ofrecen los demás.

Y, a día de hoy, ese smartphone es el Huawei P30 Pro. Sus capacidades fotográficas están por encima de la gran mayoría del mercado, no solo ya por lo que es capaz de hacer con su sensor principal, que se desenvuelve de manera excelente en cualquier situación, sobre todo cuando la luz empieza a escasear. Puede gustarnos más o menos las fotos que hace un terminal, ahí entran ya la subjetividad y opiniones de cada uno, procesado, colores, balances... etc. Lo que está claro es que en ese sentido el P30 Pro no tiene nada que envidiar a otros móviles de la gama más alta.

Pero lo que destaca sobre todo lo demás que hay en el mercado son las posibilidades que abren tanto su sensor gran angular (algo que ya es habitual en muchos móviles) pero, más que nada, su sensor con zoom óptico 5X que es capaz de ofrecer fotos hasta de 10X combinadas con el sensor principal sin pérdida de calidad. Incluso el modo de 50X, aún con la poca calidad final, permite utilizarlo como unos prismáticos en cualquier situación.

Poder estar de paseo, viaje, excursión, en un museo o simplemente en una reunión familiar y tener toda la versatilidad de poder hacer retratos, fotos a monumentos, gente alejada o captar desde todo el entorno hasta el detalle más pequeño hace que el Huawei P30 Pro sea el mejor smartphone fotográfico que hay ahora mismo en el mercado.

Muchas  veces hay que escoger entre unas funcionalidades y otras a la hora de comprar un móvil, algunos ofrece mucha potencia pero menos autonómia por ejemplo... otros precios económicos pero cojean en otro aspecto y, en general, no existe el móvil perfecto y es cierto que el P30 Pro tiene algunas carencias, algunas más importantes y otras menos relevantes. Por ejemplo los 1080p de su pantalla pueden estar por debajo de otros terminales de gama alta en resolución, aunque la calidad de la pantalla en global es excelente, sin embargo, otros detalles como un desempeño bastante mediocre en la grabación de vídeos a FullHD o, sobre todo, los "960 FPS" de la cámara lenta que no son tales, son puntos que Huawei deberá corregir en futuros lanzamientos para corregir los puntos débiles de este terminal.

No obstante, con el P30 Pro la compañía has sido capaz de combinar un excelente sistema de cámaras junto con un hardware de alto rendimiento en un diseño muy cuidado y de calidad con detalles realmente útiles como son su enorme autonomía, la posibilidad de cargar más del 70% en media hora o funcionalidades de última generación como el sensor de huellas en pantalla o el sistema de altavoz de llamadas por vibración.

Todo ello hace que el Huawei P30 Pro sea un terminal con muchas más luces que sombras que se corona como uno de los mejores smartphones que hay actualmente en el mercado y el que más posibilidades ofrece a nivel fotográfico.

Esperemos que la compañía siga sorprendiéndonos con nuevos lanzamientos a pesar de la tormenta que se está levantado por la guerra comercial que mantienen EEUU y China, una guerra que, más allá de perjudicar a gobiernos o compañías concretas, hará que los que más perdamos seamos los usuarios.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Las posibilidades de las cámaras (principal, gran angular y sobre todo zoom) son enormes
Excelente desempeño en fotografía sin apenas luz
Muy buena capacidad de almacenamiento en todas las versiones (128, 256 y 512 GB)
Autonomía sobresaliente
Carga rápida muy rápida de 40 W
Carga inalámbrica e inalámbrica inversa
Diseño, materiales y construcción de alta calidad
Temperaturas muy frescas
Buen rendimiento del Kirin 980 con 8 GB de RAM
Pantalla HDR de buena calidad y con brillo alto
Sensor de huellas en pantalla
Resistencia al agua IP68
Altavoz de buena calidad con volumen alto sin distorsión
Estabilización óptica en las 3 cámaras principales
LO PEOR
Sin puerto de auriculares de 3,5mm ni adaptador usb-c a minijack
Resolución Full HD en un gama alta que ronda los 1.000 Euros
Formato de tarjetas de memoria NM Card propietario
La grabación de vídeo no está a la altura en 1080p
No soporta vídeo 4K a 60 FPS
Cámara lenta ofrece resultados bastante malos, no son 960 FPS reales

El Mejor Smartphone

Huawei P30 Pro

Desde el 23/05/2019

  • Este producto es El Mejor Smartphone del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Desde el 23/05/2019
Premio a Huawei P30 Pro
  • Producto: Huawei P30 Pro
  • Fecha: 23/05/2019 21:47:24
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.