Review Huawei Mate 20 Pro

por Antonio Delgado 09/11/2018 9El Mejor Smartphone
Pantalla
Procesador, RAM, Almacenamiento
Cámara Leica
Precio
Web
OLED-curvada 6,39", 3120 x 1440p
Kirin 980 (8 cores), 6GB, 128 GB
Triple cámara 40MP (RGB) + 20 MP (gran angular) + 8 MP (zoom 3x)
1049,99 Euros
Puntuación de Huawei Mate 20 Pro en la review:

Introducción

Hoy tenemos con nosotros al Huawei Mate 20 Pro, un terminal que representa todas la innovaciones y mejoras que ha implementado la compañía en los últimos años para competir en la gama alta.

Sus terminales de la familia P y Mate han ido evolucionando dando pasos de gigante y mejorando cualquier carencia que podía aparecer para, en cada nueva generación, sorprender con smartphones que no solo han alcanzado a los buques insignia de esta gama entusiasta, sino que, como ya hemos visto con modelos como el Huawei P20 Pro, se ha convertido en todo un referente del sector.

Con el Mate 20 Pro podemos ver como la compañía ha evolucionado tanto en diseño como en tecnologías, mejorando aspectos que ya tenían dominados como las funciones fotográficas y apostando por tecnologías novedosas como el sensor de huellas en pantalla o un sistema de carga inalámbrico inverso nada convencional entre otras sorpresas.

Especificaciones técnicas del Huawei Mate 20 Pro

  • Procesador Kirin 980 (8 núcleos, 2xCortex A76 2,6 GHz, 2xCortex-A76 1,96 GHz , 4xCortex-A55 1,8 GHz, 7 nanómetros)
  • GPU MALI G76MP10 de 10 núcleos
  • 6 GB RAM
  • 128 GB almacenamiento ampliable con tarjetas NM Card (formato propietario Huawei)
  • Pantalla OLED de 6,39 pulgadas con resolución de 3.120 x 1.440 píxeles
  • Triple cámara trasera Leica (Principal de 40 MP, gran angular 20 MP, Zoom 8 MP)
  • Apertura de lente de F/1.8, F/2.2 y F/2.4 respectivamente
  • Cámara frontal de 24 MP F/2.0 con reconocimiento facial 3D
  • Sensor de huellas en pantalla
  • GPS doble banda
  • NFC
  • LTE 1,4 Gbps
  • WiFI 802.11 ac 1,7 Gbps
  • USB-C 3.0
  • Adaptador USB-C/minijack
  • Control remoto IR
  • Resistencia IP68
  • 4200 mAH de batería con carga rápida de 40W
  • Carga inalámbrica (carga e inversa para cargar otros dispositivos)
  • Android 9.0
  • 72,3 x 157,8 x 8,6 mm
  • Peso de 189 gramos
  • 1049,90 Euros.

Diseño

El Mate 20 Pro es un terminal grande con una pantalla de prácticamente 6,4 pulgadas, un tamaño que hace pocos años hubiera sido considerado ya un híbrido entre Tablet y smartphone pero que hoy en día, dados los avances en reducción de marcos y la adopción de un formato más alargado permite disfrutar de ese tipo de diagonales sin dejar de lado la portabilidad y comodidad.

El Mate 20 Pro hace uso de una pantalla sin apenas marcos en los laterales y en la parte inferior al prescindir de botón, dejando el famoso “notch” de la parte superior para el altavoz y la cámara frontal con capacidades 3D.

Dicho Notch, para los que no gusten de este tipo de soluciones, permite su ocultación mediante la interfaz del móvil, de tal manera que se coloca toda la parte superior en negro. Al ser un panel OLED, el negro es real y el notch queda prácticamente invisible. Aún así, Huawei sigue aprovechando esas dos zonas para mostrar datos como la hora o notificaciones entre otros aunque lo tengamos oculto.

A esta reducción de marcos hay que sumarle el panel curvado que hace que el espacio se aproveche aún más y tengamos un móvil con una pantalla enorme pero que, sin embargo, es muy cómodo de manejar.

El marco del Mate 20 Pro es de metal, con toques también metálicos en los botones y una gorma redondeada que conecta perfectamente con la curvatura del panel frontal y también de la parte trasera.

Esa zona trasera utiliza el cristal como material principal, algo que le da el aspecto premium que se merece, aunque es el imán perfecto para atraer todo tipo de huellas. Este cristal está curvado en los bordes para combinar con la curvatura del panel frontal directamente en el marco.

El único elemento que rompe lo liso del cristal en la parte trasera es el módulo de tres cámaras y el triple flash led. Huawei no ha seguido la línea del P20 Pro y en este caso las tres cámaras cambian la forma lineal por un cuadrado donde se esconden los tres sensores, el flash led y os sistemas de enfoque.

Al conseguir integrar el sensor de huellas en la pantalla no hay ningún otro elemento que “moleste” en la parte trasera, consiguiendo un terminal con un diseño muy continuo y homogéneo.

El borde izquierdo cuenta con botones de volumen con el mismo color azul del terminal y el botón de encendido en rojo, ambos metálicos.

En la parte inferior nos quedamos con el micrófono, la bandeja de las SIM y la tarjeta NM (formato propio e Huawei) y un puerto USB-C. No hay puerto minijack por lo que tendremos que utilizar el adaptador incluido.

En la parte superior, a parte del micrófono, tenemos también un sistema de infrarrojos para utilizar como control remoto de la TV u otros aparatos.

En este caso tenemos el modelo con un acabado trasero bicolor y un degradado que le da sin duda un toque especial. Está claro que la estética de un smartphone es una cuestión personal, pero por lo cuidado de los materiales y acabados no hay duda de que Huawei ha hecho un buen trabajo a nivel estético con este Mate 20 Pro.

 

Pantalla

Huawei ha mantenido un panel de tipo OLED como en el P20 Pro aumentando su diagonal hasta las 6,39 pulgadas y, por fin, dando el esperado salto de resolución a unos más que buenos 3.120 x 1.440 píxeles.

Realmente con FullHD o FullHD+ suele ser más que suficiente para la mayoría de personas, pero dotar al panel del móvil de una mayor resolución, más allá de las pequeñas mejoras en nitidez a la hora de su visualización normal, nos da un extra si, por ejemplo, utilizamos el móvil en sistemas de realidad virtual.

Sea como sea, este salto a los 1440p era uno de los pocos aspectos donde Huawei se había quedado un poco atrás si lo comparábamos con la gama más alta del sector y que ahora corrigen en un terminal que luchará por el trono del mejor móvil.

La eterna lucha entre IPS y OLED sigue vigente, aunque ahora que las diferencias iniciales sobre la mejor representación de olor en las IPS ya está más que solventada en los paneles OLED, sus negros reales y sus colores más llamativos suelen hacer que los usuarios se decanten por este tipo de paneles, por ello en las gamas más altas los fabricantes acaban por integrarlos.

El panel del Mate 20 Pro luce muy bien, con unos colores potentes y un brillo más que suficiente para ver los contenidos incluso a pleno día. De hecho, nuestras mediciones en modo manual han mostrado un excelente brillo máximo de 463,09 cd/m2. El contraste, al ser un panel OLED con un nivel de brillo en negro de 0 cd/m2, evidentemente es infinito.

Hemos realizado nuestra batería de test a la pantalla del Mate 20 Pro y tenemos algunas luces y sombras.

Por ejemplo, la cobertura de color es excelente, superando sin problema ninguno al REC709 o sRGB y cubriendo la gama DCI-P3.

Las “sombras” las vemos en la manera en la que está calibrado el panel de serie, por suerte Huawei nos da multitud de opciones para configurar esto a nuestro gusto, pero tal y como viene de fábrica la calibración no es precisamente buena.

En la gama RGB de escala de grises podemos ver como el verde se mantiene en un 105% del 100% óptimo pero el azul sube entre 120 y 125% y el rojo cae a unos valores muy bajos que rondan el 75%.

Esto, aparte de la descompensación del color,  va a suponer unos tonos muy fríos en el balance de blancos como efectivamente podemos ver en las pruebas con unos 9000K. De hecho, de serie, el Mate 20 Pro es uno de los móviles con una temperatura de blanco más fría que hemos probado con puntos donde se superan los 9.000K.

Esto afecta también a la hora de mostrar cualquier tipo de color como podemos comprobar en el comparador de colores. Hay casos donde la diferencia entre el color real y el mostrado alcanza prácticamente los 13 puntos de diferencia y, por ejemplo, en la última fila de la escala de grises podemos ver la demostración de lo que os comentábamos, los tonos excesivamente fríos de la calibración de serie.

Cámara

El Mate 20 Pro tenía un reto muy grande por delante en cuanto a calidad fotográfica. El P20 Pro había puesto el listón tan alto que era muy difícil superarlo y, sin embargo, Huawei ha hecho algunos cambios que han dotado a su sistema de cámaras de una mayor versatilidad.

Hasta ahora, Huawei utilizaba en sus terminales certificados por Leica una distribución de 2 o 3 sensores donde uno de ellos era de tipo monocromo y se encargaba de captar mayores luminosidades. Este sensor, marca característica de la casa, nos permitía también sacar fotos en blanco y negro sin ningún tipo de filtro.

En el P20 Pro, además de este sensor monocromo de 40 MP y el sensor RGB, se añadió un tercer sensor de 8MP con Zoom óptico de 3x que podía alcanzar 5x gracias a la combinación con los otros sensores. Otros fabricantes, en vez del monocromo o el zoom, utilizan un sensor con lente gran angular para dar más opciones a capturar mayores áreas sin problemas, algo que Huawei no tenía en su gama más alta hasta ahora.

Y es que la compañía ha decidido decir adiós a su mítico sistema de sensor monocromo para integrar en este Mate 20 Pro un trío de sensores formado por un sensor RGB de 40 Megapíxeles con un tamaño de 1/1,17, de los más grandes del panorama actual, con una lente de F/1.8. Otro sensor RGB  de tamaño 1/2.7” y una resolución de 20 megapíxeles con apertura F/2.2 para gran angular y un último sensor de 8 MP con tamaño de 1/4” con apertura de F/2.4 y un zoom óptico de 3 X.

El sensor más grande se encarga de la mayoría de tomas convencionales, aprovechando su generosa resolución permite hacer oversampling para obtener fotografías combinando 4 píxeles en 1 y así mejorar la nitidez y captura de fotografías con poca luz, algo a lo que acompañan el sistema de estabilización y su gran apertura.

Cuando queremos realizar fotografías que capten un mayor campo visual podemos utilizar el segundo sensor de 20 MP con su gran angular, esto equivale a un 0,6x de zoom respecto de 1x del sensor principal.

Finalmente, si queremos realizar zoom tendremos que utilizar el tercer sensor para conseguir un zoom “óptico” sin pérdida con 8 MP. Además, aprovechando los otros sensores y el sistema de IA, el Mate 20 Pro puede realizar zooms de 5X con poca pérdida de calidad.

El sensor monocromo se puede echar de menos si queremos sacar nuestra vena artística, pero los filtros de blanco y negro incluidos pueden suplirlo sin mucho problema y, no nos engañemos, da mucho más juego disponer de zoom óptico y gran angular en el mismo terminal que tener un sensor nativo en blanco y negro.

Naturalmente, donde conseguimos más calidad es con el sensor principal de 40 MP, tanto de día como de noche, consiguiendo fotografías de calidad en prácticamente cualquier situación.

El sensor de gran angular hace también su trabajo y nos permite sacar fotografías que de otra manera serían imposibles. Cuando la luz decae le cuesta algo más, pero sigue siendo bastante solvente. Siendo el de 8 MP con zoom el que peor lo pasa cuando la luz no es óptima.

La calidad de cámara del Mate 20 Pro no decepciona y está a la altura del excelente P20 Pro. Si a esto le sumamos las posibilidades extra que da el gran angular tenemos un producto fotográfico aún más redondo que le quita el trono a su predecesor.

Huawei sigue utilizando su proceso de Inteligencia Artificial a través de la NPU del Kirin 980 para detectar escenas y elementos y ajustar la captura de fotografías. Curiosamente, en las últimas actualizaciones este sistema se ha desactivado por defecto y tendremos que activarlo manualmente.

La detección de escenas suele acertar en la mayoría de casos, pero a la hora del resultado final no es que se note mucha diferencia de las tomas con IA activada o sin ella.

Si que hemos notado algo de retraso en algunas situaciones entre que activamos una de las cámaras y se activa el estabilizador, si no nos damos cuenta de esto nos puede salir alguna que otra foto movida.

Se incluyen en la aplicación distintos efectos de desenfoques y selfies también para la cámara frontal, en ese caso se utiliza la IA para detectar bordes y aplicar iluminaciones que simulan distintas condiciones, aunque el efecto no está del todo conseguido.

 En cuanto a vídeo, a parte del típico vídeo 4K, estabilización por IA y demás, tenemos de nuevo los prometidos 960 FPS de cámara lenta, pero al igual que en el Mate 20 Pro, los resultados no son buenos y se nota que hay intercalación de frames por software.

Sensor de huellas en pantalla y reconocimiento facial

Uno de los “problemas” que han tenido hasta ahora los fabricantes a la hora de integrar el sensor de huellas era su colocación. Si se decantaban por colocarlo en el frontal como en el P20 Pro, les obligaba a tener un marco considerable en esa zona. Por el contrario, situarlo en la parte trasera suponía romper con la estética de esa zona y no a todo el mundo le gustaba esa posición Hay fabricantes que también apuestan por colocarlo en los laterales.

Sin embargo, la prometida tecnología de sensor de huellas en pantalla ya está aquí y en el Mate 20 Pro funciona realmente bien.

No se trata de un sensor que ocupe toda la pantalla, sino que e coloca en una zona concreta en la que deberemos colocar el dedo. Al hacerlo, la pantalla se ilumina en esa zona concreta para permitir que el sensor óptico lea nuestras huellas.

Es una manera muy intuitiva y sencilla de usar que sin duda se convertirá en el estándar a corto plazo y que nos evita tener que buscar el sensor directamente, solo hay que tocar la pantalla.

Sin embargo, el Mate 20 Pro cuenta con otro sistema de desbloqueo integrado que puede hacer que el sensor de huellas directamente ni lo utilicemos. Hablamos del sensor 3D de reconocimiento facial, un sistema similar al FaceID de Apple que utiliza su cámara 3D frontal junto a un sensor infrarrojo y proyector de mapeado de puntos para crear un modelo tridimensional de nuestra cara y desbloquear el móvil al detectarnos.

Al crear un modelo desde distintos ángulos podremos desbloquear el móvil desde varias posiciones sin tener que colocarlo justo enfrente, además, el sensor funciona tanto de día como de noche y es extremadamente rápido, tanto que si lo tenemos activado es muy raro que nos de tiempo siquiera a poner el dedo en la pantalla para reconocer la huella, en cuanto lo hagamos ya nos habrá reconocido.

Este sistema de reconocimiento 3D también lo utiliza Huawei para permitir crear una especie de emojis animados que siguen nuestros gestos de una manera bastante precisa, algo que puso de moda Apple y posteriormente Samsung y que Huawei no podía dejar pasar teniendo ya el hardware integrado.

Autonomía, carga rápida y carga inalámbrica inversa.

Los últimos terminales de gama alta de Huawei contaban con unas baterías bastante generosas, ahí tenemos los 4.000 mAh del P20 Pro, sin embargo, dichas baterías apenas conseguían mantener el móvil durante 1 día o día y medio de uso, una cifra similar a la de terminales con baterías inferiores.

Esto se debía posiblemente al consumo de los SoCs Kirin como el 970 o 960, algo que parece que en este Kirin 980 no pasa gracias a un sistema de gestión de energía “basado en IA” y a su proceso de fabricación de 7 nanómetros.

De hecho, la autonomía que nos dan los 4.200 mAh del Mate 20 Pro es de las mayores que hemos visto en un smartphone y, desde luego, la mayor que hemos experimentado en un gama alta.

Para muestra, la prueba de batería de Geekbench que solemos realizar a todos los terminales. El Huawei Mate 20 Pro prácticamente duplica la autonomía del P20 Pro con tan solo 200 mAH más.

Hablamos de una batería que nos da sin problemas para dos días o mas de uso y que, encima, cuenta con un sistema de carga rápida de 40W con la que podemos cargarla entera en menos de 1 hora, de hecho, en unos 30 minutos habremos cargado más del 70%.

Tal es la confianza de Huawei en la capacidad de batería del Mate 20 Pro que han introducido algo bastante llamativo que es la carga inalámbrica inversa. El Mate 20 Pro cuenta con soporte para carga inalámbrica convencional como ya hemos visto en muchos terminales, lo sorprendente es que este móvil se puede utilizar también para cargar otros dispositivos simplemente acercándolos.

Hemos probado a cargar un Galaxy S7 Edge con este Mate 20 Pro y el sistema de carga funciona sin ningún problema, llevando con nosotros no solo un móvil espectacular sino que también una suerte de powerbank inalámbrico.

Rendimiento

Huawei ha apostado por sus propios procesadores para los terminales de los últimos años, sobre todo en la gama media. Hemos ido viendo en directo la evolución de los Kirin desde que estaban bastante alejados de la competencia hasta hoy en día, donde el Kirin 980 ha sido todo un pionero en adoptar el sistema de fabricación de 7 nanómetros junto con núcleos Cortex A-76 y la GPU Mali G76.

Este procesador es, en la actualidad, uno de los más potentes del mercado y en gran cantidad de pruebas supera sin problemas a todo un Snapdragon 845, el SoC de referencia en el sector hasta ahora.

Recientemente, Futuremark ha baneado a ciertos terminales de Huawei, aquellos con el SoC Kirin 970, por realizar trampas en algunos benchmarks, haciendo que su procesador funcionara en un estado de mucho más rendimiento y consumo para ofrecer unos datos más altos de lo habitual.

Tras ser descubiertos, la compañía reconoció el engaño y como “solución” ha hecho que dicho modo de alto rendimiento esté disponible de manera manual. Se trata de un modo que consume mucha más batería pero que ofrece un rendimiento muy superior, sobre todo en la parte GPU.

Hemos realizado la mayoría de test con ambos modos para que veáis la diferencia de rendimiento, aún así, en el uso general del terminal, incluyendo apps y juegos exigentes, no hay diferencia notable, por lo que es un modo que no tiene tampoco mucho sentido más allá de presumir de resultados de benchmarks. De hecho, a la hora de tener que considerar un rendimiento global del terminal, nos deberíamos fiar más del modo normal.

En 3DMark Icestorm Unlimited el Huawei Mate 20 Pro consigue una puntuación superior al P20 Pro con el Kirin 970 con 34149. Si activamos el modo turbo la puntuación se dispara hasta los 56.652 puntos, aunque aún así no es capaz de batir al Snapdragon 845 del ASUS Zenfone 5Z.

Algo parecido ocurre en el 3DMark Slingshot Extreme, donde aún con el “modo Turbo” el Kirin 980 cae debajo del Snapdragon 845, posiblemente debido a la mayor potencia gráfica de la iGPU de Qualcomm.

Las cosas cambian si pasamos el mismo test pero con la API gráfica Vulkan, parece que Huawei ha hecho un buen trabajo de optimización y el Kirin 980 supera sin problemas al Snapdragon 845 incluso en modo normal.

Si medimos el rendimiento puro del procesador, en el GeekBench MonoCore el Kirin 980 es el procesador más potente que hemos probado jamás, tanto en modo normal como con modo alto rendimiento y lo mismo ocurre en el test multinúcleo donde conseguimos 9.813 puntos y 10.005 puntos con modo normal y turbo respectivamente.

En el test de cómputo podemos ver como la Mali G76MP10 está por debajo de la solución más potente de Qualcomm y cae estrepitosamente contra el Snapdragon 845.

Finalmente, el test Antutu nos deja ver el buen desempeño del Kirin 980, con una puntuación normal ligeramente superior al S845 y que en modo turbo consigue superar los 304.000 puntos por primera vez en nuestros test.

Podemos ver que el Kirin 980 ha dado un salto impresionante en rendimiento y también en consumo, convirtiéndose en un SoC a la altura de lo último del mercado y haciendo que este Mate 20 Pro sea uno de los móviles más potentes del mundo.

Temperaturas

El Kirin 980 ha demostrado ser un procesador con un alto rendimiento y un consumo contenido y en cuanto a las temperaturas generadas parece que los 7 nanómetros le sientan también especialmente bien.

Hablamos que durante la sesión de benchmarks el Mate 20 Pro no ha pasado de 32,5 grados en la zona más caliente, una temperatura muy baja si comparamos por ejemplo con el P20 Pro que alcanzaba más de 40 grados.

A parte de la eficiencia del propio procesador hay que tener en cuenta que tenemos más espacio de disipación, lo que al final redunda en unas temperaturas más bajas y más cómodas para el usuario.

Análisis y Conclusión

Lejos quedaron los tiempos donde Huawei tenía que conformarse con la gama media o media-alta, desde hace unos años su evolución en el mercado de gama alta más entusiasta ha sido espectacular y el Mate 20 Pro es la culminación a todo ese proceso.

En cada nueva generación de terminales veíamos como la compañía corregía las carencias de sus modelos anteriores para ir redondeado la fórmula del éxito y con este terminal han ido un paso más allá gracias a la inclusión de nuevas funcionalidades y un SoC más potente y, sobre todo, mucho más eficiente.

Los 7 nanómetros del Kirin 980 le han sentado tremendamente bien e incluso si obviamos la “trampa” del modo de alto rendimiento, es un procesador a la altura de los más grandes en la mayoría de aspectos, quizás le falta algo de potencia gráfica para poder reinar sin problemas, pero en general es un chip más que solvente.

Lo que más nos ha sorprendido es su eficiencia, con 200 mAH más que el P20 Pro y aún teniendo más resolución y potencia, el Mate 20 Pro ofrece una autonomía muy superior y, por si fuera poco, su carga rápida de 40W nos permite tener carga para más de un día de uso en menos de media hora.

También es de agradecer innovaciones como el sistema de carga inalámbrica inversa para cargar otros dispositivos, algo que, más allá de la curiosidad que supone, puede sacarnos de algún que otro apuro.

También son pioneros, al menos en cuanto a un gran fabricante se refiere, en implementar un sensor de huellas en pantalla, una solución mucho más integrada e intuitiva que los sensores situados en otros lugares, aun así, este sensor se desluce un poco debido al sistema de reconocimiento facial 3D, funciona tan bien que no necesitaremos utilizar la huella.

Parecía difícil que Huawei superara al P20 Pro en el aspecto fotográfico, uno de los terminales referencia del sector en ese sentido, pero no solo lo ha hecho, sino que la adición de un sensor de gran angular termina por redondear un excelente sistema de fotografía con múltiples posibilidades de captura, ya sea de día, de noche, de lejos o con escenas grandes. De hecho no se echa en falta para nada el sensor monocromo de generaciones anteriores.

Si buscas un terminal que te de el máximo de posibilidades fotográficas, con una calidad excelente, zoom 3x (o incluso 5x) y gran angular, el Mate 20 Pro es la opción a elegir.

Queda por mejorar el aspecto del vídeo a cámara lenta, los 960 fps siguen adoleciendo el mismo problema que en el P20 Pro y los resultados son bastante deficientes. Tampoco su precio es algo asequible, hablamos de prácticamente 1.050 Euros que lo alejan de muchos bolsillos, aunque parece que, por desgracia, lo de superar la barrera de los 1.000 Euros es una tendencia cada vez más extendida.

Android 9.0 es el sistema operativo escogido para el Mate 20 Pro pero llega con la capa EMUI 9.0 que personaliza prácticamente todo el sistema. Es una capa donde no aparece lag y que ofrece bastantes opciones propias que no encontramos en Android de serie, pero que puede no ser del agrado de los que buscan algo más “puro”.

Más pantalla y más resolución, más rendimiento, más opciones fotográficas, un diseño premium y cuidado funciones punteras como el sensor de huellas en pantalla y una batería con la mejor autonomía dentro de la gama alta hacen que este Huawei Mate 20 Pro supere sin problemas al P20 Pro y, por tanto, se merezca el premio al mejor smartphone del mundo.

 

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Diseño, materiales y construcción de alta calidad
Excelente rendimiento del Kirin 980
Por fin dan el salto a 1440p
Pantalla sin marcos de 6,49 en tamaño ajustado
Su autonomía es realmente impresionante
Buena gestión térmica
Cámara de alta calidad + zoom óptico + gran angular en un solo dispositivo
Sensor de huellas en pantalla
El sistema de reconocimiento facial 3D es muy rápido y preciso
Carga inalámbrica inversa
En media hora carga un 70%
Resistencia al agua IP68
LO PEOR
La cámara lenta a 960 fps obtiene resultados bastante deficientes
Precio elevado
Sin puerto de 3,5mm minijack
Formato de tarjetas de memoria NM Card propietario
La calibración de pantalla de serie es mejorable, aunque se puede ajustar manualmente

El Mejor Smartphone

Huawei Mate 20 Pro

Desde el 09/11/2018

  • Este producto es El Mejor Smartphone del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Desde el 09/11/2018
  • Producto: Huawei Mate 20 Pro
  • Fecha: 09/11/2018 17:34:15