¿Qué es un SSD SATA y para qué sirve?

¿Qué es un SSD SATA y para qué sirve?

por Juan Antonio Soto 25/03/2021

¿Qué es un SSD SATA?

Un disco SSD SATA es un disco de estado sólido (Solid State Disk) que dispone de una conexión SATA para conectar a PCs u otros dispositivos que dispongan de ella, generalmente son de 2.5”. Al igual que un disco mecánico, en un disco SSD SATA podemos almacenar datos, pero dada su tecnología de chips en lugar de platos esta operación se puede realizar mucho más rápido, con lectura y escritura de más de 500 MB/s lo que equivale a 6 veces más que un disco mecánico con la misma tecnología de conexión SATA, siempre que hablemos de la última disponible SATA III, puesto que las anteriores SATA II y SATA I no tiene esta velocidad, quedando en 3 Gb/s y 1.5 Gb/s respectivamente frente a los 6 Gb/s del SATA III. Con esta conexión se consiguen hasta 600 MB/s, una velocidad más aceptable en los tiempos actuales.

El SSD SATA se lanzó al mercado para sustituir los antiguos y casi ya obsoletos discos mecánicos en los PCs de sobremesa y portátil, cuando se empezaron a montar los primeros SSD SATA la diferencia de precio era mucho mayor, pero merecía la pena dado que todo funcionaba mucho más rápido, podía arrancar el PC en una décima parte de lo que duraba el arranque con un disco mecánico. La pega es que los discos SSD SATA eran, y siguen siendo, más caros que un disco mecánico, aunque en la actualidad se ha logrado equiparar mucho los precios, es porque otras tecnologías aún más rápidas y que usan otro tipo de bus de comunicación diferente al SATA han llegado para quedarse, como los SSD M.2 con interfaz PCIe.

El SSD SATA conseguía una velocidad mayor de lectura y escritura, puesto que, además de usar chips para almacenar datos que son más rápidos que los platos mecánicos, la conexión SATA es directa entre el puerto y el dispositivo, conectándose directamente al controlador SATA.

¿Para qué sirve un SSD SATA?

Un SSD SATA sirve para almacenar datos con una conexión rápida de hasta 6 Gb/s en la interfaz SATA III, con un SSD SATA podemos tener nuestros datos ya sea en un PC de escritorio o portátil. Podemos usarlo como disco principal con un coste económico menor frente a otras unidades de la misma capacidad con otra interfaz. Así podemos tener un PC mucho más rápido que con un disco mecánico, pero salvando algunos euros en caso de que nuestro presupuesto sea limitado.

También podemos dar una segunda vida a un PC de escritorio o portátil antiguo, podemos tener algún equipo de hace algunos años y cambiar el disco duro principal por un disco SSD SATA, así podemos seguir utilizando el ordenador con una notable mejora de velocidad de arranque y de proceso en general, reduciendo los tiempos de carga de programas, encendido y apagado a más de la mitad. Además de todo esto también ganaremos en velocidad de lectura/escritura en otros dispositivos, a través de un puerto USB podemos leer y escribir más rápido, ya que la lectura y escritura del SSD es mucho mayor y aprovecha toda la capacidad del bus USB para funcionar a la mayor velocidad posible.

También podemos usar un disco SSD SATA para montar una unidad externa con mayor velocidad de lectura y escritura, podemos comprar una caja que admita dispositivos SATA de 2.5” y que tenga USB 3.0 e introducir uno de estos discos SSD SATA, así si nuestro equipo principal dispone de un disco rápido en lectura y escritura, podemos trasferir datos del disco externo al PC y viceversa con mayor rapidez, ideal si queremos hacer copias de seguridad o para traspasar varios GB de datos de una sola vez, el proceso será mucho más rápido.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: SSD SATA
Redactor del Artículo: Juan Antonio Soto

Juan Antonio Soto

Soy Ingeniero Informático y mi especialidad es la automatización y la robótica. Mi pasión por el hardware comenzó a los 14 años cuando destripé mi primer ordenador: un 386 DX 40 con 4MB de RAM y 210MB de disco duro. Sigo dando rienda suelta a mi pasión en los artículos técnicos que redacto en Geeknetic. Dedico la mayor parte de mi tiempo libre a los videojuegos, contemporáneos y retro, en las más de 20 consolas que tengo, además del PC.