Overclocking: Guia para novatos

por Javier Rodríguez 23/05/2006 6

Introducción

El overclocking es una técnica que permite aumentar el rendimiento de algunos componentes del PC mediante el aumento de las frecuencias de trabajo de dichos componentes. El overclocking permite un aumento de rendimiento y es una técnica sencilla de usar pero que tiene algunas claves importantes para poderlo hacer de forma segura y de forma eficiente. El overclocking a diferencia de como se piensa no es algo que nos deba costar una inversión adicional y se puede realizar con todo tipo de ordenadores por barato que este sea. La única diferencia de usar unas piezas mas avanzadas que otras son los niveles de overclocking que conseguiremos.

El overclocking no es algo de ahora.

El PC desde sus inicios funciona con un reloj interno que es susceptible de modificación. En los tiempos del 486 se inicia el sistema de reloj interno mediante el uso de un bus frontal y un multiplicador interno. Es entonces cuando se empieza a iniciar la tendencia del overclocking. Las herramientas eran limitadas pero mediante los famosos jumpers de la placa base podíamos hacer ciertas modificaciones al bus o a los multiplicadores del procesador. Desde aquel entonces la técnica de overclocking no se ha modificado, se ha avanzado en ello y ahora es mucho mas sencillo, pero la base sigue siendo la misma.

Es ya entrados en los tiempos del Pentium 2 de slots y en los celeron de socket 370 cuando el overclocking empieza a tener notable auge entre los aficionados al PC. Es por aquel entonces cuando aun los procesadores Intel venían liberados de multiplicador, no ya en los socket 370 pero si hasta algunos Pentium 2 de slot. Los chipsets de la época también eran bastante mas maleables que los hasta ahora existentes y algunas placas base se empiezan a preparar con mas configuraciones de jumpers.

Pero cuando se facilita el acceso al overclocking de forma generalizada, rápida y cómoda, es cuando Abit introduce la BH6, la primera placa base para Slot1 con configuración de bus frontal y otras opciones a través de la bios. Desde aquí se confirma la revolución de una tendencia "underground" que ha conseguido que todos nos planteemos o hagamos a diaria overclocking a nuestros procesadores. Ahora cualquier placa base del mercado, por barata que sea, incorpora en mayor o menor medida estas opciones de personalización en bios y disponen de sistemas de protección que evita que nos pasemos en nuestras configuraciones. La técnica que vamos a enseñaros sigue siendo la misma pero como veis los medios han cambiado.