Integridad y Recuperación de Datos

por David Sancho 28/03/2010 ...

Normalmente se habla de recuperación de datos es decir, qué hacer ante el desastre, sin embargo un buen mantenimiento de los mismos pasa por la anticipación al desastre. Resulta más sencillo, evitar que los datos se pierdan o se corrompan, siendo este último caso el más común, que recuperarlos. Aún así cuando se presenta el desastre en la mayoría de los casos no todo está perdido.

En la industria escuchamos hablar de mantenimiento predictivo, en la salud de medicina preventiva, cada vez está más estandarizado que la forma de enfrentarse a los problemas es anticipándose a ellos, evitar que ocurran y si no queda más remedio solucionarlos. La principal razón es que muchas veces ante un desastre que no ha sido previsto, no puedes controlar ni cuándo ni la magnitud del mismo por lo que la avería, en nuestro caso una pérdida de datos, puede no ser fácilmente solucionable o tener consecuencias.

Los datos a fin de cuentas es información, posiblemente una de las cosas más valorables en la sociedad en la que vivimos, además tenemos la suerte o la desgracia en el caso de desastre que se trabaja con tal cantidad de información que una persona no se la sabe de memoria, por lo que dependemos del soporte, en la mayoría de los casos informático en el que está. Muchas empresas han tenido grandes pérdidas por culpa de una mala gestión de dicha información, ya sea pérdida de datos, robo de los mismos, etc. Pero no sólo empresas deben tener cuidado con sus datos, a nivel personal, tenemos fotos, documentos, etc., cuyo valor para nosotros sea incalculable por lo que perderlos por no tomar unas sencillas precauciones sería algo imperdonable.

A lo largo de este artículo veremos cómo evitar que los datos se pierdan o cómo recuperarlos en el caso de que tengamos una avería en cualquier dispositivo. Y digo dispositivo porque otro de los grandes errores que cometemos a la hora de tratar los datos es pensar que el mantenimiento de los soportes que guardan la información se constriñe solo a discos duros cuando no es cierto, preguntémonos ¿Cuánta información tengo almacenada en discos duros externos? ¿Y en memorias USB? ¿Y en CDs/DVDs? Seguro que ya nos han salido unos cuantos gigas, eso también es información y que posiblemente nos importe bastante conservarla, por ello debemos abordar el concepto de información que es lo importante, analizando todos los soportes que puedan contenerla, que al final un disco duro, un CD, una memoria, etc., no son más que un montón de plástico y metal sustituibles si no contienen información que merezca la pena.

Verificando el estado de nuestro disco duro