La primera placa base mini-STX con chipset H110 es de ASRock

por Antonio Delgado 28/07/2016 4

El formato de placas base STX no es muy común, pero en los últimos meses ha ido ganando fuerza al integrarse en pequeños mini-PC con capacidades propias de modelos más grandes al utilizar sockets estándar.

La última creación de ASRock es una placa base mini-STX con el socket LGA 1151 y el chipset H110 completo. Esta placa incluye soporte para dos SSD M.2 PCIe 3.0 x4, puertos USB 3.0 de tipo A y de tipo C reversibles y también dos discos duros SATA.

Incluye dos slots de memoria DDR4 en formato SO-DIMM, el mismo que se utiliza en los portátiles por su pequeño tamaño, y soporta procesadores de sobremesa de hasta 65W de consumo, esto incluye al potente Core i7 6700 con sus 4 núcleos y 8 hilos. Dependiendo de la CPu escogida necesitaremos un adaptador de corriente de 120W (para CPUs de 65W) o de 90W (CPUs de 35W). Este adaptador es similar al de los portátiles y tiene una salida de 19V, lo que permite disponer de un ordenador extremadamente compacto con su fuente externa.

La primera placa base mini-STX con chipset H110 es de ASRock, Imagen 1

La ASRock H110M-STX incluye también salidas de vídeo DisplayPort, HDMI y VGA, soportando dos pantallas a la vez. Tampoco le falta conectividad Gigabit Ethernet y es posible adaptarle una tarjeta M.2 para la WiFi y el Bluetooth.

Por el momento desconocemos su precio para España.

La primera placa base mini-STX con chipset H110 es de ASRock, Imagen 2