Probamos Project Alloy, la realidad virtual sin cables de Intel

por Antonio Delgado 18/08/2016 1

Este lunes en el IFD 2016 Intel desveló Project Alloy, unas gafas de Realidad Virtual que combina sistemas de detección del entorno para ofrecer una combinación con el entorno real.

Las posibilidades de esta tecnología son múltiples, podríamos denominarlo una mezcla entre realidad virtual y realidad aumentada con la realidad, de hecho su nombre "Alloy" significa "Aleación" en referencia a la unión de ambos mundos. Con su tecnología es posible introducirnos en mundos virtuales pero interactuando con el entorno, con objetos físicos reales o con detección de muros para generar un entorno virtual y evitar golpes. También es capaz de detectar las manos para poder manejar objeto o interactuar con ellos en el mundo virtual.

Probamos Project Alloy, la realidad virtual sin cables de Intel, Imagen 1

 Hemos tenido la oportunidad de probar un prototipo y comprobar la distribución de sus componentes y todos los sensores que hacen posible esta tecnología.

Podríamos decir que Project Alloy se queda en un nicho de mercado entre las gafas de realidad virtual para móviles, con un hardware básico, y los sistemas como HTC Vive o Oculus Rift que requieren de un PC para funcionar.

Project Alloy no necesita cables ni ningún ordenador conectado y todo va integrado en las propias gafas. Su peso no es superior al de unas HTC Vive y la capacidad de interacción con el entorno va integrada, no hacen falta mandos. Está claro que la Realidad Virtual en un futuro tiene que decantarse por sistemas de este tipo sin necesidad de cables o periféricos.

Probamos Project Alloy, la realidad virtual sin cables de Intel, Imagen 2

En cuanto a su hardware, Project Alloy incluye todo lo necesario para funcionar sin ningún cable adicional ni ningún otro dispositivo al que haya que conectarlo. Delante de la pantalla se encuentra la placa base con el hardware formado por el procesador (un Intel Core Skylake de la gama U para portátiles) con un sistema de u heatpipe para refrigerarlo. Además de este procesador, se incluye un coprocesador encargado de los distintos sensores.

Project Alloy cuenta con módulos de cámara RealSense, cámaras de ojo de pez y sensores de posicionamiento. La batería que alimenta al conjunto se encuentra en la parte trasera del mecanismo que sujeta las gafas a la cabeza

Probamos Project Alloy, la realidad virtual sin cables de Intel, Imagen 3

En el lateral podemos encontrar los distintos puertos de datos y de carga para poder sincronizarlo con otros dispositivos en caso de ser necesario.

El frontal y hacia los laterales está recubierto de todos los sensores y cámaras necesarias para el posicionamiento.

Project Alloy es un SDK para desarrolladores, es decir, no será un producto para venta final, pero puede servir de base para que otros fabricantes creen productos con similares especificaciones y para que los desarrolladores saquen partido a estas tecnologías.

Se empezará a enviar a desarrolladores a partir del año que viene, aunque su precio todavía es un misterio.