EPoX introduce en su placa EP-8RDA6+ Pro unos increíbles seis sATA con Raid 5

por Carlos 21/06/2004 ...

Las tarjetas gráficas, la memoria RAM y muchos otros componentes están pasando por ajustes y cambios muy importantes que a su vez se basan en la placa base. Pero no siempre lo que se busca es lo último, pues la seguridad o la potencia que ofrece una placa sobre los estándares actuales no puede despreciarse, pero lo entenderemos mejor tras ver la siguiente EPoX.

El nombre que le han puesto es EP-8RDA6+ Pro, bastante complicado para aprendérselo. Pero es lo de menos.

Empezando por su procesador, Socket A, para AMD desde los modelos 1500+ hasta el 3400+, con un bus frontal que alcanza los 400 Mhz. El chipset usado para ello es de nVidia, el nForce2 Ultra 400.

Es éste el que va a limitar gran parte de las características de la placa, pero en muchos casos simplemente no se explota al máximo el chipset. No es nuestro caso. Empezando por las ranuras que, aun sin trabajar con los PCI Express, ofrece un AGP X8 y seis PCIs.

Por otro lado, y aunque incluye los acostumbrados pATA para cuatro dispositivos, añade ni más ni menos que seis sATA, un número poco visto hasta la fecha, siendo bastante corriente cuatro o tres, y mucho más dos.

EPoX introduce en su placa EP-8RDA6+ Pro unos increíbles seis sATA con Raid 5, Imagen 1

Todos estos discos duros podrán aprovecharse de la incorporación no solo del RAID 0, 1 y 0 + 1, sino también del 5, algo rara vez visto integrado en una placa base.

La memoria RAM, que es sumamente importante, es DDR de hasta 400 Mhz y 3 GB distribuidos en tres bancos.

También sus cuatro puertos USB 2.0, con soporte para otros cuatro, o su dos Firewire a 400 Mbps, unidos a las ocho canales de salida ópticos o coaxiales hacen de esta placa una importante apuesta hacia aquellos que aun no quieran dar el paso hacia las nuevas tecnologías, algo muy lógico teniendo en cuenta el precio al que se comenzará a vender.

EPoX introduce en su placa EP-8RDA6+ Pro unos increíbles seis sATA con Raid 5, Imagen 2

Antes de terminar, y no menos importante, debemos mencionar el aspecto de esta placa. No veremos violetas o rojos, sino el típico verde, algo que no debe preocuparnos, pero si su limpieza y orden, facilitando todo trabajo sobre ella y demostrando que la apariencia también importa.


Más información: http://www.hispazone.com