El disipador Thermaltake Engine 17 está hecho enteramente de metal

por Pablo López 26/06/2018 1

A veces los fabricantes nos sorprenden con algún producto que sobresale de lo que es habitual, y esta vez es Thermaltake el que ocupa ese puesto. La idea del Thermaltake Engine 17 es la de poder disipar una gran cantidad de calor en un tamaño reducido, algo que actualmente no es viable por ningún método. Para mejorar la relación refrigeración/dimensiones, han hecho un ventilador enteramente metálico, de manera que al mismo tiempo que actúa como bloque de disipación, también lo hace como ventilación. Es decir, que el ventilador actúa también como disipador.

Esta es una idea que habíamos visto hace ya tiempo en algunos extravagantes productos, pero que no se suelen ver en el mercado, bien por falta de patentes o bien porque no son viables hoy en día. El Thermaltake Engine 17 es el segundo disipador de la marca que está enteramente fabricado en metal, y parece que van a continuar con ello, de momento. Este disipador tiene una altura total de tan solo 17 mm, lo que lo hace ideal para entornos muy pequeños, como servidores con racks 1U. El ventilador de metal que lo acompaña es de 6 cm de diámetro, y no solo absorbe calor efectivamente del entorno, sino que al girar, el aire que pasa por sus aletas lo disipa de buena manera. Este ventilador gira en un rango de 1500 a 2500 RPM con una sonoridad máxima de 23 dBA.

El disipador Thermaltake Engine 17 tiene un peso total de 205 g y se extiende 91.5 mm a cada lateral. Alcanza un TDP de 35 W, algo entendible dado el mínimo espacio que ocupa. De momento solo es compatible con socket Intel LGA 115X y no se ha desvelado su coste, pero no esperamos que tenga un precio elevado.


Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Comentarios y opiniones sobre: El disipador Thermaltake Engine 17 está hecho enteramente de metal ¿Qué opinas? ¿Alguna pregunta?