Refrigeracion del chipset: bases, fundamentos y productos

por Javier Rodríguez 26/07/2007 ...

Introducción y heatpipes

Introducción

Disipar el chipset de nuestra placa base puede ser una de las acciones más importantes para conseguir el overclocking de bus alto que tanto deseamos. Ahora las placas base, al menos las de cierta gama nos incorporan avanzados e intrincados sistemas de disipación "heatpipe" que han hecho que muchos nos olvidemos de cuán importante es la disipación del chipset pero aun así, con estos avances, aun no se consigue el mismo rendimiento de disipación que podemos lograr con otras soluciones que existen en el mercado. En este artículo precisamente tocaremos todos estos temas y veremos como una de estas soluciones aumenta la capacidad de refrigeración de un sistema de pruebas real.

Ventajas y desventajas de los sistemas HeatPipe.

Los sistemas de disipación de tubería de calor o "heatpipe" que incorporan ahora muchas placas base tienen sus pros y sus contras. Para empezar son sistemas que nos ofrecen un buen rendimiento con mantenimiento nulo y además suelen ser en su gran mayoría sistemas pasivos que reducen el ruido a cero en cuanto a la placa base se refiere. Por otro lado lo estamos pagando y sustituirlo por otro sistema, dado lo intrincado de algunas de estas soluciones puede ser un problema muy serio y que requiera una inversión notable ya que no solo tendremos que cambiar el sistema de refrigeración del puente norte, por poner un ejemplo, sino que al estar todo interconectado tendremos también que sustituir otros elementos como la disipación del puente sur o la de los mosfets de alimentación del procesador.

Pero además de lo engorroso que pueda ser para mejorar el sistema el "heatpipe" no es la panacea porque cuanto más complejo es el sistema y más elementos interconectan mayores disipadores se van necesitando y mayor es la homogeneidad de temperatura de la placa base. Si nosotros conectamos con una heatpipe el puente norte con el puente sur y luego lo llevamos a disipar a la zona de los mosfets estamos consiguiendo que el puente norte se caliente más debido al calor que le viene del otro elemento. Así se produce un efecto en cadena al que tenemos que sumar que los sistemas pasivos se ven muy afectados por los cambios de temperatura ambiente y nos acabamos encontrando con un sistema con muchos picos de funcionamiento, sobretodo en las diferencias de temperatura según la estación del año, y también que elementos que no queremos que se calienten excesivamente, como es el puente norte a la hora de hacer overclocking, se ven saturados por otros elementos que tienen menor importancia.

Cada día los fabricantes de placas base mejoran sus elementos de disipación en placa pero creo que después de enseñaros los productos específicos que hay en el mercado muchos coincidiréis conmigo en que si quieres que algo funcione de forma específica necesitas elementos de disipación individuales. Un buen ejemplo de hasta donde han llegado los fabricantes es la P35-DQ6 de Gigabyte donde podemos ver un sistema de disipación masivo que no solo afecta a la parte anterior de la placa base sino que encima comunica con un disipador en la parte posterior de la misma.

Disipación convencional específica

Disipación convencional específica.

Podemos encontrar soluciones muy elaboradas en cuanto a disipación convencional se refiere. Tanto en soluciones activas, con ventilador, como pasivas, sin ventilador. Este tipo de soluciones ofrecen disipación dedicada para los elementos importantes de la placa base como son los mosfets, el puente norte y el puente sur. Yo sin duda prefiero que cada elemento tenga su propia disipación ya que a la hora de localizar problemas o exprimir un elemento más que otro siempre es mejor contar con el menor número de variables y de dependencias posibles.

Los reyes de la disipación convencional, a día de hoy, son Thermalright y no por destacar en algunos productos en concreto sino porque fabrican todo tipo de disipadores que se ajustan a casi cualquier necesidad y viendo la disparidad de placas base del mercado esto ya es mucho decir. Dentro de la disipación de placas base encontraremos soluciones básicamente para puente norte y mosfets que son actualmente las dos zonas de la placa que más se calientan. El puente sur también puede requerir disipación pero suele bastar con disipadores muy básicos. Las soluciones más avanzadas las encontraremos solamente para puentes norte y mosfets de alimentación del procesador.

El uso de Heatpipes en las placas base nos obliga encima a hacer modificaciones más allá de la disipación de alguno de los elementos. O cortamos tuberías o empezamos a gastarnos unos cuantos euros para cambiar los disipadores tanto de mosfets como de los chipsets propiamente dichos. La ventaja es que podemos elegir entre hacer la chapuza o comprar unos disipadores que quizás no nos valgan para las próximas generaciones de placas base. Sea como fuere con Thermalright encontraremos todas esas soluciones que nos permiten retirar totalmente el heatpipe de nuestra placa base sin chapuzas y mejorando el rendimiento mediante soluciones independientes de alto rendimiento. Voy a destacar sus nuevas generaciones de disipadores para chipsets y los disipadores de mosfets que nos han salvado totalmente de la tiranía de las heatpipes a las que nos han sometido todos los fabricantes menos, que me venga ahora a la mente, Intel. Los HR-05 IFX tanto en su versión convencional como la adaptada para sistemas SLI, son un ejemplo de cómo debe ser un disipador de este tipo con capacidad, incluso, para montar un ventilador de 80mm para maximizar la disipación, cabe apuntar también que no requiere de este ventilador para funcionar perfectamente.

Disipador de mosfets HR-09 en sus dos variantes

que se ajustan a las necesidades de cada placa

Disipación por agua

Disipación por agua.

Si buscamos algo más avanzado encontraremos soluciones para refrigeración por agua. Montar un sistema por agua que cubra los principales componentes de la placa base puede suponer un entretenimiento bastante curioso y con resultados relativamente inútiles. Si queremos mucho over lo normal es refrigerar bien los mosfets y el puente norte de la placa base, los mosfets con refrigeración pasiva y una buena ventilación de caja debería aguantar "carros y carretas" y el puente norte con disipación por agua será más que suficiente para sacarle el 100% de capacidad de overclocking que lleve dentro.

También podemos optar por comprar placas base con la solución por agua ya integrada de serie, como es el caso de la EVGA 680i Black Pearl que monta de serie todos los bloques necesarios, incluido el del procesador, además con una calidad y unos acabados que la convierten en una de las placas más deseadas por los sibaritas. Este pequeña maravilla cuesta la friolera de 480€, que se dice rápido, pero ofrece un acabado muy profesional en todos los bloques, los cuales, están firmados por innovatek.

¿Alguien tiene 500€ para prestarme?

Otras soluciones más económicas e interesantes las encontramos en las próximas ofertas de la gama ROG de Asus. La Blitz Extreme y la Blitz Formula (DDR3 y DDR2 respectivamente), nos presentarán el típico sistema de heatpipes pero también nos ofrecen la posibilidad de refrigerar el puente norte de la placa base mediante agua ya que el disipador del puente norte combina un sistema de heatpipes con las bocas y el circuito tradicional de un bloque de refrigeración por agua. También es una solución más económica y seguramente tanto o más eficiente que la solución cara de EVGA.

Estas placas base tienen un precio algo superior a los 200€ así que la diferencia es notable. Son lo último de Asus y nos facilitará a los usuarios de refrigeración por agua en el chipset y nos ahorrará mucho dinero en disipadores añadidos.

Refrigeración convencional en la vida real

Refrigeración convencional en la vida real.

Vamos a mostraros el funcionamiento de otro de los grandes disipadores de chipset que podemos encontrar actualmente en las tiendas. Se trata del Noctua U6, un disipador para todo tipo de chipsets de puente norte, ya que se adapta tanto a soluciones de taladro en placa como a las soluciones de ganchos de fijación.

Es un disipador de reducidas dimensiones, no podremos montar ningún ventilador en él, no al menos de tamaños grandes tipo 80mm, pero su funcionamiento en pasivo es espectacular. Está compuesto de un radiador de aluminio de gran superficie que se alimenta por dos heatpipes de cobre soldadas a una base también de cobre. su montaje es sencillo, rápido y el rendimiento, como veréis es muy bueno. La fijación del Noctua U6 es muy flexible, no sola por adaptarse a todo tipo de placas, sino porque además la fijación permite posicionar el disipador con flexibilidad, sin una posición fija, lo cual da mucha libertad y elimina problemas.

El Noctua U6 aprovecha su número de láminas y su base de alta conductividad para lograr unos resultados sorprendentes. Es uno de los mejores disipadores de chipsets del mercado sobretodo para los que buscan una solución que no sea grande y que ofrezca resultados de calidad sin necesidad de ventiladores. En nuestra Intel Bad Axe 2 este chipset redujo las temperaturas de trabajo hasta en 8 grados con respecto al disipador de serie que monta la placa base. Esto nos permite más confianza en nuestro sistema a la ahora de atravesar los cambios de clima, sobretodo en verano, con nuestro overclocking de FSB alto como es casi 450FSB con nuestro Core 2 Duo E6320. Es una mejora notable y además como la Bad Axe 2 monta disipadores independientes para cada elemento, no usa heatpipes, su montaje es rápido, sin desmontar la placa base de la caja, y sin necesidad de buscar soluciones extra, simplemente mas FSB, montado en 5 minutos y sin necesidad de buscarnos terceras soluciones para mosfets o puente sur ya que la placa los trae de forma independiente.

Refrigerando el chipset con agua y conclusión

Refrigerando el chipset con agua.

Otra de las soluciones que usamos habitualmente en una de nuestras máquinas de prueba es un sistema de refrigeración por agua con el que es para nosotros uno de los mejores bloques de puente norte del mercado. Se trata del Swiftech MCW30. Es polivalente, se monta en cualquier placa, sus dimensiones son muy reducidas por lo que se puede montar tanto en puente norte como en puente sur, incorpora de serie diversos racores para diversas dimensiones de tubo y podemos montarlo también sin necesidad de desmontar la placa base de la caja del ordenador.

Su capacidad de regular la temperatura del chipset es sorprendente sobretodo en el control de las temperaturas de stress reduciendo el salto entre reposo y carga a mínimos que hacen que el aumentar FSB en cualquier placa sea sinónimo de garantías y de alto rendimiento. Si lo combinamos tanto para refrigerar el puente norte como el puente sur podremos estar seguros de disponer de la mejor solución que podamos imaginar. Quizás haya mejores bloques pero este es muy versátil, pequeño y funciona extremadamente bien haciendo que las oscilaciones de temperatura del chipset apenas lleguen a los 5º después de mucho overclocking y de someter el PC a mucha carga de proceso.

Conclusión

Las placas base actuales, con sus sistemas heatpipe en muchos casos, o mejor dicho en la mayoría de los casos de overclockers donde se busquen resultados medios y altos, son soluciones más que suficientes para lograr unos objetivos de calidad. Si buscamos algo superior entonces tendremos que hacer un desembolso que puede ser importante si tenemos que renovar todo el sistema  de disipación.

Las opciones que hay en el mercado nos permiten pasar de lo tradicional a lo especifico e incluso ya muchos fabricantes de placas base dan ese salto como hemos podido ver en este articulo. Lo mejor, como siempre, es marcarse objetivos y no hacer desembolsos que no vamos a aprovechar y que a la larga siempre nos darán más carga de trabajo a la hora de mantener el Pc en buenas condiciones.

El agua no es precisamente el modo más cómodo de refrigerar el chipset, si el más eficiente sin extravagancias, pero los disipadores de puente norte pasivos como el Noctua NC-06 hace un trabajo muy similar con una comodidad de mantenimiento, de ruido, de montaje que lo convierten en una opción muy inteligente.