La EP-5NVA+SLi de Epox es una de las placas bases más impresionantes que hemos visto

por Carlos 06/06/2005 ...

Si miramos en los catálogos de tiendas de informática veremos una cantidad inmensa de fabricantes de placas bases, pero son los lanzamientos de placas con la que veremos a continuación la que hacen destacar a una marca sobre otra.

Se trata del modelo EP-5NVA+SLi, el último modelo que Epox que, sin lugar a dudas, es de lo más completo y puntero que hemos visto en bastante tiempo.

Vamos a seguir un orden lógico para no perdernos, pero en cualquiera de los puntos iremos descubriendo que realmente se trata de una placa base para los que busquen lo último y, eso si, no les importe gastarse una buena suma de dinero.

Por lo pronto, soporta desde los Intel Celeron D hasta los Intel Pentium D pasando por los Pentium 4, sin dejar de lado los Extreme Edition, todos con socket 775.

Son pocas las placas que soportan ya estos procesadores. Además, les brinda un FSB capaz de trabajar desde los 533 Mhz hasta los 1066 Mhz.

Para nada nos servirá un procesador de tales características si no tenemos unos módulos de RAM acordes. Epox ha tenido en cuenta esto y nos permite usar la friolera de 8 GB de memoria DDR2 hasta a 667 Mhz, que a ver quien es el que se compra algo así.

El chipset que permite realizar estas maravillas es el nForce4 SLi Intel Edition, que, ofrece otras muchas opciones que ahora vemos.

Si a todo esto le sumamos la tecnología SLI, presente sin duda en esta placa base, conseguimos un sistema abrumador. Los puntos principales de nuestro ordenador estarán más que cubiertos. Procesador, RAM y gráfica.

Pero no podríamos estar hablando de una de las mejores placas bases si no se hubiesen cuidado todos los detalles.

La capacidad de soportar hasta 4 discos duros sATA II (3 GB/s) y, además, crear RAID 0, 1, 0+1 y 5. Por si no tenemos pensado usar un disco sATA, lo cual sería tirar por tierra toda la potencia de la placa base, se nos ofrecen otros cuatro canales ATA UltraDMA 133.

Pero no termina aquí la cosa, posee el chip de Realtek ALC850 capaz de sacar el máximo partido a un sistema de altavoces 8.1 y con salidas tanto analógicas como digitales.

Diez USB 2.0, cuatro de ellos frontales, que permitirán, junto con los dos puertos FireWire, conectar cualquier tipo de dispositivo. Y una tarjeta Ethernet Gigabit basada en el Vitesse VSC8201RX.

Finalmente, y completando el paquete, un completo sistema de monitorización de la placa base, control de temperatura, velocidad, etc. Acompañará a nuestra placa base para que podamos llevarla hasta límites inalcanzables por otras.

Por lo tanto, y la mayoría estaremos de acuerdo, es quizás la mejor placa base que podemos adquirir en estos momentos de cara al mercado de usuario, avanzado, pero usuario al fin y al cabo.

Sin lugar a dudas tendrá un precio desorbitado, pero lo queramos o no, lo merece y, si disponemos del dinero suficiente, no nos defraudará.