ASRock incluirá la tecnología Ultra M.2 en sus placas base Z97

por Antonio Delgado 24/04/2014 4

M.2 (NGFF, Next Generation Form Factor) es un estándar de conectividad que lleva un tiempo en el mercado, sin embargo su implantación masiva todavía no ha llegado y pocos modelos de placas base lo integran en sus diseños. Ahora eso va a cambiar con el inminente lanzamiento del chipset Z97 de Intel y el soporte integrado en la mayoría de placas base que lo integren.

La diferencia respecto al conector mSATA es que el M.2., a parte de ser más pequeño, permite una conectividad directa PCI Express, por lo que un dispositivo PCIe x2 es capaz de alcanzar un ancho de banda de 10 Gb/s conectado mediante M.2. Esto mejorará notablemente la velocidad de dispositivos como discos SSD, de hecho hace unos meses ya pudimos ver algunos modelos de Samsung con tasas de transferencia de 1400 MB/s.

Además, el pequeño tamaño del conector permite disponer de SSD, tarjetas de expansión, etc, con un tamaño realmente reducido. En el caso de los SSD, actualmente en el mercado hay modelos que van desde los 110 mm de largo hasta unos diminutos 30 mm.

ASRock incluirá la tecnología Ultra M.2 en sus placas base Z97, Imagen 1

Las placas base de ASRock que contarán con esta tecnología, llamada Ultra M.2 en el caso de la compañía,  son todas las que incorporan el nuevo chipset Z97 de Intel que ilustran esta noticia: ASRock Z97 Extreme 6, Z97 Extreme4, Z97X Killer, Z97 Killer, Z97 OC Formula y la más pequeña Z97E-ITX.

En estas placas, el soporte para este conector se realiza directamente con el procesador, sin pasar por el chipset, lo que permite evitar problemas de latencias y utilizando la conectividad PCIe X4 en el caso de la Extreme 6, lo que aumenta su ancho de banda hasta unos impresionantes 32 Gb/s, triplicando de esta manera los 10 Gb/s del M.2 a través de PCIe X2.

ASRock incluirá la tecnología Ultra M.2 en sus placas base Z97, Imagen 2

ASRock incluirá la tecnología Ultra M.2 en sus placas base Z97, Imagen 3