Fuente de alimentación Corsair RM850i

por Javier Rodríguez 05/07/2015 2
Dimensiones
Potencia
Certificación
Precio
Web
150x86x180mm
850w 70,8A@12v
80 Plus Gold
150 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

La gama RM de Corsair recibe refuerzos en forma de serie más inteligente que no depende del hardware propietario de Corsair para su monitorización y control. Permite el montaje tradicional de CorsairLink, para aquellos que tengan ya su sistema montado, pero también cuenta con una conexión USB tradicional para que cualquiera pueda monitorizar y controlar su nueva fuente de alimentación de altas prestaciones.

Prestaciones técnicas

La gama RM de Corsair es reconocida por su configuración modular de múltiples railes y su sistema de ventilación hibrido activado por temperatura. Son fuentes que presentan un diseño eficiente, tamaños convencionales y una configuración de cableado completamente modular. Por tanto más o menos lo que buscamos todos de una fuente moderna para equipos de cierta entidad.

Los nuevos modelos no incorporan grandes novedades pero sí que es una buena renovación de la gama. Las podemos diferenciar fácilmente porque ahora las pegatinas son de color blanco en vez del tradicional amarillo de esta gama.

La base es la misma. Una fuente de diseño bien trabajado, moderna, con un gran ventilador que solo se activa cuando la fuente supera cierta temperatura interna. La eficiencia 80 Plus Gold le permite que esas temperaturas lleguen más tarde que pronto y encima nos garantiza una eficiencia mínima del 85% con un voltaje de entrada de 230v. La eficiencia alcanza el 90% si la carga ronda el 50%. Esto significa que por cada vatio que necesite nuestro sistema la fuente solo malgastara un 15% en la conversión.

La nueva serie RM850i la podemos encontrar en configuraciones de 650 hasta 1000 vatios. La serie anterior podíamos encontrarla hasta en 450w de potencia mínima pero con la misma máxima. Los modelos anteriores solo podían trabajar  en multi-rail de 12v y en este modelo podemos elegir cómo se comportará la fuente por software seleccionando modo multirail o monorail.

El modelo de 850w, que hemos podido analizar, ofrece una potencia de salida de 71 Amperios. Si la usamos en modo multi-rail podemos hacer una carga de hasta 60 Amperios por rail pero sin pasar la potencia total, como es lógico. También tendremos que tener en cuenta la capacidad de carga de cada cable para no dañar la unidad. Tiene un total de 3 railes que se centran, sobre todo, en CPU y conectores para tarjeta gráfica.

Esta versatilidad de configuración es su principal diferencia con respecto a la gama anterior, aparte de la conectividad USB de la que hablaremos después. Una fuente de un solo rail puede ser muy adecuada para aquellos que buscan una configuración sin complicaciones. En su modo nativo, multirail, algunos encontraran su plataforma más adecuada pudiendo elegir los niveles de carga de cada rail.

Todos los componentes tienen calidad industrial. Elementos como los capacitadores solidos de polímero de aluminio, los capacitadores electrolíticos de grado 105ºC japoneses y los conectores de alta calidad para reducir el efecto resistencia de la configuración modular.

Es compatible con los estados de reposo más profundos que podemos encontrar en procesadores como los Haswell de Intel. Modos de reposo de muy bajo consumo para que nuestro PC tenga un reposo eficiente y adaptado a las últimas tecnologías.

Sus dimensiones son de 180mm de largo con los habituales 150mm y 86mm de ancho y alto. Una fuente de tamaño convencional que deberíamos poder montar en cualquier PC salvo el chasis elegido tenga alguna limitación poco convencional.

Ventilación

Ventilación

Corsair también ha hecho mejoras en el sistema de ventilación. El funcionamiento es el mismo pero la mecánica diferente. El ventilador se ha reducido de 140 a 135mm para incorporar un nuevo modelo de ventilador donde se sustituye un rodamiento “rifled” por uno FDB (Fluidic dynamic bearing)  que ofrece menos resistencia y por tanto menos ruido a la misma velocidad de rotación con una vida util que ronda las 100.000 horas de vida media en uso. 

 El sistema de ventilación es el mismo. El ventilador no se activa hasta que la carga es de más de un 40% de la carga total admisible de la fuente o cuando esta supera cierta temperatura que, en nuestras latitudes y durante estos, ocurrirá sin duda antes que lo de la carga. Al menos el sistema es capaz de controlar ambas variables y siempre mantendrá un ruido por debajo de los 30dBA lo que se considera un funcionamiento realmente agradable.

La máxima rotación del ventilador de la fuente ronda las 1200rpm. La velocidad media que nosotros hemos detectado en cargas importantes, de hasta 500w, rondan las 700rpm así que el comportamiento medio de la fuente ronda únicamente los 20-22dBA de media. Esto dependerá del equipo que montemos y de qué tipo de uso le demos a nuestro PC.

La fuente cuenta también con un sistema de test de ventilación de la fuente. Basta conectarla a la red y pulsar un botón y esta encenderá el ventilador. Así sabremos que la fuente está preparada para su uso y que la ventilación no será un problema si sometemos a la fuente a una carga importante.

Cableado

Cableado

La Corsair RM850i completamente modular, todos sus cables van con conexión. Es algo que se ha convertido en algo estándar y que por suerte ha ido evolucionando para bien con el tiempo. Esta fuente ofrece una buena variedad de conectores con los que dar vida a PC complejos y potentes.

Los conectores son los habituales, en formato, y los cables también. Corsair ha un aislamiento plano para los cables periféricos y un forrado en malla para los cables principales. Si queréis aislamiento en fibra por cable tendremos que mirar algún accesorio extra o hacerlo nosotros mismos.

Encontraremos el cable ATX imprescindible, dos conectores EPS de alimentación auxiliar para el procesador (podríamos alimentar sistemas de servidor con esta fuente), 6 conectores PEG de 6-8 contactos para gráficas, 10 conectores SATA, 8 conectores Molex y dos adaptadores de molex a Floppy.

Entre los cables también encontraremos dos cables para el Corsair-Link. Uno para el sistema tradicional de Corsair, con conector de cuatro pines, y por otro lado un cable Mini USB que en el otro extremo está adaptado para conectores USB 2.0 frontales de la placa base. Con ello tendremos capacidad de control de la fuente y monitorización en tiempo real.

Corsair link

Cada día vamos viendo modelos de fuente más evolucionados donde ya no solo podemos monitorizar su funcionamiento en tiempo real, cosa que ya hacíamos directamente desde las lecturas de placa base, que ahora se potencian con consumos calculados en tiempo real, cargas efectivas y también, en casos como este, transformar el funcionamiento de la fuente según nuestras necesidades.

La fuente nos entrega inforamción en tiempo real, más de la que podemos leer desde los sensores de la placa base.

El sistema Corsair-Link de esta fuente no necesita de hardware adicional. Solo un puerto USB de nuestra placa base. El software nos calculara la eficiencia de la fuente en base al consumo real y potencia entregada. Lo hace en tiempo real y con datos extraídos desde su control digital. Hay datos muy interesantes como la entrega de potencia o intensidad (amperaje) por voltaje (unifica los raíles).

Sometida a carga el ventilador de la fuente comienza a trabajar. Manteniendo la temperatura a 44 grados con 600rpm. La temperatura ambiente ronda los 24 grados.

También recibiremos datos de la temperatura de la fuente y de la velocidad del ventilador. Podemos incluso modificar el comportamiento del ventilador para que trabaje a velocidades fijas establecidas por nosotros mismos.

Podemos controlar el comportamiento del ventilador principal o establecer información y notificaciones puntuales sobre su funcionamiento.

Lo más llamativo es que podemos cambiar el funcionamiento de la fuente de multi-rail de 12v a mono-rail y también podremos establecer alertas y alarmas para que el sistema nos tenga, en todo momento, informados de cualquier incidencia en el funcionamiento de la fuente.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

La nueva versión de fuente inteligente de gama media de Corsair introduce algunas mejoras interesantes pero en esencia es la misma fuente. Misma eficiencia, mismo formato físico, misma capacidad modular pero menos opciones de potencia. La incorporación del control por USB hace que su tecnología de monitorización y control en tiempo real sea más accesible para cualquier usuario sin necesidad de atarse a más hardware.

Se ha mejorado también, aunque ya los resultados de la serie anterior eran interesantes, pero siempre hay capacidad de mejora y Corsair ha usado en estos nuevos modelos sus ventiladores de 140mm (más o menos) más eficientes y silenciosos. Todo suma cuando se intenta mejorar.

Los precios de esta fuente, que estará muy pronto a la venta, tan pronto como esta misma semana son interesantes. Sin duda incomparables con  una fuente barata que dice ofrecer cierta potencia, pero con un rango de precios interesante para su potencia y capacidad de control evolucionada. Se trata sin duda de una buena opción aunque la garantía de 2 años parece algo escasa cuando otras marcas con productos en este rango ofrecen hasta 7 años de garantía.

 

  • Producto: Corsair RM850i
  • Fecha: 05/07/2015 21:16:01