Portatil MSI GE62 Apache Pro 6QF

por Javier Rodríguez 18/10/2015 4
Pantalla
Procesador y RAM
Gráficos
Precio
Web
15,6" 1920x1080 IPS
Core i7-6700HQ + 16GB RAM DDR4
Geforce GTX 970M 3GB GDDR5
1799 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

Esta serie de portátiles de MSI parece el equilibrio perfecto entre sus gamas más ligeras y las más económicas y, también en las más potentes de la marca. Un equilibrio interesante porque también se logra con precios más atractivos. La serie GE62 es de las más modernas de MSI, con un diseño bien trabajado que logra espesores más contenidos a pesar de poder contener en su interior potentes componentes.

Este que hoy os mostramos es uno de sus modelos más modernos, con procesadores de última generación, y también con gráficos Nvidia de gama media-alta lo que le permite un rendimiento muy equilibrado más aún con la buena elección de MSI en cuanto a pantalla se refiere.

Especificaciones técnicas

Este modelo de MSI tiene un diseño y prestaciones equilibradas, pero no nos confundamos, aún con un precio que yo considero bastante elevado. El uso de los nuevos componentes se traduce también en un aumento de precio. De hecho, este modelo, para hacernos con él, tendremos que desembolsar mas de 1700 Euros, de hecho, son más bien 1800 Euros. Por tanto, el listón esta alto y habrá que ver si se justifica tal inversión.

De momento lo que vemos comienza bastante bien. Este modelo incorpora un procesador Intel Core i7-6700HQ. Este es uno de los últimos modelos de Intel, con arquitectura Skylake. Es prácticamente el modelo estándar que veremos de aquí en nada en cualquier portátil o estación de trabajo con procesadores de 45w. Una de las diferencias más notables, con respecto a generaciones anteriores, es que es configurable para consumir 35w.

Su gráfica también ha sido renovada, aunque en este modelo lo cierto es que no tendrá ninguna mejora sustancial puesto que cualquier mejora de rendimiento que podamos desear ya la encontraremos superada, con creces, por la Geforce GTX 970M que incorpora también este modelo.

El diseño térmico usa dos turbinas de extracción posterior y varios heatpipes. Uno para el procesador y tres para la tarjeta gráfica. Por tanto la tarjeta gráfica hace uso, en realidad, de ambas turbinas.

Lo que sí es verdad es que la Intel HD Graphics 530 cuenta con una aceleración de vídeo renovada y nos aliviará de carga al sistema a la hora de procesar vídeo de alta definición, incluidos los formatos más avanzados como el H.265 y el HVEC. También tendremos soporte para QuickSync que es uno de los sistemas más eficientes y potentes para la creación de contenidos multimedia.

La conectividad de estos modelos ya permitía 4k a 60Hz así que en este aspecto no vemos renovación. Sí es cierto que este modelo usa Optimus para combinar las prestaciones de ambas tarjetas gráficas, aunque personalmente no le veo ya mucho sentido a este tipo de uso combinado puesto que las gráficas dedicadas tienen ahora también modos de ahorro de energía muy notables.

Procesador y gráfica se complementan con 16GB de RAM, de tipo DDR4 y en dos módulos, que podríamos ampliar hasta los 32GB con los módulos adecuados. Este procesador soporta hasta 64GB de RAM en doble canal. El almacenamiento es combinado, SSD + mecánico, con 128GB para el sistema y 1TB para almacenamiento. El SSD va montado en un socket M.2 tipo Socket2 así que para acceder a velocidades superiores tipo PCI Express, ya sea AHCI o NVMe, tendremos que mirar para algún otro modelo. Este tiene una conectividad bastante más limitada por el uso de solo de un máximo de 2 líneas PCI Express.

La conectividad es muy variada y completa. Dispone de un puerto USB 3.1 con modo de carga, un puerto USB 3.1 Tipo C, dos puertos USB 3.0 y un puerto USB 2.0. Adicionalmente encontraremos un conector HDMI, de tipo 1.4b, un conector Displayport con capacidad 4k 60Hz, Ethernet Gigabit firmado por un chip Broadcom KillerNIC, y por supuesto conectividad Wifi-AC y Bluetooth 4.0. Todos los conectores están en los laterales, la parte posterior, como veremos ahora se dedica a la disipación de calor de los dos componentes principales: procesador y gráfica.

Diseño y ampliación

Diseño y ampliación

El diseño del GE62 Apache Pro 6QF es bastante interesante puesto que su espesor se ha reducido sobre generaciones anteriores de esta misma serie, el precio también se ha incrementado, todo sea dicho. Las dimensiones son de 383x260x27mm lo que es bastante equilibrado para un portátil gaming. Los modelos más ligeros y compactos suelen tener un espesor cercano a los 20mm así que está a medio camino. El peso también es bastante adecuado, con 2.4Kg de peso. No es el modelo más ligero de la marca, eso corresponde a las gamas GS, pero está en un buen punto intermedio.

MSI combina el uso de un chasis plástico con algunos remates en aluminio, como en casi todos sus modelos recientes. Se logra rigidez y mejor aspecto y se mantiene ligereza. Los materiales son de calidad. La cubierta inferior es de una sola pieza, y manipular el interior del portátil es realmente sencillo. Podemos hacerlo en apenas 5 minutos y todo queda expuesto para que lo podamos modificar, cambiar, limpiar, etc.

El diseño es bastante convencional, pero se agradece la concentración de puertos en los laterales. La pantalla tiene un ángulo de apertura de casi 180 grados y eso siempre garantiza poder usar el portátil como sustituto de sobremesa con el soporte adecuado. El teclado y el touchpad son generosos.

El teclado tiene mejoras importantes con respecto a las generaciones anteriores. Mantiene su colaboración con SteelSeries, tiene todo su espectro de colores intacto, pero ahora mejora en el recorrido y en el retroceso. Es bastante mejor. El software ahora también incorpora un sistema de almacenamiento en nube y es más amigable. Seguimos en tres zonas de color, como es habitual, y son personalizables. También seguimos con la inutilidad de tener la tecla de Windows a la derecha de la tecla de espacio. Al menos esta posición hace más accesible la tecla de espacio cuando estamos jugando con la habitual configuración WASD.

El Touchpad del GE62 Apache Pro 6QF es grande, como se espera de un portátil de dimensiones generosas, pero tiene poco que añadir en este portátil. No creo que nadie vea una gran necesidad en un touchpad en un portátil de este tipo. Tiene botones dedicados y está al mismo nivel que el resto de la superficie de aluminio. Bien rematado y ajustado.

Pantalla, gráficos y multimedia

Pantalla, gráficos y multimedia

MSI ha aprendido mucho en sus últimas generaciones de portátiles. Donde más han aprendido es en saber no dejarse llevar por las tendencias y saber exactamente cómo ajustar algo tan importante como la pantalla a las necesidades reales de cualquier jugador y, tanto o más importante, a las posibilidades reales del hardware.

La pantalla del GE62 es de 15.6” y tiene una resolución de 1920x1080 puntos. Es perfecta para que la Geforce GTX 970M de 3GB de VRAM se encuentre como pez en el agua. Podremos jugar a todo o casi todo con niveles de calidad muy alta, con buenos resultados en nuestros test. El panel es de tipo IPS y cuenta con la tecnología TrueColor de MSI. Esta tecnología es un ecualizador configurable desde Windows, pero a nivel de electrónica, en el controlador de pantalla, así que tendremos ajustes reales como poder limitar la luz azul, modos para juegos, etc. No usa filtros de ningún tipo, ni cubiertas con brillo.

La Geforce GTX 970M es una gráfica muy capaz. Perfecta para mover pantallas de 1920x1080 puntos con niveles muy altos de calidad. Destacan sus 1280 motores de shaders y su ancho de banda de 120GB/s.

En cuanto al sonido este portátil cuenta con un sistema 2.1 con dos altavoces principales, de dos vías, y con un altavoz subwoofer. Produce un sonido potente, con bastante equilibrio, aunque sin duda muy orientado a aumentar los niveles de bajos. Forma un buen conjunto que se amplía con salida de auriculares con amplificador y una entrada de línea o micrófono.

Dentro de las prestaciones multimedia también hay que nombrar a la webcam de alta definición de que dispone este portátil en el extremo superior de la pantalla. Algo que ya damos por hecho en cualquier portátil y que en este tampoco tiene nada de excepcional.

Rendimiento y desempeño

Rendimiento y desempeño

Este portátil sin duda tiene una configuración de hardware más que notable. Equilibrado en todos los aspectos. Un procesador de última generación, aunque tampoco mucho más rápido que generaciones anteriores, una buena cantidad de RAM y un disco SSD que siempre es una garantía de buenos resultados. Quizás se echa de menos esa opción de disco PCI Express que elevaría el rendimiento de la unidad de almacenamiento de forma notable.

Los resultados del GE62 Apache Pro 6QF son sin duda buenos. El portátil se comporta a las mil maravillas, y no echaremos de entrada ningún elemento importante. El rendimiento de la unidad de almacenamiento principal nos garantiza un comportamiento muy adecuado para el sistema y desde el disco mecánico también tendremos un rendimiento adecuado ejecutando, por ejemplo, juegos. Lo que queda patente, en una prueba tan de CPU como es Cinebench, es que no hay tanta diferencia de rendimiento entre los procesadores Haswell y Skylake.

En nuestras pruebas de estrés combinado GPU+CPU no hemos visto nada raro. Ni reducciones de frecuencias, ni problemas de temperatura. Evidentemente en este supuesto el ruido es más que perceptible pero nadie compra un portátil como este si su prioridad es el ruido. Este está en un sano punto intermedio.

La batería ofrece unas 3 horas de autonomía con un uso ligero. Está bien para ser un portátil para jugadores. Eso nos dará margen para poder hacer algunas tareas incluso sin poderlo conectar a la red. El cargador es de 130w así que es bastante voluminoso. Aun así, en una mochila de 15” no tendremos problema en transportarlo, pero siempre con un peso adicional cercano al medio kilo.

Gameplay de Battlefront Beta. Resolución 1920x1080 puntos con perfil de calidad alto. 

Sí me ha resultado algo más ruidoso que el modelo anterior, quizás por la gráfica más potente, pero además hemos detectado un ruido eléctrico o "coil whine" en la zona del la CPU sobre todo en estado de reposo. El ventilador no tiene parada completa pero aún así es perfectamente perceptible.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Con cada nueva generación de ordenador gaming tengo la sensación de que los precios aumentan de forma bastante más exagerada que el IPC. Actualmente Intel tiene un caos de procesadores en este segmento. Podemos encontrar procesadores de cuarta, quinta y sexta generación en este tipo de portátiles y en rendimiento no hay grandes diferencias, son procesadores que han ido evolucionando más a eficiencia que a potencia, pero con cada salto vemos un aumento notable del precio.

Este portátil sin duda tiene unas prestaciones interesantes, una gráfica potente, un procesador de última generación y un buen conjunto de componentes. El modelo 2QF cuesta 300 Euros menos, monta la misma gráfica, tiene el mismo aspecto y solo lo separan de esta nueva variante la inclusión del nuevo procesador, que no mejora apenas nada en rendimiento y un SSD que puede costar 70 Euros en cualquier tienda.

Por tanto, aunque el hardware es notable, y hemos disfrutado mucho de esta unidad. No creo que se pueda merecer un premio por nuestra parte puesto que entendemos que es un precio oportunista a bien de hacer parecer más atractivos los modelos de generación anterior que aún están en stock. El usuario no debe pagar por una conducta errática de Intel a la hora de lanzar sus procesadores.

Secciones: Portátiles Gaming