MSI GS40 6QE Phantom

por Javier Rodríguez 27/10/2015 4
Procesador
Memoria y almacenamiento
Pantalla y gráfica
Precio
Web
Intel Core i7-6700HQ
16GB DDR4, 256SSD+1TB
Geforce GTX 970M, 14"
1899 Euros

Introducción y especificaciones técnicas

Introducción

Sobre el papel, el GS40 Phantom es una de las creaciones más completas de MSI. No sé si será por su tamaño intermedio, pero consigue la potencia de los modelos superiores, la movilidad de la gama GS y una portabilidad superior. El problema es que cuando miramos el precio entonces este portátil entra en una competencia dura con modelos, quizás no gaming, pero muy interesantes y capaces.

Este modelo presume de concentrar toda la tecnología desarrollada por MSI en los últimos años. Todo en un formato más compacto, aunque no el más pequeño de la gama. Se coloca entre el GS30 y los GS60 y lo hace introduciendo todas las mejoras en procesadores Intel, algunas de las gráficas más potentes del mercado y una combinación de prestaciones más que equilibrada.

Especificaciones técnicas

El precio de los portátiles en Europa está disparado. La razón no la conozco ni me la han explicado con lógica, pero cada día el salto de comprar una de estas unidades en dólares, en EEUU, y en Euros es bastante evidente y los clientes europeos somos conscientes de ello. Este modelo se comercializará en 1899 Euros (impuestos incluidos), el mismo modelo cuesta 1500 dólares en EEUU, con una configuración muy similar a nuestro modelo de análisis, aunque con una falta importante en su sistema de almacenamiento masivo. Ahora lo comentaremos.

La polivalencia de los nuevos procesadores de gama alta de Intel, basados en la arquitectura Skylake, permite que hasta modelos como el Core i7-6700HQ tengan la opción de configurarse en perfiles de energía de 35 o 45 vatios. Perfecto para este tipo de entorno. Los avances en sistemas de ahorro de energía, también en estos modelos de cuatro núcleos y ocho hilos de proceso, logran que podamos disfrutar de un sistema híbrido de ventilación en este modelo.

El procesador de este MSI GS40 6QE Phantom alcanza frecuencias de 3.5GHz en modo turbo, pero su configuración base es de 2.6GHz. En el TDP configurable encontraremos también una gráfica Intel HD Graphics 530 que incorpora tecnologías muy útiles como el “Quick Sync Video” que podremos utilizar en este portátil puesto que se ha configurado con la tecnología Optimus de Nvidia (nos quedaremos sin Gsync en monitores externos).

El GS40 Phantom recibe, en esta edición, una Geforce GTX 970M con 3GB de memoria GDDR5. Es una buena configuración si tenemos en cuenta que se trata de un portátil ligero con una pantalla de 1920x1080 puntos. La conectividad integrada, para pantallas, es notable pudiendo configurar hasta tres pantallas externas. Luego, en nuestro repaso de conectores, veremos las posibilidades.

Esta plataforma Skylake de Intel permite la introducción de la memoria DDR4 también en portátiles. Este modelo monta de serie 16GB de RAM pero podemos ampliarla, gracias a su doble slot interno, hasta los 32GB de memoria DDR4 de alta velocidad (2133 por ahora en portátiles).

El sistema de almacenamiento de este modelo incluye, de serie, un disco NVMe en formato M.2 Socket 3. Esto son hasta cuatro líneas PCI Express 3.0 que permiten desarrollar a la unidad instalada más de 2200MB/s de velocidad de lectura. Tiene 256GB de capacidad. La pena es que no os podremos dar detalles de él porque este modelo de pruebas que se nos ha facilitado usa una unidad SATA que nada tiene que ver, o nada debería tener que ver, con el disco que se instalará en el modelo comercial.

Se acompaña de un disco mecánico de 1TB de capacidad para tener un almacenamiento híbrido muy potente y completo, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño de este portátil. Las unidades ópticas, en estos tamaños, se descartan y no creo que nadie las eche mucho de menos.

El MSI GS40 Phantom tiene lo que esperamos encontrar en un portátil de altas prestaciones. En el lateral izquierdo encontraremos un puerto Ethernet, firmado por un KillerNIC de Qualcomm con Ping Shield, la entrada de corriente (el cargador es de 120w), un puerto USB 3.1 Gen1, lector de tarjetas SD y conectividad de sonido.

En la parte posterior del portátil encontraremos una conexión Mini-Displayport 1.2 para monitores hasta 4k a 60Hz. Es una buena posición para conectar un monitor para usar el ordenador como un sustituto de sobremesa. En el lateral derecho encontraremos también algunos de los elementos conectivos más reseñables de esta unidad. Un puerto USB 3.0 adicional y un puerto HDMI de tamaño “completo”. Junto a ellos un puerto tipo C que MSI ha denominado “Superport” y que ofrece como una especie de conector hibrido, pero sin llegar a las prestaciones de un Thunderbolt 3.

Este conector permite suministrar hasta 3 amperios a 5v, para carga rápida de dispositivos móviles, 10gbps de velocidad de acceso y conectividad de vídeo para hasta dos monitores en cadena. El “Super Port” de MSI no es un Thunderbolt 3, tengamos eso en cuenta puesto que un Thunderbolt 3 ofrecería hasta cuatro veces más velocidad sobre el mismo tipo de conector.

La conectividad inalámbrica del MSI GS40 6QE Phantom es de tipo Wifi-AC con un chip Qualcomm Killer AC. Este chip combina también el uso de Bluetooth 4.0 para tener una conectividad completa y de calidad.

Diseño y ampliación

Diseño y ampliación

La gama GS de MSI siempre me ha gustado. Portátiles de diseño sencillo, bien trabajados en aluminio, que no dan tanto la nota. Este modelo lo podremos encontrar, por ahora, en color negro. Es bonito y ligero, 1.6Kg de peso, y manejable con un espesor continuo de 22,8mm. Es algo más grueso que sus hermanos mayores, el GS60 y GS70, pero estos también tienen mucha más superficie donde colocar los diferentes elementos. No es un ultrabook de última generación, pero es un 25% más ligero que su hermano mayor con pantalla de 15.6”. Es definitivamente potente y manejable, un equilibro complicado.

Ese equilibrio hace tres tirabuzones y un mortal con la incorporación de un sistema de ventilación híbrido. Las dos turbinas de este modelo, para procesador y GPU, pueden apagarse completamente cuando estamos usando el ordenador sin demasiada exigencia. Es decir, se apagan completamente cuando trabajamos, navegamos, o vemos una película. Solo se encienden cuando hay un esfuerzo mayor en CPU o GPU y aun a máxima potencia la verdad es que nos ha resultado un ruido más que soportable. No recuerdo ningún otro portátil gaming de MSI que tenga esta tecnología, pero esperamos verla en las renovaciones que lleguen al resto de la gama GS.

Compacto, fácil de abrir y ampliar, el MSI GS40 es el sueño de cualquier gamer. Un portátil que puedes llevar en una mochila pequeña y que tiene la potencia de un portátil de 3 kilos. Retirando la tapa inferior, que son 8 tornillos, tenemos acceso a todos los componentes del portátil. Dos bancos de memoria, posiciones para el disco mecánico (7mm) y el SSD (M.2 Socket3), la batería, o las turbinas. Limpiar y mantener será un juego de niños.

Todo el chasis, con unas dimensiones de 345x245x22.8mm es de aluminio. También la carcasa de la pantalla. Aunque esta en su parte visible tiene un marco de plástico. Formas ligeras, rejillas rematadas en rojo y expulsión de calor por la zona posterior y laterales. El MSI GS40 es un buen ejemplo de lo que ha conseguido Intel reduciendo el impacto de sus chipsets y procesadores en su incorporación a dispositivos portátiles.

Dentro del diseño creo que lo que se ha dejado más de lado es la calidad del teclado y, sobre todo del touchpad. El teclado tiene un tacto decente, pero le falta recorrido y velocidad de recuperación. Está retroiluminado en rojo, pero la zona de teclas de función queda un poco oscurecida, no es homogéneo el brillo. Aunque dentro de lo malo tengo una buena noticia. ¡La tecla de Windows vuelve a su posición natural!

El touchpad pide, al menos en este prototipo, ser desactivado de serie. Tiene los botones integrados, algo que siempre es una mala idea y además la sensibilidad no es buena. Lo mejor es que está bien integrado en el cuerpo del portátil y no estorbará demasiado. En general el portátil deja un buen sabor de boca cuando lo cogemos y usamos. Es compacto, es potente, es bonito.

Pantalla, gráficos y multimedia

Pantalla, gráficos y multimedia

Quizás algunos echen de menos pantallas 3k o 4k en este modelo, pero para mí MSI vuelve a acertar escogiendo un panel de calidad, tipo IPS, con una resolución de 1920x1080 puntos. Es la resolución perfecta para no tener que depender de escalados y es también la resolución perfecta para que los chips gráficos móviles que puede montar brillen con excelencia en rendimiento y calidad.

El panel prescinde de filtros y tiene algunos contrastes perfectos. Buenos negros, algo de fugas de luz como en cualquier panel IPS, pero un buen comportamiento en general. No es un panel excepcionalmente rápido, pero si queremos algo mejor este portátil nos ofrece una conectividad gráfica variada y de calidad. Para llevarla encima creo que es una pantalla bastante adecuada.

MSI ha incorporado también su tecnología de ecualización de color a nivel de hardware en este modelo. La tecnología “True Color” de MSI nos permite cambiar perfiles de color a nivel de controlador de pantalla, sin dependencia del sistema operativo. Dispone de varios perfiles incluido uno que limita la emisión de luz azul. Podemos incluso personalizar estos controles a gusto de cada usuario.

El sistema de sonido los hemos visto bastante mejores en otros modelos de MSI. Este portátil usa un sistema estéreo en una configuración asimétrica, el altavoz derecho no es igual al de la izquierda por razones de distribución del hardware. El sonido es aceptable, pero nada que sea digno de reseñar.

Contaremos con los códec Nahimic para sonido envolvente. El DAC integrado sí que es interesante. Se trata de un “ESS Sabre” con soporte para 24-Bit/192kbps con un amplificador para auriculares con un rango de 16 a 600 ohmios y 122dBA DNR de ratio dinámico de ruido.

Se completa la configuración multimedia con una webcam de alta definición. Lo justo y necesario para cumplir con el equipamiento básico que requiere cualquier portátil. La cámara es rápida y ágil, con 1280x720 puntos a 30 fps. Más que suficiente en mi opinión.

Rendimiento y desempeño

Rendimiento y desempeño

Me gustaría que estos resultados pudieran ser una referencia para vosotros si estáis pensando en comprar este modelo, pero lo cierto es que nada más lejos de la realidad. Ni la unidad de almacenamiento es la misma, ni tampoco la gráfica. Este modelo de análisis tiene una gráfica superior y una unidad de almacenamiento inferior. Lo uno, me temo, no compensa lo otro. Nos quedamos sin poder ver el rendimiento de su unidad de almacenamiento NVMe, que seguramente sea una Samsung 951-NVMe.

El funcionamiento bajo estrés es completamente normal. No hemos visto "throttling" de ningún tipo, salvo el normal de los modos turbo de procesador y gráfica.

Lo que sí os puedo asegurar es que, este portátil no tiene problema alguno en mantener y lograr las frecuencias esperadas tanto del procesador como del chip gráfico. El procesador alcanza los 3500MHz sin problemas, hasta dos núcleos máximo como cabía esperar, y la GPU mantiene sus frecuencias con estabilidad en carga. Todo ello sin que los ventiladores del portátil se conviertan en un problema.

Sea como fuere aquí tenéis nuestros resultados comparados con otros modelos anteriores que hemos probado. Es un portátil equilibrado, con un buen rendimiento general, tendremos una experiencia de gran calidad puesto que, en su pantalla y con este chip gráfico, cualquier juego por moderno que sea se mueve con soltura a niveles de calidad altos o muy altos.

La autonomía del GS40, según nuestras mediciones, es de unas 3 horas sin jugar. No es nada especialmente bueno, pero está en la media de los modelos portátiles gaming de MSI de perfil ligero. Su cargador es generoso, casi tan grande como el portátil, pero fino así que no será un estorbo en su transporte.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Para cualquiera que le guste jugar y a la vez tenga que depender de un portátil potente para trabajar, o lo use como sustituto de sobremesa en casa, este modelo es un sueño hecho realidad. Es más compacto, más ligero, está bien construido y guarda una potencia equiparable a modelos mucho más pesados. Podremos trabajar con él con cualquier aplicación, admite mucha RAM, un sistema de almacenamiento híbrido muy potente y una gráfica de excelentes prestaciones capaz de mover cualquier configuración de monitores que le pongamos por delante.

El problema es que cualquiera con un poder adquisitivo de 1900 Euros se planteará otras soluciones que le ofrezcan más movilidad, como los XPS 15 de Dell, con algo menos de potencia gráfica. También se plantearán soluciones no tan ligeras, pero también interesantes como los Alienware de 13 pulgadas. Por no hablar de otros modelos más genéricos, como los fabricados por Clevo, que vemos integrados por muy diversas marcas.

Los portátiles de MSI han pasado de buenos y baratos a solo buenos. No sé si es un conjunto de casualidades, o política de precios de los fabricantes de componentes, pero acceder a sus modelos más especializados, como este, cada día es más difícil. Una pena porque el portátil, en líneas generales, es excelente.

  • Producto: MSI GS40 6QE Phantom
  • Fecha: 27/10/2015 15:34:53
Secciones: Portátiles Gaming