Caja In Win Chopin Mini-ITX

por Javier Rodríguez 11/01/2016 7
formato compatible
F. Alimentación
Almacenamiento
Precio
Web
Mini-ITX
150w Gold Plus Bronze
2x2.5"
100 Euros

Introducción y formato

Introducción

La nueva In Win Chopin es una caja sencilla pero efectista. De tamaño muy compacto, y excelente calidad de fabricación. Está pensada para albergar sistemas muy pequeños, con gráficos integrados que bien pueden servirnos para montar un potente HTPC o una buena estación de trabajo, si usamos los componentes adecuados.

Es una solución completa, ya que monta también una fuente de alimentación de calidad, y eso siempre es una ayuda para que podamos definir un sistema con el coste adecuado y los resultados que esperamos de una marca de primer orden como esta.


Formato

La In Win Chopin sorprende gratamente por su tamaño. Tiene unas dimensiones de 244x84x217mm. Realmente compacta si tenemos en cuenta que está pensada para placas base Mini-ITX que tienen unas dimensiones de 170x170mm.

Está fabricada en una combinación de aluminio, chapa SECC y plástico y está pensada para usarse tanto en vertical como horizontal. En cualquier caso, pierde mucho si no la usamos en vertical. Donde disfrutaremos de esa esbelta base que forma también el perfil de la caja y donde aprovecharemos todo su potencial de ventilación.

No hay más espacio que el marcado para la propia placa base. Sí podremos canalizar el cableado por los laterales para que los componentes puedan "respirar" adecuadamente.

Es una caja realmente compacta y eso limita bastante las opciones de ampliación. La principal limitación es que no admite tarjetas de ampliación, aunque sí podemos instalar algún puerto adicional mediante puntos de fijación taladrados a tal efecto. El frontal es completamente plano salvo los leds de actividad de disco y de encendido. Esta zona de la caja está completamente fabricada en aluminio, cepillado, y lo podemos encontrar en color “plata” y negro.

La In Win Chopin tiene algunos elementos algo extraños, como son sus zonas micro-taladradas. En la parte superior, como veremos luego, nos ayuda a la ventilación del sistema. En el lateral también, sin duda, pero In Win lo ha formado para que dé algo más de margen a ciertos componentes internos del PC como el ventilador de la CPU o las memorias. El resultado es que podemos usar componentes bastante convencionales a pesar del reducido espesor que tiene el sistema.

Hay que tener en cuenta que en los 84mm de ancho hay una fuente, una placa base completa, espacio para ventiladores interesantes y también espacio, detrás de la placa base, para montar las unidades de almacenamiento que podamos necesitar. Ahora veremos estos aspectos de esta In Win Chopin más al detalle.

Almacenamiento y ventilación

Almacenamiento y ventilación

Es una caja terriblemente compacta, en todas las dimensiones, y eso deja poco espacio para ampliaciones. Aun así, In Win ha conseguido que la Chopin tenga una zona posterior para discos donde podemos instalar dos unidades de 2.5” con altura de hasta 9.5mm. Todo el cableado, menos el de datos como es lógico, nos lo suministra la caja. Los anclajes para los discos son de extracción fácil, un único tornillo, aunque tendremos que fijar las unidades con cuatro tornillos de cabeza avellanada. El montaje es muy sencillo, la caja tiene los taladros adecuados para gestionar bien el cableado entre la fuente, placa y discos y no encontraremos problema alguno en este sentido.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que no encontraremos posibilidad de montar unidades ópticas de ningún tipo. Sera, por tanto, un HTPC sin unidades ópticas internas. Externamente podemos montar con facilidad lo que queramos.

La refrigeración de la caja es completamente pasiva. Esta caja tiene un único ventilador que, como habréis adivinado, está colocado en la fuente instalada de serie en su interior. El resto de la refrigeración es pasiva. Para mantener toda la temperatura del sistema esta caja usa varias técnicas que todos hemos visto y que son suficientemente efectivas para poder montar un equipo con componentes de calidad en su interior.

La base elevada permite que la fuente tenga una zona de respiración directa, la In Win Chopin tiene un gran lateral microperforado donde tomamos aire y se expulsa por convección por la parte superior de la caja, donde encontraremos otra zona microperforada. La zona de almacenamiento también tiene taladros en la parte inferior y superior que fuerzan un flujo de aire entre un extremo y el otro, pasando por ambas unidades de almacenamiento.

Con esto deberíamos tener capacidad para montar procesadores de cualquier generación, AMD o Intel, pero mi recomendación, para poder tener niveles de ruido muy reducidos, es que usemos procesadores de bajo consumo. Ahora hay muchas opciones en este sentido y a la larga agradeceremos pagar un poco más por uno de estos procesadores de 35 o 55w.

Terminando de montar uno de los dos discos de 2.5" que admite esta placa base.

Disipadores podemos montar de hasta 51mm de alto, desde la placa base. Esto incluye a todos los disipadores de stock de Intel. Con los de AMD sí podemos tener algún problema. Hay también mucha oferta de disipadores con menos altura de la que ofrece esta caja que nos pueden ir de maravilla, con niveles bajos de ruido, que entrarán perfectamente en esos 51mm de alto.

Alimentación y conectividad

Alimentación y conectividad

La In Win Chopin monta su propia fuente de alimentación diseñada en potencia y cableado a medida de este chasis. El cableado se ha elaborado de tal modo que cubra cualquier distribución ITX y tiene los terminales propios de los componentes que podemos montar en esta caja.

La fuente va integrada de serie en la caja. Tiene 150w de potencia así que nos dará bastante juego en cuanto  al hardware que podrá soportar. 

La fuente tiene una potencia de 150w y una certificación 80 Plus Bronze. Es potencia más que suficiente para dar vida a cualquier PC moderno, con esta capacidad de ampliación, y ofrece a este chasis un acabado completo sin fuentes externas, con un conector “Mickey Mouse” tradicional y todo disponible de serie con la caja. No tendremos que comprar nada y todo quedará en el interior de la misma. Para mi es algo fundamental porque nos reduce elementos encima de la mesa o detrás del televisor.

La conectividad es normal y está situada en el lateral izquierdo de la caja o en la parte superior si vamos a usarla tumbada. Nos ofrece dos puertos USB 3.0 y dos puertos de audio. El conector es de tipo 19 pines así que no tendremos ningún problema con ninguna placa base medianamente moderna.

Experiencia y montaje

Experiencia y montaje

Cuando tienes que montar un ordenador en un chasis tan compacto normalmente siempre hay problemas. Pero normalmente los problemas vienen de la mano de elementos ajenos a la propia caja. Pueden ser la configuración de cables de la fuente, la disposición de la placa base, etc.

Montar un equipo completo en esta caja no lleva más de 10 minutos. Todo está medido muy justo pero el montaje es realmente cómodo y todo queda perfectamente ordenado. 

Con esta caja, y su fuente integrada y diseñada para ella la verdad es que los problemas se reducen únicamente a la distribución de nuestra placa base y al sistema de ventilación. Al ser compatible con disipadores stock de Intel los problemas también se reducen a encajar la placa base en su hueco y con el cubre conectores posterior. Cuatro tornillos, algo de maña con los cables y listo. Podemos montar una máquina completa en esta caja en apenas 10 minutos.

Parece que todo va realmente justo pero la realidad es que todo se ha medido para que podamos colocar componentes "de serie" sin el más mínimo problema. Incluso, como veis, estoy usando memorias más altas de lo normal y entran sin problema. 

El resultado es un PC silencioso, estéticamente muy cuidado y con un porte excelente si usamos el chasis en vertical. No tiene vibraciones, la fuente es muy silenciosa y los niveles de calidad son muy elevados. Debo añadir que el cableado está bien pensado, agrupando los conectores de frontal en un mismo cable, con un cable de audio y otro USB de calidad y con el tamaño adecuado, para que su distribución y colocación sea sencilla.

Tiene hasta un detalle de personalización bastante interesante como son los embellecedores de colores, cuatro colores diferentes vienen con la caja, para que podamos dar algo de color y personalización a nuestro sistema.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

No me esperaba una caja tan compacta ni tan fácil de montar y gestionar. La inclusión de una fuente de calidad, con el cableado a la medida adecuada, hace mucho bien a esta caja. Materiales de calidad, un diseño vertical bonito y elegante, con un tamaño realmente compacto, son sus principales cartas de presentación.

La In Win Chopin es una caja donde podemos aprovechar las prestaciones generales de los procesadores más modernos para lograr equipos potentes y equilibrados donde precisamente el elemento principal es el tamaño y el aprovechamiento de los avances técnicos de estos procesadores. Un buen diseño que podemos encontrar, o podremos encontrar, por unos 100 Euros impuestos incluidos en cualquiera de sus dos versiones de color.

Es, en mi opinión, un precio muy adecuado para una caja que incluye chasis y fuente y con unos niveles de calidad elevados.

Secciones: Refrigeración