Monitor LG 34UM67-P 34” FreeSync

por Javier Rodríguez 02/04/2016 4
Resolución
Panel
Otros
Precio
Web
2560x1080 puntos
IPS 34" 21:9
DP Freesync, 2xHDMI, 1xDVI-DL
459 Euros

Introducción, especificaciones, panel e inputlag

Introducción

A todos nos gustan las grandes pantallas, más aún si tienen un formato al que no estamos acostumbrados. Introducen un factor de novedad y en el caso de los monitores 21:9 también introducen notables mejoras para los jugadores puesto que nos permite aprovechar mejor nuestra vista panorámica.

Hoy os traemos uno de los monitores más equilibrados que podemos encontrar con gran formato, más de 30” de diagonal. Se suman en él otras tecnologías importantes para que jugar se convierta en su eje principal de uso.

Especificaciones, panel e inputlag

El LG 34UM67-P es un monitor de gran formato, 34” de diagonal, con prestaciones medias, pero también con un precio muy equilibrado. Lo podemos encontrar fácilmente por menos de 460 Euros. Es un monitor de calidad a un precio muy competitivo con el tamaño y formato que muchos usuarios desean.

Para mí, sus prestaciones medias son también una oportunidad. Eso lo vemos claramente en su resolución nativa, que es 2560x1080 puntos en un ratio de proporción 21:9. Digo que es una oportunidad porque la carga de recursos que necesita para moverse es mucho menor a la que necesitaríamos con un monitor 3k en el mismo formato de pantalla. Menos tarjeta gráfica, menos CPU, una inversión global más controlada mientras que la calidad se mantiene en un punto elevado.

Son 34” con una resolución WQHD de 2580x1080 puntos ofrecidos por un panel IPS (IPS es una tecnología de LG así que todo monitor o pantalla que estáis comprado con estas siglas ha sido fabricado por LG). Para todos estos paneles son garantía de ángulos perfectos y colores vibrantes. LG ha montado uno de sus paneles más interesantes en esta unidad. Produce hasta un 78% de espectro de colores AdobeRGB y hasta un 110% del espectro sRGB. El panel tiene una cubierta completamente mate que mejora los tonos.

El panel tiene una velocidad de actualización vertical de 75Hz. Podemos intentar forzar hasta los 90Hz, pero notaremos perdida de “frames” y no merece realmente la pena. Creo que con 75Hz el cambio ya es más que perceptible para cualquiera que esté muy acostumbrado a pantallas de 60Hz.

La luminosidad, retroiluminado por leds blancos, alcanza las 300cd/m2 con un uso medio a 200cd/m2 realmente bueno. La relación de contraste real es de 1000:1 y la velocidad de actualización de blanco a negro es de 14ms. Es un dato habitual en este tipo de pantallas, las hay más rápidas sin duda, pero creo que por debajo de los 20ms es difícil notar retardo en la imagen, por excelsa que sea tu agudeza visual.

El menu principal del OSD es circular para que nos adaptemos al manejo del cursor rápidamente.

La retroiluminación es de tipo DC, corriente continua, lo que evita el “flickering” que podemos ver en sistemas de regulación PWM. También dispone de ecualizaciones con reducción de color azul para los que gustan de cuidar su salud visual. El consumo es de 48w con la iluminación al máximo, unos 38w con 200cd/m2.

Otro efecto que miramos todos mucho cuando compramos una pantalla para jugar, y esta se vende para eso, es el inputlag. Personalmente siempre me ha costado encontrar problemas de inputlag, quizás por los muchos años que llevo probando diferentes paneles. Todos los reportes que he podido encontrar de esta unidad nos indican que ronda sobre los 10ms de retardo. Por debajo de los 20ms, es prácticamente imposible notar retardo entre los comandos que mandamos desde el ordenador, a las órdenes que vemos ejecutadas en la pantalla.

Formato ultra panorámico y conectividad

Formato ultra panorámico y conectividad

Una pantalla de 34” llena el escritorio de cualquiera. En este formato es como tener un monitor de 27” 16:10 que hemos alargado hacia los lados. El LG LG 34UM67-P no es curvo, ni falta que hace. En estos tamaños y distancias la curva tiene que ser bastante más profunda de lo que permite ahora mismo los procesos de fabricación.

La peana es seguramente el elemento que menos me gusta de su diseño. Es corta, con dos únicas posiciones de altura que debemos elegir durante el montaje y ofrece poca flexibilidad. Lo que si ofrece es un buen sustento, sin vibraciones extrañas. Este tipo de peanas, que agarran en el perfil bajo del monitor, dejan libre el anclaje VESA del monitor. Podemos usarlo para usar una peana o brazo con mas flexible o para optimizar nuestro puestro de trabajo.

Parece una tontería, pero es muy útil. Yo cuando no juego uso un pequeño ordenador tipo “Intel nuc”, que no tiene que ser nada potente, para mis gestiones diarias. Consumo menos energía y puedo colocarlo detrás del monitor, colgando de este, sin ocupar espacio. Este tipo de peanas fijadas al perfil inferior del monitor nos permiten este tipo de montaje.

Con un solo botón, tipo "hat" podemos controlar completamente el menu OSD de configuracion del monitor.

El monitor tiene un diseño frontal limpio, el mástil translucido ofrece una sensación de “flotación” sobre la peana negra, y su diseño sin marcos remata unos acabados de gran calidad. El panel, como ya he dicho, tiene una cubierta completamente mate que absorbe los rayos de luz externos.

El monitor cuenta con diversas entradas de video, es una de las ventajas de integrar ciertas tecnologías en el estándar y no con electrónica dedicada y propietaria. Eso permite a los monitores Freesync mantener una diversidad de conectores importante. El LG 34UM67-P cuenta con dos entradas HDMI 1.4, una entrada Displayport 1.2 y una entrada DVI de doble enlace. También dispone de dos altavoces de 2x7w, entrada de línea y salida de auriculares.

Los marcos tienen un espesor de alrededor de 10mm, aunque esten integrados en el panel frontal.

Se alimenta con un adaptador externo, lo que facilita el mantenimiento, aunque yo siempre daría prioridad a monitores con fuente integrada por la gestión más cómoda del cableado.

Ventajas de Freesync

Ventajas de Freesync

AMD desarrollo el Freesync como competencia al GSync de Nvidia. La diferencia de las tecnologías es mínima pero importante en su aproximación al usuario. AMD cedió sus desarrollos al estándar Displayport que se integró como parte de su especificación en el estándar 1.2b. Nvidia puede hacer uso de esta tecnología a través de este estándar del que también es soporte e impulsor. Es decir, el Freesync, que en Displayport se llama “Adaptative Sync” es una tecnología libre y accesible sin royalties de ningún tipo.

 

Jugar con este monitor, de este tamaño y en este formato, es como un sueño hecho realidad. Súmale la calidad que ofrece FreeSync y entonces tienes la ecuación perfecta.

Se integra en la electrónica que da vida a la conectividad Displayport del monitor. El aumento de Hz de este panel, sobre el estándar de 60Hz, nos permite aprovechar esta tecnología en velocidades de FPS entre los 48 y 75.

Lo que hace Freesync es permitir que sea la GPU la que sincronice la actualización vertical del monitor según los FPS que es capaz de producir por segundo. Si nuestro juego está a 50FPs el monitor actualizara a 50Hz. Así de sencillo, pero así de efectivo.

Podemos activar o desactivar el Freesync de forma general en el driver, o por aplicación.

Estas técnicas eliminan efectos como el tearing, cuando vemos cortes verticales en la imagen de la pantalla y también controla el “inputlag” por qué no hay perdida de FPS. La única desventaja, como digo, es que este monitor necesita que nuestra GPU de al menos 48FPS para que el Freesync funcione correctamente.

Si mantenemos este mínimo, que no es difícil de conseguir por lo que decíamos al principio sobre su resolución muy accesible al hardware de gama media actual, tendremos una experiencia de juego realmente buena sin tener que dejarnos 1000 euros en un monitor del mismo tamaño, pero con prestaciones más elevadas.

Nuestro análisis

Nuestro análisis

Creo que estaréis de acuerdo conmigo en que en el equilibrio siempre encontraremos los resultados más satisfactorios. Este no es un monitor barato, no lo es no, pero por poco más de 450 Euros tendremos una pantalla de gran tamaño con un panel de gran calidad, no el mejor sin duda, pero muy bueno.

El modo Picture By Picture es muy útil para poder ver y cambiar de máquina cuando usamos el monitor con diversos dispositivos. Admite cambios de modo de proporción para adaptarse a dispositivos que no esten pensados para este formato panorámico.

El panel de calidad se acompaña con un diseño mejorable, pero a la altura de su coste, un buen catálogo de conectores y funciones añadidas como un buen panel de control con funciones avanzadas como el PBP (Picture by Picture) para ver dos entradas de video simultáneamente y varios modos de uso en juegos, con respuesta acelerada. 

LG ofrece dos aplicaciones con sus monitores, esta de gestión y organización de ventanas en escritorio, con diversos modelos donde elegir y otro de control de máquinas con el mismo teclado y ratón.

En esta proporción encontraremos una gran herramienta de juegos. Todos los juegos más recientes tienen ya este formato de pantalla, el 21:9 o ultra panorámico, completamente soportado. Un formato cinematográfico que nos sumerge en la acción y que aprovecha mejor la visión panorámica de que gozamos los humanos.

Trabajar con un monitor como este es una experiencia diferente y satisfactoria.

Para trabajar lograremos más espacio lateral, perfecto para dos aplicaciones compartiendo pantalla a partes iguales, pero no nos engañemos, la resolución es la que es. Si eres amante de la fotografía la misma LG te puede ofrecer soluciones más adecuadas, y más caras, en este mismo formato.

En general es una pantalla que adoptaría con gusto como mi pantalla de uso general, esas 34” de diagonal enamoran a cualquiera. Pero no solo compramos superficie de imagen sino también un monitor con las últimas tecnologías y de precio equilibrado. No me cuesta nada darle nuestra recomendación.

  • Producto: LG 34UM67-P
  • Fecha: 02/04/2016 22:56:20
Secciones: Monitores