Monitor LG 34UM67-P 34” FreeSync

por Javier Rodríguez 02/04/2016 4
Resolución
Panel
Otros
Precio
Web
2560x1080 puntos
IPS 34" 21:9
DP Freesync, 2xHDMI, 1xDVI-DL
459 Euros

Introducción

A todos nos gustan las grandes pantallas, más aún si tienen un formato al que no estamos acostumbrados. Introducen un factor de novedad y en el caso de los monitores 21:9 también introducen notables mejoras para los jugadores puesto que nos permite aprovechar mejor nuestra vista panorámica.

Hoy os traemos uno de los monitores más equilibrados que podemos encontrar con gran formato, más de 30” de diagonal. Se suman en él otras tecnologías importantes para que jugar se convierta en su eje principal de uso.

Especificaciones, panel e inputlag

El LG 34UM67-P es un monitor de gran formato, 34” de diagonal, con prestaciones medias, pero también con un precio muy equilibrado. Lo podemos encontrar fácilmente por menos de 460 Euros. Es un monitor de calidad a un precio muy competitivo con el tamaño y formato que muchos usuarios desean.

Para mí, sus prestaciones medias son también una oportunidad. Eso lo vemos claramente en su resolución nativa, que es 2560x1080 puntos en un ratio de proporción 21:9. Digo que es una oportunidad porque la carga de recursos que necesita para moverse es mucho menor a la que necesitaríamos con un monitor 3k en el mismo formato de pantalla. Menos tarjeta gráfica, menos CPU, una inversión global más controlada mientras que la calidad se mantiene en un punto elevado.

Son 34” con una resolución WQHD de 2580x1080 puntos ofrecidos por un panel IPS (IPS es una tecnología de LG así que todo monitor o pantalla que estáis comprado con estas siglas ha sido fabricado por LG). Para todos estos paneles son garantía de ángulos perfectos y colores vibrantes. LG ha montado uno de sus paneles más interesantes en esta unidad. Produce hasta un 78% de espectro de colores AdobeRGB y hasta un 110% del espectro sRGB. El panel tiene una cubierta completamente mate que mejora los tonos.

El panel tiene una velocidad de actualización vertical de 75Hz. Podemos intentar forzar hasta los 90Hz, pero notaremos perdida de “frames” y no merece realmente la pena. Creo que con 75Hz el cambio ya es más que perceptible para cualquiera que esté muy acostumbrado a pantallas de 60Hz.

La luminosidad, retroiluminado por leds blancos, alcanza las 300cd/m2 con un uso medio a 200cd/m2 realmente bueno. La relación de contraste real es de 1000:1 y la velocidad de actualización de blanco a negro es de 14ms. Es un dato habitual en este tipo de pantallas, las hay más rápidas sin duda, pero creo que por debajo de los 20ms es difícil notar retardo en la imagen, por excelsa que sea tu agudeza visual.

El menu principal del OSD es circular para que nos adaptemos al manejo del cursor rápidamente.

La retroiluminación es de tipo DC, corriente continua, lo que evita el “flickering” que podemos ver en sistemas de regulación PWM. También dispone de ecualizaciones con reducción de color azul para los que gustan de cuidar su salud visual. El consumo es de 48w con la iluminación al máximo, unos 38w con 200cd/m2.

Otro efecto que miramos todos mucho cuando compramos una pantalla para jugar, y esta se vende para eso, es el inputlag. Personalmente siempre me ha costado encontrar problemas de inputlag, quizás por los muchos años que llevo probando diferentes paneles. Todos los reportes que he podido encontrar de esta unidad nos indican que ronda sobre los 10ms de retardo. Por debajo de los 20ms, es prácticamente imposible notar retardo entre los comandos que mandamos desde el ordenador, a las órdenes que vemos ejecutadas en la pantalla.