MSI GT83VR 6RF TITAN SLI

por Antonio Delgado 09/09/2016 5El Mejor Portátil
Pantalla
Procesador y RAM
Gráfica
Precio
Web
18,4 IPS 1920 x 1080
Core i7-6920HQ y 64 GB DDR4
2 GTX 1080 en SLI
4.899 Euros
Puntuación de MSI GT83VR 6RF TITAN SLI en la review:

Introducción y especificaciones técnicas

A finales del 2014 MSI nos sorprendió a todos con el GT80, un portátil de 18,4 pulgadas con lo último en hardware que mostraba un teclado mecánico integrado. Que un portátil llegue con un teclado mecánico completo ya deja ver sus intenciones. Aquí no se busca ligereza ni disponer del equipo más fino, sino de ofrecer una experiencia portátil lo más similar posible a un equipo de sobremesa de alto rendimiento, y para ello necesitas los últimos y más potentes componentes que puedas encontrar.

Descendiente directo de aquel GT80 TITAN, el MSI GT83VR 6RF TITAN SLI sigue esta filosofía y la lleva al límite aprovechando la evolución del hardware que nos ha dado componentes como las últimas GeForce GTX 1080 de NVIDIA - que por si una no fuera ya suficiente, aquí se integran dos en SLI- o procesadores Intel Core i7 con multiplicador desbloqueado como el Core i7-6920HQ, el procesador de portátiles más potente del mercado que llega acompañado de 64 GB de memoria RAM DDR4.

Todo en este portátil se ha integrado pensando en el máximo rendimiento sin concesiones, incluyendo sus dos SSD NVME M.2 trabajando en RAID 0. Por todo ello, el GT83VR es un serio candidato, no solo a igualar el rendimiento de un sobremesa de gama alta, sino a superarlo sin muchos problemas.

Especificaciones técnicas:

  • Pantalla de 18.4" FullHD (1920x1080), IPS

  • Intel Core i7-6920HQ

  • 64 GB de RAM DDR4 a 2400 MHz

  • Dos GeForce GTX 1080 with 8GB GDDR5 en SLI

  • Dos SSD  128 GB M.2 SSD Combo (NVMe PCIe Gen3 x4 / SATA ) en RAID 0

  • HDD 1 TB  2.5" SATA HDD

  • Teclado mecánico SteelSeries con retroiluminación e interruptores Cherry MX

  • Killer GB LAN

  • WiFi Killer 802.11ac + Bluetooth v4.1

  • 4 altavoces de 3W y un subwoofer de 3 W

  • Un puerto Type-C (USB3.1 Gen2 / DP / Thunderbolt™3)

  • Un puerto Type-C USB3.1 Gen2

  • 5 puertos Type-A USlector de tarjetas

  • Salida HDMI y Mini DisplayPort

  • Dos adaptadores de 330W cada uno

  • Batería de 75 Whr de 8 celdas

  • 458 x 339 x 69 mm

  • 5,5KG de peso (+2,6 KG de adaptadores de corriente)

NVIDIA GeForce GTX 1080 en SLI

Nvidia no se ha andado con medias tintas en esta generación y anunció sus GTX 1070 y GTX 1080 para portátiles manteniendo las mismas GPU que ofrecía su gama PASCAL de sobremesa. Gracias a la eficiencia alcanzada y al bajo consumo es posible integrar en un espacio más reducido el chip completo, con las mismas memorias y capacidades.

Naturalmente, los perfiles energéticos cambian, porque al final el espacio y capacidades de refrigeración limitadas de un portátiles restringen que se puedan manejar los mismos TDPs que una gráfica de sobremesa.

En el caso de las GTX 1080 para portátiles, tenemos los mismos 2560 CUDA Cores a una velocidad base de 1.607 MHz y un modo Boost con el que alcanzan los 1.733 MHz, mientras que sus 8 GB de memoria GDDR5X mantienen la misma velocidad de 10010 MHz efectivos que en el modelo de sobremesa. No es que lo parezca, es que las especificaciones son idénticas en el modelo de sobremesa y en el de portátil.

Este MSI GT83VR 6RF utiliza la tecnología SLI para hacer funcionar a dos de estas bestias a la vez. Como veréis en las pruebas de rendimiento, la potencia conseguida deja en ridículo a cualquier otra configuración gráfica disponible en el mercado de portátiles. No hay que olvidar que una sola de estas GTX 1080 supera en rendimiento a toda una GTX 980 Ti de sobremesa.

Todo ello soportando las mismas tecnologías que PASCAL de sobremesa, como G-Sync (aunque en este portátil el panel no es compatible), ShadowPlay, DSR, o NVIDIA Ansel.

Pantalla y teclado mecánico

Pantalla

El MSI GT83VR 6RF tiene una pantalla de 18,4 pulgadas, un tamaño superior al que encontramos en la mayoría de portátiles y que, a parte de servir para tener más espacio físico en el cuerpo del equipo, también ayuda a la visualización de los juegos. 

El panel es IPS y tiene una resolución de 1920 x 1080 píxeles y 60 HZ. La calidad de visualización es muy buena y, gracias al software integrado por MSI, se puede configurar el balance de color y de visualización entre distintos modos dependiendo de lo que estemos haciendo con el portátil.

Hay que decir que en un equipo que alcanza los 20.000 puntos en 3DMark FireStrike como es este, se echa en falta una mayor resolución, es decir, si hay un portátil que pueda manejar juegos 4K sin despeinarse es este GT83VR. Pero está claro que los paneles de 18,4" no son una opción mayoritaria y en resolución 4K posiblemente dispararía el precio.

Posiblemente esa sea la razón por la que la pantalla es de tan solo 60 Hz y no soporta la tecnología G-Sync, tecnologías que MSI integra en varios de sus portátiles gaming y que en su buque insignia no están presentes. Está claro que no se puede tenerlo todo, pero quizás si que vendría una actualización a un panel que ya integraba el modelo de 2014.

Teclado Mecánico

Al igual que sus predecesores de los GT80 Series, el MSI GT83VR cuenta en su parte inferior con un teclado mecánico completo con interruptores Cherry MX. El recorrido y tamaño de las teclas es el mismo que el que podemos encontrar en teclados mecánicos convencionales de sobremesa y es una gozada jugar o escribir en un portátil así.

Como en el resto de equipos gaming de MSI está fabricado por SteelSeries, aunque en esta ocasión no tenemos iluminación RGB ni efectos de luces, algo que llama la atención teniendo en cuenta que el resto de la línea de portátiles G Series de MSI ya integra RGB.

El trackpad está colocado a la derecha, y a parte de servir de panel táctil, también sirve como teclado numérico, iluminándose al activarlo y dejando ver un teclado numérico completo.

Diseño, conectividad y sonido.

El diseño del MSI GT83VR sigue las mismas líneas que en el GT80, con el teclado mecánico dominando la parte interior y una zona amplia encima bajo la que se esconden los componentes. Las enormes entradas de aire decoradas en rojo predominan en la parte trasera, y en los laterales vemos las salidas de aire, aún más grandes.

La parte trasera es metálica y está decorada con el logo de MSI G Series con iluminación blanca.

Hablamos de un portátil  con unas medidas de 458 x 339 x 69 mm, quedando claro que no es un ultrabook ni nada que se le parezca. Sus 5,5 KG de peso es el precio que hay que pagar por tener el portátil más potente del mundo. Y ese peso no se queda ahí.

El MSI GT83VR necesita nada más y nada menos que dos fuentes de alimentación de 330W cada una, un total de 660W de pura potencia que añaden 2,6 KG de peso al conjunto. En definitiva, 8,1 KG de peso cargaremos a la espalda cada vez que lo queramos mover. De nuevo, tener la potencia de un sobremesa en un portátil no sale gratis.

Un tema en el que MSI ha cambiado, y no precisamente para bien, es en el de permitir el acceso a los componentes. Si en modelos anteriores podíamos acceder a todos los componentes fácilmente, incluyendo acceso a las GPU y CPU. En este GT83VR, la compañía lo ha puesto todo mucho más díficil y solo se puede acceder a la grabadora de Blu-Ray (tampoco mucho ya que viene con una pegatina adhesiva metálica que lo fija), a dos módulos de memoria RAM y al disco duro mecánico.

Si queremos acceder al resto de componentes, tendremos que sacar numerosos tornillos, incluso algunos que están debajo de las protecciones de la pantalla contra el teclado, invalidar la garantía, y retirar completamente toda la estructura exterior del portátil. Sin duda una decisión que no será muy bien recibida por los amantes de trastear sus equipos.

Conectividad

La conectividad del GT83VR está cubierta por lo último disponible en el mercado, en la parte trasera tenemos, a parte del DisplayPort y del HDMI, un conector USB-C 3.1 con Thunderbolt 3.0 y DP integrado además del puerto RJ45, mientras que en los laterales dispone de conectores USB 3.0 y lector de tarjetas. Cuenta también con tarjetas de red Killer Network con 1 Gbps para Ethernet y WiFi 802.11ac con Bluetooth 4,1.

Sonido

El equipo cuenta  salidas de audio de alta definición, incluyendo conectores HiFi, Toslink y SP/DIF gracias a su DAC ESS SABRE de alta calidad  que acompañan a 4 altavoces DynAudio de 3W y otro subwoofer también de 3 W en la parte inferior.

La potencia del sonido es destacable, soporta volumen alto con bajos potentes, quizás al tope distorsiona un poco, pero en general la calidad y potencia de audio es superior a la de la mayoría de portátiles

Rendimiento, Overclock y refrigeración

Rendimiento y Overclock

Esta es la sección donde el GT83VR 6RF tiene todo que decir, es un portátil creado por y para ofrecer el máximo rendimiento en juegos. 

Si pretendes sustituir a un sobremesa con un portátil, los usuarios más avanzados te pedirán la posibilidad de overclock, por lo que esa funcionalidad no podía faltar en este GT83VR. Tanto el procesador Core i7-6920HQ como las dos GTX 1080 se pueden overclockear.

En el caso de las tarjetas gráficas se puede usar la mítica herramienta de la propia compañía MSI Afterburner y subir sin mucho esfuerzo 200 MHz a las GPU y 200 MHz a las memorias, estos valores los maneja sin problemas de estabilidad, aunque si queremos ir más allá hay que ajustar mucho más.

El Core i7-6920HQ cuenta con la herramienta Intel Extreme Tuning Utility, una herramienta completísima que permite hacer overclock como si estuviéramos en la BIOS de un equipo de sobremesa, pudiendo controlar voltajes, velocidades de los buses, multiplicadores, etc.

Sin tener que ajustar mucho, es fácil llegar a los 4.000 MHz sin problemas, para subir de ahí tenemos que tirar de BCLK y se vuelve todo mucho más sensible, pero pasar de 3.400 MHz a 4.000 MHz está realmente bien

Hemos añadido algunos test de rendimiento con overclock para ver la ganancia. Veamos de lo que es capaz en nuestra batería habitual de pruebas de portátiles.

3DMark FireStrike

3DMark FireStrike Extreme

3DMark Time Spy DX12

Cinebench R15 Multicore

PCMark 8 Home

AS SSD Benchmark

Gameplay Doom Vulkan.

Gameplay Star Wars Battlefront.

Temperaturas

Sobre la ventilación del equipo, sus tres enormes ventiladores hacen su trabajo a la perfección, girando a bajas RPM cuando no se requiere potencia y dejando al GT830VR como un portátil sorprendentemente silencioso. Conforme aumenta la temperatura los ventiladores entrarán en acción girando más rápido.

Con overclock y test de estress la CPU no subía de los 89 grados con el perfil de serie, mientras que las tarjetas gráficas no superaban los 84 grados en 3Dmark FireStrike y la CPu quedaba a 60 grados de máxima.

El perfil por defecto es suficiente para mantener la temperatura bajo control, pero es posible ajustar los valores de Temperatura/RPM de la CPU y GPU de manera independiente en el Dragon Center. Además, el portátil cuenta con un botón en el frontal que activa los ventiladores al máximo de potencia. En este modo el ruido es ensordecedor, pero la refrigeración se multiplica exponencialmente.

Análisis y Conclusión

Los datos hablan por sí solos y no hay confusión posible: El MSI GT83VR 6FR TITAN SLI es uno de los portátiles más potentes del mundo, si no el que más.

No es fino, no es ligero ni cómodo de llevar, pero es que no es ese su objetivo, este portátil no solo iguala a un ordenador de sobremesa gaming de gama alta, es que supera a muchos de esos equipos y lo hace utilizando un formato portátil.

No solo la potencia gráfica que ofrecen sus dos NVIDIA GeForce GTX 1080 destacan sobre la gran mayoría de portátiles y sobremesas del mercado, lo hace también con su procesador y 64 GB de memoria DDR4 o con su configuración de SSD M.2 NVMe en RAID 0, superando a cualquier otro portátil que hayamos analizado nunca y llegando prácticamente a 3.000 MB/s.

A esto hay que sumarle su sistema de sonido de 5 altavoces con el DAC SABRE o su teclado mecánico completo que ya habíamos visto en modelos anteriores pero que no dejan de redondear una propuesta de portátil pensada por y para los gamers más exigentes

 Naturalmente esto hay que pagarlo y los 4.899 Euros que cuesta lo convierten en prácticamente una joya de coleccionista que poca gente se puede permitir. Aún así no hay que olvidar que sus predecesores llegaron con potencias menores y precios más altos, por lo que en ese sentido MSI sí que se ha esforzado por reducir el precio de esta gama y hacerlo un poquito más "asequible" por decirlo de alguna manera.

No es un portátil para todos los bolsillos, pero sí que es toda una demostración de ingeniería y de fuerza que no hace más que reforzar la importante apuesta de MSI por el mercado gaming. Además hay que destacar que la compañía se esfuerza en traer sus productos más exclusivos y potentes al mercado español al poco tiempo de presentarse, no suele ser habitual ver este tipo de productos en nuestro mercado, y eso es algo que los más entusiastas sin duda sabrán apreciar.

Por todo ello, el MSI GT83VR 6FR TITAN SLI se merece estar en el olimpo de los portátiles y se lleva el premio HispaZone al Mejor Portátil del Mundo.

El Mejor Portátil

MSI GT83VR 6RF TITAN SLI

Desde el 09/09/2016

  • Este producto es El Mejor Portátil del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Desde el 09/09/2016
  • Producto: MSI G83VR 6RF TITAN SLI
  • Fecha: 09/09/2016 17:12:44
Secciones: Portátiles Gaming