MSI GS63VR 6RF Stealth Pro

por Javier Rodríguez 11/09/2016 4
Procesador y RAM
T.Gráfica
Otros
Precio
Web
Intel Corei i7-6700HQ, 16GB DDR4
Nvidia GTX 1060M 6GB VRAM
Thunderbolt 3, 18mm de espesor
Desde 2199 Euros
Puntuación de MSI GS63VR 6RF Stealth Pro en la review:

Prestaciones

Introducción

MSI está renovando completamente su gama de portátiles para jugadores, segmento de los que ahora son líderes, con las nuevas graficas Nvidia de arquitectura Pascal de prestaciones completas. Graficas con las características de sus hermanas de sobremesa, pero con una capacidad más extensa de regulación de consumo que les permite instalarse incluso en ordenadores de perfil tan delgado y peso ligero como es la gama GS de MSI.


Prestaciones técnicas

Este es uno de esos portátiles tan delgados que cuesta creer que se pueda instalar “tanto” hardware en su interior. Una cantidad de piezas de alto rendimiento que parece imposible que se puedan instalar con estabilidad dentro de un chasis tan compacto. Lo creamos o no MSI lo consigue y con cada generación mejora el comportamiento de su gama más ligera.

Normalmente de un ordenador de gama alta, para jugadores, esperamos componentes de primer orden. El GS63VR de MSI los colecciona. El procesador es un Core i7-6700HQ con cuatro núcleos y ocho hilos de proceso.  Es un procesador de arquitectura Skylake, con 14nm de proceso de fabricación, y un TDP de 45w que se puede configurar en un perfil menos agresivo de 35w. Esto ayuda en su instalación en equipos muy compactos como este. Tiene una frecuencia base de 2.6GHz y una frecuencia turbo de 3.5GHz que es donde veremos los ajustes de frecuencia para mantenerse dentro de los limites soportados por el conjunto de ventilación del equipo.

El MSI GS63VR no quiere que echemos de menos ningún aspecto así que viene equipado de serie con 16GB de memoria DDR4 en doble canal. Una cantidad de memoria suficiente para todo tipo de usuarios y todo tipo de tareas.

El Core i7-6700HQ rinde de la misma forma que haría este mismo proocesador en un portátil mucho mas grueso. No hemos encontrado problemas de ningún tipo en el rendimiento del procesador.

Uno de sus puntos más fuertes es la incorporación de un buen kit de almacenamiento. Esto incluye una unidad M.2 PCIe NVMe de alto rendimiento, firmada por Samsung, y una unidad mecánica para almacenamiento. La primera es una Samsung SM951, un clásico, con 512GB de capacidad y la segunda una unidad mecánica de 2TB firmada por Hitachi. Dos buenos elementos que dan una base potente a un sistema muy equilibrado del que todavía tenemos que hablas bastante.

El Samsung SM951 NVMe nunca defrauda, menos aún en esta versión de 512GB de capacidad.

La parte gráfica nos la reservamos para después, para dedicarle su tiempo, pero nos queda todavía visitar la conectividad de este nuevo modelo. MSI sigue confiando, aunque personalmente creo que hay opciones más capaces, en un binomio de chips Ethernet y Wireless de KillerNic. Estos dos chips ofrecen Ethernet Gigabit de baja latencia y conectividad inalámbrica de tipo AC con el añadido del soporte de Bluetooth 4.0.

La conectividad de red se complementa con todo un catálogo de conexiones físicas de última generación. Hay cantidad y variedad. Todos los conectores están en los laterales, la parte posterior del MSI GS63VR se dedica a la evacuación del calor así que toda la conectividad se concentra en los laterales.

El lado izquierdo alberga el conector Ethernet, un lector de tarjetas SD, tres puertos USB 3.0 de tipo A y las conexiones de audio analógicas chapadas en oro y con amplificador integrado. El lado izquierdo se guarda lo mejor y lo peor. Lo mejor en forma de un conector USB 2.0 extra, un puerto HDMI 2.0, un puerto Displayport 1.4 y un magnifico puerto Thunderbolt 3 de tipo USB-C que podemos usar para datos, video, etc. La pena es que MSI también ha colocado la toma de corriente en este lado, además en todo el medio del aparato y es un engorro de cuidado. Se puede vivir con ello, pero creo que había otras opciones menos engorrosas, como por ejemplo, ponerlo en el lado izquierdo que no suele ser donde ponemos el ratón.

Geforce GTX 1060 para portátil

Geforce GTX 1060 para portátil

Nvidia acaban definitivamente con esta nueva generación con las diferencias entre chips gráficos de sobremesa y de portátil. Ya comenzó con la generación anterior pero ahora se alarga también a chips de gama media-alta como el que conoceremos hoy. El GTX 1060 para portátiles tiene las mismas especificaciones técnicas de su variante de sobremesa, mismo tipo de memoria, misma capacidad de memoria máxima y mismas prestaciones y características. ¿Dónde está el truco?

El truco esta en las frecuencias de trabajo y en los perfiles de energía del chip. Es decir, estos chips desarrollan frecuencias máximas algo inferiores, tampoco mucho, pero tienen perfiles de energía más estrictos y por tanto reducen estas frecuencias mucho más a menudo que las variantes de sobremesa. Ahí es donde encontraremos la diferencia de rendimiento que puede rondan el 10-15% de un formato a otro.

Esta generación de chips de Nvidia ha profundizado en la eficiencia y las capacidades de ajuste de tasas de FPS con estos perfiles energéticos permite, más que nunca, que usemos el portátil para jugar incluso tirando de batería. La pega, al menos en este modelo, es que no hay mucho sitio para una batería de gran capacidad así que la autonomía que nos pueda ofrecer la GTX 1060 se ve algo atada por el espacio disponible.

Estas graficas nos ofrecen otras prestaciones añadidas que en el caso de este portátil se traduce en conectividad de última generación con compatibilidad con interfaces como el HDMI 2.0 para 4k a 60Hz o el Displayport 1.4 que nos permitirá resoluciones 8K 60Hz, 4k 120Hz o 4K 60Hz con HDR.

También tendremos la potencia mejorada que requieren los sistemas de realidad virtual actuales. Este tipo de soluciones requieren mover resoluciones más elevadas con soltura y estos nuevos chips añaden ese potencial de forma estándar y en gamas de precio más ajustadas. Aunque este modelo os resultará caro para la mayoría este chip gráfico está destinado a aparecer en modelos más económicos, pero también, con características inferiores o diferenciadoras sobre modelos como este.

Pantalla

Pantalla

En España podemos encontrar dos variantes del MSI GS63VR. Tienen precios similares y características prácticamente idénticas. La única gran diferencia la encontraremos en la pantalla. Este modelo podemos comprarlo con dos variantes de pantalla que personalmente creo que no cambian mucho las prestaciones generales del portátil.

Las dos variantes las encontramos en una pantalla IPS FullHD, sin reflejos, y en una pantalla 4k también con el mismo tipo de panel y el mismo tipo de formato de pantalla. La diferencia es que el modelo 4k también incorpora un panel con más profundidad de color y por tanto consigue colores aún más vivos. Ya os adelanto que esta gráfica, ni este portátil en general, tienen capacidad para mover juegos en 4k, pero sin duda ofrece una mejora visual importante para el resto de programas y siempre podremos usar resoluciones inferiores para jugar. Para los que no gustan de escalados entonces está claro que deben orientar su interés hacia el modelo con pantalla 1080p.

Casi se me olvida comentar que la pantalla tiene unas dimensiones de 15.6” de diagonal. 345mm de largo y 194mm de alto. La densidad es de 141ppp para el modelo 1080p y de 282dpi para el modelo con pantalla 4k. Esta última tiene prácticamente la densidad de píxeles de un teléfono móvil de gama media.

El modelo de análisis que hemos tenido nosotros es el que incluye la pantalla 4k y sin duda ofrece una definición y una calidad de color excelente pero también padece el bleeding habitual en pantallas IPS y seguiremos padeciendo el problema de las aplicaciones para Windows que no se han adaptado para pantallas de alta densidad de pixeles.

Las dos pantallas cuentan con la tecnología True Color de MSI que permiten ecualizar la pantalla a nivel de hardware. Podemos configurarla desde Windows, pero es independiente del sistema operativo. Encontraremos varios perfiles incluido uno para protección visual donde se reducen las emisiones de color azul.

Sonido

Sonido

MSI no deja ningún aspecto al azar en sus portátiles y estoy incluye también al sistema de sonido. MSI integra un buen DSP como es el ESS Sabre que incorpora un amplificador para auriculares con capacidad entre los 16-600ohmios y con un ratio de ruido de 122dB SNR. Es una solución que ya vemos en algunas de las mejores placas base del mercado y también en otros modelos anteriores de la marca.

Se complementa con el conjunto de codecs de audio Nahimic que MSI lleva integrando en todas sus máquinas desde hace algunas temporadas. Personalmente creo que es el típico software que nunca usamos, pero ahí está para el que quiera manipular el sonido a placer.

El sistema de altavoces estéreo no es ninguna maravilla, el espacio constriñe las posibilidades que si tienen otros modelos de la marca, así que centra buena parte de su potencial en sus salidas analógicas de gran calidad. Con ellas disfrutaremos del mejor sonido y con soporte para los auriculares más potentes, incluidos auriculares para monitorización.

Diseño y formato

Diseño y formato

MSI ha hecho un rediseño de esta gama, pero sin grandes cambios. Tampoco hay mucha más opción si cada vez se quiere colocar hardware más potente en un mismo formato. El perfil de la nueva gama GS63VR tiene menos de 18mm de espesor en todo su recorrido con unas dimensiones totales de 380x249mm con un peso, incluida la batería, de 1800 gramos. Menos de dos kilos en un portátil con pantalla de 15.6” y con todo este hardware integrado.

Bonito detalle del led de activada del nuevo GS63VR. Esta incrustado dentro de la rejilla de entrada de aire del portátil pero con su propio perforado para una definición más clara.

MSI ha optado por seguir usando un chasis completamente metálico, en aluminio, que mantiene buenos índices de peso, refrigeración y robustez. Los acabados son de calidad, todo está bien situado y el diseño térmico hace que sea un portátil muy agradable de usar durante horas.

El sistema de MSI usa tres turbinas para mantener procesador y grafica en sus frecuencias de trabajo adecuadas. Hay que decir que esforzado este es un portátil ruidoso, los milagros no existen, pero en uso normal es un portátil muy agradable de usar.

El perfil delgado y perfectamente definido del MSI GS63VR Stealth Pro

Teclado y Touchpad

Teclado y Touchpad

El teclado es de formato completo y con un tacto de gran calidad. El sistema de tijera tiene una respuesta firme y rápida y su diseño “chiclet” permite una mejor localización y aislamiento de cada tecla. Eso no significa que no esté libre de problemas. El más importante para mí es que no hay una separación clara entre zona numérica y el resto del teclado. Además parte de la distribución es algo extraña. Lo primero el “enter” que se divide por la mitad para dar cabida a la tecla “ç”. Esto viene derivado de una adaptación “rápida” del teclado de formato inglés.

El teclado tiene tres zonas de iluminación RGB que podemos personalizar o actualizar dinámicamente con juegos compatibles con la tecnlología GameSense de StealSeries.

Otra cosa que no lograre entender jamás es porque MSI mantiene el diseño de sus “steelseries” con la tecla de Windows en la parte derecha. Es un atentado contra la lógica, pero la mantienen por algún motivo que aún no han podido explicarme con razonamientos lógicos. Lo de no pulsar la tecla de Windows mientras jugamos ya no es suficiente excusa cuando tienen un completo software para configuración del teclado.

El touchpad es un residuo de la evolución de las maquinas gaming, como el apéndice, así que no me molestare mucho en comentarlo porque de hecho no lo he usado ni lo pienso usar. Nadie en su sano juicio usa un touchpad para Windows y menos aún en un ordenador destinado a jugadores. Solo diré que no estorba donde se ha situado, que ya es bastante.

Software

Software

Estos modelos incluyen Windows 10 en su última edición. Vienen también acompañados de una buena cantidad de programas y utilidades, también algo de “bloatware”, que nos permitirán sacar partido de las muchas funcionalidades de este sistema. El Dragon Center hace de eje en toda esta funcionalidad pudiendo configurar todo en forma de perfiles de uso.

MSI ahora también integra una aplicación para móviles donde podremos configurar y monitorizar el funcionamiento del PC. Se va creando un ecosistema que combina hardware y software y funcionalidad multiplataforma.

Análisis de rendimiento y autonomía

Análisis de rendimiento y autonomía

Hemos probado la estabilidad de frecuencias y las temperaturas de funcionamiento de este nuevo modelo de MSI. Eso sumado a nuestra batería de pruebas de benchmarking que nos darán una idea del rendimiento global de este nuevo portátil de MSI.

El rendimiento es espectacular pero ciertamente esperábamos algo mas en PCMark 8. La autonomía de este modelo ronda las 4 horas cuando no jugamos y, por mucho esfuerzo que ponga Nvidia en ello, la autonomía jugando apenas supera las 2 horas. 

No hay Throttling fuera de las especificaciones normales de GPU y CPU. Eso si, los tres ventiladores del GS63VR no son hermanitas de la caridad y nos harán pagar este nivel de estrés con cerca de 45dBA de ruido.

3Dmark FireStrike

3DMark FireStrike Extreme

PcMark 8

Imágenes térmicas

Imagen térmica del MSI GS63VR en carga. La temperatura máxima ronda los 52 grados y esta en zonas alejadas de las manos del usuario.

Aun asi las diferencias de temperatura en reposo y carga son elevadas, unos 12 grados de diferencia y con niveles de ruido muy diferentes. Podemos pasar de 32dBA a 45dBA en un suspiro.

Gameplay en Battlefield 1 Beta

Conclusión

Conclusión

Para mi esta es la mejor serie de portátiles gaming de MSI porque guardan la esencia de los mejores portátiles para jugar con un aspecto que podemos usar en cualquier situación. Elegantes, ligeros, transportables y fabricados con materiales de calidad. Es sin lugar a dudas la serie más “seria” de MSI y esta es su mejor edición hasta la fecha.

El mayor impedimento lo encontraremos en el precio puesto que estos acabados premium y esta configuración avanzada se traduce en un mínimo de 2199 Euros con impuestos para la versión con pantalla 1080p y se va hasta los 2299 Euros, 100 Euros más, para la versión con pantalla 4k.

  • Producto: MSI GS63VR 6RF Stealth Pro
  • Fecha: 11/09/2016 17:20:51
Secciones: Portátiles Gaming