Intel Kaby-Lake Core i7-7700k

por Javier Rodríguez 03/01/2017 12
Nucleos
RAM y PCIe
Graficos
Precio
Web
4 nucleos, 8 hilos de proceso
hasta 64GB, 16xPCIe 3.0
Intel HD Graphics 630
370 Euros

Introducción

Hoy Intel introduce la gama completa de procesadores Kaby-lake para ordenadores y estaciones de trabajo portátiles, en sus variantes de más consumo y cuatro núcleos, así como también toda su oferta para sistemas sobremesa donde también destaca la introducción de nuevos chipsets y el acceso a tecnologías de la marca que comenzaran a venderse también durante este año como el sistema de almacenamiento Intel Optane.

Hoy os hablaremos de estas novedades y también introduciremos el procesador puntero de la gama. El que ofrece más hilos de proceso y capacidad de overclocking. Una capacidad potenciada con un mayor aislamiento de frecuencias que en generaciones anteriores.

Solo mejoras de proceso

Intel ha dejado de mantener su modelo de cambio de arquitectura cada dos generaciones de procesadores. La competencia no aprieta y eso ha permitido relajar los desarrollos. Aun así, estos nuevos procesadores sí que incorporan algunas mejoras interesantes, aunque ninguna realmente radical. Se introducen nuevas prestaciones y funcionalidades, una mejora de rendimiento de entorno al 5% con respecto a la generación anterior y motores gráficos más potentes y más capaces para desarrollar el rendimiento necesario para una verdadera estandarización del video 4k en nuestras vidas, tanto en reproducción como en creación.

Estos procesadores mantienen un proceso de fabricación de 14nm, los 10nm llegaran seguramente a finales de 2017 o principios de 2018. Los rangos de consumo se mantienen también en la media de las gamas anteriores, pero se introducen modelos de procesadores muy interesantes, como veremos más adelante.

Se potencia el ahorro de energía, con modos de reposo más agresivos y también se añaden sistemas comunicativos que no son nuevos pero que a cada paso se estandarizan más, como es el caso del Thunderbolt 3.Seguimos con el soporte para memoria DDR4 y el socket se mantiene también en el LGA1151. De hecho, estos procesadores funcionaran en cualquier placa base para procesadores LGA1151 con la única condición de que tengan la bios actualizada para dar soporte a los nuevos procesadores.

Otro elemento que se mantiene es que los procesadores nuevos estarán limitados a 4 núcleos y 8 hilos de proceso. Las frecuencias, sobre todo las turbo, sí que se amplían. Este modelo es 200Mhz más rápido que el modelo Core i7-6700k y su modo turbo alcanza unos sanos 4.5GHz, frente a los 4.2GHz del Core i7-6700k.

La grafica más estándar de estos nuevos modelos será la Intel HD Graphics 630, aunque muchos modelos de portátil mantienen la 620. Es una gráfica un 10% más rápida que la integrada en la generación anterior, pero tiene un mejor soporte para video 4k en formatos exigentes como el HEVC, VP9 y contenedores como el X265. Esto hará que tengamos menos dependencia del procesador trabajando con estos formatos de video en UltraHD.

Otras características, como el bus de memoria, se mantiene igual. Estos procesadores soportan DDR4 en configuraciones de doble canal con un máximo de 64GB en cuatro slots de memoria. Aquí no ha cambiado nada. La bios sigue siendo más o menos la misma pero MSI sigue haciendo más rápido y accesible que podamos ajustar el rendimiento de nuestro sistema sin necesidad de tener ningun conocimiento de overclocking.